Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

“Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén” ofrece dos informaciones: El uso que hizo su autor del “Evangelio según Tomás”, pues se indican los pasajes que son dichos, o logia, de Tomás.

“Marcos original” fue

a) el taller de donde surgió el “Método primero, o filológico”,

b) el escrito neotestamentario para obtener el cual se fue dando forma al Método citado, conforme se veía necesario utilizar criterios lógicos y filológicos para separar las dos etapas sucesivas de redacción.

Explicaciones y justificaciones más amplias, en los artículos precedentes de este Método y en el libro.

.

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 9-4-2.005

.

.

.

1.

1 Apareció en el desierto Juan el Bautista, predicando el bautismo de penitencia. 1,4

2 Y venían a él de Judea y los de Jerusalén y los bautizaba en el Jordán. 1,5

3 En aquellos días vino Jesús desde Galilea y fue bautizado por Juan en el Jordán. 1,9

4 Después de que Juan fue preso vino Jesús a Galilea diciendo: “El Reino de Dios está cerca.” 1,14

5 Y poco después, vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a Juan, su hermano. 1,19

6 Y los llamó. Ellos luego, se fueron en pos de él. 1,20

7 Y entraron en Cafarnaúm y luego, en día de Sábado, entrando en la sinagoga, enseñaba. 1,21

……….

2.

1 Y se maravillaban de su doctrina, pues la enseñaba como quien tiene autoridad y no como los escribas. 1,22

2 Extendiose su fama en todas las regiones limítrofes de Galilea. 1,28

3 Y muy temprano, estando aún oscuro, salía y se iba a un lugar solitario y allí oraba. 1,35

4 E iba predicando por las sinagogas de ellos por toda la Galilea. 1,39

5 Y salió de nuevo a la orilla del mar y las gentes de los alrededores se llegaban a él y les enseñaba. 2,13

6 Y al pasar vio a Leví, el de Alfeo, sentado al telonio, y le dijo : Sígueme. El, levantándose, le siguió. 2,14

7 Y estando sentado a la mesa en casa de éste, muchos publicanos estaban recostados con Jesús y con sus discípulos. 2,15

……….

3.

1 Y los escribas, viendo que comía con publicanos, decían a sus discípulos : ¿ Pero es que come con publicanos ? 2,16

2 Y oyéndolo Jesús, les dijo : No tienen necesidad de médico los sanos, sino los enfermos. 2,17

3 Y estaban los discípulos de Juan y los fariseos ayunando. Vienen, pues, y le dicen : ¿ Por qué tus discípulos no ayunan ? (T 104) 2,18

4 Y Jesús les dijo : ¿ Acaso pueden los amigos del esposo ayunar mientras está con ellos el esposo ? 2,19

5 Mientras está con ellos el esposo no pueden ayunar. Cuando el esposo haya salido de la cámara nupcial, entonces ayunarán. (T 47) 2,20

6 Nadie cose un pedazo de paño sin tundir en un vestido viejo, pues el remiendo nuevo se llevaría el viejo y la rotura se haría mayor. 2,21

7 Y nadie echa vino nuevo en odres viejos, pues el vino rompería los odres. El vino nuevo se echa en odres nuevos. 2,22

……….

4.

1 Y oyéndolo sus allegados, salieron para llevárselo, pues decían : Está fuera de sí. 3,21

2 Y los escribas decían : Está poseído por Beelcebul, y en virtud de él enseña. 3,22

3 Y tras llamarles a sí les dijo en parábolas : ¿ Cómo puede Satanás luchar contra Satanás ? 3,23

4 Si un reino está dividido contra sí mismo, no puede durar. 3,24

5 Y si una casa está dividida contra sí misma, no podrá subsistir. 3,25

6 Y si Satanás se levanta contra sí mismo y se divide, no puede sostenerse, sino que ha llegado su fin. 3,26

7 Nadie puede entrar en la casa de uno fuerte y trastornarla si primero no ata al fuerte. Entonces trastornará la casa. (T 35) 3,27

 ……….

5.

1 En verdad os digo que todo les es perdonado a los hombres, los pecados y aun las blasfemias que profieren (T 44) 3,28

2 pero el que reniegue del (Reino no conocerá la Verdad y permanecerá en el error.) 3,29

3 Y vinieron su madre y sus hermanos y, quedándose fuera, enviaron recado para que le llamaran. 3,31

4 Y le dicen : Mira que tu madre, tus hermanos y hermanas te esperan fuera. 3,32

5 Y respondiendo les dice : ¿Quién es mi madre y quiénes son mis hermanos ? (T 99) 3,33

6 Y mirando a los que estaban sentados en círculo a su alrededor, dice : He aquí mi madre y mis hermanos. 3,34

7 Todo el que hace la voluntad del Padre, ése es mi hermano y mi hermana y mi madre. 3,35

……….

6.

1 Y de nuevo comenzó a enseñar junto al mar y les decía en su enseñanza : 4,1-2

2 Escuchad. Salió el sembrador a sembrar y a manos llenas arrojó las semillas. (T 9) 4,3

3 Unas cayeron junto al camino y vinieron las aves y se las comieron. 4,4

4 Otras cayeron entre rocas, donde no había casi tierra, y brotaron al instante. 4,5

5 Pero en cuanto salió el sol se marchitaron, y por no haber echado raiz se secaron. 4,6

6 Y otras cayeron entre abrojos, y crecieron los abrojos y las ahogaron y no dieron fruto. 4,7

7 Y otras cayeron en buena tierra y dieron fruto hacia arriba, una treinta, otra sesenta y otra cien. 4,8

……….

7.

1 Y decía : El que tenga oídos para oír, que oiga. 4,9

2 Y cuando se quedó a solas, los que había en torno a él le preguntaban por la parábola. 4,10

3 Y les dice : ¿ No entendéis esta parábola ? Entonces ¿ cómo comprenderéis las demás ? 4,11

4 El que siembra, siembra el Logos. 4,14

5 Hay semillas que caen junto al camino, pero en seguida viene Satanás y domina al Logos que se sembró en ellos. 4,15

6 Y otros se parecen a lo sembrado entre rocas, que en un principio lo reciben con gozo, 4,16

7 pero no tienen el fundamento en sí mismos y al venir la contrariedad enseguida reniegan. 4,17

8 Y otra parte se sembró entre abrojos. Estos son los que escuchan al Logos, 4,18

9 pero llegan el engaño de las riquezas y los demás deseos y ahogan al Logos. 4,19

10 Y los otros son los que se siembra en buena tierra, que escuchan al Logos y lo aceptan y dan fruto de 30, 60 o 100. 4,20

11 Y les decía : ¿ Acaso se hace la lámpara para ponerla bajo el celemín ? ¿ No es para ponerla sobre el candelero ? (T 33) 4,21

12 Pues nada hay oculto sino para ser manifestado, ni ha nacido secreto sino para salir a la luz. (T 6) 4,22

13 Y les decía : Prestad atención a lo que oís. Con la medida que midiereis sereis medidos y se os añadirá. 4,24

14 Porque al que tiene, le será dado. Y al que no tiene, aun lo poco que tiene se le quitará. (T 41) 4,25

 ……….

8.

1 Y decía : El Reino es como un hombre que echa la semilla en la tierra, 4,26

2 y ya se acueste, ya se levante, sea de día o de noche, la semilla brota y crece, sin que él sepa cómo. 4,27

3 Por sí misma la tierra fructifica, primero hierba, después espiga, más tarde grano repleto. 4,28

4 Y decía : ¿ A qué compararemos el Reino o qué parábola consideraremos ? 4,30

5 Es como un grano de mostaza, que cuando se siembra en la tierra bien cultivada es la menor de las semillas, (T 20) 4,31

6 pero ya sembrada, echa grandes ramas y hasta las aves del cielo pueden anidar bajo su sombra. 4,32

7 Y con todas estas parábolas les hablaba del Logos, según podían entender. 4,33

 ……….

9.

1 Y salió de allí y viene a su lugar natal y van siguiéndole sus discípulos. 6,1

2 Y llegado el Sabbat comenzó a enseñar en la sinagoga. Y todos los que le oían se salían diciendo : 6,2

3 ¿ De dónde le vienen a éste estas cosas y qué sabiduría le ha sido dada ? 6,3

4 ¿ No es éste el albañil, el hijo de María y hermano de Santiago, de José, de Judas y de Simón ? Y desconfiaban de él. 6,3

5 Y les decía Jesús : No hay profeta despreciado sino en su tierra, entre sus familiares y en su casa. (T 31) 6,4

6 Y les decía : Oidme todos y entended. 7,14

7 Nada hay exterior al hombre que pueda mancharle, lo que del hombre sale es lo que le mancha. (T 14) 7,15

 ……….

10.

1Y les decía : En verdad os digo que hay algunos de los que aquí están que no gustarán la muerte sin ver antes el Reino. 9,1

2 Y llegaron a Cafarnaún. Y una vez en casa, les preguntaba : ¿ Qué discutíais en el camino ? 9,33

3 Pero ellos callaban, porque en el camino habían discutido sobre quién era el primero. 9,34

4 Y sentándose, les llamó y les dijo : Si alguno quiere ser el primero, sea el último y el servidor de todos. 9,35

5 Y tomando a un niño, le colocó en medio de ellos, y cogiéndole en brazos, les dijo : 9,36

6 Quienquiera que acoja a uno de estos niños, acoge al Padre. 9,37

7 Jesús dijo : Buena es la sal, mas si la sal se vuelve insípida, ¿con qué la sazonareis? Tened la sal en vosotros mismos. 9,50

 ……….

11.

1 Y levantándose de allí se llega a la región de Judea, al otro lado del Jordán, y según su costumbre, enseñaba. 10,1

2 Y acercándose unos fariseos para ponerle a prueba, le preguntan si le es lícito a un hombre repudiar a su mujer. 10,2

3 El respondiendo, les dijo : ¿ Qué os mandó Moisés ? 10,3

4 Ellos dijeron : Moisés permitió escribir el certificado de divorcio y repudiarla. 10,4

5 Jesús les dijo : Ante la dureza de vuestro corazón os escribió este mandato. 10,5

6 Mas en el principio los hizo varón y hembra. Por esto dejará atrás el hombre a su padre y a su madre, 10,6-7

7 y vendrán a ser los dos una sola carne. Por tanto, lo que Dios unió, no lo separe el hombre. 10,8-9

 ……….

12.

1 Y llegados a casa, los discípulos le preguntaban de nuevo acerca de esto. 10,10

2 Y les dice : Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio con ella. 10,11

3 Y si ella, tras divorciarse de su marido, se casa con otro, comete adulterio. 10,12

4 Y le traían niños para que le tocaran. Los discípulos les reprendieron. 10,13

5 Viéndolo Jesús, les dijo : Dejad que los niños vengan a mí, no se lo impidáis. De los que son como ellos es el Reino. 10,14

6 En verdad os digo, quien no acoja el Reino como un niño, no podrá entrar en él. (T 22) 10,15

7 Y tras tomarles en brazos les bendecía, poniendo sus manos sobre ellos. 10,16

……….

13.

1 Y cuando partía, uno de los que estaba sentado junto a él, le preguntó: Maestro bueno ¿qué haré para heredar la Vida Eterna? 10,17

2 Jesús le dijo : ¿ Por qué me llamas bueno ? Nadie es bueno excepto Uno. Conoces los mandamientos. 10,18

3 No matar, no adulterar, no hurtar, no dar falso testimonio, no defraudar, honra a tu padre y a tu madre. 10,19

4 El le dijo : Maestro, todas estas cosas las he guardado desde mi juventud. 10,20

5 Jesús le miró con cariño y le dijo : Una cosa te falta. Anda, vende cuanto tienes, dalo a los pobres y ven, sígueme. 10,21

6 Pero él, poniéndose triste ante esta proposición, se fue cabizbajo, porque era dueño de muchas posesiones. 10,22

7 Y mirando alrededor dice Jesús a sus discípulos : ¡ Cuán difícilmente entrarán en el Reino los que tienen posesiones ! 10,23

 ……….

14.

1 Los discípulos se asombraban de sus palabras. Pero Jesús tomando la palabra de nuevo les dice : 10,24

2 Le es más fácil a un cordel pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el Reino. 10,25

3 Muchos primeros serán los últimos, y los últimos, los primeros. (T 4) 10,31

4 Sabeis que los que aparentan dominar a las naciones las someten y los poderosos las dominan. 10,42

5 No sea así entre vosotros, sino que quien de entre vosotros quiera hacerse grande, sea vuestro servidor, 10,43

6 y el que de vosotros quiera ser el primero, esté pendiente de todos. 10,44

7 De la misma forma que yo no he venido a ser servido, sino a servir. 10,45

 ……….

15.

1 Y vienen de nuevo a Jerusalén. Y cuando andaba en el Templo vienen a él los escribas 11,27

2 y le dicen : ¿ Quién te dio autoridad para enseñar todo eso que enseñas ? 11,28

3 Y Jesús les dijo : Os haré una pregunta, respondedme y os diré con qué autoridad enseño. 11,29

4 El bautismo de Juan, ¿era del cielo o de los hombres ? 11,30

5 Y razonaban entre sí diciendo : Si decimos “Del cielo”, dirá : Entonces, ¿por qué no creísteis en él ? 11,31

6 Pero ¿ cómo vamos a decir de los hombres ? Porque todos tenía a Juan como el profeta que era. 11,32

7 Y respondiendo a Jesús dicen : No sabemos. Y Jesús les dice : Ni yo os digo con qué autoridad hago estas cosas. 11,33

 ……….

16.

1 Y comenzó a hablarles en parábolas : Un hombre plantó una viña, la arrendó a unos labradores y se fue de viaje. 12,1

2 Y al tiempo envió un siervo a los labradores para que recibiera de ellos los frutos de la viña, (T 65) 12,2

3 y tomándole, le golpearon y le enviaron de vacío. 12,3

4 Y de nuevo les envió otro siervo y a éste le golpearon en la cabeza y le insultaron. 12,4

5 Aún tenía un hijo y lo envió diciendo : Respetarán a mi hijo. 12,6

6 Pero aquellos labradores se dijeron : Este es el heredero. Matémosle y su herencia será nuestra. 12,7

7 Y apresándole, le mataron. 12,8

 ……….

17.

1 Y buscaban prenderle porque sabían que había hablado de ellos en la parábola. 12,12

2 Enviaron a él a unos de los fariseos y de los herodianos para apresarle por lo que dijera. 12,13

3 Y al llegar le dicen : Maestro, sabemos que eres veraz y no te preocupas de nadie. ¿ Es lícito pagar impuesto al César ? 12,14

4 Mas él, conociendo su hipocresía, les dijo : ¿ Por qué me probáis ? Traed un denario para verlo. (T 100) 12,15

5 Ellos lo trajeron. Y les dice : ¿ De quién es esta imagen y la inscripción ? Ellos le dijeron : Del César. 12,16

6 Jesús les dijo : Pagad al César lo del César y lo de Javhé a Javhé. Y se quedaron sorprendidos. 12,17

7 Y uno de los escribas le preguntó : ¿ Cuál es el primer mandamiento ? 12,28

 ……….

18.

1 Respondió Jesús : El primero es : Escucha Israel, Javhé es nuestro Dios, Javhé es único, 12,29

2 y amarás a Javhé tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. 12,30

3 El segundo es éste : Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay ningún otro mandamiento mayor que éstos. 12,31

4 Y le dijo el escriba : Bien dicho, Maestro. En verdad dices que es uno y no hay otro además de Él. 12,32

5 y que amarle con todo el corazón y amar al prójimo como a sí mismo es más importante que todos los holocaustos y sacrificios. 12,33

6 Y Jesús le dijo : No estás lejos del Reino de Javhé. 12,34

7 Y nadie ya se atrevía a preguntarle, pero la gente le escuchaba con gusto. 12,37

 ……….

19.

1Y en su enseñanza decía : Guardaos de caminar con ropas lujosas y de los parabienes en las plazas, 12,38

2 de los primeros asientos en las sinagogas y de las presidencias en los banquetes. 12,39

3 Habiéndose sentado en el monte de los Olivos, frente al Templo, Jesús comenzó a decirles : 13,3

4 Os entregarán a los sanedrines y en las sinagogas seréis azotados, y compareceréis ante los gobernantes y los reyes. 13,11

5 El hermano entregará a la muerte al hermano y el padre al hijo y se levantarán los hijos contra los padres y les darán muerte. 13,12

6 Aprended de la higuera la enseñanza. Cuando sus ramas están tiernas y echa hojas, conocéis que el estío está próximo. 13,28

7 También vosotros, cuando veáis suceder estas cosas, entended que (vuestra liberación) está próxima. 13,29

 ……….

20.

1 Faltaban dos días para la Pascua. Y buscaban los jerarcas cómo prenderle y matarle. 14,1

2 Y Judas Iscariote, uno de los discípulos, se fue hasta los jerarcas para entregárselo. 14,10

3 Al oírle se alegraron y prometieron darle dinero. Y buscaba el momento oportuno para entregarle. 14,11

4 Y celebrada la Pascua llegan a Getsemaní, y dice a sus discípulos : Sentaos aquí hasta que haya orado. 14,32

5 Y de pronto aparece Judas y con él un grupo numeroso con espadas y garrotes mandados por los jerarcas. 14,43

6 Ellos pusieron sus manos sobre él y le prendieron. 14,46

7 Y dejándole huyeron todos. 14,50

 ……….

21.

1 Y llevaron a Jesús ante el Sumo Sacerdote, y se reúnen todos los jerarcas con los ancianos y los escribas. 14,53

2 Muchos testimoniaban en falso contra él, pero sus testimonios no coincidían. 14,56

3 El Sumo Sacerdote preguntó a Jesús diciendo : ¿ No respondes a lo que éstos testifican contra ti ? Mas él callaba 14,60

4 De nuevo le preguntó, diciendo : (Te conjuro en nombre de Javhé que me digas en virtud de quién enseñas a nuestro pueblo. 14,61

5 Y él le dijo : Yo enseño el camino del Reino en el nombre de Javhé.) …….

6 Y el Sumo Sacerdote rasgándose las vestiduras dijo : ¿ Qué necesidad tenemos ya de testigos ? 14,63

7 Oisteis la blasfemia. ¿ Qué os parece ? Y ellos le condenaron diciendo que era reo de muerte. 14,64

 ……….

22.

1 Y muy temprano lo llevaron de allí y lo entregaron a Pilato. 15,1

2 Y le preguntó Pilato : ¿Eres tú el rey de los judíos ? 15,2

3 Y los jerarcas le acusaban de muchas cosas. 15,3

4 Pilato le preguntaba de nuevo, diciendo : ¿ No respondes nada ? 15,4

5 Pero Jesús nada respondió, al punto que Pilato se sorprendió, 15,5

6 porque conocía que por envidia se lo habían entregado los jerarcas. 15,10

7 Y Pilato, tras azotarle, entregó a Jesús para que fuese crucificado. 15,15

 ……….

23.

1 Y le conducen fuera para crucificarle. 15,21

2 Y le llevan a la zona del Gólgota. 15,22

3 Y le crucifican. Era la hora de tercia. 15,24

4 Y la inscripción de la causa estaba escrita encima : “El rey de los judíos.” 15,26

5 Y a la hora nona gritó Jesús con voz fuerte y expiró. 15,34

6 Había también unas mujeres observando desde lejos entre ellas María la de Magdala María la madre de Santiago y Salomé, 15,40

7 que cuando estaba en Galilea le seguían y servían y otras que habían subido con él a Jerusalén. 15,41

……….

……………………………..

……….

……….El texto a que llegué era el anterior, con el equivalente a 15 capítulos de 7 versículos cada uno Ello suponía 105 versículos primitivos, de los 678 que tiene Marcos actual. Es decir, había eliminado 573, el 84´5 % y quedaban como originales y auténticos, es decir, históricos, sólo el 15´5 %. Lo que en ese relato se narra, lo tiene el lector delante. Lo que en ese relato se omite es evidente, la inmensa mayoría de nuestros dogmas, toda la base de nuestra religión.

……….No era imprescindible ser un genio para darse cuenta del descalabro ideológico que suponía para nuestra sociedad que los Evangelios hubieran tenido el proceso de redacción que el método daba a conocer. No era preciso ser un experto para darse cuenta de que todas nuestras creencias estaban en el candelero, de que, si se confirmaba lo que daba de sí el método, se estaba descubriendo un engaño ideológico a nivel mundial, o, si se prefiere, a nivel de todo Occidente. Era suficiente.

……….A Occidente le habían tomado el pelo unos avispados, ¿encabezados por quién? ¿De cuándo partía el monstruoso engaño? Había que obtener pruebas documentales, había que saber quién, cuándo, cómo  y para qué. Había que salir de dudas sobre la tremenda interrogante que se había planteado con lo hallado.

……….¿Cabía seguir tan feliz, aquí no pasa nada? Pensé que no. Un ser humano al que no le importe ser engañado en toda su forma de ver la vida no es un ser humano, es un vegetal o, a lo sumo, un borrego. Lo siento, amigos, pero lo pensé y lo sigo pensando. Que me perdonen los medios de comunicación de alcance nacional. Todavía ignoro a qué reino y a qué género pertenecen.

……….

Siguiente artículo: Tesis quince. El caballero humanista.

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”,  “La Salud”, recientemente “Año 303. Inventan el Cristianismo” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén  Un ejemplo Borrador de Marcos original en El Grupo de Jerusalén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *