Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Reflexiones sobre las Cartas de Juan

“Reflexiones sobre las Cartas de Juan” son deducciones que hice al analizar dichas Cartas y que puede hacer cualquier lector que tenga un Nuevo Testamento en su casa.

.

© Copyright Fernando Conde Torrens

.

.

.

        Las conclusiones que resultan del análisis de las 3 Cartas de Sabiduría que Eusebio puso en boca de Juan no pueden ser muy distintas a las que se extrajeron de Santiago ya que, curiosamente, tanto Santiago como Juan tuvieron la misma idea. Cada uno, por separado, escribieron o bien dos o bien tres textos de Sabiduría. Santiago, que era mayor, escribió dos Cartas de Sabiduría. Juan, que era más joven y tenía más vida por delante, escribió tres.

        Nadie sabe por qué misteriosa razón, a ambos se les ocurrió colocar en sus respectivos escritos firmas de Simón-Pedro, tanto en los versículos como en las frases. Y a los dos se les ocurrió que sus propios escritos debían quedar más difuminados. Y ambos, por separado, interpolaron profusamente sus escritos sabios con doctrina opuesta a la Sabiduría. Y también, caprichoso destino, se les ocurrió colocar en sus nuevas aportaciones una doble cadena de firmas de Simón-Pedro, en versículos y frases .

        Y no contentos con la deformación que su capa de interpolación roja había causado a sus primeros escritos, todavía los deformaron más a base de añadir una segunda retahila de versículos entrometidos entre el texto anterior. Capa que escribieron ambos con tinta azul y en la que también colocaron alguna que otra firma de Simón- Pedro, su viejo compañero de andanzas.

        No se le oculta al lector que esta manera de describir la historia no es la que doy por real. Es un pequeño truco para hacer más amena la lectura de un proceso que no es novedad en absoluto.

        El lector asiduo a este blog ha podido asistir a la progresiva atención que he ido poniendo en las comas que están en el texto y que, sin embargo, hay que prescindir de ellas porque no dividen realmente frases en las que se sitúan las firmas en las frases. Y al nacimiento de la explicación que a las mismas he dado. Tal vez ha sido en esta Carta de Juan donde la anotación de tales comas se ha hecho de manera más concienzuda.

        Pues bien, el sentido común dice que si hay dos grupos de signos de puntuación que provienen de procesos diferentes, será posible distinguirlos. Que un autor que compone su escrito con cierta tranquilidad, separando sus frases con signos de puntuación, con la aviesa intención de colocar en cada frasecita una hermosa letra de su firma, actúa de muy distinta manera, digo yo, que un astuto enviado papal que, después de mirar a cada lado, inunda el viejo texto de signos de puntuación a diestro y siniestro. Hay una circunstancia, descubierta al hacer el recuento, que delata al sembrador granujilla: Éste no puede colocar sino comas, mientras que el autor podía colocar comas o puntos, a su discreción. Para eso el texto era suyo. ¿Por qué el segundo no puede colocar sino comas? Esa es una pregunta que va a quedar en el aire, para que el lector vaya practicando el viejo arte de interesarse en acrósticos ocultos.

        Ese análisis es un trabajo que nos queda por hacer. Pero ya podemos adelantar que en la carta de Juan hay más de 50 signos de puntuación superfluos. Bastará compararlos con los signos de puntuación que separan las frases en las que se asienta la cadena de firmas en las frases, para ver si obedecen al mismo patrón. Pero eso lo haremos otro día, hoy es demasiado tarde.

        Las cuñas azules de Juan insisten en lo negativo del texto al que se añaden, presentan alguna argumentación por paralelismo e introducen a un nuevo personaje del Antiguo Testamento, sustraído al pueblo judío, el de Caín, que mató a su hermano. ¿Y por qué le mato? Ah …!

.

Reflexiones sobre las Cartas de Juan

    Jerusalén en el año 1 EC

.

        Por último, las muletillas de lo añadido en la segunda y tercera etapa, roja y azul, es decir, de lo que no es Sabiduría, resultan ser las siguientes:

.

                Pecado/pecar amartia  …………….. 22 veces.

                Todos pas  ………………………………. 13 veces

                Verdad/verdadero alezeia  ………. 12 veces

                Testimonio martirion  ……………… 11 veces

                Fe pistis/pisteo  ………………………… 6 veces

                Unos a otros al-lelous  ………….. 3 veces

                Purificar kazareo  ………………….. 2 veces

                Últimos escatos  …………………….. 2 veces

.

        Al comparar, resulta que de las 8 muletillas localizadas de “Juan”, seis coinciden con las del interpolador de Ignacio, las subrayadas. La muletilla testimonio está tomada del Evangelio de “Juan”, que supuestamente se puso en boca del también supuesto Juan. Y la insistencia en el concepto de pecado parece ser propia de esta carta. El objetivo de la misma ya sabemos cuál es, amedrentar al personal. Cosa que se logró durante siglos y que sólo los mayores recordamos.

        Hay que decir que en cada escrito se incorporan muletillas nuevas. Y ello porque en cada escrito se pretendía algo, tocar cierto tema. Ello hace que ese tema pase a ser muletilla especialmente intensa en ese escrito en particular. Bien, lector, hemos terminado de analizar lo poco de Sabiduría que hay en el Nuevo Testamento. Nos queda el plato fuerte, lo que ahora denomino Juan documento base pulido. Si se pule, contiene sólo Sabiduría. Si no se pule y se deja en Juan documento base, contiene alguna que otra referencia al montaje.

        Hace un par de años, cuando abrí la web, aún no había descubierto que Jesucristo era un personaje de ficción. Pensaba entonces, por tanto, que Juan original era el único Evangelio que reflejaba la auténtica doctrina del Maestro bueno. Lo que yo llamaba Juan original era realmente Juan documento base pulido. El lector que distinga entre Sabiduría y barbaridad y desee acceder a él, tiene ese texto en este enlace.

        Y con esto terminamos por hoy. Mañana, Dios dirá, que se decía antes.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Reflexiones sobre las Cartas de Juan  Reflexiones sobre las Cartas de Juan  Reflexiones sobre las Cartas de Juan  Reflexiones sobre las Cartas de Juan

Reflexiones sobre las Cartas de Juan Reflexiones sobre las Cartas de Juan  Reflexiones sobre las Cartas de Juan  Reflexiones sobre las Cartas de Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *