Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4

Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4

Paz y Luz. Agosto de 2.019

.

.

.

………. 

……….   Otro instrumento fue “las multitudes virtuales”. Los romanos no dejaban formarse multitudes, por el temor a un levantamiento de las masas. Y sin embargo, en torno a Jesús no dejaban de formarse multitudes, ante las cuales Jesús realizaba portentosos milagros. Eran dos circunstancias que hacían sospechar que el pasaje era inventado e irreal. No era parte del relato original.

……….  He de decir que conforme iba incorporando más instrumentos, iba pudiendo eliminar pasajes enteros posiblemente interpolados e iba apareciendo un esbozo del “Marcos original” buscado.

……….  Otro instrumento que sirvió para los ajustes finales fue el inicio de los Capítulos. Me puse en el pellejo de interpolador, del segundo redactor. Él tenía ante sí Marcos original, dividido en capítulos. Y se disponía a ampliarlo, añadiendo sus pasajes preferídos. Cuando  llegaba a un capítulo nuevo tenía dos opciones: O bien empezaba su versión por las frases del original, o bien comenzaba de otra manera e incorporaba parte del original más adelante.

……….  Este método para hallar “Marcos original” lo denominé el “Método filológico”, ya que empleaba instrumentos filológicos para separar el original de la interpolación. Este Método se aplicaba cuando en el texto había Conocimiento, como es el caso de Marcos. La parábola del sembrador es un capítulo de Marcos original, con Conocimiento.

……….  Si hallar el original de Marcos fue relativamente fácil, una labor continua, con Juan las cosas iban a ser más difíciles. El problema era que Marcos estaba relacionado con Mateo y Lucas, mientras que Juan era un Evangelio aislado, son conexión con na-die. Hice un resumen, con una línea para cada capítulo de Juan, para tratar de hallar nexos lógicos del relato. Ya desesperaba de lograr avances, tras varios meses de análisis, cuando un día que lo retomaba, vi que en el capítulo 6 se hablaba de “pan de vida”. Y en el capítulo 7 se hablaba de “agua de vida”. Además, en el capítulo 11 se hacía referencia a la “luz”, mientras que en el capítulo siguiente se hacía un contraste entre “luz y tinieblas”.

……….  En concreto, en Juan 11.9 se lee: “Si uno camina de noche tropieza, porque no hay luz en él.” Y luego en Juan 12,35: “Caminad mientras tenéis luz, pues el que camina en tinieblas no ve por dónde va.” La duda en aquel momento era si el interpolador había respetado la totalidad del texto original o si había omitido pasajes enteros del original. De ser así las cosas, jamás recuperaríamos “Juan original”. La solución final de-mostró que se habían respetado todas las frases del original.

……….  Al tener abundantes textos con las dos etapas de redacción separadas, pude hace un estudio de muletillas, ideas-fuerza y “modus operandi” de distintos autores, Marcos, Juan, Santiago … Entonces comprobé para mi sorpresa que coincidían muletillas, ideas-fuerza y “modus operandi” de escritos distintos, como Marcos, Juan y Santiago. Surgió una hipótesis por demás turbadora: ¿Serían los autores Marcos, Juan y Santiago una misma persona? Una respuesta afirmativa era tan explosiva que debían encontrarse pruebas mucho más contundentes que las filológicas halladas. Juan se terminó de hallar el original en Agosto de 1.996. Hacía 4 años que había iniciado la investigación.

……….  Otro hecho que no he comentado es que en Marcos interpolación aparecieron abundantísimas expresiones paulinas, contenidas en numerosas Epístolas de Pablo. Concretamente, en Romanos, Efesios, Tesalonicenses, Corintios, Colosenses, Timoteo y Filemón. Le llegó el turno al Apocalipsis. Y en él aparecieron infinidad de expresiones y muletillas paulinas. Un total de 29 expresiones o conceptos. Entre ellas, tribulación, la importancia de fornicar, la paciencia, listas de malvados y maldades, “hay que velar”, falta poco tiempo, “engaños y mentiras”, “he aquí”, toques de trompetas, “escritos en el libro de la vida” y otras muchas.

.

Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4

.

……….  El puzle se complicaba. Un estudio de bloques, otro concepto de gran importancia facilitó el análisis del Apocalipsis, que constaba de 6 bloques perfectamente diferenciados. El primero, el de las siete iglesias, formado por los tres capítulos. El último, el de la Parusía, los dos últimos. Había 4 capítulos libres, de enlace, los 4, 7, 14 y 20. Pude hallar “Apocalipsis original”, formado por 5 capítulos de 20 versículos cada uno. Un total de 100 versículos.

……….  Otro hecho que descubrí en esta primera parte de la investigación, fue que Pablo, Mateo y Lucas escribieron sus Evangelios en la misma habitación, formando “un equipo redactor”. Esto surgió comparando frases de Mateo 3,7-12, Lucas 3,7-17 y Marcos 1,1-8.

……….  Y suponiendo la escena. Los dos autores de Mateo y Lucas tienen delante el Evangelio de Marcos, que pude demostrar que había sido el primero en ser escrito. Si supuestamente estaban alejados uno del otro, cabe que ambos escriban “El que detrás de mí viene es más fuerte que yo …” porque ese texto parece en Marcos.

……….  Pero no cabe que ambos escriban exactamente “Raza de víboras, ¿quién os ha enseñado a huir de la ira que llega? “ Ni “Tiene ya el bieldo en su mano para limpiar la era y almacenar el trigo en el granero.” Y sin embargo ambos párrafos aparecen paralelamente en Mateo y Lucas: Luego lo escribieron conjuntamente, como parte de un equipo redactor.

……….  Ya se ve que una investigación da mucho de sí, si uno persevera y enlaza hallazgo tras hallazgo. Pero aún faltaba mucho más por encontrar. Lo que he relatado hasta ahora forma parte de los 6 primeros años de la primera investigación, en la que aparecieron las dos etapas de redacción, que ya hemos explicado. En la segunda parte, los 6 años siguientes parecieron las firmas de Simón, que fue otra de las pruebas definitivas.

……….  El primer cabo para las firmas de Simón fue la expresión “epi ths ghs” (pronunciar epi tes gues) que significa “sobre la tierra”. Esta muletilla no era muletilla paulina, era de otro redactor. A ese redactor, que escribió en el Apocalipsis, lo llamé “epi ths ghs”.

……….  Y me dije: “Pueden haber sucedido dos cosas: Que a este redactor nadie le en-cargara escribir ningún otro libro cristiano. En tal caso, no encontraré nada suyo con esta muletilla y habré perdido el tiempo en mi búsqueda. Pero si ha escrito algo más cristiano, habrá empleado esa misma muletilla y lo encontraré.” Y me puse a leer con todo cuidado todos los libros cristianos primitivos escritos en griego, en “Padres Apostólicos” y en “Padres apologetas griegos”, de F. Daniel Ruiz Bueno, S.J., editados ambos por la BAC.

……….  Cuando iba leyendo el Martirio de Policarpo, al final del mismo se leía: “Yo”, venía luego 6 palabras, y tras ellas “habiéndolo escrito”, seguían 12 palabras, y luego el final de la frase, “en lo que sigue”. Pero no quedaba casi nada, seis líneas. Lei con tdo cuidado lo que seguía. Y era:

.

……….  Sinagagon auta ede  –  (sjedon) ek tu jrono kekmekota,

……….  Ina kame sinagague  –  o Kurios Ihsus Jristus

……….  Meta tum eklectum aiton  –  eis thn ouranion  –  basuileian autu,

……….  O/W h doxa sin to Patri   –  kai aguío Pneumati  (eis)    ths aionas ton aiwnon

……….  Amen.

.

……….  Era un acróstico puesto adrede por el autor, no me cabía ninguna duda. ¿Pero cuál era la regla de formación del acróstico? Con sólo un caso, un ejemplo, no tenía mucha información. Busqué textos con un ritmo marcado, como el del pasaje recién hallado. Recordaba que existían. Y en ellos pronto vi que las letras “s”, “i”, “o” y “n” eran muy frecuentes. No así la “M”. Tras varias pruebas comprobé que si aceptaba en la misma columna vertical 6 espacios, encontraba firmas de “Simwn” y muchas más de “Simon”.

….

Continuará en la tercera parte.

.

.

.

Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4  Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4  Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4 

Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4  Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4  Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4 

Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4  Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4  Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4

Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4 Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4  Una investigación sobre los orígenes del Cristianismo 2 de 4

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *