Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias

Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias

.

© Copyright Fernando Conde Torrens

.

.

.

        Hoy, lector, renuncio a la traducción. Lo he intentado y me he desesperado, al no poder estar seguro sino de una o dos palabras por frase. Me resulta imposible leer la mayoría de las palabras. En esas condiciones no hay quien traduzca. De modo que hoy sólo veremos el texto difícil hecho por el mismo autor que el del hacha, Simmias de Rodas.

        En esta ocasión el autor es menos escultor. Quiero decir que la partición de las frases es mucho más libre que en el ejemplo del hacha. No obstante, se aprecian dos hechos en el texto. Uno incontestable, que el autor empleó puntos y comas como signos de puntuación. E incluso guiones, diría yo.

        Otro hecho que me parece deducir es que los autores antiguos de prosa en griego unían algunas letras. Los impresores posteriores formaron ciertas tipografías con las combinaciones de letras que eran usadas en los textos escritos a mano. Este hecho se da también en textos latinos clásicos y medievales. Pero como no tengo ante mi un papiro con el texto manuscrito, no puedo asegurar tal cosa.  Por eso sobre este segundo hecho no haré demasiada fuerza.

        El primero me interesa más. Veamos el texto tal y como viene presentado en la Tesis de cuyo autor hablaremos otro día.

 

El huevo de Simmias

El huevo de Simmias El huevo de Simmias El huevo de Simmias El huevo de Simmias El huevo de Simmias El huevo de Simmias El huevo de Simmias

.

        Sobre los signos de puntuación. Se ven con toda claridad puntos y comas. En la parte baja del texto, hay una coma en la fila penúltima y un punto dos filas más arriba. Otra coma dos filas más arriba. Un nuevo punto otra fila más arriba y así sucesivamente.

        Si el lector amplía la imagen, comprobará que sólo hay 11 líneas del texto que carecen de puntuación. Las otras 18 llevan bien un punto, bien una coma. El espaciado de las palabras, tal y como las dispuso Simmias, es más prieto en la parte central del óvalo y se espacia al inicio y, sobre todo, al final del mismo. Ello hace que los puntos y comas sean muy visibles en los extremos, sobre todo abajo, y puedan pasar desapercibidos en la parte central. Pero, insisto, hay 18 líneas puntuadas frente a 11 sin puntuar, que son, en concreto, las que ocupan las posiciones 1,2,5,7,12,15,18,22,25,27 y 2c

        Por lo poco que he logrado traducir, y aun sin tener seguridad en lo realizado, da la impresión de que Simmias es un tanto escéptico. Su manera de escribir es típica del griego antiguo, lacónica, con la economía de palabras que es habitual, al modo de nuestros modernos telegramas. Se repiten algunas palabras, como ruqmos, filos o agnas. Esto de no poder traducir no se dará más, en los casos que nos faltan, la legibilidad es perfecta. Pero eso será ya a partir de mañana.

 

………. Fernando Conde Torrenses autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias  Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias  Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias 

Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias  Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias  Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias 

Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias  Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias  Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias 

Tesis 70 Textos difíciles 2 El huevo de Simmias 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *