Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tesis diez Instrumentos 12 y 13

Tesis diez Instrumentos 12 y 13

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 5-4-2.005

 

 

 

……….Los instrumentos que expondremos hoy son los últimos. No quiere ello decir que la descripción del método esté terminada, nos quedan un par de artículos más para dar por concluido lo que puede decirse del método lingüístico. Luego quedará su aplicación por terceras personas y su comprobación por otros métodos completamente diferentes, propios o ajenos.

……….Se ha explicado con bastante detalle la forma en que nació la clave alfa-numérica (Ver Simón, páginas 58 y 59) tras hallar la versión original de la carta de Ignacio de Antioquía a los Efesios. Quiere ello decir que los dos últimos instrumentos del método nacen cuando ya se ha dejado atrás el análisis de los Evangelios, es decir, en lo que se ha denominado la segunda investigación, la que abarca los siglos II y III.

……….No obstante, la clave alfa-numérica es de aplicación a los textos primeros, ahora llamados documentos-base, del N.T. y ello porque así lo dispusieron quienes los elaboraron. Pero dejemos las disquisiciones para otro momento y veamos los dos instrumentos que faltan.

……….

……….11. Clave alfa-numérica.

……….

……….Ha sido expuesta con detalle en Simón, pasaje citado, por lo que la resumo en el cuadro que sigue.

 ……….

Clave alfanumérica

……….

…..      …..        1     2     3     4     5     6     7     8     9    10    11    12

                         12    11  10     9     8     7     6    5     4     3      2      1

  ……….

………. Griego  a     b    g      d     e     z     h     q     i      k      l      m

……….Griego  n      x    o     p      r     s     t      u     f     c      y      w

 

……….Cada letra que iniciaba los dos o tres primeros versículos tenía una función. La primera letra del primer versículo de un escrito (de ello se salvaba el saludo, si éste comenzaba por el nombre del remitente, letra fija) daba el número de capítulos. La segunda, el número de versículos de cada capítulo, ya que los textos que obedecían a esta clave tenían la propiedad, ya mencionada, de ser isométricos, igual medida.

……….Es evidente que, con la rigidez expuesta, ningún escrito podría tener más de 12 capítulos, ni éstos más de 12 versículos. La experiencia ha demostrado que cuando un texto tiene más de 12 capítulos, no es el primer versículo, sino los dos primeros los que, sumados, dan el número de capítulos. Y que, en tal caso, es el tercer versículo el que muestra, con su primera letra, el número de versículos por capítulo.

vLa clave proporciona una equivalencia. Cada letra tienen dos valores posibles. Ello parece que ha incomodado a algunas personas, que hubieran preferido una equivalencia biunívoca, que a cada letra le correspondiera un solo valor numérico. Pero el hecho es que no tenemos mando sobre cómo las antiguos prepararon sus claves.

……….Y puede afirmarse que también es un hecho que, aun admitiendo esa ambivalencia, la clave era un sello de garantía, pero no fue una garantía de inviolabilidad. Todo lector culto, y los lectores antiguos parece que tenían cultura como para conocer la clave, disponían de una señal inmediata para saber que el texto original no había sido alterado: La clave debía verificarse de manera inequívoca.

……….Mantendré que, en gran parte de los casos, era fácil elegir el número correcto de los dos posibles, cuando los números estaban en los extremos de la tabla. Una escrito que tratara sobre temas amplios no podía tener 1 ó 2 capítulos, necesitaría más bien 11 ó 12. Creo poder afirmar que el 10 se consideraba un número perfecto. El 12 tenía sus adeptos, 12 tribus de Israel, 12 constelaciones del Zodíaco, etc. El 7, lo mismo, 7 días de la semana, etc. 

……….La experiencia dice que se empleaban usualmente números que decían algo al lector antiguo, el 5, mitad de 10, el 7, el 10, el 12, el 20, doble de 10. Juan original consta de 10 capítulos de 10 versículos cada uno. Marcos consta de 14 (doble de 7) capítulos de 6 versículos cada uno. No sucede lo mismo con los números de la parte central de la tabla, tales como 5, 6 ó 7. Pero, en cualquier caso, ello dejaba un estrecho margen a un eventual interpolador, que sólo podría añadir una cantidad de versículos igual a la diferencia entre dos números muy parecidos. Poca cosa para un interpolador ambicioso, como solían ser los interpoladores, a los que les encantaba leerse a sí mismos.

……….El hecho es que la clave no impidió la falsificación masiva. Pero habrá que esperar a las consideraciones finales sobre el cometido de cada defensa y sobre el método lingüístico para poder enjuiciar si éstas cumplieron su misión o no lo hicieron.

.

Tesis diez Instrumentos 12 y 13

……….

……….13. Estilo del secretario.

  ……….

……….Se ha dejado para el último lugar este instrumento porque su aplicación no es ninguno de los 4 Evangelios, de los que no hay noticia que se escribieran con la colaboración de un secretario. En cambio, las Epístolas paulinas sí consta que se realizaron a través de la pluma de dos secretarios de muy distinta extracción. Culto uno, Lucas, y menos culto el otro, Timoteo. Sus formas serán un elemento de distinción que permitirá sacar algunas conclusiones sobre época de redacción de las Epístola sometidas a análisis.

……….La regularidad de longitud del texto, cuando sea Lucas quien está detrás, la amplitud de vocabulario, cuando la epístola vaya redactada por Lucas, las resonancias que Lucas es capaz de hacer con las palabras que emplea, y demás virtuosismos que el investigador sea capaz de encontrar allá donde Lucas haya actuado, serán de ayuda para asignar un escrito a un secretario u otro. Y ello podrá tener su utilidad a la hora de dilucidar si tal Epístola es de Pablo-Lucas o de Pablo-Timoteo. De ahí podrá asignarse al período en que cada uno de ellos estuvo al servicio del Pablo itinerante y ello podrá arrojar luz sobre las autorías, paulinas o no, que aquí y allá se proponen para determinadas Epístolas, como las pastorales.

……….Este instrumento es amplio y a la vez no plenamente definido y será tanto más amplio y tanto menos difuso según la capacidad del investigador y su conocimiento de las esencias filológicas, campo en el que no podemos pisar con firmeza.

……….Hasta aquí la descripción de los instrumentos que se emplearon en este primer método lingüístico. No se olvide que fue el método inicial. Es, por ello, el menos seguro de los tres. Pero sus frutos no por ello son menos claros. No defiendo que con él se pueda llegar al escrito original de manera inequívoca. Pero pueden llegarse a conclusiones generales dentro de un abanico muy cerrado. Y a conclusiones de trascendencia. De ellas nos queda hablar.

        Pero antes, es decir, en la próxima ocasión, trataremos de mostrar al lector que los instrumentos no nacieron como fruto de una ideología o intencionalidad previa y subjetiva, sino de manera absolutamente objetiva, lingüística e impersonal, y con el único objetivo de permitir la separación de pasajes escritos de manera honesta y por un autor profundo y fiable de otros escritos con clara artificiosidad y malicia. Características éstas que afectan al autor, pero que tienen su paralelo en el texto que cada uno de ellos deja escrito para nosotros.

……….

Siguiente artículo: Tesis 11. Génesis de los instrumentos.

 

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

.

Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13

Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13

Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13

Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13

Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13

Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13  Tesis diez Instrumentos 12 y 13

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *