Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Cartas de Pedro Bodmer

Las Cartas de Pedro Bodmer nos van a servir para estudiar cómo se datan los papiros del Nuevo Testamento. Hemos de volver sobre ellas.

.

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 30-6-2.005

.

             http://www.testimonio.com/Espanol2/Colecciones/Scriptorium/Epistolas.htm

(Desgraciadamente, a fecha de hoy el enlace ha mutado)

……….

……….Buscando en Internet y el enlace arriba indicado he encontrado un artículo interesante que tiene que ver con lo que venimos tratando, con la forma en que se redactaron los textos cristianos. Se trata de una parte del papiro Bodmer. Allá por el año 1.952, fue hallada una colección de papiros que contenían gran parte del Nuevo Testamento por un buscador de papiros, el Sr. Bodmer, de lo que le vino el nombre. Otro día expondré más detalles sobre el protagonista del hallazgo. Simplemente digamos hoy que en el papiro Bodmer figura una copia de las carta de Pedro, la 1 Pedro y la 2 Pedro.

……….Dice la versión oficial que el propio apóstol las escribió y las envió a alguna comunidad de cristianos de los primeros tiempos. Éstos las conservarían con gran esmero y las copiarían. Una de tales copias ha llegado a nosotros, el denominado papiro Bodmer. Hay que agradecer al investigador que se desplazó hasta Egipto en busca de papiros remotos tanto su afán investigador como el hecho de que dé libre acceso a sus descubrimientos. Otro día comentaremos con más amplitud. Hoy digamos que los originales de tales cartas fueron cedidos en préstamo al Vaticano. Y que el Vaticano ha hecho un estudio sobre las copias de ambas cartas.

……….Voy a transcribir íntegro un resultado de tal estudio, me imagino que resumido y para profanos, dispuesto en la red, en el mencionado enlace. El texto original viene todo él en letra de formato normal. He resaltado ciertas palabras porque comentaré luego sobre ellas. Por ello, ruego al lector que lea el artículo sin hacer caso a las palabras resaltadas. Esa es la versión original dada por los depositarios de las copias de las cartas de Pedro. Si quiere conocer el lector los conceptos que me llaman la atención, no tiene más que fijarse en las palabras resaltadas. Y puede, el lector agudo, reflexionar sobre las palabras resaltadas u otras que a él le parezca conveniente resaltar, a fin de ver en breve si las ideas que él extrae son iguales o no de las que extraigo yo sobre el asunto.

……….De modo que, sin más preámbulos, el artículo emitido por los estudiosos del Vaticano sobre el análisis realizado por ellos de las copias de las cartas que escribiera el apóstol Pedro en vida: 

Se conserva en la Biblioteca Vaticana dieciocho folios, que contienen las epístolas de San Pedro,  los cuales eran la parte final de un antiguo códice en papiro (signatura P72), bastante grueso, el cual, según la asumible hipótesis de M. Testuz, contaba al menos con 180 páginas, conservadas en gran parte. En efecto, el códice contenía probablemente una amplia antología de textos  que comprendía el apócrifo Nacimiento de María (CANT 50), la correspondencia apócrifa entre San Pablo y los Corintios (CANT 211.IV), la  IX Oda de Salomón, la Epístola de Judas, la Homilía de Melitón de Sardes sobre la Pascua (CPG 1092), un fragmento de un himno suyo (CPG 1093.17), la Apología de Filea (CPG 1672) y los Salmos 33 y 34, acabando con las Epístolas de San Pedro. Estos textos, tal como los hemos relacionados, responderían a los actuales Papiros Bodmer V, X, XI, VII, XIII, XII, XX, IX, VIII.

El códice, de forma casi cuadrada, está bien conservado por lo general. En muchos casos, los márgenes de los folios parecen que están íntegros, lo cual permite calcular las dimensiones originales del códice con bastante aproximación en unos 160 x 145 mm. Fue escrito por varias manos, probablemente cuatro, que se cree se han ido sucediendo entre el inicio del siglo III y la primera mitad del IV después de Cristo. La reunión de las varias partes que lo componían se debe haber producido en el transcurso del siglo IV.

Los folios que contienen las Epístolas de San Pedro, están escritos a línea tendida sobre una superficie de unos 125 x 100 mm y el número de líneas oscila entre 16 y 18. Los tres márgenes externos de la página, en los casos de mejor conservación, alcanzan los 15 mm. Como se puede encontrar también en otros códices papiráceos antiguos, cada cuadernillo está constituido por un bifolio. Una numeración de la página coetánea figura en letras griegas mayúsculas con valor numérico (del 1 al 36) en el centro del margen superior de cada una de las páginas de los folios conservados en la Vaticana.

En estos folios no se usa del todo scriptura continua, porque se dejan discretos espacios en blanco  para señalar la separación de las palabras sueltas entre sí o bloques de palabras; también se recurre, para alcanzar el mismo fin, a prolongar el trazo final de la última letra de la palabra. Por el contrario, el recurso a interpunción entre las palabras se encuentra casi ausente. Esporádicamente se introduce el espíritu, en forma alargada y sin distinguir áspero y suave. A veces se encuentra el apóstrofo y puede verse la diéresis sobre la iota, ýpsilon y también alfa. Los nomina sacra aparecen abreviados por lo general, señalados mediante una larga línea sobrepuesta. Al final de la línea se abrevia la nasal ni, recurriendo a una pequeña línea sobrepuesta a la vocal que precede.

La escritura del Papiro Bodmer VIII, es una mayúscula sustancialmente derecha, aunque con leves oscilaciones, caracterizada por un trazado más bien rápido y sin contraste de gruesos y finos. El módulo de la letra tiene tendencia al cuadrado, pero no es del todo uniforme. Entre los elementos más reveladores de la existencia de una tendencia a la cursividad en esta escritura, se puede señalar el trazo de ataque horizontal o curvilíneo que con frecuencia liga una letra a la siguiente y particularmente la constante seudo-ligadura horizontal que aparece en la parte baja de la beta mayúscula. Esta tipología de escritura, bien disciplinada para su uso librario y con frecuencia usada para la transcripción de textos cristianos, no está muy lejana de grafías usuales que podemos encontrar también en papiros documentales de la misma época, de uso, sobre todo, en la correspondencia privada.

En las páginas 22 y 36, después del título final de ambas epístolas de San Pedro, se puede leer repetida la común fórmula de los escribas “Paz al que escribe y al que lee”, fórmula que está resaltada por el empleo de una decoración constituida por una pirámide invertida, coronada por una especie de signo de ese. En el folio 36, el título final se encuentra encerrado en una cartela.

No se conoce el lugar exacto donde el manuscrito fue encontrado, pero todo apunta a que es de origen egipcio. Dadas las dimensiones reducidas del manuscrito y a estar formado por una antología de textos, se ha supuesto que, mas que para la liturgia, fue pensado para uso privado.

Los folios que constituyen el Papiro Bodmer VIII fueron donados al papa Pablo VI por el coleccionista suizo Martín Bodmer en junio de 1969 y mantienen en la Biblioteca Vaticana la signatura original. Actualmente se conservan desencuadernados, protegidos cada bifolio, como es costumbre, por unas láminas de plexiglass, mientras que la encuadernación con que ingresó en la Biblioteca Vaticana ha sido incorporada al fondo Encuadernaciones.

 ……….

 Fotografía del papiro Bodmer con las Cartas de Pedro

. Cartas de Pedro Bodmer

    Cartas de Pedro. Colección Bodmer.

(Fuente: Internet.)

………. ………. . Cartas de Pedro Bodmer

……….Siguiendo la línea del mes de Julio, voy a  dejar el tema aquí a fin de que el lector agudo extraiga sus consecuencias, al hilo de lo que aquí llevamos expuesto. Nos vemos mañana a la misma hora. . Cartas de Pedro Bodmer

……….

Siguiente artículo: Cartas de Pedro. Bodmer 2.

 ………. . Cartas de Pedro Bodmer

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

. Cartas de Pedro Bodmer

 . Cartas de Pedro Bodmer

 . Cartas de Pedro Bodmer

……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *