Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tesis 64 Firmas Arquetipos 2

Tesis 64 Firmas Arquetipos 2

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 1-6-2.005

.

.

.

………. Hoy toca hablar en serio. El cuarto Arquetipo es la realidad. Y la realidad es la que procede, lo que podía esperarse, agridulce. Ojalá tuviera en las manos la confirmación final; no la tengo. Pero estoy convencido de que estamos más cerca, enseguida explico por qué.

.

……….Mis impugnadores tienen razón en una de las impugnaciones.   Tesis 64 Firmas Arquetipos 2

.

………. La estructura que ahora tienen los Evangelios no es la original, está cambiada. Por tanto, tienen razón, muchas de las firmas de Simón, que obedecen a la estructura que yo di por buena, no pudieron ser puestas por el hipotético autor, fuera Eusebio tal autor o quien fuera. Al César lo que es del César.

……….Ahora voy con mis reflexiones sobre el mismo tema. Supongamos que las cosa fueran del siguiente tenor: Es cierto, los versículos fueron un invento de un caballero humanista del siglo XVI. A él se le ocurrió, sin ninguna malicia, (¿por qué iba a tenerla?) que los lectores podrían encontrar un determinado pasaje si se numeraban todas las frases, del 1 en adelante. Y lo hizo, por su cuenta y riesgo, sin que nadie le inspirara, ni le diese instrucciones sobre cómo hacerlo. Lo hizo como buenamente se le ocurrió.

……….Además, la historia narrada por los Evangelios respondía a la más estricta realidad. Se contaban allí la historia, vista por autores diversos, de la vida de un personaje especial, de un ser excepcional, que pasó por este mundo haciendo el bien. Estas personas que le conocieron dejaron enseguida huella de su existencia, se conservó la historia de su descendencia, algo así como lo que sucedió con un tal Prisciliano, predicador decapitado a mediados del siglo IV en Italia. Sus seguidores lo trajeron a su Galicia original. Y se inició un culto desde el día siguiente, culto que se puede rastrear en documentos de la época.

……….Si la doctrina impartida por ese personaje especial y divino fuera pura Sabiduría, si sacara a relucir lo mejor del ser humano, lejos de buscar su sometimiento a los sacerdotes por el miedo al castigo, si apoyara el desarrollo de nuestra naturaleza, en la que la doctrina confiara y a la que apoyara. Si todo en la doctrina fuera diáfano, positivo, aceptable para una inmensa mayoría de personas, de entonces y de ahora, si todo fuera en ese tono, si cada escritor que escribiera en contra de esa doctrina tuviera que hacerlo por revanchismo, rencor o despecho. Si las autoridades de la doctrina hubieran dado ejemplo de desinterés, de servicio a la comunidad a lo largo de la Historia, si jamás hubieran buscado el poder, ni la riqueza, si estuvieran hoy en día necesitados de ser mantenidos por su grey. Si todo fuera así, sin trampa ni cartón, ¿qué podría hacerse? ¿Contra qué diáfana y meridiana luz estaría ensañándose este autor?

……….Ya se sabe que las cosas no son así. Hubo, en efecto, alguien que cambió la estructura del texto griego original. Que añadió signos de puntuación. Que dividió frases que no estaban divididas en los escritos originales. Que agrupó varias frases en una sola unidad, a la que llamó versículo. Pero hay dos hechos que tienen fuentes distintas, en apariencia. Un caballero aislado remodela el texto del Nuevo Testamento. Aceptémoslo.

.

Tesis 64 Firmas Arquetipos 2

   Papiro P66 de la Coleccion Bodmer. Inicio del Evangelio de Juan

.

……….Y otro hecho es que los entendidos eclesiales nos enseñan a todos, impugnadores e impugnado, que los antiguos escribían de corrido, sin signos de puntuación, sin puntos, ni comas, ni nada. Incluso los entendidos de hoy en día clasifican el papiro Bodmer, el que se ha mostrado en los anteriores artículos, como carente de signos de puntuación. ¿No saben comparar los miles de papiros existentes y ver que alguien, aquel caballero, sin duda, ha añadido infinidad de signos que no estaban en sus copias sagradas? No protestan, y además enseñan algo falso a todas luces. No se entiende.

……….No se entiende, si las cosas fueran claras. Había que haber protestado de la deformación aportada por el famoso caballero. Pero esa deformación sólo se conoce cuando uno se empeña en acudir a los escritos más antiguos, a las copias en papiro. Porque no la hay, todo es normal. En resumen, se miente, se dice lo contrario de la realidad. Para mentir a tan inmensa escala, para engañar a tantas personas y durante tanto tiempo, ha de haber un motivo fuerte, universal. No sabemos aún cual es, pero algo hay.

……….Veamos en qué afecta la alteración de la estructura, llevada a cabo de manera silenciosa, y silenciada siglos después de haberla llevado a cabo, sobre lo defendido en este sitio. Si se toma como base el texto en griego que la casta sacerdotal propone, como he hecho, todas las alteraciones habidas influyen sobre los hallazgos realizados sobre ellas. ¿Cuántas alteraciones se han dado? No lo sé. ¿Habrá sido la totalidad? Lo dudo. ¿Se habrá alterado todo? Tajantemente, no.

……….Dudo mucho del efecto de la alteración sobre las cartas de mínima longitud, como 2 y 3 Juan o Filemón. Dudo de que haya habido alteración en los pasajes de Flavio Josefo, Tácito, Suetonio, Plinio el Joven y los rescriptos de Trajano y Adriano. Diría que a estos textos no les afectó alteración alguna, que siguen como el primer día. Si es así, ellos siguen dando la medida de lo hecho. Son como una probeta de muestra.

……….Y entonces, la razón para las grandes mentiras establecidas sí podría ser conocida. El Martirio de Policarpo no fue alterado, ni se conocía que contuviera la llave del laberinto de Simón. De haberse sabido, se hubiera hecho desaparecer. Libros mucho más lejanos han desaparecido.

……….No tienen todas las bazas en sus manos, hay abundantes vías que se les escapan. Han sido tantas las falsificaciones, las alteraciones, las componendas, que ahora es imposible defender con verdad ninguna historia coherente. Por eso hay que amontonar falsedad tras falsedad, confiando en que nadie reúna todos los documentos en una mano y obtenga las pruebas de la falsificación.

……….Por tanto, ha sucedido lo que debía suceder. El paso está dado: De trabajar con la versión eclesial, con la bendecida por la casta sacerdotal, hay que trabajar con documentos antiguos que no hayan pasado por el control de la jerarquía. Ellos nos ofrecen lo que existía antes del fatal caballero humanista. Lo malo del caballero fue el caballo, que arrasó todo lo que pisó. Tras él, el texto inicial será irreconocible. O casi. Cómo de irreconocible, lo tendremos que ver en próximos días.

……….Pero hay algo que quiero anunciar desde ahora: Cuando uno se asoma a los textos en papiro, uno comprueba con tranquilidad interior que el texto del Evangelio en griego suena de nuevo como un texto griego normal. Ordenado en párrafos, con apenas comas, con pocos signos, pero con signos, con todos los necesarios para poder dividir lo que el autor desee. Un escrito con un orden, austero, casi lacónico. Hemos de ver ejemplos. De lo que el autor primero dejó y de lo que el caballero dejó tras su paso. Con unos cuantos pasajes nos darán la idea de la labor del caballero humanista, o del romano camarlengo.

……….Cuando pensaba que lo del caballero era un cuento y daba prioridad al texto actual, escribí lo del caballero teutón. Cuando vi que se habían desdoblado versículos y hecho lo necesario para difuminar las firmas, apareció el romano camarlengo. Creo que el autor del latrocinio es más bien un camaleón. Que se adapta al medio y toma el color preciso para que no se le note. Pero aquí le hemos notado. Sabemos por dónde ha pasado.

……….¿Alegría o pesar por haber descubierto la alteración? Es un paso adelante, no se puede confiar en la actual versión de nada, sólo lo antiguo y no controlado por la casta puede ser usado como base. Hay motivos para la felicitación, una investigación es un acercamiento cada vez mayor a la verdad última. Y lo salido de la discusión con Filólogos e Historiadores ha supuesto un paso hacia delante, y paso no pequeño. Por tanto, y como colofón, bienvenido sea.

……….

Siguiente artículo: Tesis 65. Firmas. Paradojas evangélicas.

 

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”,  “La Salud”, recientemente “Año 303. Inventan el Cristianismo” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Tesis 64 Firmas Arquetipos 2  Tesis 64 Firmas Arquetipos 2  Tesis 64 Firmas Arquetipos 2  Tesis 64 Firmas Arquetipos 2  Tesis 64 Firmas Arquetipos 2  Tesis 64 Firmas Arquetipos 2 

Tesis 64 Firmas Arquetipos 2  Tesis 64 Firmas Arquetipos 2  Tesis 64 Firmas Arquetipos 2  Tesis 64 Firmas Arquetipos 2  Tesis 64 Firmas Arquetipos 2  Tesis 64 Firmas Arquetipos 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *