Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Búsqueda y Ciencia

Ya en dos artículos anteriores – “La Ciencia y lo Sutil” y “Esto es Ciencia– reivindicábamos el carácter científico de todo lo relacionado con la búsqueda, de todo lo que hablamos en este apartado de la Web. Con este artículo, Búsqueda y Ciencia, ampliaremos aquello con nuevos planteamientos.

Definamos primero qué debemos calificar como científico.

..

Científico, dice el Diccionario Espasa Quince, es

“lo perteneciente a la Ciencia”.

Y Ciencia es el

“conocimiento cierto de las cosas por sus principios y causas”.

.

Lo que estamos haciendo aquí es descubrir las Leyes a las que obedece la Naturaleza, la Naturaleza de los seres humanos. Esas Leyes son fijas y ciertas, invariables y universales. El que algunos aspectos no sean conocidos y puedan sorprender al lector mass media es algo obvio: Todos los descubrimientos tienen esa propiedad, sorprenden por su novedad. Si no fuera así, no serían descubrimientos. Si no los hubiera, no avanzaría la Ciencia. Pero, a pesar de todas las extrañezas primerizas, la Ciencia, felizmente, avanza.

– Búsqueda y Ciencia

Búsqueda y Ciencia

      Búsqueda y Ciencia

.

En tiempos de Galileo, por poner un ejemplo, se pensaba de modo general que los planetas solares y los demás astros giraban alrededor de la Tierra; que la Tierra donde habitamos era el centro del Cosmos. Galileo, con su recién construido catalejo, se dio cuenta de que la Tierra giraba alrededor del Sol. Era el único que mantenía tal cosa en su ciudad. Publicó su descubrimiento y eso le perdió. Su conocimiento entraba en colisión con lo que creía la  inmensa mayoría, todos menos él. Entre ese “todos” había gente poderosa. Además, la cita de Josué en el Antiguo Testamento, lo de “¡Párate, oh Sol!” contradecía a Galileo. Y le hicieron retractarse.

.
……..Este hecho histórico nos revela varios aspectos de los descubrimientos novedosos.

.

……..Demos un salto en el tiempo y acerquémonos a nuestro tema. Repasemos cómo investigaba C. J. Jung. Preguntaba a todos sus pacientes y algunos, varios, le informaban de que sabían cosas de manera innata, con un conocimiento del tipo ciencia infusa. Que preguntaban mentalmente y les llegaba la respuesta por el pensamiento.

.
……..Como ese fenómeno no era un caso aislado, sino que se repetía en varias personas que no se conocían entre ellas, ni podían haberse puesto de acuerdo para engañarle, lanzó la Teoría del Subconsciente Colectivo, lo que aquí llamamos – por experiencia propia y ajenas múltiples – Mente Superior.

.
……..Pensaba Jung que si varias personas accedían a tal Fuente del Saber, la tal Fuente era una realidad, y tal hecho, el poder acceder, era una Ley de la Naturaleza. Por eso se acabó aceptando su tesis. Y pasó, lo del Subconsciente Colectivo, a explicación científica, que terminó por enseñarse a los futuros licenciados en tal rama de la Ciencia.

.
……..Mucho después, Raymond Moody, Doctor en Medicina, hizo lo mismo con personas que habían tenido la experiencia de “la casi muerte”, proceso que consistía en que, a consecuencia de una agresión casi fatal, el individuo se veía separado del cuerpo material y accedía a experiencias inefables, para volver luego a “caer” en esta dimensión material. Como esas personas, que nunca habían hablado unas con otras, referían la misma experiencia, Moody dedujo que ello era un hecho real, no inventado, que ese proceso era una Ley de la Naturaleza, algo que se daba en la realidad. Su libro “Vida después de la vida” produjo, hacia 1.975, sensación. Hoy hay ya muchos libros que abundan en lo mismo. Todavía no ha pasado 50 años de su hallazgo.

           .
……..Jung y Moody no experimentaron aquello sobre lo que investigaban. Sólo pudieron hablar con personas que decían haberlo experimentado. Eso no les impidió acertar, y descubrir un hecho, proceso, o Ley de la Naturaleza.

.

Su saber, lo que descubrieron, pasó a ser científico. No es científico lo que es invento interesado, imaginación de un trastornado, sugestión en un ser sensible, o cuento a todas luces imposible, porque vulnera otras Leyes de la Naturaleza ya descubiertas. Lo que es real, lo que es cierto, es científico, porque se conocen sus principios o causas. Y lo es aunque lo experimente poca gente, aunque lo desconozca la inmensa mayoría, lo vemos en la Historia. La Ciencia no es democrática. No es científico sólo lo que opina la mayoría. Búsqueda y Ciencia

……… Búsqueda y Ciencia

Hay un tiempo – que en seguida sabrá el lector dónde lo he oído, que es de unos cincuenta años – que debe pasar entre el descubrimiento y que eso pase a ser aceptado por la mayoría y ésta lo reconozca como científico. Y cincuenta años son la vida de un ser humano, o casi toda una vida, contando desde la mayoría de edad, o desde los veinte años. De modo que si uno no es un niño prodigio e inventa algo a los diez años, corre el peligro de morirse, o de jubilarse – que es algo parecido, pero en tono menor – sin que sus hallazgos sean reconocidos como científicos.

……… Búsqueda y Ciencia


Siguiente artículo: Búsqueda y Ciencia 2.


Fernando Conde Torrens es autor de «Año 303. Inventan el Cristianismo», recientemente editrado, «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

. Búsqueda y Ciencia

 Búsqueda y Ciencia                    En colaboración con T.

. Búsqueda y Ciencia

. Búsqueda y Ciencia

. Búsqueda y Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *