Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Vida después de esta vida

……….Ya sabemos lo que debemos hacer en esta vida: Acceder a la Plenitud. Y el instrumento para lograrlo es esa «Capacidad de Percepción» que aquí llamamos Fondo. Hemos de ponerlo en marcha, volverlo ágil y operativo. Ya sabemos cómo se logra eso, poco a poco, con las Reglas y aprendiendo a trabajar con el Fondo. Así podremos barruntar por nosotros mismos la Vida después de esta vida.

……….Preguntémonos ahora:

……….¿Qué será del Fondo cuando nuestra vida termine?

……….¿Va a algún sitio?

……….¿Con qué se va a encontrar?

……….  En una palabra, ¿qué hay después?

……….El Fondo es nuestra participación en la Sabiduría Divina. Él debe contestarnos a estas preguntas. Y ése sería el camino, si no hubiera una educación desacertada, si no nos hubieran contado otras cosas que nada tiene que ver con la Realidad. Siendo las cosas así, no parece prudente tener que esperar a conectar con el Fondo para saber estas cosas. Tómelas el buscador como una posibilidad, como una alternativa a lo que siempre oyó. Y cuando trabaje ya con su Fondo, compruebe con Él si aquí teníamos razón.

……….El Fondo es lo que se va al Otro Lado cuando termina nuestra vida sobre la Tierra. Cuando el «frasco» se rompe, del uso, la Esencia que había dentro se evapora y asciende. Va al Lugar de las Esencias. Sube hasta el regazo del Padre. Retorna al Lugar de donde proviene.

……….Sube con su estatura, con su capacidad de percepción. La Dimensión de la Esencia es la Dimensión de lo Uno, de la Divinidad. Allá sólo entra lo que es de lo Uno. Y sólo nuestro Fondo pertenece a lo Uno, por eso vuelve a la Casa del Padre. Y Allí hay muchas moradas.

……….Vida después de esta vida

Vida después de esta vida, cuando llega la Belleza.

              Vida después de esta vida, que la hay.

……….La Vida después de esta vida

……….Hay habitaciones de alquiler, apartamentos, duplex, chalets y grandes mansiones. Y cada Fondo va al lugar que cada uno se ha preparado. Claro que Allí no hay envidias: Los Fondos no pueden sentir nada negativo.

……….Imagínese el lector que Allí es como si el Fondo de cada uno fuera de una edad. Los niños en el Fondo se pasarán la vida con los niños como ellos. Los adolescentes en el Fondo no jugarán, pasearán y charlarán con los de su edad. Y los adultos saborearán la vida completa que sólo los adultos conocen y perciben. Todos los Fondos son Allí felices, cada cual en la medida de su altura en la Evolución.

……….Allí el tiempo no existe, la Dimensión es atemporal. No eterna, atemporal. Por eso el ir Allá no es una pérdida irreparable. Ni una faena. Faena es tener que seguir bregando aquí abajo, a menos que uno viva identificado con su Fondo.

……….* Nos han dicho que el bien más preciado es la vida.

……….* El bien más preciado es la Plenitud.

……….* Nos dijeron que la muerte era un mal irreparable.

……….* El volver al Hogar propio es un Gozo.

……….* Nos dijeron barbaridades sobre el Más Allá.

……….* No hay lugar en este mundo en que se esté tan bien como Allá.

……….Nos tenían que meter miedo. Necesitaban nuestro miedo para que nos sintiéramos vulnerables. Y a la vuelta a la Casa del Padre le llamaron «muerte», en vez de llamarle Amanecer, dejada atrás la noche. Y la pintaron de negro, cuando es volver a la Luz. Nos amenazaban con el Más Allá. Es como si nos dijeran: «O me obedeces, o llamo a tu madre.» ¿Hay cosa más absurda que esa amenaza?

……….Que nos quede claro, sin desarrollar el Fondo y asomarnos a la Dimensión Superior. la del Uno, no se pueden entender nada de la vida. Y menos de la mal llamada «muerte». Una ampliación, basada en hechos reales, de este artículo, en este otro: «Vuelta a Casa.«

.Cómo es la Vida después de esta vida

Copyrigth (c) Fernando Conde Torrens      7

……….Vida después de esta vida, una juerga.

……….

Foto http://www.freejpg.com.ar               Siguiente artículo: El Plan.

.

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

20 comentarios en “Vida después de esta vida”

  1. Marcela dice:

    El miedo es el arma que se inventaron para que el ser humano no avance, no innove, no descubra: «Mantengo ignorante al pueblo y seré un Rey.» Esa es, en mi parecer, la estrategia absurda y subreal establecida por estos fascistas que nos hicieron mucho daño.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Sí, Marcela, el creador del Cristianismo necesitaba que se creyeran su invento, su mentira. Y para eso dio importancia a la fe, «creed el cuento que os meto». Y para reforzar la cosa, se inventó y empeoró lo que los egipcios daban por cierto al llegar la muerte: Que si habían sido buenos iban a gozar del cielo y si habían sido perversos, se los comía una fiera, «la fiera devoradora de hombres». Pero Lactancio cambió la fiera por un suplicio eterno, el fuego. Se quemaban seres vivos en la Antigüedad como castigo por crímenes contra el Estado. Y así surgió la idea del infierno, un lugar donde la carne se regenera para ser quemada de nuevo, una y mil veces. Lo describe con todo detalle en sus «Instituciones divinas», último libro de los siete de que constan. Hay que ser monstruoso para inventarse algo así y Lactacnio lo era, un ser repugnante. Es penoso que todavía en Occidente se siga danto crédito a semejanter aberración. Un cordial saludo.

    2. Fernando Conde Torrens dice:

      En efecto, pero esa estrategia sólo es útil par las personas con escasa confianza en sí mismas, crédulas, sencillas. Hoy un 80 % de personas hemos superado el mito cristiano y – tal vez sin grandes estudios, ni grandes títulos – hemos dicho que no a la enseñanza de nuestros antepasados. Sólo son una minoría de personas crédulas o personas interesadas, que se manitienen afectas por respetabilidad. El miedo fue válido en la Edad Media, en la Antigüedad, con el pueblo ignorante, analfabeto, sin posibilidad de formarse por su cuenta. Hoy ya no es válido.

      Un saludo.

      1. No!Los que están en esa condición son desafortunamente la mayoría de las personas que siguen escuchando y aceptando las monsergas de los curas que ni ellos mismos se creen.De allí de las conductas que se observa y que son inapropiadas en ellos mismos.

        1. Fernando Conde Torrens dice:

          Me parece que no has entendido bien el fondo del artículo, Roberto. En el artículo se habla de las personas que ascienden a la Dimensión de lo Uno. No de las que se quedan por aquí abajo, pegadas a lo mundano por relaciones de odio, lástima, o afecto mal entendido. A ésas sería de aplicacin lo que indicas, pero de ésas no se habla en el artículo, sino de la gran mayoría, que, tras la muerte, es capaz de seguir su curso natural y suben depuradas de todo lo negativo en que cayeron estando vivas. Me parece que te estás refiriendo a personas que están aún aquí, y yo me refiero a las personas que se han ido ya de aquí, de la vida terrenal. Ya me dirás si me equivoco.

          Un abrazo.

  2. Buenas tardes Dr. Conde: Acabo de ver el video del Sr. David Parceriza sobre lo que segun él un investigador explica al momento de la muerte. Dice que el túnel y la luz blanca es una trampa de los Arcontes, entidades negativas que hacen todo para engañar a nuestra Alma y borrar nuestra memoria. Haciéndonos reencarnar de nuevo a partir de cero. Y son pocos los que pueden escapar a esa trampa.

    Del 1 al 10 le doy el 0, pues es más de lo mismo, un nuevo infierno, una contra-candela de los vestidos de púrpura para atemorizar a los encautos. Creo que Parceriza peca muchas veces de ingenuo.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Hay dos tipos de personas, Roberto, que defienden lo contrario a la Realidad: Los que, con osadía, se meten a hablar y a enjuiciar en un campo que no dominan, y los que quieren defender sus tópicos, desoyen las razones que se presentan en contra y siguen insistiendo en el montaje de siempre, aunque sea con palabras nuevas.

      Para hablar de las cosas trascendentes hay que tener experiencia propia, haber desarrollado las Capacidades Superiores y así no yerras nunca, porque sabes lo que es verdad y lo que no. El que no las tiene, tiene que elegir entre lo que dice un montón de gente, casi todos que no saben tampoco. Y lo más fácil es que se equivoque, como le ocurre al presentador. No se puede saber de todo.

      Hace poco oí al Dr. Garnier explicando que hay no pocos «científicos» que se aferran a sus opiniones, que niegan todo lo trascendente, y se agarran a un clavo ardiendo para negar todo lo relacionado con lo sutil. Eran los de las alucinaciones de hace años, los de la química actualmente, y cualquier cosa que pueda servir de base para su negativa. No lo experimentan ellos y defienden que nadie puede hacerlo, porque – continúan suponiendo – no la hay.

      Son lo que los propagandistas del «montaje» cristiano, pero en versión negativa, movidos por sus convicciones. Posiblemente el llamado «investigador» era de éstos. No hay que creer a nadie, sino desarrollar pacientemente lo que ellos no pueden desarrollar – porque ni creen que exista – y comprobarlo por uno mismo. Es el único camino.

  3. Carlos dice:

    Sr. Fernando, no entendí el tópico donde usted dice que el fondo de cada uno disfrutará
    en el más allá como niño, o como adolescente, o como adulto. Se tendrá que optar por
    una de dichas condiciones o se podrá pasar a voluntad de una a otra cuando el fondo de cada uno quiera. Además, usted dice: «el fondo de cada uno», pero según lo que yo leí en los textos hindúes y griegos, «lo Uno», «el Todo», «el Fondo», etc. es único,
    es el uno sin segundo, así como la sal se disuelve en el agua del mar, así la esencia,
    el fondo de uno, el espíritu de uno, el atma, el purusa, la consciencia individual de uno
    se disuelve en el Uno. Podría aclararme estas dudas. Según lo que leí de Yoga, de
    Tantra, y de Budismo tántrico, la consciencia individual se funde en la Consciencia
    Pura, única, trascendente, eterna, omnisciente, omnipotente, es decir en la unión
    indiferenciable de Siva-Sakti o Paramátma o Brahmán eterno y trascendente.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Una buena pregunta, Juan Carlos. Se ve que el tema le interesa, pues ha estudiado muchos escritos sobre él.

      Todo lo que ha leído es cierto, pero hay que situarlo en el tiempo. Dar por descontado que eso sucede cuando morimos tras esta vida actual nuestra, ahí está el fallo. Esa asunción es optimista en exceso.

      Esa unión con la Plenitud divina sucede, se da, pero cuando nosotros somos también Plenitud “en acto”, no sólo Plenitud “en potencia”, como ya enseñaba Plotino hacia el año 260 EC.

      Para que eso sucede, uno ha de haber desarrollado las Capacidades Superiores de modo que tenga la Mente Superior instalada en su ser como mente por defecto. El Corazón Superior instalado en su interior como corazón por defecto, y haber utilizado el Cuerpo Superior en varias de sus facultades.

      Con la Mente Superior empleada de continuo, sabrá todo lo que sabe la Plenitud divina. Con el Corazón Superior sentirá en todo momento como siente la Plenitud divina. Y con el Cuerpo Superior se relacionará siempre que lo desee con los seres trascendidos, que son ya sólo Capacidades Superiores. Además de otras propiedades que se logran con ese Cuerpo en marcha.

      En una palabra, vivirá en esta dimensión terrena perteneciendo también a la Dimensión Superior. Y entonces sí, entonces, a su paso a la Dimensión propia, se identificará con la Plenitud divina, de la que ya es una parte.

      Debe considerar, Juan Carlos, que la Plenitud es incompatible con la menor sombra de negatividad. Si en nuestro ser hay todavía restos de negatividad, la Felicidad y la Plenitud se esfuman, se ausentan, huyen despavoridas (es un decir). Y esto no es que sea yo riguroso y exigente, es la Ley de afinidad la que opera en esto, “lo igual se identifica con lo igual”.

      Muy buena pregunta y muy buen camino el recorrido. Un fuerte abrazo.

  4. Carmen dice:

    Buenas noches,

    En primer lugar, muchísimas gracias por este trabajo y experiencias recopiladas. Compartirlas me resulta un verdadero acto de generosidad, como si fueras un donante de la libertad que presta el descubrimiento.

    Siempre he pensado que es mejor preguntar que suponer.

    He comenzado este curso pero, no sé si he comprendido bien cómo se encuentran ligados los artículos del Camino con las prácticas a realizar.

    Cuándo debo realizar la práctica 1. Espero no parecer demasiado «simple» pero, simplemente, deseo hacerlo correctamente.

    Gracias anticipadas. Un abrazo plagado de gratitud,

  5. Fernando Conde Torrens dice:

    Entra, Carmen, en este enlace que te dejo al final y lee lo referente al Primer Curso de la Carrera de la Evolución. Empieza por las Reglas, elige sólo dos de ellas, una de las dos primeras y otra de las otras 4 siguiente, excepción con la Regla 7. Y vete practicando hasta que notes que has mejorado mucho el porcentaje de tiempo que aplicas las dos Reglas elegidas. Haz ese examen y si lo pasas, añade otra más, y así hasta que las cumplas todas del orden de un 80% del tiempo. Luego pasa a la Asignatura siguiente, siempre dentro del Curso Primero.

    Pregunta las dudas en el artículo que trate sobre lo que no entiendes. El Camino y Prácticas son dos temas a ir trabajando al unísono, alternando. Práctias te dice cómo usar la teoría del Camino. Puedes leer más cosas, pero lo que se dice «practicar», siguiendo las Asignaturas de cada Curso.

    Enlace: http://www.sofiaoriginals.com/la-senda/practicas/

  6. Carmen dice:

    Muchísimas gracias, Fernando. Me pongo a ello.
    Un abrazo

  7. Soledad dice:

    Estamos hablando de que reencarnamos tantas veces como haga falta para poder cambiar para pasar de habitaciones a xalet a masion etc?
    Para pasar de adolescente a adulto etc?

  8. Fernando Conde Torrens dice:

    Más o menos, Soledad. Dicho en plan coloquial, está bien expresado. En plan un poco más preciso, todos somos portadores de Semillas de Plenitud, que están en esta ocasión más o menos desarrolladas. Las componentes de no Plenitud (por las asignaturas pendientes) no son conscientes de su no Plenitud, viven en el despiste. En cambio, las Componentes de Plenitud son conscientes de su grado de desarrollo, pero no pueden guiar al humano que está sometido aún a las otras componentes, las componentes duales, que pueden acertar o equivocarse. Y en esta existencia se da una pugna entre ambos tipos de componentes para sobreponerse, para guiar al individuo.

    Cuando permanecen sólo las componentes de Plenitud, con su grado de desarrollo, al pasar al Otro Lado, ellas, cuando corresponde, toman la decision acertada de proseguir su rumbo hacia la Plenitud completa, y deciden volver, y hacerlo en el lugar en que mejor puedan superar sus asignaturas pendientes. Eso sólo se comprende bien cuando se opera con esas Componentes plenas. Con las otras no se acaba de comprender. Yo les hablo a sus Componentes plenas, Soledad …

  9. Pepe Martín dice:

    Hola Sr. Conde,

    He leído su libro “303. Inventan el Cristianismo” y me parece genial. Genial de genio, por el trabajo que lleva, y revolucionario, por sacar a la luz mucho de la verdad oculta. También por el atrevimiento a publicar algo así en una sociedad como ésta, desbaratando todo lo que dan por cierto millones de personas. Y además, sin tener detrás un emperador como Constantino, que le defienda de tanto lobo.

    He leído el libro y he leído algunos artículos de esta página, que, sinceramente me dan ánimos a hacer un cambio en el trayecto de mi vida e indagar en sus teorías, porque me atraen.

    Pero el comentario que yo quería expresarle tiene que ver con este artículo sobre la vida después de esta vida. Todo lo que escribe sobre la vida terrenal de aquí, el Fondo, la rampa, y sobre todo Las Reglas, me parece que tienen un sentido. Es cuando habla de la vida después de la muerte cuando mi ser siente un rechazo. Se me viene a la cabeza Lactancio y sus escritos y me da que pensar, y es que usted, me parece que al hablar de la vida después de la muerte, al igual que Lactancio, está creando una nueva religión, recopilando datos de otras religiones, y en su caso de la cultura pre-romana, porque al afirmar que hay vida después de la muerte, cosa que nadie puede aseverar, ni certificar, está usted también creando una especie de Fe.

    No sé si me explico bien; no soy de Letras, la verdad.

    Seguiré leyendo sus artículos, tal vez no haya comprendido aún la esencia.

    Saludos
    P. Martín

  10. Fernando Conde Torrens dice:

    Buenas tardes, Pepe. Me alegro de que el libro llene sus expectativas. Y que también lo hagan algunos artículos de «El Camino». Verá, la diferencia entre lo que aquí se expone y el Cristianismo es que aquí se rechaza la fe, la creencia, aceptar algo porque lo diga otro. No. Eso nunca.

    Una doctrina de verdad huye de recurrir a la fe, a la aceptación de lo que no agrada, lo que echa para atrás. No acepte NADA que le eche para atrás. Lo que esté en línea con lo que Vd. piensa acéptelo, porque le encaja con lo que piensa. Y lo que no le encaje, deséchelo y no le haga caso.

    Tenga en cuenta que «El Camino» no es como el libro, que se lee y ya está. Lo de las Reglas y otras cosas es para practicarlo, no sólo para leerlo y estar de acuerdo.

    Sobre lo del refrito. No. No es ningún refrito. Es el Conocimiento de los Maestros griegos antiguos, de entre los siglos cinco antes de Cristo y dos después de Cristo. Lo tiene explicado en este enlace:
    https://www.youtube.com/watch?v=cW2s7n7d950&t=703s

    El que el Cristianisno, doctrina falsa, hable de «vida después de la muerte» no significa que no la haya. Ni que la haya, ni que no la haya. Eso es algo que uno debe explorar y experimentar, con los «instrumentos» adecuados. En «El Camino» se explica cómo se ponen en marcha esos «instrumentos». Deduzco que Vd. no los tiene en marcha, por eso desconfía. Perfecto; acepte lo que la vaya y rechace lo que no le vaya. No hay otro camnino … Formar su propio criterio. Nadie perderá con ello …

    Sugerencia: Le pueden ayudar las demás preguntas y respuestas que hay en este mismo artículo de otras personas como Vd.

    Un cordial saludo

    1. Pepe Martín dice:

      Hola Sr. Conde, gracias por contestar.

      Me ha gustado mucho su respuesta, sobre todo el: “No acepte NADA que le eche para atrás. Lo que esté en línea con lo que Vd. piensa acéptelo, porque le encaja con lo que piensa. Y lo que no le encaje, deséchelo y no le haga caso”.

      Esta página la encontré gracias al video que usted me indica más arriba, mientras buscaba entrevistas que usted ha dado. El libro lo terminé hace un par de semanas, por lo que sí, es cierto que nada tengo en marcha porque lo acabo de descubrir.

      Y no le molesto más, tan sólo contarle que hace años escribí un artículo (para los amigos, por supuesto nada científico ya que aún ni estaba demostrado que estos dos tipos de humanos convivieran) sobre la mezcla entre el hombre de neandertal y el homo sapiens, en el cual yo llegaba a la deducción que en esa mezcla que hubo salió el hombre actual, el cual tiene una HERENCIA GENÉTICA de los dos, y según el TANTO POR CIENTO que cada uno llevamos de esa herencia, neandertal/homo sapiens, seremos más o menos pensadores, jajaja, que es lo que usted llama despiertos y dormidos.

      Al ver su video y leer su página, mi impresión ha sido infinita, porque no son alucinaciones mías, usted lo hace serio, científico. Siempre me ha perseguido ese pensamiento: El por qué hay personas que no despegan (idiotes, dormidos) y otros, «buscadores», despiertos que llama usted.

      La verdad es que siempre me he sentido un «buscador», y al ver su idea, me parece tan innovadora, tan necesaria… Gracias.

      Saludos

      Pepe

  11. Fernando Conde Torrens dice:

    Estimado Pepe: No todo, ni principalmente es genética en lo del «nivel de Evolución». Yo diría que no es nada genético en ese delicado y fundamental campo. La clasificación segun el nivel de Evolucion es la clasificación más interesante respecto a los humanos. ¿Por qué nos diferenciamos? Porque unos aprovechan la estancia en la Tierra para mejorar, perfeccionarse, pulirse, ganar en cualidaddes positivas, lo que los griegos llamaban «areté», que significa muchas cosas, pero también Perfeccion. Y cuando la emplean los Maestros, significa lo más profundo que pueda uno elegir de todas las acepciones posibles.

    Tender a la Perfección, eso nos asemeja con la Plenitud divina, nos hace crecer la Semilla. Y se produce el acercamiento, y uno pasa a «prokoptes» y va ascendiendo, enseñado por quien sabe, practicando, incorporando, hasta volverse «sofos», y haber puesto en marcha esas Capacidades = Semilla.

    Lea despacio y esté atento a qué le pide por dentro la semillita que tiene en marcha.

  12. Cristóbal Martínez Escutia dice:

    Muy buenas noches Sr. Conde, en primer lugar agradecerle su gran dedicación y esclarecedor trabajo. Como buscador he navegado por distintos lares y en todos he podido vislumbrar algo de esa Verdad. Al leer esta página no he podido evitar recordar aquella hermosa frase de mi querido Krishnamurti: «Intentad, sin esfuerzo, vivir con la muerte, en un silencio sin tiempo». Siempre es agradable contactar con personas como usted, gracias.

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Gracias a Vd., Cristóbal, por su amable misiva. Krisnamurti está hablando de lo que aquí llamamos la Meseta. Es cuando se han incorporado al menos dos de las Capacidades Superiores, excluído el Cuerpo Superior. Es un buen consejo.

      En efecto, es reconfortante comprobar que no estamos solos en el mundo y que otros humanos buscan lo mismo que nosotros. La soledad puede acomplejar, pero sólo al principio.

      Un fuerte abrazo con el alma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *