Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El patio de butacas tras un mes

……….. Así es el patio de butacas tras un mes del teatro en que nos movemos con esto de “Simon opera magna”. Hay espectadores de todas las tendencias y opiniones.

.

© Copyright Fernando Conde Torrens

.

……….He entrado en varios Foros en los que se habla del libro. Varias personas me han dado su opinión. Eso me permite esbozar la situación, cuando ha pasado un mes de la presentación, como si de un teatro se tratara. En el escenario dos micrófonos, en uno el autor del libro, el otro, libre para el que quiera subir y decir unas palabras. El patio de butacas está ocupado por gentes diversas, las hay para todos los gustos.

……….En la parte izquierda, los asistentes leen su periódico, sin hacer caso de lo que pase más allá de su butaca. Tanto les da quién tenga razón. Los otros discuten de cosas absurdas, ellos no creen en Dios … ¿qué más les da si Cristo existió o no? “Tonterías para gente chiflada”, piensan. Es una postura coherente con su criterio y a respetar.

………Algunos de la parte izquierda suben al micrófono libre y dicen al resto que están locos, que las religiones desunen más que unen, aunque religión venga de re-ligare. Y creo que tienen razón  …

………En la parte opuesta, hay gente que está de charla entre ellos y tampoco se enteran, ni les interesa lo que se dice por los micrófonos. Han oído decir de qué va la función pero lo que se expone en el panfleto ése es tan absurdo que sería estúpido concederle atención. Es perder el tiempo y entrar en el juego del “autorcillo” ése, ebrio de celebridad por un segundo. También es cierto que, para su fuero interno, tienen razón, ¿cómo se la vamos a quitar?

……….Codo a codo con ellos, aunque un poco más hacia el pasillo central, otros suben ocasionalmente al escenario y aseguran que el libro, que jamás leerán, sólo dice tonterías. Y los de su zona les aplauden. Sería tonto decirles que se equivocan  … ¿para qué?

.

El patio de butacas tras un mes

    El patio de butacas tras un mes

.

……….Volvamos a la zona izquierda. Algunas personas más cerca del pasillo suben y dicen que están completamente de acuerdo con lo expuesto en el libro y que no les extraña nada, ya que eso lo habían pensado ellos más de una vez. No puedo negar que estas personas me caen bien  …

……….Y ahora sólo queda la gran zona central, en la que distingo tres posiciones. Unos dicen, “lo he leído y creo que tiene razón”. Son los menos. Hay más que dicen, “lo he leído y me quedan dudas, que voy a aclarar”. Pero la gran mayoría pregunta “¿de qué habláis?” Porque pasaban, llovía, han visto gente y han entrado. Les entiendo a todos, yo en su lugar adoptaría una de esas tres posturas. ¿Cómo voy a vituperarles? Todo lo contrario, me siento más cerca de ellos que de otros.

……….En los palcos, los equipos con cámaras y taquígrafos observan, cavilan y no se mueven. Esperan. ¿Se moverán?

……….Bien, cada postura es perfecta. No podía ser de otro modo. No sólo hay que aceptarlas con resignación, sino como algo normal. Somos una sociedad plural y plurales son nuestras elecciones en tema de ideas. Los que suben al escenario y hablan, autor incluido, se desnudan en tema ideológico a la vista del público. No lo saben, pero al subir al escenario sus vestiduras se vuelven transparentes. Lo que pasa es que sólo ven su interioridad los que miran al escenario desapasionadamente, los que no aplauden, que no son demasiados.

……….¿Cómo sigue la historia? Dentro de otro mes, nuevo diagnóstico.

……….. El patio de butacas tras un mes

Siguiente artículo: Las raíces de mi fe.

.

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  https://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

. El patio de butacas tras un mes

. El patio de butacas tras un mes

. El patio de butacas tras un mes

. El patio de butacas tras un mes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *