Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tesis 49. Algoritmo. Romanos, conclusiones 7

© Copyright Fernando Conde Torrens. el 17-5-2.005

.

.

.

……….Ahora, reflexionemos sobre las consecuencias de la doble etapa redaccional. No es algo que se pueda aceptar sin darle el verdadero sentido que tiene. No tendría importancia el hecho de que los textos ideológicos de nuestra sociedad se hubieran escrito en dos etapas si ambas etapas dijeran prácticamente lo mismo. Pero no es ése el caso. Los dos Métodos aplicados hasta el presente demuestran lo siguiente:

……….Según ambos Métodos y en todos los casos analizados, la redacción obra del primer autor es un relato natural, doctrinalmente correcto. Las “noticias sobrenaturales” corren a cargo del segundo autor. Es decir, el primer autor de cada escrito del Nuevo Testamento no transmite noticias de apariciones de ángeles, de milagros, profecías, resurrecciones, institución de rito alguno, ni fundación de Iglesia alguna por parte del protagonista del escrito, llamado Jesús, al que en ocasiones se denomina Maestro. O los primeros autores no tuvieron noticia de tales hechos o unánimemente las dejaron pasar y no les dieron importancia (?).

……….Es el segundo autor el que describe al detalle todos los milagros, profecías, apariciones de ángeles emisarios, resurrecciones realizadas por Jesús y por algunos apóstoles, institución de la Eucaristía, fundación de la Iglesia y nombramiento de uno de los discípulos como Vicario de Dios en este mundo. Y ya en escritos del siglo II se observa que pone especial énfasis en el sometimiento a la jerarquía instituida por su divino protagonista.

……….Por entender, con mis modestas antenas, que realmente este segundo autor era el Fundador del Cristianismo que ha guiado a Occidente durante siglos, orienté la investigación hacia la persona del falsificador, del segundo autor, del amante de lo mágico. Ya se ha indicado, pasaron 30 días hasta dar con él. Lo deducido de tal encuentro forma parte del Método tercero, a exponer en breve. Ahora estamos sacando conclusiones de los dos primeros. Sigamos con ellos.

……….Repasemos no ya el contenido de ambos autores, sino el continente, el estilo literario. Según los resultados de ambos Métodos, el primer autor de cada uno de los diversos escritos analizados tiene un estilo literario pulcro. Escribe muy ordenadamente (capítulos isométricos, del mismo número de versículos), con cuidados períodos, forma acrósticos en ocasiones con las letras iniciales, tales acrósticos indican siempre, mediante una clave, la estructura regular del escrito.

……….Por el contrario, el segundo autor, el que añade visión mágica a cada texto original, escribe atropelladamente, su estilo es mucho más improvisado, no suele formas períodos e incluso rompe con frecuencia los períodos formados por el autor anterior. Personas entendidas [1] dicen de él que en ocasiones roza e incluso entra en la incorrección gramatical. Toda isometría queda rota cuando por el texto original ha pasado el segundo autor.

……….Cuando se analizan los tópicos más frecuentes en este segundo autor, en escritos que están firmados por autores dispares, como Pablo, Marcos, Mateo, Lucas, Juan, Santiago, Pedro o Judas, por no incluir a Ignacio, Policarpo, y un largo etc., se observa que hay vocablos que se repiten en todos los textos, sin que ello sea anómalo. Por ejemplo, Jesucristo, o el mundo, o el cielo, o la fe.

……….Pero sorprende que todos los autores adopten algunas muletillas singulares, como que todos ellos insistan en el vocablo todos (panta) en todos (panta) los escritos que vieron la luz ya en el siglo I. En pleno siglo I y siendo apenas una secta disidente judía, ¿se estaba ya pensando en conquistar todas (panta) las naciones? Porque esta palabra se aplica del mismo modo a todo concepto que no tiene por qué llevarla. 

……….Se ven otras muletillas, como justicia, (dikaiosine), juzgar (krino), formas de argumentar comunes, como la argumentación por elevación, expresiones como sobre la tierra (epi tes gues) o cuanto más (poso malon). Todos estos tópicos no se dan en los primeros textos. Se dan, en cambio, en el ampliador de todos ellos.

……….Todas estas singularidades, por decirlo de manera sumamente suave, siembran la inquietud, primero, y la sospecha, después, de que tal vez, o quizás posiblemente, estemos ante la mayor falsificación que haya conocido la Historia. Y esa falsificación afectaría a todas las creencias de cierta sociedad, casualmente la nuestra.

……….No se pretende, con cuanto se lleva descrito, que nadie se adhiera de manera ferviente a la tesis aquí defendida, a saber, que hay numerosos indicios razonables para poner en duda que la fundación de nuestra religión, creencias o filosofía de vida, por un personaje histórico llamado Jesús, de nacionalidad judía, sea trigo limpio, realidad histórica. Hay suficientes indicios sobradamente serios como para sospechar que tal vez todos nuestros escritos ideológicos sean puro mito, ya que bien puede ser que provengan de una falsificación aparentemente inimaginable. 

……….Por tanto, procede estudiar el asunto de la redacción de los libros del Nuevo Testamento, y demás escritos cristianos primitivos con rigor, sin prejuicios, objetivamente, científicamente. Acopiemos argumentaciones adultas y no infantiles, atengámonos a la Historia y no a la ceguera, guiémonos en el estudio de la razón y no se haga metro de la fe. La fe servirá para decidir cada uno si el personaje es o no divino. Pero cerciorémonos antes de manera racional sobre si existió o no.

……….Ésta y no otra es el camino que aquí se propone. Y a este camino pueden concurrir tanto el lector aficionado como el Profesional de las Letras. Ciento que el primero tiene una desventaja, tal vez ni siquiera sepa griego. Pero eso no es condición indispensable. Por contra, los lectores aficionados tienen una cualidad indudable: Son más.

……….Estoy convencido de que serán los soldaditos, los peones, los obreros de la racionalidad, quienes pongan en marcha la máquina que nos lleve al buen camino, que nos abra el sendero de la racionalidad y el Conocimiento, de la madurez y el saber. Y en este asunto, los más son importantes. La cantidad, si pulida, es muy valiosa. La calidad, si extrema, no lo es menos. Distingamos entonces la labor que, en mis ensueños, adjudico tanto a la cantidad como a la calidad suprema.

……….Llamo cantidad a quienes, como un servidor, cuentan principalmente con su propio empuje, con la ciencia que ha podido recoger a lo largo de la vida. Ciencia que no tiene por qué ser Papirología, Arqueología, Paleografía, ni Licenciatura en Clásicas. Caben aquí los técnicos, los matemáticos, los publicistas, los sin mayores estudios. Son los más y su valor es su número y su empuje.

……….¿Quién no tiene a mano un Nuevo Testamento? ¿Quién no puede seguir cuanto aquí se ha explicado? Con tales ingredientes y un motor adecuado, se pueden hacer cosas. Aquí estamos, líneas de consulta, haberlas haylas. Úsense. Nada me agradará más.

……….Para los Profesionales de las Letras: No se pretende en modo alguno que nadie dé fe a cuanto se lleva expuesto, sino que lo expuesto sea la base para emprender un análisis profundo y serio, profesional y honrado, como nunca se haya hecho, en base a los propios documentos, para certificar su carácter genuino y desechar que sean falsificaciones de uno o dos autores, muy posteriores en el tiempo, publicando los estudios realizados.

……….Estudios hechos por y para personas adultas, con criterio crítico, al modo profesional, que despejen las dudas existentes desde hace un siglo, sobra la historicidad de la figura que da pie al Cristianismo. Estudios que aclaren para siempre los debates sobre la historicidad de Pablo, sobre la historicidad de Juan, de Santiago, de Mateo, de Lucas, de Marcos, de Pedro y de Judas. Sobre la historicidad de San Ignacio de Antioquía, devorado, según se afirma, por los leones en el circo de Roma hacia al año 107, y sobre la historicidad de San Policarpo, obispo de Esmirna, amigo del anterior. Nos conformaríamos con eso.

……….No cabe decir que el tema carece de importancia, cuando la sucesión del Vicario nombrado por el divino protagonista, al decir del segundo autor, acaba de convocar recientemente a todos los jefes de Estado del planeta a una larga ceremonia a celebrar en una conocido plaza de Roma.

……….Si todos los medios de comunicación de Occidente han seguido minuto a minuto las novedades ligadas a este evento, ¿será ello señal de que los temas relacionados con la Santa Madre Iglesia tienen suma importancia? ¿Estarán todos los medios occidentales al servicio de la Santa Madre Iglesia? ¿Les será indiferente a todos ellos la legitimidad de la Santa Madre Iglesia, o la darán por supuesta e irrevocable, dado su sacro nombre?

……….

……….[1] Padres apostólicos. Daniel Ruiz Bueno. BAC, 1.993. Páginas 444-445.

……….“Las cartas de Ignacio son totalmente ajenas a la forma y muchas veces a la mera corrección gramatical. No le arredra el vulgarismo de la lengua ni se preocupa absolutamente de la sintaxis. Un período iniciado puede quedar inconcluso. La oración toma el giro que le impone la impresión del momento y una idea se encabalga con otra.”

……….Como Pablo, finalmente, Ignacio no es del todo ajeno a la retórica; pero no una retórica de escuela … sino aquella retórica del corazón, anterior y superior a todas las técnicas … ” 

……….

Siguiente artículo: Pasa a otro Método

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”,  “La Salud”, recientemente “Año 303. Inventan el Cristianismo” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *