Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Una comparación

Una comparación

.

.

.

 

……….   “En el vientre de una madre había dos bebés.  Una comparación

……….   Uno preguntó al otro: – ¿Crees en la vida después del parto?

……….   El otro respondió: – Por supuesto. Tiene que haber algo después del parto. Tal vez estemos aquí para prepararnos para lo que viene más tarde.

……….   – Tonterías, dijo el primero. ¿Qué clase de vida sería esa?

……….   El segundo dijo: – No lo sé, pero habrá más luz que aquí. Tal vez podamos caminar con nuestras propias piernas y comer con la boca. Tal vez tengamos otros sentidos que no podemos entender en este momento.

……….   El primero replicó: – Eso es absurdo. El cordón umbilical nos proporciona nutrición y todo lo demás que necesitamos. El cordón umbilical es demasiado corto. La vida post-parto está fuera de discusión.

……….   El segundo insistió: – Bueno, creo que hay algo y tal vez es diferente de lo que es aquí. Tal vez ya no necesitemos este tubo físico.

……….   El primero disputó: – Tonterías, y además, si realmente hay vida después del parto, ¿por qué nadie ha vuelto de allí?

……….   Bueno, no lo sé, dijo el segundo … Pero ciertamente vamos a encontrar a mamá y ella nos cuidará.

……….   El primero respondió: – ¿Mami? ¿De verdad crees en mamá? Es ridículo. Si mamá existe, ¿dónde está ahora?

……….   El segundo dijo: – Ella está a nuestro alrededor. Estamos rodeados de ella. Somos de ella. Ahí es donde vivimos. Sin ella este mundo no existiría, ni podría existir.

……….   Dijo el primero: – Bueno, no puedo verla, así que es lógico que no exista.

……….   A lo que el segundo respondió: – A veces, cuando estás en silencio, si te concentras y realmente escuchas, puedes notar su presencia y escuchar su voz amorosa”.

.

……….   Esta fue la forma en que un escritor húngaro explicó la existencia de Dios. ¡Uno de los textos más bellos que he leído!

.

Una comparación

.

.

Una comparación  Una comparación  Una comparación  Una comparación  Una comparación  Una comparación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *