Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tesis 34. Algoritmo. Efesios, bordes

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 29-4-2.005

 .

 .

.

……….Hoy veremos la comprobación de los bloques y bordes, muy efectiva. Lo malo es que es efectiva para testimoniar que, en efecto, lo que se ha descubierto como falsificación es, efectivamente, una falsificación. Ella sola diríamos que es demasiado débil como para ofrecer evidencias a priori. No así a posteriori.

……….Como se ha comentado en el texto principal, conseguido el escrito original, se ve su situación dentro del texto ya ampliado y es fácil comprobar si la interpolación fue la propuesta. Porque el escrito original tiene una hilazón. Y el interpolador debe romperla.

……….Pero al hacerlo se apreciarán los bordes que rodean cada zona interpolada. Si la zona interpolada desaparece y los bordes se cierran, la hilazón del escrito original salta a la vista. Ha habido una cuña entre ambos bordes, abiertos por ella.

……….Entiendo que el lector que se interese por los bordes dispone del texto completo de la carta a los Efesios. Como también dispone del original, puede señalarlo en su libro y tener a la vista los seis cortes existentes entre el texto original y el añadido.

……….Para seguir con todo detalle lo que viene a continuación relativo a los bordes, el lector debe tener ante sí el texto de la carta y en ella ha de estar señalado todo lo que hemos venido haciendo hasta ahora. Numerando los bordes según el orden en que se producen, se aprecia.

……….La carta original está contenida en los 3 primeros capítulos de los 21 que hoy consta la carta. Viene un gran añadido y en VI,2 se continúa el texto inicial. El tema de la carta cambia y la cuña no se aprecia. La cuña está muy bien colocada, no se aprecia borde alguno.

……….Sigue luego el original hablando de un médico carnal y espiritual a la vez en VII,2. Aparece a continuación un apartado, el VIII,1 con otro tema que nada tiene que ver y acto seguido, en VIII,2 se vuelve a hablar de los carnales y los espirituales. Es evidente que el apartado VIII,1 es un añadido entre dos partes originales que seguían una temática común. En este caso los bordes son claramente visibles y denotan interpolación.

……….El borde 3º comprende la cuña que supone IX,1 actual y también es una buena elección, porque en el original hay un cambio temático.

……….El borde 4º, por el contrario, es perfectamente visible. En IX,2 se retorna al original e Ignacio dice a sus amigos cristianos que son “compañeros de camino”. En el original seguía otro apartado en que les llamaba “estación de paso”. Entre estas dos frases con el mismo inicio y estructura, los capítulos X, XI y XII,1 son una larga y evidente cuña.

……….El borde 5º se establece después de los capítulos XIII, XIV, XV, XVI y XVII. Es un lugar muy bien elegido para una larga interpolación, ya que en el original, en el capítulo XVIII se produce un cambio de temática que el interpolador aprovechó para insertar su cuña. No se aprecia en absoluto que en XVIII se vuelva de nuevo al texto original

……….Y, por último, el borde 6º, entre XVIII,1 y XXI,1 es también una buena elección para una larga interpolación, ya que en el original no hay continuidad. Por tanto, es una cuña que no puede ser detectada leyendo el texto actual.

……….Como era de esperar, el interpolador hizo bastante bien su trabajo. De las seis cortes que dio al texto primero para aportar sus ideas, en cuatro ocasiones eligió un buen lugar. Sólo en dos bordes la evidencia se impone y se aprecia con claridad la cuña. Pero, claro está, se aprecia con claridad porque tenemos la reconstrucción y conocemos ya lo que era el texto primero. De no haberlo tenido, sería un débil argumento. Como para sospechar, pero poco más.

……….De modo que el análisis de los bordes confirma que dos de las rupturas provocadas en el escrito original para interpolarlo no fueron demasiado bien elegidas y se percibe con claridad que hay un escrito inicial y una añadido posterior, al menos en dos ocasiones.

……….No es que ofrezcamos este hecho de los bordes como prueba de la bondad de la reconstrucción realizada. Es una simple comprobación de que también desde este aspecto el proceso de redacción es el obtenido. Es una aportación más, no la prueba definitiva. Ésta llegará más tarde.

……….Cuando el método del algoritmo se puso a punto, la idea prevaleciente era que había habido una carta del Ignacio histórico, el original, añadido luego por alguien desconocido. Lo mismo se pensaba del Evangelio original de Juan, del de Marcos o del Apocalipsis y de la Didajé. La duda era si Ignacio había escrito sus cartas hablando ya de Jesucristo, qué interés podía tener alguien en enmendar la plana a Pablo, autor del Apocalipsis original, al autor de la Didajé original, al propio Ignacio, héroe cristiano de los primeros tiempos e incluso a los propios Evangelistas Marcos y Juan. ¿Redondear la doctrina?

……….Y la pregunta seguía siendo quién había hecho la ampliación. Se habían encontrado referencias valiosas, se sabía que nada de lo llegado a nosotros se parecía, si no era en un 10%, a lo que había sido auténtico y original. Las discrepancias entre los originales y las versiones finales eran demasiado brutales. Había un agujero negro y un tiempo oscuro en que los textos actuales vieron la luz de la mano de personas posteriores. Había que averiguar quiénes y cuándo.

……….Mañana trazaremos las conclusiones en dos tiempos. Cuando el método del algoritmo vio la luz y al día de hoy. Porque, claro está, tampoco son las mismas.

……….

Siguiente artículo: Tesis 35. Algoritmo. Efesios, conclusiones 1.

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”,  “La Salud”, recientemente “Año 303. Inventan el Cristianismo” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *