Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Apocalipsis de Juan Ya ya

Apocalipsis de Juan Ya ya

.

© Copyright Fernando Conde Torrens

.

.

.

        Vamos a emplear un argumento nuevo para descubrir qué sucedió en la Historia, el estudio de los textos cristianos. Y creo que podré llevar al ánimo del lector que un libro antiguo es, como suele decirse, un libro abierto. Y los escritos cristianos no son una excepción, sino todo lo contrario.

        Se pueden obtener infinidad de indicios razonables sobre cómo se escribió un determinado libro. Si no se estudia un texto antiguo y se disecciona hasta el menor detalle, defiendo que es porque no hay ganas de hacerlo. Porque poder, se puede. Un ignorante de todas estas cosas, el que suscribe, un porquero cualquiera, se empeñó en aclarar cómo estaban escritos los textos que formaban la base de sus creencias. Porque me basaba en los tres axiomas que indiqué ayer y que no voy a repetir, están al inicio de este enlace, por si el lector empieza su lectura hoy.

        El artículo de hoy toma material del capítulo 11 de “El Grupo de Jerusalén”. En aquellos tiempos, yo me había leído varias veces las Epístolas de Pablo, hasta el punto de haberme familiarizado con el vocabulario paulino. Con este elemental bagaje, leí detenidamente el Apocalipsis y encontré numerosas frases que ya conocía, que aparecían en casi todas las Epístolas de Pablo. Hasta el punto que se formó en mi mente la idea de que, con gran probabilidad, el Apocalipsis era obra de Pablo, no de Juan.

        Mirando las cosas desde la perspectiva que tengo hoy, veo que de la simple comparación del estilo de redacción yo había llegado a una conclusión correcta: El autor de las Epístolas de Pablo y el autor del Apocalipsis son la misma persona. En aquel entonces yo pensé que este autor era Pablo. Hoy mantengo que el autor de las Epístolas y el Apocalipsis es Eusebio de Cesárea. Que el autor de las Epístolas y el Apocalipsis es una misma persona es algo que un ignorante como yo obtuvo. ¡Qué no obtendrá un equipo de Filólogos independientes dedicados al tema …!

        Voy a ofrecer al lector mis hallazgos, los argumentos en los que me basé para deducir, sin saber que Simón existía, que la mano que escribió el Apocalipsis era la misma que había redactado las Epístolas de Pablo. Insisto, cómo se fueron formando las sospechas está expuesto en el libro “El Grupo de Jerusalén”. Lo expuse allá con bastante detalle por una reflexión que me hacía a mí mismo: No puedo decir a la sociedad en la que vivo

.

Señores, viven Vds. engañados por sus líderes religiosos, todo aquello en lo que creen es una falsificación;

eso sí, muy bien hecha

.

sin demostrar con el mayor detalle las razones en las que me basaba. Tenía que ofrecer pruebas. Y en eso ando, porque dos libros escritos en plan de divulgación no son el arca donde se puedan meter todas los argumentos hallados. Hace falta más arca.

        En un libro ideológico, como cualquiera del Nuevo Testamento, se inculcan ideas. Como estas ideas se inculcan con fuerza, les llamé ideas-fuerza. Quería, además, poder emplear la palabra “ideas” sin referirme a las ideas inculcadas en nuestros “textos sagrados”. Ya sabe el lector que muletillas son esas palabras que repetimos al hablar, o al escribir, sin darnos cuenta de ello. Unas muletillas que algunos jóvenes, y no tan jóvenes, tienen podrían ser “bueno”, “vale”, “tío” o “ehhh…”.

        Lo que está en letra cursiva está tomado de “El Grupo de Jerusalén”.

.

Apocalipsis de Juan Ya ya

.

IDEAS-FUERZA Y MULETILLAS DEL APOCALIPSIS.

 

        En el Apocalipsis aparecen las siguientes ideas-fuerza:

.

                1. Todo el texto gira en torno a la venida del Señor.

                2. El tiempo está próximo, falta poco tiempo.

                3. El Señor viene sobre las nubes.

                4. Se da importancia al acto de fornicar, al adulterar.

                5. Advierte de la necesidad de velar, porque el Señor vendrá como ladrón.

                6. Los fieles se sientan en tronos y tienen el poder de juzgar.

                7. Se repiten listas de malvados y de maldades.

                8. El Reino se inaugura en el momento del juicio de los hombres.

                9. Utiliza frecuentemente citas y figuras de las Escrituras.

.

        En el texto del Apocalipsis se ven las siguientes muletillas:

.

                10. Elogia la “paciencia” en los fieles.

                11. Elogia la “caridad”.

                12. Se prodiga la palabra “tribulación”.

                13. Se favorece el concepto de “ser fiel”.

                14. Utiliza la expresión “mi Dios”.

                15. Utiliza la expresión “he aquí”.

                16. Abundan los toques de trompeta.

                17. Usa la expresión “un gran terremoto como nunca lo hubo desde que …”.

                18. Se cita varias veces “la copa de la ira del Señor”, la “cólera del Señor”.

                19. Se utiliza el vocablo “primicias” aplicado a los seguidores de Jesús.

                20. Se habla de “engaños” y “mentiras”.

                21. Un ángel llama “consiervo” al vidente.

                22. Los fieles son los “que están escritos” en el libro de la vida.

                23. Son juzgados los muertos “cada cual según sus obras”.

                24. Se habla de “un cielo nuevo, una tierra nueva y una Jerusalén nueva”.

                25. Se habla de los fieles como “los sellados”.

                26. Se denomina “vasos de barro” a los no elegidos.

                27. Se elogia la profecía.

                28. Hay frases que se inician con el pronombre “yo”.

                29. Doxologías que finalizan un pasaje, con “poder, honor, gloria o imperio”.

.

        Localicé en el Apocalipsis 9 ideas-fuerza y 20 muletillas que estaban asimismo presentes en las Epístolas paulinas. Tomemos una de ellas, la número 29, doxologías.

        Doxología proviene del griego doxa (pronunciar doxa) que significa gloria. Una doxología es un discurso (logos) para dar gloria (doxa) a Dios. Generalmente, la doxología cierra un pasaje. Reproduzco a continuación los pasajes de las Epístolas paulinas donde también hay doxologías.

        29. Doxologías que finalizan un pasaje, con “poder, honor, gloria o imperio”.

I Timoteo 1,17: Al Rey de los siglos, inmortal, invisible, único Dios,

                el honor y la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

I Timoteo 6,15-16: Al Rey de reyes y Señor de señores,

                                al único que tiene la inmortalidad,

                                al de la casa de luz inaccesible,

                                al que ninguno de los hombres vio ni puede ver.

                                A Él honor y poderío por los siglos. Amén

Gálatas 1,5-6:         según voluntad de nuestro Dios y Padre,

                                a Él sea la gloria por los siglos de los siglos.

Efesios 3,21:             A Él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús

                                en todas las generaciones por los siglos de los siglos.

Romanos 11,36:      Porque de Él y por Él y para Él son todas las cosas.

                                A Él la gloria por los siglos. Amén.

Romanos 16,27:      Al único Dios sabio, a través de Jesucristo,

                                a Él sea la gloria por los siglos de los siglos.

II Timoteo 4,18:      El Señor me librará de toda obra mala

                                y me salvará para su reino en los cielos.

                                A Él sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

.

            El lector me podrá objetar que cualquier libro cristiano, e incluso religioso, puede y debe emplear doxologías, puesto que inculca la reverencia hacia Dios. De acuerdo, tomemos entonces una muletilla que no tenga nada que ver con Dios, la muletilla número 12, tribulación. Esta palabra aparece 5 veces en el Apocalipsis.

.

        Búsqueda de “tribulaciónzliyis (zlipsis) en las Epístolas paulinas:

I Tesalonicenses.

                        1, 6. “Incluso en medio de grandes tribulaciones …”

                        3, 3. “… a fin de que nadie se desazone por estas tribulaciones, …”

                        3, 4. “… ya os advertimos que seríamos atribulados, …”

                        3, 7. “… en medio de nuestras necesidades y tribulaciones.”

II Tesalonicenses.

                        1, 4. “… y en las tribulaciones que soportáis.”

                        1, 6. “Pues es justo … devolver tribulación a los que os atribulan, …”

                        1, 7. “… y a vosotros, atribulados …”

I Corintios.

                        7,28. “… tendréis así que estar sometidos a la tribulación de la carne, …”

II Corintios.

                        1, 4. “…  en todas nuestras tribulaciones para que …  a todos los atribulados.”

                        1, 6. “Pues si somos atribulados …”

                        1, 8. “No queremos, hermanos, que ignoréis la tribulación que …”

                        2, 4. “Os escribo en medio de una gran tribulación …”

                        4, 8. “De mil formas somos atribulados …”

                        4,17. “Pues por la momentánea y ligera tribulación nos prepara …”

                        6, 4. “… en mucha paciencia, en tribulaciones, …”

                        7, 4. “… reboso de gozo en todas nuestras tribulaciones, …”

                        7, 5. “… sino que en todo fuimos atribulados, …”

                        8, 2. “… que la gran tribulación con que hemos sido puestos a prueba …”

Romanos.

                        2, 9. “Tribulación y angustia especialmente …”

                        5, 3. “… nos gloriamos incluso en las tribulaciones …”

                        5, 3. “… conocedores de que la tribulación produce la paciencia …”

                        8,35. “¿La tribulación, la angustia …?

                        12,12. “Vivid … pacientes en la tribulación, …”

Filemón.

                        1, 7. “… pensando añadir tribulación a mis cadenas.”

                        4,14. “… tomando parte en mis tribulaciones.”

Colosenses.

                        1,24. “… lo que falta a las tribulaciones de Cristo …”

Efesios.

                        3,13. “… no desmayéis a causa de mis tribulaciones por vosotros.”

 

        Resumí en un Cuadro las coincidencias halladas. Si en el apartado de ideas-fuerza comunes, hay en las Epístolas paulinas 15 referencias a la venida de Cristo y 9 en el Apocalipsis, se resume tal hecho en la línea primera. E igual las demás. Los resultados de este Cuadro se usarán como referencia en lo sucesivo.

CUADRO RESUMEN COMPARATIVO

CONCEPTO         Epístolas paulinas     Apocalipsis

.

Ideas-fuerza

.

1. La venida.                             15                     9

2. Falta poco.                            2                     11

3. Sobre las nubes.                    2                     2                                                                                           

4. El fornicar.                           7                   10                                                                                                                            

5. Como ladrón.                       2                     2

6. Los fieles y el juzgar.           1                      1

7. Listas de maldades.             8                      3

8. El Reino con el juicio.          2                      3

9. Citas de las Escrituras.     39                     28

.

           Muletillas

.

10. La paciencia.                     9                     7

11. La caridad.                       6                      2

12. Tribulación.                     28                     5

13. Ser fiel.                              5                     3

14. Mi Dios.                             3                    4

15. He aquí.                             –                     3

16. La trompeta.                     3                     10

17. Gran terremoto.                 –                     3

18. La ira del Señor.                 8                    6

19. Primicias.                           3                     1

20. Mentiras.                            4                     4

21. Consiervo.                          1                     3

22. Escritos en el libro.             2                    5

23. Según sus obras.                 4                     4

24. Un cielo nuevo.                  2                     3

25. Los sellados.                       3                     3

26. Vasos de barro.                  3                     1

27. La profecía.                        5                     1

28. Yo.                                       9                    5

29. Doxologías                         6                     7

.

        Es decir, hay una gran cantidad de vocablos que se repiten, ideas comunes, muletillas comunes … Y son palabras o usos peculiares. Por ejemplo, la insistencia en el concepto de “tribulación“. O la insistencia en referirse a “la ira del Señor“. Esto no es muletilla, es más bien mentalidad … ¿deformada? ¿Qué clase de maestro en ideología insiste en “la ira del Señor”? Y así, sucesivamente.

        Al igual que con doxologías o con tribulación, en el libro se indican los pasajes donde aparecen cada una de las 27 coincidencias entre Epístolas y Apocalipsis. Estoy convencido de que esos 27 puntos de contacto no son los únicos que existen, pero son los que yo obtuve de mi análisis comparativo entre las Epístolas de Pablo y el Apocalipsis. Indicaré que las muletillas 15 y 17 no aparecen en las Epístolas, pero son frecuentes en los Evangelios y en otros escritos del N.T. Por eso las incluí.

        Lo anterior es un pequeño resumen de los argumentos que he encontrado para sospechar que las Epístolas paulinas y el Apocalipsis tienen algo en común. Sin duda, falta mucho para poder afirmar que pertenecen al mismo autor. Ese trabajo tendrán que hacerlo otros.

        Y para terminar voy a aportar las firmas de un pasaje del Apocalipsis. Lo he elegido porque es el pasaje más largo en el que no interviene el segundo autor. Ya que cuando aparece otra posible mano parece que la duda se cierne sobre el asunto. No obstante, hay un par de frases dudosas. Las incluyo porque deseo referirme a ellas.

        En la primera cuña azul está la expresión epi tes gues, “sobre la tierra”, que ahora se confirma no era de Eusebio, sino de Osio, Azul. Que la expresión sobre la tierrasea una muletilla es un fallo de vocabulario. No hace falta decir que el grano de mostaza es la menor de las semillas que hay sobre la tierra, pues no hay semillas sobre el mar, ni sobre el cielo. Bastaba con decir que es la menor de las semillas. Y como esto, en otros muchos lugares.

        El otro tema que me agrada exponer es el tema de los “sellados“, muletilla número 25 del cuadro anterior. En una de las versiones que poseo del Apocalipsis, la que he usado, después de cada número viene el sustantivo, sellados. En las demás, el sustantivo ha desaparecido. Con ello, las firmas se esfuman. Por eso mantengo que para buscar firmas, hay que tener varias versiones del texto que se estudia. Cualquier variación del texto o de la puntuación introduce “ruido” en la búsqueda. Si uno puede acudir a varias fuentes, las probabilidades de eliminar el “ruido” aumentan.

       ¿Que no le inte4resa a la mayotría encotnrar fallo alguno en neustros “textos sagrados”? Vale, aceptado. Pero luego no hagamos como con la interpolación de Flavio Josefo sobre Jesús, “bueno … lo de ser el Mesías y haber resucitado al tercer día, seguramente será añadido pío, pero lo demás es bueno y genuino, faltaría más …”.

        Me mantengo en mi convicción, una obra de la envergadura de todo el Nuevo Testamento hecha fraudulentamente, con pugnas internas entre sus autores, ha dejado más rastro que un caracol de que es una falsificación. Que las queramos seguir y descubrir o que no interese descubrirlas, eso ya es otra cuestión. Pero pruebas de una falsificación tan gigantesca las hay, y a miles. Basta con tener ganas de encontrarlas. Las encuentran hasta un ignorante, como el dueño de este blog …

.

……….  Fernando Conde Torrenses autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya  Apocalipsis de Juan Ya ya

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *