Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén

“Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén” reproduce unas páginas del libro “El Grupo de Jerusalén”.

Encontrar esta etapa original ofreció muchas dificultades,  a pesar de ser el segundo sinóptico que se trabajaba con el “Método primero, o filológico”. La razón, interpolaciones gigantescas en la segunda etapa de redacción, que separaban fuertemente frases seguidas de la primera etapa.

El Método – se supo luego – da una aproximación, pero bastante notable.

.

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 9-4-2.005

 .

 .

.

1 Prólogo

1 Al principio era el Logos, y el Logos estaba junto a Dios y Dios era el Logos. 1,1

2 El estaba al principio junto a Dios. 1,2

3 Todas las cosas fueron hechas con El, y ajeno a El no se hizo nada de cuanto ha sido hecho. 1,3

4 En El estaba la Vida y la Vida era la luz de los hombres. 1,4

5 La Luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no la pueden apagar. 1,5

6 Era la verdadera Luz, que alumbra a todo hombre que viene al mundo. 1,9

7 Vino a los suyos, pero los suyos no le recibieron. 1,11

8 Mas a cuantos le acogieron les dio la potestad de volverse hijos de Dios, 1,11

9 que no de sangre ni de voluntad humana, sino de Dios nacieron. 1,13

10 Porque de su Plenitud todos nosotros recibimos, bondad tras bondad. 1,16

……….

2 Primeros discípulos.

1 Este es el testimonio de Juan cuando los judíos desde Jerusalén enviaron sacerdotes y levitas para preguntarle :1,19

2 ¿ Eres tú el Mesías ? El lo negó y dijo : No lo soy. Le preguntaron : ¿ Entonces qué, eres Elías ? Y dijo : No. 1,20

3 Estas cosas sucedían en Betania, al otro lado del Jordán, donde estaba Juan bautizando. 1,28

4 Al día siguiente de nuevo estaba Juan y dos de sus discípulos, y viendo a Jesús caminando les dice : 1,35

5 Ved al mensajero de Dios. Los dos discípulos, que oyeron lo que había dicho, siguieron a Jesús. 1,36.37

6 Vuelto entonces Jesús, les dijo : ¿ Qué buscáis ? Ellos entonces le dijeron : Maestro, ¿ dónde vives ? 1,38

7 Les dijo : Venid y veréis. Entonces fueron y se quedaron con él aquel día. Era hacia la hora décima. 1,39

8 Al día siguiente quiso salir hacia Galilea, y encuentra a Felipe. Y le dice Jesús : Sígueme. 1,43

9 Después de esto bajó a Cafarnaúm con su madre, sus hermanos y sus discípulos y allí estuvieron unos días. 2,12

10 Estaba próxima la Pascua, y subió Jesús a Jerusalén. Mientras estaba en Jerusalén muchos le escuchaban. 2,13

……….

3 Nicodemo.

1 Había un fariseo de nombre Nicodemo, principal entre los judíos, que vino de noche a Jesús y le dijo : 3,1

2 Maestro, sabemos que has venido de parte de Dios y que predicas el Reino. 3,2

3 Respondió Jesús y le dijo : En verdad te digo que quien no naciere de Arriba no podrá ver el Reino. 3,3

4 Díjole Nicodemo : ¿ Cómo puede el hombre nacer siendo viejo ? 3,4

5 Respondió Jesús : Quien no naciere al Espíritu no puede entrar en el Reino. 3,5

6 No te sorprendas por lo que te he dicho, os es preciso nacer de Arriba. 3,7

7 Respondió Nicodemo y dijo :¿ Cómo puede ser eso ? 3,9

8 Jesús respondió y dijo : ¿ Eres maestro de Israel y no sabes esto ? 3,10

9 En verdad, en verdad te digo, el que actúa en la Verdad viene hacia la Luz y Javhé se manifiesta en él. 3,21

10 Después de esto vino Jesús con sus discípulos a Judea y permaneció allí con ellos y bautizaba. 3,22

……….

4 La samaritana.

1 Pero cuando supo que habían oído los fariseos cómo Jesús hacía discípulos y bautizaba, 4,1

2 abandonó Judea y partió de nuevo para Galilea. 4,3

3 Debía por tanto pasar por Samaria. 4,4

4 Llega, pues, a una ciudad de Samaria llamada Sicar, próxima a la heredad que dio Jacob a José, su hijo, 4,5

5 donde estaba la fuente de Jacob. Jesús, fatigado del camino, se sentó sin más junto a la fuente. 4,6

6 Era como la hora de sexta. Llega una mujer de Samaria a sacar agua, y Jesús le dice : 4,7

7 Dame de beber, pues los discípulos habían ido a la ciudad a comprar provisiones. Dícele la mujer samaritana : 4,8

8 ¿ Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, mujer samaritana ? Respondió Jesús y dijo : 4,9

9 Si conocieras el don de Dios, tú le pedirías a él, y él te daría a ti Agua viva. Ella le dijo : 4,10

10 Señor, no tienes con qué sacar el agua, ¿ de dónde, pues, te viene ese agua viva ? 4,11

11 ¿ Acaso eres tú más grande que nuestro padre Jacob, que nos dio este pozo ? Respondió Jesús y le dijo : 4,12

12 Quien bebe de este agua volverá a tener sed. Pero el que beba del Agua que yo le diere no tendrá jamás sed, 4,13

13 que el Agua que yo le dé se hará en él una Fuente de Agua que salte hasta la Vida eterna. Díjole la mujer : 4,14

14 Maestro, dame de esa agua para que no sienta más sed ni tenga que venir aquí a sacarla. El le dijo : 4.15

15 (Mi agua es hacer la voluntad de Javhé. Y cuando uno bebe de ella, nunca más tiene sed) Díjole la mujer :. —-

16 Nuestros padres adoraron en este monte, y vosotros decís que es en Jerusalén donde hay que adorar. 4,20

17 Jesús le dijo : Créeme, mujer, llega la hora en que ni en este monte ni en Jerusalén os llegareis al Padre. 4,21

18 Es ya la hora en que quienes en verdad se relacionen con el Padre lo harán en espíritu y verdad. 4,23

19 Dios es espíritu, y los que se le acerquen han de acercársele en espíritu y en verdad. 4,24

20 En esto llegaron los discípulos y se maravillaban de que hablase con una mujer. 4,27

……….

5 Pan de vida.

1 Los discípulos le rogaban, diciendo : Rabbí, come. Díjoles él : Yo tengo una comida que vosotros no conocéis. 4,31

2 Ellos se decían : ¿ Acaso alguien le trajo de comer ? Jesús les dijo : Mi alimento es hacer la voluntad de Javhé. 4,34

3 ¿ No decís : Aún cuatro meses y llegará la mies ? Pues bien, mirad los campos, amarillos para la siega. 4,35

4 El que siega recoge el fruto para la Vida eterna, para que se alegren juntamente Sembrador y segador. 4,36

5 Buscad no el alimento perecedero, sino el alimento que permanece hasta la Vida eterna. 6,27

6 Es voluntad del Padre que no se pierda nada de lo que El ha creado. 6,33.39

7 En verdad, en verdad os digo que si no coméis de este pan y bebéis de este agua no tendréis Vida en vosotros 6,53

8 El que come de ese pan y bebe de ese agua permanece en el Padre y la Vida del Padre permanece en El. 6,56

9 Este es el pan que ha bajado del cielo. El que come de este pan vivirá para siempre. 6,58

10 Si alguno tiene sed, beba de ese agua y ríos de agua viva correrán en su seno. 7,38-39

……….

6 La mujer adúltera.

1 Se fue Jesús al monte de los Olivos, pero de mañana otra vez volvía al Templo y todo el pueblo venía a él, 8,1-2

2 y sentado los enseñaba. Los escribas y fariseos trajeron a una mujer cogida en adulterio y, poniéndola en medio, 8,3

3 le dijeron : Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante delito de adulterio. 8,4

4 En la Ley nos ordena Moisés apedrear a éstas. Tú, ¿ qué dices ? Esto lo decían tentándole, 8,5

5 para tener de qué acusarle. Jesús inclinándose, escribía con el dedo en tierra. 8,6

6 Como ellos insistieran en preguntarle, se incorporó y les dijo : El que de vosotros esté sin pecado 8,7

7 arrójele la piedra el primero. E inclinándose de nuevo escribía en tierra. 8,8

8 Ellos, que le oyeron, fueron saliéndose uno a uno, comenzando por los más ancianos, 8,9

9 y quedó él solo y la mujer en medio. Incorporándose Jesús, le dijo: Mujer ¿dónde están?¿Nadie te ha condenado? 8,10

10 Dijo ella : Nadie, Maestro. Jesús dijo : Ni yo te condeno tampoco. Vete y no peques más. 8,11

……….

7 Verdad y libertad.

1 Decíanle pues : ¿ Tú quién eres ? Díjoles Jesús : Ante todo, ¿ por qué os hablo en realidad ? 8,25

2 Si permanecéis en esta enseñanza y en verdad deseáis saber, 8,31

3 conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres. Le respondieron : 8,32

4 Somos linaje de Abraham y jamás servimos a nadie. Respondioles Jesús : 8,33

5 En verdad, en verdad os digo que todo el que obra en el error, es esclavo del error, 8,34

6 y el esclavo no permanece en la casa para siempre. El hijo permanece para siempre. 8,35

7 (Cuando dejéis la esclavitud y os volváis) hijos, entonces realmente sereis libres. 8,36

8 Sé que sois linaje de Abraham. Y como sois linaje de Abraham, las obras de Abraham hareis. 8,37

9 El que es de Javhé, las palabras de Javhé oye. 8,47

10 En verdad, en verdad os digo, si alguno guardare esta enseñanza, jamás verá la muerte. 8,51

……….

8 El oído interior.

1 Díjoles Jesús : En verdad, en verdad os digo que el que no entra por la puerta en el aprisco de las ovejas, 10,1

2 ése es ladrón y salteador. Pero el que entra por la puerta, ése es el pastor de las ovejas. 10,2

3 A éste le abre el portero y las ovejas oyen su voz, y llama a las ovejas por su nombre y las saca. 10,3

4 Y cuando las ha sacado todas, va delante de ellas, y las ovejas le siguen, porque conocen su voz, 10,4

5 pero no seguirán al extraño, antes huirán de él, porque no conocen la voz de los extraños. 10,5

6 Esta parábola les contó Jesús, pero ellos no comprendieron de qué les hablaba. 10,6

7 Otra vez se suscitó desacuerdo entre los judíos a propósito de estos discursos. 10,19

8 Muchos de ellos decían : Está endemoniado, ha perdido el juicio. ¿ Por qué le escuchais ? 10,20

9 Otros decían : Estas palabras no son de un endemoniado. 10,21

10 Llegó entonces la Dedicación en Jerusalén. Era invierno. 10,22

……….

9 Luz de Vida.

1 Les decía : ¿ No son doce las horas del día ? Si uno camina durante el día, no tropieza, porque ve la Luz. 11,9

2 Pero si camina de noche, tropieza, porque no hay Luz en él. Caminad mientras tenéis Luz, 11,10-12,35

3 para que no os sorprendan las tinieblas, pues el que camina en tinieblas no sabe por dónde va. 12,35

4 Mientras tenéis tiempo buscad la Luz, para ser hijos de la Luz. 12,36

5 Muchos jerarcas creyeron en él, pero no lo confesaban, para no ser expulsados de la sinagoga, 12,42

6 porque valoraban más la opinión de los hombres que la opinión de Dios. Jesús clamó y dijo : 12,43

7 Si alguno escucha estas palabras y no las guarda, yo no le juzgo, porque no es mi misión juzgar. 12,47

8 El que rechaza y no guarda esta doctrina, tiene ya quien le juzgue. El logos le juzgará. 12,48

9 Porque yo no he hablado por mí mismo. El Padre es el que me instruye en lo qué decir y hablar. 12,49

10 Y sé que su instrucción es Vida eterna. Lo que os digo, pues, tal como me lo comunica el Padre os lo digo. 12,50

……….

10 Lavatorio de los pies.

1 Antes de la Pascua, viendo Jesús que llegaba su hora, habiendo amado a los suyos, los amó hasta el final. 13,1

2 Y comenzada la cena, se levantó de la mesa, se quitó los vestidos y tomando una toalla, se la ciñó. 13,4

3 Luego echó agua en la jofaina, y comenzó a lavar los pies de los discípulos y a enjugárselos. 13,5

4 Llegó, pues, a Simón, que le dijo : Maestro, ¿ tú lavarme a mí los pies ? Respondió Jesús y le dijo : 13,6

5 Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora. Díjole Simón : Jamás me lavarás tú los pies. 13,7

6 Le contestó Jesús : Si no te los lavare, no tendrás parte conmigo. Simón le dijo : Maestro, entonces no sólo 13,8

7 los pies, sino también las manos y la cabeza. Jesús le dijo : El que se ha bañado no necesita lavarse. 13,9

8 Cuando les hubo lavado los pies y tomado sus vestidos, puestos de nuevo a la mesa, les dijo : 13,12

9 ¿ Entendéis lo que he hecho con vosotros ? Vosotros me llamáis Maestro. Si yo, pues, os he lavado los pies, 13,13

10 siendo vuestro Maestro, también habéis de lavaros los pies unos a otros. Os he dado ejemplo. 13,14

……….

11 La cena.

1 Si alguno me ama, guardará mi doctrina, y el Padre le amará, y vendremos a él y en él haremos morada. 14,23

2 La paz os dejo, mi paz os doy. No os la doy como la da el mundo. No se turbe vuestro corazón. 14,27

3 Voy al Padre. Si me amarais os alegraríais de que vaya al Padre, porque el Padre es mayor que yo. 14,28

4 Ya no os diré muchas cosas. Permaneced en mí y yo en vosotros. 14,30.15,4

5 Si permanecéis en mí y la doctrina permanece en vosotros, pedid lo que quisiereis y se os dará. 15,7

6 Estas cosas os he dicho para que vuestro gozo sea completo. 15,11

7 Este es mi encargo, que os améis los unos a los otros como yo os he amado. 15,12

8 Si el mundo os aborrece, sabed que me aborreció a mí antes que a vosotros. 15,18

9 Si fueseis del mundo, al mundo amaría lo suyo. 15,19

10 Acordaos de lo que os dije : Si me persiguieron a mí, también a vosotros. 15,20

……….

12 La despedida.

1 Esto dijo Jesús, y levantando los ojos al cielo, añadió : 17,1

2 Padre, te ruego por ellos, para que sean tuyos. 17,9

3 Conságralos a la Verdad. Tu Logos es la Verdad. 17,17

4 Padre santo, guarda en tu doctrina a éstos, para que vivan dentro, como nosotros. 17,11

5 No pido que los apartes del mundo, sino que los guardes del mal, para que todos estén dentro, 17,15

6 como Tú, Padre, dentro mía y yo dentro tuya, para que también ellos estén dentro nuestra. 17,21

7 La manera de pensar que me diste se la he dado, para que estén dentro, como nosotros lo estamos. 17,22

8 Yo en ellos y en mí, para que vivan completamente realizados hacia dentro. 17,23

9 Padre santo, deseo que donde estoy yo, también estén ellos conmigo. 17,24

10 Padre, que el amor con que me amaste esté en ellos. 17,25

……….

13 El prendimiento.

1 Diciendo esto salió Jesús al otro lado del torrente Cedrón, donde había un huerto, en el que entró. 18,1

2 Judas, el que había de traicionarle, conocía el sitio, porque muchas veces acudía allí Jesús. 18,2

3 Judas, pues, tomando la cohorte y los alguaciles vino allí con linternas y armas. Salió Jesús y les dijo : 18,3-4

4 ¿ A quién buscáis ? Respondiéronle : A Jesús. El les dijo : Yo soy. Se apoderaron, pues, de Jesús 18,5.12

5 y le ataron, y le condujeron primero a Anás, suegro de Caifás, pontífice aquel año. 18,13

6 El pontífice preguntó a Jesús sobre sus discípulos y sobre su doctrina. Respondió Jesús : 18,19

7 Yo públicamente he hablado. Siempre enseñé en las sinagogas y en el Templo. Nada hablé en secreto. 18,20

8 ¿ Por qué me preguntas ? Pregunta a los que me han oído qué he dicho. Ellos deben de saber qué he dicho. 18,21

9 Uno de los alguaciles, que estaba a su lado, le dio una bofetada, diciendo : ¿ Así respondes al pontífice ? 18,22

10 Jesús le contestó : Si hablé mal, dime en qué, y si bien, ¿ por qué me golpeas ? Anás le envió a Caifás. 18,24

……….

14 La muerte.

1 Llevaron a Jesús de casa de Caifás al pretorio. Era muy de mañana. Ellos no entraron por no contaminarse. 18,28

2 Salió, pues, Pilato fuera y dijo : ¿ Qué acusación traéis contra este hombre ? Ellos respondieron diciéndole : 18,29

3 (Este hombre se dice rey de los judíos. Y como Pilato estuviera dispuesto a soltarle, clamaron:) ….

4 Si sueltas a ése, no eres amigo del César. Todo el que se hace rey va contra el César. 19,12

5 Cuando Pilato oyó esto sacó a Jesús fuera y se sentó en el tribunal, en el lisóstrotos, gabbata en hebreo. 19,13

6 Era alrededor de la hora sexta. Dijo a los judíos : Ahí tenéis a vuestro rey. Contestaron los jerarcas : 19,14

7 Nosotros no tenemos más rey que el César. Entonces se lo entregó para que le crucificasen. 19,16

8 Tomaron, pues, a Jesús que, llevando su cruz, salió al llamado lugar de la Calavera, donde le crucificaron. 19,17

9 Después Jesús dijo : Todo está acabado, e inclinando la cabeza, entregó el espíritu. 19,30

10 El que lo vio da testimonio. El sabe que dice la verdad para que vosotros la conozcáis. 19,35

……….

………………………………………..

……….

……….Esta reconstrucción tenía tres pegas: La hora del capítulo segundo se daba en el versículo séptimo y la hora era la décima. Fallaba la regla … Como segunda objeción, faltaba texto en el Evangelio actual para la reconstrucción de los capítulos 4, 7 y 14. Y en tercer lugar, un capítulo precisaba el doble de versículos, el cuarto, lo que elevaba la cuenta a 15 capítulos de a 10 versículos. En aquel momento desconocía la clave numérica, por lo que no tenía modo de ir más allá.

……….En cualquier caso, Juan actual tenía 879 versículos, de los que el original podría tener 150, lo que significaba el 17 %. Había eliminado, como de redacción segunda y añadido posterior, 729 versículos, lo que no era pequeña hazaña. Y prácticamente toda la visión mágica. Eso era lo importante, acercar el Evangelio primitivo a algo real, auténtico.

……….Realmente el original primero tenía 10 capítulos de 10 versículos cada uno, total 100 versículos. Se me habían colado 50. No obstante, lo hallado permitía llegar a sustanciales conclusiones. Tales conclusiones eran tan espeluznantes que era obligado seguir investigando para encontrar una confirmación documental. No se podía salir a la calle y decir todo lo que está dicho en ese enlace y cuando a uno le pregunten las razones de todo ello, responder que uno lo ha deducido con su cabecita, discurriendo. Eso sería pura frivolidad. Había que seguir profundizando. ¿Cómo? Averiguando todo el proceso de redacción de los Evangelios, tirando de la manta por completo, descubriéndolo todo. Es sorprendente lo que se puede averiguar sobre nuestro pasado, lector.

……….Estoy tratando de que el lector interesado capte la totalidad del proceso de búsqueda. Y que diferencie entre lo que hay detrás de ambos libros y lo que hay tras … el código da Vinci, por ejemplo.

……….

Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén   Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén 

Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén 

Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén 

Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén 

Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén 

Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén 

Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén 

Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén 

Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador Juan Original en El Grupo de Jerusalén 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *