Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tesis 29. Algoritmo. Efesios, primera iteración

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 24-4-2.005

 .

 .

 .

……….En este artículo detallaré cómo apliqué el Método del Algoritmo a la búsqueda del texto original en la carta de Ignacio a los Efesios. Las razones para sospechar la presencia de una interpolación en las cartas de Ignacio eran varias, como se ha indicado. La existencia de unas cartas falsas, las que formaban la recensión larga, la cantidad de citas y los símiles musicales, algo que parece que chirría en el escenario que las cartas describen.

……….Así pues, partí de una hipótesis, la de que tal vez los símiles musicales pertenecieran a una mano que no sería la del Ignacio histórico. En aquel entonces seguía dando fe a la historicidad de los autores oficiales de los textos, si bien con argumentos lingüísticos cada vez más fuertes de que los textos originales habían sido muy ampliamente interpolados.

……….Al final de la búsqueda se vería si tal hipótesis era o no correcta. Los símiles musicales estaban contenidos en unos bloques, los bloques primeros. Para que el lector me acompañe en esta descripción de cómo aplicar, debe proveerse de la carta. Buscando en Google con Ignacio de Antioquía las obtendrá por su cuenta. Tiene dos versiones en este enlace. Impresas en formato papel, puede aplicar el método por su cuenta o, si lo prefiere, comprobar los pasos que voy a describir.

……….a) Bloques primeros.

……….Como medida previa, localicé todas las muletillas de la carta actual. Muletillas que podían ser de Ignacio o del interpolador, si es que hubo interpolación. Denominé bloques primeros los que contenían los símiles musicales. Los bloques primeros contienen, además de los símiles musicales, algunas muletillas, que denominé muletillas primeras. En el ejemplar de la versión que disponía, coloqué unas notas musicales en el margen del texto, a la altura en que leía un símil musical. Lo tengo delante cuando escribo estas líneas. Las notas se agolpan en los capítulos IV y V. Hay que irse hasta al final de la carta para volver a encontrarlas, en el capítulo XIX.

……….El mismo bloque contiene los capítulos IV y V. Este bloque empieza un poco antes, a mitad del capítulo III. Delimitar este bloque es fundamental y al mismo tiempo muy sencillo. La argumentación del mismo es, resumida, la que sigue:

……….

……….Cap III.

……….2. Me importáis mucho y por tanto os animo a que viváis en el sentir de Dios, pues Jesucristo es el sentir del Padre y los obispos están en el sentir de Jesucristo.

……….Cap IV.

……….1. Por tanto os conviene estar unidos al obispo, como ya hacéis. Vuestros sacerdotes están tan concertados con el obispo como las cuerdas con la lira.

……….2. Formad también vosotros un coro que, unido en concordia, toméis la nota tónica de Dios y cantéis todos a una al Padre y éste os confunda con cánticos entonados por su Hijo. Manteneos, pues, bien unidos.

……….Cap. V.

……….1. Yo he cogido una gran familiaridad con vuestro obispo, así que ¿cuánto más vosotros que estáis templados con él como la Iglesia con Jesucristo y Jesucristo con el Padre y así, todos unidos, suena todo en armonía?

……….Hasta aquí el resumen del bloque primero. Da un cierto reparo resumir el texto y ofrecérselo a un lector del siglo XXI, pero así dice la carta, como el lector puede comprobar fácilmente. Se perciben los símiles musicales y algunas otras “marcas”, como dos argumentaciones por elevación, en cursiva, y ese haced esto, como ya hacéis, subrayado.

……….El otro bloque primero con símiles musicales ofrece la misma forma. La argumentación comienza en el segundo apartado del capítulo anterior, el XVIII, y comprende además todo el capítulo XIX. Éste sería una resumen del bloque.

……….Cap XVIII.

……….2. Nuestro Dios Jesucristo, por dispensación divina, fue concebido por María, de la semilla de David, con el Espíritu Santo.

……….Cap XIX.

……….1. Y el maligno no se enteró del embarazo de María, ni de su parto, ni la muerte del Señor. Tres misterios bien sonoros, que transcurrieron ante el silencio de Dios.

……….2. ¿Y cómo se supo esto? Surgió un brillante astro en el cielo y las demás estrellas, junto con el sol y la luna, formaron un coro en torno a él, extrañados de la novedad.

……….3. Por lo cual se esfumó toda hechicería, toda maldad y toda ignorancia, ya que surgió la nueva vida eterna dispuesta por Dios al hacerse hombre.

……….En esta ocasión los símiles musicales se reducen a tres y el bloque consta de tres apartados. Subrayada, una muletilla peculiar, la novedad, y en cursiva los símiles musicales.

……….En el retícula de Excel que se ofrece en este enlace están recogidas todas las muletillas y las formas de argumentar observada por capítulos. Los dos bloques primeros se señalan en color. Es de ayuda para facilitar las “marcas” que quedan involucradas en los bloques a extraer. Téngase en cuenta que la retícula recoge lo que hay en cada capítulo. Cuando el bloque contiene sólo un apartado del mismo, puede que alguna marca esté en un apartado que no forme parte del bloque.

……….

……….Símiles musicales del bloque primero:

……….armoniosamente concertado

……….como las cuerdas con la lira.

……….formar un coro

……….al unísono por vuestra concordia

……….la nota tónica

……….cantéis a una sola voz

……….os escuche

……….cánticos entonados

……….templados

……….suene al unísono

.

……….Muletillas primeras de este bloque primero

……….

……….Jesucristo                6 veces

……….obispo                          5 veces

……….sentir                           3 veces

……….unidad                         3 veces

……….¿cuánto más …?    2 veces

……….todas                           2 veces

……….presbíteros               1 vez

……….

……….El segundo bloque tiene los siguientes símiles musicales:

  ……….

……….misterios sonoros

……….el silencio de Dios

……….formaron coro

.

……….Y las siguientes muletillas primeras:

……….

……….novedad                      3 veces

……….todas                               3 veces

……….del linaje de David         1 vez

……….dispensación                   1 vez

 ……….

……….Ahora se eliminan de la carta los dos bloques primeros. Si los símiles musicales son del interpolador, los dos  bloques primeros lo son asimismo. Por eso se sacan del texto. Pero ahora ya sabemos que, si hubo un interpolador, las siguientes marcas son suyas:

……….

……….Marcas primeras.

   ……….

……….Jesucristo                                       6 veces

……….obispo                                                5 veces

……….todas                                                 5 veces

………. sentir                                                3 veces

……….unidad                                                 3 veces

……….novedad                                              3 veces

……….¿cuánto más …?                            1 vez

……….presbíteros                                          1 vez

………. del linaje de David                             1 vez

……….dispensación                                        1 vez

……….fe                                                          1 vez

……….caridad                                             1 vez

……….Argumentación por elevación 2 veces

……….Haced como ya hacéis                 1 vez

 

……….Termina aquí la primera aplicación del algoritmo. Dos importantes bloques del texto actual han quedado eliminados como ajenos, tal vez, a Ignacio. Y sabemos unos cuantos detalles sobre un eventual interpolador.

……….Volvemos a empezar el proceso. Ahora las muletillas a buscar no son ya los símiles musicales, sino las muletillas primeras. Busqué en el resto de la carta más muletillas primeras. A los bloques en los que aparecieron los llamé bloques segundos.

……….Pero eso ya, mañana. Aunque el lector puede trabajar por su cuenta …

……….

Siguiente artículo: Tesis 30. Algoritmo. Efesios segunda iteración.

 

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”,  “La Salud”, recientemente “Año 303. Inventan el Cristianismo” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *