Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar

Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar

© Copyrigth Fernando Conde Torrens, el 28-10-2.011

……….

 ……….

 ……….

 ……….Remontándonos a los tiempos de Alejandro Magno, se recordará que éste armó un ejército de 40.000 hoplitas griegos, con alguna caballería, a su mando, y conquistó el Imperio Persa. Por la superioridad de entrenamiento y de armas, su ejército era invencible. Todas las batallas las dio en campo abierto y su enemigo, Darío III, se le opuso en llanuras elegidas por él, para ser derrotado siempre por el macedonio.

……….Así, en campo abierto se dieron las batallas más memorables durante siglos después, como las de Tesina, Trebio, Trasimeno y Cannas, en que Aníbal derrotó a los romanos, y la de Zama, en que la cosa fue al revés. En el Este, los Diádocos resolvieron en campo abierto sus diferencias, y fueron cayendo unos y quedando sólo tres. Hasta el invento de la artillería, las batallas tenían que dirimirse en el campo de batalla.

……….El Imperio Romano de Oriente, mal llamado por algunos historiadores Bizancio, careciendo de efectivos para plantear cara al turco en campo abierto, se encerró en sus murallas, hasta entonces inexpugnables. Pero los cañones turcos demostraron que el tiempo de las murallas inexpugnables había pasado a la Historia y los turcos tomaron Constantinopla. Desde entonces hubo un aumento en espesor de las murallas, para resistir a la cada vez más potente artillería.

……….El invento de la artillería, que destrozaba soldados de a pie por docenas de un solo pepinazo, contó a la hora de decidir cómo era mejor defenderse y atacar al enemigo vecinal, porque ya hemos dicho aquí que el vecino era, por definición, el enemigo. ¿Con quién podíamos luchar sino con él, el primero que nos venía a mano una vez que nos decidíamos a salir de nuestras fronteras?

……….Va a ser el progreso de la artillería el que dará la preponderancia a la muralla o a otra cosa, como hemos de ver. Más en concreto, su alcance. En tiempos de Carlos I la defensa contra los lombardas y espingardas de la época era con murallas más gruesas que las que hacían frente a las catapultas y a infantes subiendo por una escala de madera, como había sucedido en la Edad Media. Hasta ese momento la mina, el ariete, las catapultas y el asalto eran las armas disponibles. Cuando entran en acción los cañones, la cosa cambia.

……….Porque la Ciudadela de Pamplona se construyó por orden de Felipe II, hacia 1.575, cuando el enemigo era Francia, veremos cómo estaban las cosas desde esa época en adelante. Los países adelantados, como España, Inglaterra, Francia o Suecia, decidieron que debían amurallar sus fronteras y la solución eran murallas abaluartadas, con baluartes en sus esquinas, como las que hemos visto en Pamplona.

………. Desde el surgir de la artillería, se contaba con los cañones para someter a una plaza amurallada. Pero no había unas reglas escritas, generalmente aceptadas, sobre cómo se lograba ese sometimiento de una manera óptima. Al final, en el período 1.460 a 1.599, todo se reducía a un duelo artillero. El que tuviera más potencia de fuego, más alcance, más cañones, o mejor puntería, era el que ganaba. No hemos hablado de los baluartes en forma de corazón, que también los había. Los veremos en este grabado.

 ……….

Duelo artillero entre sitiadores y sitiado

Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar

(Fuente: Las murallas y la Ciudadela de Pamplona. Víctor Echarri Iribarren. Gobierno de Navarra, 2.000)

   ……….

……….Pero fue con Vauban (1.6331.707) que la defensa y ataque de plazas fuertes adquirió el carácter de Ciencia. A partir de 1.711 los intereses de Francia y España correrían paralelos, al haberse convertido en Rey de España Felipe V, nieto de Luís XIV. Ya antes había Vauban escrito sus obras sobre cómo atacar una plaza dotada de las defensas que él había inventado. Parece ser que planeó plazas fuertes mientras contaba con el apoyo del Rey Sol, y se dedicó a divulgar cómo atacarlas tras caer en desgracia.

……….Decía Vauban que toda plaza fuerte puede caer en un plazo de 48 día siempre que se sigan sus pautas y que le sitien diez veces más soldados que la defienden. Con tales premisas, veamos cómo se rinde any plaza fuerte.

……….Siguiendo las prácticas instauradas por los romanos desde tiempos de Julio César, Vauban indicaba que se debían construir una muralla de circunvalación (rodeando la ciudad sitiada) y otra de contravalación (paralela a la anterior, más amplia, incluyendo a los sitiadores entre ambas). Desde la Edad Media, el sitiado intentaba salidas, para batir localmente al sitiador. Numéricamente, los sitiadores tenían que ser más numerosos que los sitiados. Pero, en una zona determinada, el sitiador podía acumular efectivos que superaran a los sitiadores, en una salida parcial, sobre una zona débil del asaltante. La muralla, o foso, de circunvalación tenía como objetivo que el sitiador se encontrara con una muralla que le separara del sitiador. La de contravalación tenía por objeto que el sitiado no pudiera recibir ayuda del exterior. 

……….Veamos con imágenes la manera de llevar a cabo un sitio en regla. Hasta la época de los cañones, la destrucción de las murallas defensivas debía llevarse a cabo mediante minas (pasadizos estrechos cavados bajo las murallas, que luego se daba fuego a la madera empleada en el entibado de la misma), golpeando las puertas con un ariete, o abriendo brecha en las murallas con piedras lanzadas por catapultas. La artillería suplió a las catapultas y era ya posible abrir una brecha en las murallas. Mientras esto se lograba, los minadores cavaban trincheras que iban llevando la línea de circunvalución más y más cerca de las murallas enemigas.

……….Una imagen ayudará a entender lo dicho. En la parte inferior de la imagen se ve la «Primera línea de colocación de piezas», tras unas trincheras en zig-zag «L», cavadas por los zapadores. En esta primera línea se colocaban las primeras piezas de cañón del ejército sitiador. ¿En qué lugar colocarlas? En el corte de la prolongación de los bastiones enemigos con dicha «Primera línea». Así se aprovechaba el efecto rebote y muchos proyectiles, tras rebotar, daban a los defensores de los revellines. Cualesquiera otras baterías de los sitiadores irían en la misma situación, a fin de aprovechar el efecto rebote. Véase en el plano siguiente.

 ……….

Ataque de una fortificación con torres abaluartadas

Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar

(Fuente: Las murallas y la Ciudadela de Pamplona. Víctor Echarri Iribarren. Gobierno de Navarra, 2.000)

 ……….

……….Culminada la primera línea, se cavaba una segunda, más cercana, mediante trincheras en zigzag que se acercaban a la línea del glacis, terreno llano. Se plantaba la «Segunda línea donde colocar piezas de artillería». Ni que decir tienes que, una vez montado, los cañones escupían sus granadas para ir destrozando los puntos elegidos de la muralla y abrir una brecha. Nótese que el camino cubierto está en la línea «g». Se seguían cavando trincheras y la tercera línea estaba a medio camino del glacis, muy cercana ya del camino cubierto, o línea de fusileros. En esta «Tercera línea» ya no se montaban cañones; era para uso exclusivo del personal de a pié. La razón es que se estaba ya a tiro de mosquete, dentro de la zona de glacis. De ella partía la mina propiamente dicha, la mina que salvaría el foso.

……….Veamos ahora cómo se cavaban las trincheras: Con orden, con método, de manera sistemática, mediante un reparto del trabajo. El primer cavador, o zapador, que trabajaba arrodillado, cavaba una pequeña trinchera, poco elevada y estrecha, y colocaba las pantallas de cañizo, o madera. El segundo, ampliaba la trinchera y tiraba la tierra delante de la pantalla de cañizo. Lo mismo hacían el tercero y el cuarto, que añadían sacos de tierra entre las uniones de las pantallas. La trinchera debía alcanzar el metro de profundidad en tierra y un metro de anchura, una vez completada. Las pantallas y la tierra volcada duplicarían de sobra la  altura excavada. El carro primero servía para llevar el material y para indicar al sitiado lo que le esperaba.

……….

Manera de cavar una trinchera, según Vauban

Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar

(Fuente: Las murallas y la Ciudadela de Pamplona. Víctor Echarri Iribarren. Gobierno de Navarra, 2.000)

………. 

……….Ya tenemos clara la manera de situar cañones del sitiador que puedan batir las defensas del sitiado, y de permitir llegar a sus zapadores a tiro de piedra de la línea de fusileros, o camino cubierto. Falta prepara el ataque final a la zona elegida, la batida, hasta el desmorone, por la artillería de los sitiadores. Eso, el próximo día, que hoy vamos con retraso.

 ……….

Siguiente artículo: Ciudadelas sitiadas. Cómo tomarlas.

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar  Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar  Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar  Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar  Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar  Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar  Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar  Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar  Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar  Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar  Ciudadelas sitiadas Cómo sitiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *