Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Conclusiones

Éstas son mis Conclusiones sobre los métodos de descifrado de lenguajes antiguos y totalmente desconocidos. Idiomas que se hablaron un día, y en un extenso territorio, pero que en la actualidad nadie sabe cómo eran. Hay que partir de textos que no se sabe qué significan. Y a partir de ahí, aplicar el ingenio. Sólo con él se llega a la meta. Y encima los que no lo tienen, pero sacaron sus títulos, se enfurruñan.

.

 © Copyright  Fernando Conde Torrens, el 6-9-2.005

.

……….Un determinado proceso de investigación compleja, como averiguar el sentido de una escritura antigua o averiguar la forma en que se escribieron unos libros hace más de 1.500 años, he comprobado que tienen aspectos comunes. Y dejo aparte el hecho de que ambos casos estén relacionados con la escritura. Quizás ese aspecto profundice en las similitudes, pero creo captar analogías tanto en el planteamiento, como en el desarrollo, como en el final satisfactorio. Vayamos, entonces, por partes.

……….

……….Analogías en el planteamiento. Conclusiones

.

……….El proceso de investigación se desencadena en un momento determinado; antes no hay interés, o no hay medios. De hecho en un primer momento, siglos atrás, el problema es inexistente. Cuando los monarcas persas construían sus palacios y en ellos escribían lo que les parecía, no existía ningún problema con los signos cuneiformes. Todos sabían lo que los signos querían decir. Cuando se escribieron los Evangelios, para una serie de personas tampoco había ningún problema, ellos habían visto muy de cerca la génesis de los libros, sea ésta la que fuera. El problema llega miles de años después, cuando la huella que unos y otros han dejado queda sepultada por el tiempo.

……….En el caso de los jeroglíficos egipcios, o del lenguaje cuneiforme, es la falta de uso impuesto por pueblos extraños que conquistan el territorio. En el caso que nos ocupa, la falta de engarce histórico de los autores “inspirados” y los historiadores oficiales. Si de la historia que narran nuestros libros ideológicos hubieran quedado huellas innegables y diversas en la memoria de la época, no estaríamos discutiendo de la historicidad del protagonista.

……….Y no es comparable la afirmación de que de Jesucristo no podemos dudar del mismo modo que no dudamos de Julio César, Amilcar Barca o Alejandro Magno. La diferencia es que de todos los citados nos quedan huellas de diversa procedencia, no sólo de los partidarios ideológicos.

……….Llega un momento en la historia de Occidente en que se plantea como problema el resolver el significado de los signos cuneiformes o jeroglíficos, pero se carece de medios para hacerlo. Y llega un momento en que aparecen esos medios y se pone en marcha el proceso de búsqueda. Será la piedra Rosetta o será el hecho de que se hacen descubrimientos arqueológicos más consistentes, pero llega un momento en que una parte de los científicos se proponen resolver un enigma del que se acaba de tener conciencia. Podríamos decir que pasan 100 años y el problema ha quedado resuelto. En el caso de la historicidad de la figura de Jesús, no puede decirse lo mismo. Han pasado más de 100 años desde las primeras publicaciones de la escuela de Tubinga y el acuerdo sigue inconcluso.

……….Me aventuro a señalar que posiblemente la naturaleza del asunto tenga mucho que ver con esta tardanza en confluir hacia una solución razonada y generalmente aceptada. En los temas que acabamos de ver, con sus más y sus menos, pero hemos visto colaborar a cuantos en la búsqueda intervienen, se portan como servidores de la Ciencia, aun con sus miserias personales. Algo diferente debemos estar haciendo en el tema nuestro para que tal acuerdo sea tan poco esperable hoy como hace 100 años. Insisto, la naturaleza del asunto, no es preciso aclarar más detalles.

……….Así, hay analogías, del problema se tiene conciencia a partir de un cierto momento, no antes. Los medios juegan un papel importante. Cuando los hay, se acomete la búsqueda y en 100 años, la unión hace la fuerza. La diferencia es que, en nuestro asunto, 100 años no han sido suficientes. Creo poder decir que nunca como en este caso las banderías han sido más evidentes y más inamovibles. Con banderías incluidas, el trabajo de los que buscan aclarar lo sucedido se torna más difícil, porque ya no hay colaboración generalizada. Pero queda la esperanza de que los que buscan sean capaces, ellos solos, de hallar la solución. A fin de cuentas, no necesitan de otra cosa que su ingenio y su interés. Tampoco colaboraron mucho los que seguían convencidos de que la escritura cuneiforme eran cenefas estéticas para decorar los alféizares de puerta y ventanas. De modo que la falta de colaboración no es un problema paralizante, aunque lo sea retardante.

……….

……….Analogías en el desarrollo. Conclusiones

.

……….He creído percibir ciertas semejanzas entre ambos procesos de búsqueda, la jeroglífica y la cuneiforme. Luego trasplantaremos el tema a nuestro caso.

……….La primera sería la división en dos bandos, los partidarios de la búsqueda y la de quienes dicen que no hay nada que buscar. Incluso en el caso de la escritura cuneiforme, se dio la postura de quienes decían que, aunque hubiera algo que buscar, no había nada que pudiera ser encontrado.

……….La segunda similitud la veo en la metodología a emplear. En uno y otro caso, el ingenio y la novedad juegan un papel determinante. Pero donde la suma de ambos factores se vuelve evidente es en la caso de la escritura cuneiforme. No es éste el momento de hablar del ingenio, sino dentro de tres días, cuando conozcamos más ejemplos. Pero me ha parecido que Grotefend, Rawlisson, Young, Champollion y Lassen fueron los mas constructivos, los más intuitivos. Hay una característica de su metodología que quiero resaltar, la aparente fragilidad, consecuencia de una construcción que pudiera aparentar teórica o fortuita en exceso. Si se acierta, no lo es.

……….Otro aspecto a detenerse es que la Ciencia progresa gracias a métodos nuevos, métodos no consagrados. Los métodos nuevos no se oponen a los consagrados, los complementan. Y deben hacerlo cuando los consagrados resultan ser incapaces de resolver el problema, bien porque no se aplican, bien porque no están preparados para las nuevas contingencias. Empeñarse en que problemas nuevos se descubran sola y exclusivamente con métodos viejos, tal vez sea una postura ajena por completa a la flexibilidad que la Ciencia ha tenido en otros campos, y cuyo fruto ha sido el progreso.

……….La postura de los propios científicos es otro aspecto en el que convienen pararse. Si la Historia es útil, una parte de su utilidad tal vez sea que, como dijo el otro, “no hay nada nuevo bajo el sol”. Ya hemos hablado de los que no ven problema o mantienen que no creen posible su solución. A lo que quería referirme ahora es al comportamiento interesado. Es más evidente en el caso de Grotefend. Porque oponerse, se opusieron. Lo sangrante es que luego utilicen sus hallazgos en beneficio propio, para basarse en ellos y pasar a la Historia en el mismo campo que dificultan. El autor del libro que he seguido es muy diplomático en este tema y también desea serlo un servidor. Pero no puedo evitar un último recuerdo a la negación interesada, cuca.

……….La multitud de aportaciones es otro aspecto a destacar. Nunca todo lo hace uno, salvo el caso casi inaudito de Rawlisson, que él solo se agenció las inscripciones, estudio los idiomas, y resolvió el problema, aislado del mundanal ruido. No puedo ocultar que me resulta especialmente simpático. De ahí el dedicarle la cabecera en exclusiva de un artículo. Pero salvando este caso, e incluso en este caso, la aportación múltiple es el común denominador.

……….La multitud de métodos e iniciativas sería otro aspecto destacable. Todo vale, todo sirve. Herodoto, los monolitos, los vasos, las inscripciones, textos litúrgicos de los Vedas, todo puede ser fuente. Y también valen todas las personas, incluso los que, como Rawlinson, de aficionados pasan a Miembros Honorarios. La Ciencia no discrimina a un investigador por sus títulos, su color de piel o su credo; algunos malos científicos, sí. Pero siempre acaba por imponerse la razón, aunque, en ocasiones, sea ya muy tarde para el protagonista.

……….Otro tema que me parece crucial es que aun siendo métodos diferentes, aunque unos y otros se ayudan de instrumentos distintos, todos llegan a conclusiones que finalmente confluyen y se confunden. De ahí que mantenga que no hay que tener miedo a los métodos. Si son correctos, todos llevarán a la solución única. No puede ser de otro modo. Y si son erróneos, ya se demostrará. Lo que vale es la conclusión a la que llegue la comparación con Herodoto o con un vaso decorado, no la cita o el color del vaso. Una inscripción hallada en unas letrinas no es menos valiosa que otras procedentes de lugares más insignes.

……….Y para no cansar al lector, ya que hoy no hay viñetas, el resultado final. El resultado precisa de dos factores: De tiempo y de constancia. Cuando se busca, se encuentra. Cuando no se busca la solución de un problema, cuando ni se tiene conciencia de que tal problema exista, entonces es cuando se tiene el problema, no cuando se busca la solución. Cuando se busca, ya se ha dejado atrás el problema. El éxito final es sólo cuestión de tiempo.

……….

Conclusiones

  Papiro Bodmer, P66. Inicio del Evangelio de Juan.

.

……….La paternidad del Nuevo Testamento. Conclusiones

.

……….En este tema voy a hablar escuetamente de las facetas que ya se han dado en este entorno. El “aquí no hay ningún problema” me resulta conocido. El “sería una actitud presuntuosa querer llegar a saber lo que Jesús dijo”, también me es conocido.

……….La colaboración desinteresada y anónima también me es conocida y supera con fuerza a las posturas antes mencionadas, por lo que la agradezco desde aquí. Las ideas múltiples también las conozco. Es bueno que haya personas a las que sus creencias les interesen lo suficiente como para dedicar tiempo a poner a prueba afirmaciones y teorías ajenas, con el resultado que sea.

……….Lo que menos importa es tal o cual resultado parcial. Lo que importa es la contribución que todos hacemos a la clarificación de un problema. ¿Que resulta que Jesucristo es una persona plenamente histórica (no se puede ser sólo medianamente histórico)? Alegrémonos, hemos resuelto el enigma. Y otros frutos más se obtendrán de la investigación.

……….Ahora ya sabe el lector por qué, cuando cogí el libro citado entre las manos, no lo solté hasta que lo acabé. Me costó un día, aunque no he relatado sino aproximadamente una cuarta parte del contenido del libro, que tiene 220 páginas y habla de otros muchos lenguajes. Algunos, desconocidos aún al día de la fecha.

……….El método que han seguido los investigadores independientes no es otro que el de “prueba y error”. Todos. Y los más agudos llegaron a resolver partes, mayores o menores, del enigma inicial. Su método no se parecía a nada que se hubiera usado antes, cuando no se había planteado el problema que ellos tenían delante. Era lo lógico. Pero lo imaginativo de sus métodos personales, no les impidió terminar por resolver satisfactoriamente el acertijo planteado. 

……….Bien, pues a esas conclusiones llego, amigo lector. Cualquier aportación será bien recibida, porque ya podemos organizar Tertulias. Entramos en un nuevo Curso. Esperamos mucho de él.

……….

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

. Conclusiones   . Conclusiones   . Conclusiones   . Conclusiones   

. Conclusiones   . Conclusiones   . Conclusiones   . Conclusiones   

. Conclusiones   . Conclusiones   . Conclusiones   . Conclusiones   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *