Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Camille Claudel 5 y su drama

Camille Claudel 5 y su drama

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens

.

.

.

           En la etapa de la vida de Camille Claudel a la que estamos asistiendo, la artista, influenciada evidentemente por el trance que acaba de pasar, refleja en su obra su propio drama. Leyendo a sus biógrafos comprendemos que al ser abandonada por Rodin Camille sufrió lo que puede considerarse que es la segunda gran traición de su vida: La primera fue la falta de afecto de su madre. Y esa realidad quedó tan fuertemente grabada en su sensibilidad que algunas de sus obras más significativas posteriores se van a relacionar con el trauma soportado, como el grupo titulado La Edad Madura. En ella, la Vejez, representada por una persona ciertamente anciana, acoge a un hombre maduro, quine deja atrás a la estatua que se denomina la implorante, una joven que ve partir al hombre y nada puede hacer para retenerle. El lector juzgará. La sábana ondulante vuelve a adquirir las proporciones debidas.

Camille Claudel, 1.899. La Edad Madura, bronce, 114x163x72 cm. Museo Rodin.

Camille Claudel 5 y su drama

        (Fuente: Le Figaro. Hors-série. Camille Claudel. Marzo 2.008.)

        Otra vista de La Implorante, esta vez de costado.

Camille Claudel, 1.899. La Edad Madura, bronce. Detalle de la joven implorante. Museo Rodin.

Camille Claudel 5 y su drama

        (Fuente: Le Figaro. Hors-série. Camille Claudel. Marzo 2.008.)

        Ya hemos comentado que, tras perder a su frustrado bebé, Camille quiso esculpir el pequeño que no llegó a ser. Puesta al trabajo, eligió una niña, quizás de los hombres ya estaba un poco harta. Se conserva un retrato contemporáneo de la modelo, esta niña.

Marguerite Boyer, modelo de La Petite Châtelaine.

Camille Claudel 5 y su drama

(Fuente: Camille Claudel 1.864-1.943. Madrid, FUNDACIÓN MAPFRE- Paris, Musèe Rodin, 2.008.)

.

        Y se conserva, claro está, la obra que Camille esculpió de la misma. Ofrecimos el primer día una vista cercana. Hoy, una global.

.

Camille Claudel, 1.896. La Petite Châtelaine, mármol 44 x 36 x 29 cm. Paris

Camille Claudel 5 y su drama

(Fuente: Camille Claudel 1.864-1.943. Madrid, FUNDACIÓN MAPFRE- Paris, Musèe Rodin, 2.008.)

.

        No todo lo que hizo Camille tras su largo romance con Rodin se centraba en la ruptura entre ambos. Ella disponía de todos sus conocimientos para seguir su trayectoria artística. Pero ates, dando un salto hacia atrás en el tiempo, traeré a este escaparate la primera obra de Camille, la que presentó al Escultor alumno de Rodin que le introduciría ante éste. Es ésta.

.

Camille Claudel, 1.881. Bismarck, bronce póstumo, 37 x 24 x 24 cm. Colección particular

Camille Claudel 5 y su drama

        (Fuente: Camille Claudel 1.864-1.943. Madrid, FUNDACIÓN MAPFRE- Paris, Musèe Rodin, 2.008.)

.

        Hay obras magníficas entre la producción tardía de Camille Claudel, la que va desde el año 1.893 al 1.906, fecha de la última obra salida de sus manos. Y lo son tanto de factura clásica, de las que veremos dos a continuación, como de ese estilo personal que ella daba a sus personajes cuando huía del academicismo y elegía personajes más de carene y hueso, menos idealizados.

        De entre los primeros hay que destacar al grupo Vertumne y Pomone. Vertumne era un dios etrusco, dios campestre o rústico, dios de los frutos. Los etruscos, como todos los pueblos antiguos, pensaban que si los árboles daban frutos era porque así lo mandaba algún dios desconocido. Los frutos eran deliciosos, tenían que ser regalo de los dioses. Al dios de los frutos le llamaban Vertumno. Y como los frutos eran variados, el dios Vertumno tenía la facultad – ¿qué costaba? – de cambiar de forma a su voluntad. Este culto fue luego introducido en Roma. Los romanos eran mucho menos imaginativos que los etruscos. Eran mejores guerreros, por eso se impusieron, pero estaban más atrasados en cultura y civilización que los etruscos. Los etruscos, para entendernos, eran como los griegos de la antigua Italia. Ya hemos visto que la Pintura la inventaron los etruscos. Ni los egipcios, ni los griegos, los etruscos. Eran unos tíos, estos etruscos.

        Pomone era la compañera sentimental de Vertumno. Y así los representa Camille.

.

Camille Claudel. Vertumne y Pomone, 1.905. Mármol, 91x81x42 cm. Museo Rodin, París

Camille Claudel 5 y su drama

(Fuente: Camille Claudel 1.864-1.943. Madrid, FUNDACIÓN MAPFRE- Paris, Musèe Rodin, 2.008.)

        Otra obra de esta época, El Abandono. Un detalle que diferencia a Rodin de Camille es que en los grupos de Rodin, la sensualidad se manifiesta de manera clara. Por el contrario, las parejas de Camille apenas se tocan, se acercan pero hay espacio entre ellas. Camille, que se sirvió asimismo del subterfugio de la bandera flotante, trataba quizás de no escandalizar a la sociedad de su tiempo con sus pasiones broncíneas.

Camille Claudel. El Abandono. Gran modelo en bronce, 1.905. 62 x 57 x 27 cm.

Colección particular

Camille Claudel 5 y su drama

(Fuente: Le Figaro. Hors-série. Camille Claudel. Marzo 2.008.)

        Me va a permitir el lector que lo dejemos aquí. Queda un último artículo. En él veremos alguna otra obra postrera de la gran Escultora Camille Claudel antes de que su mente le jugara malas pasadas. Visitaremos una breve galería de fotos desde el momento de la ruptura hasta su final, diremos cómo fue éste, triste, y seguiremos la historia de Camille desde que fue enterrada, allá por 1.943, hasta nuestros días. Y nos despediremos de su obra con el comentario espontáneo de su hermano a la muerte de la artista. Ello nos dará quizás un atisbo de comprensión sobre la mentalidad de una familia peculiar, en el seno de la cual transcurrió la vida de nuestra querida invitada, Camille Claudel.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Camille Claudel 5 y su drama  Camille Claudel 5 y su drama  Camille Claudel 5 y su drama  Camille Claudel 5 y su drama  Camille Claudel 5 y su drama 

Camille Claudel 5 y su drama  Camille Claudel 5 y su drama  Camille Claudel 5 y su drama  Camille Claudel 5 y su drama  Camille Claudel 5 y su drama 

Camille Claudel 5 y su drama  Camille Claudel 5 y su drama  Camille Claudel 5 y su drama

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *