Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón

Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón, porque es mejor pasar un río por un puente que ser ejecutado en la Cárcel Tuliana.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el miércoles 12-3-2.014

.

.

.

          En el anterior artículo hemos visto a Julio César rememorando los años pasados en las Galias, volviendo a Roma muy esporádicamente. Y para establecer relaciones íntimas también con esposas de hombres públicos. El relato continúa cuando César ha pacificado las Galias, eso sí, por procedimientos expeditivos

        Nada más comenzar la primavera del año 49 Julio César toma una parte considerable de sus Legiones y desciende por la Galia, rumbo a Italia. Pompeyo, nombrado dictador por el Senado, le ha ordenado licenciar sus tropas y volver a Roma. Pero César sabe que no puede hacer tal cosa, o es hombre muerto. Y se decide a dar el paso supremo, rebelarse contra el Senado, contra un Senado que él juzga inapropiado para seguir rigiendo Roma. Una Roma que ya es de hecho un Imperio. Y un Imperio ha de regirlo un solo hombre, que suele llamarse Emperador, Imperator, en latín.

        Si los senadores no han querido aceptarlo a fuerza de persuasión y de argumentos, lo tendrán que aceptar por la vía de los hechos. Y el Senado, cuyo líder es Pompeyo, tiene que seguir a éste y partir para Macedonia, porque Pompeyo no tiene en Italia fuerzas suficientes como para enfrentarse a César.

.

Roma en vida de Julio César. El Primer Triunvirato.

Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón

(Fuente: Historia de la Humanidad, Tomo 10. Roma Republicana. J. M. Roldán et alia. Arlanza Ediciones, S.A. 2.000)

.

        No hay noticias, al menos en esta casa no se conocen, sobre las relaciones femeninas que pudo haber tenido César en su guerra contra Pompeyo. Evidentemente, al volver a Roma volvió a los brazos de Calpurnia, su tercera esposa y, dicen las malas lenguas, que también a las de Servilia, su amante permanente en Roma.

        Según algunas fuentes históricas las relaciones con la amante eran tan evidentes y conocidas que, siendo César como era el ciudadano número uno de Roma, se vieron pintadas en los muros de algunas casas romanas con figuras y textos relativos a César y su amante. Y que César lo negó ante Calpurnia, alegando que eran calumnias de sus enemigos, que todavía los había. Calpurnia, que era joven, inocente y había tenido a César muchos años fuera, tenía ganas de creerle y le creyó.

.

Fresco de un lupanar de Pompeya, lugar de veraneo de los romanos

Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón

(Fuente: Pompeya. Herculano. El Vesubio. Edizioni KINA. Italia)

.

        César, viendo el campo de Italia libre, con Pompeyo en el Este, se dirige a Hispania, donde operaban los hijos de Pompeyo, y los derrota en la batalla de Ilerda (Lérida). Luego, vuelve a Italia y pasa, él también, a Macedonia en el invierno del 49-48. Al Sur de Macedonia, en Farsalia, en la Tesalia, tendrá lugar la batalla decisiva con Pompeyo, en la que vence César. Y, persiguiendo al derrotado Pompeyo, es cuando César llegó a Alejandría y conoce a la más famosa y exquisita de sus amantes, Cleopatra VII, Reina de Egipto.

        Reina gracias al apoyo de César, porque estaba exilada en Siria cuando César llegó a Egipto. Con Cleopatra fue diferente. Porque ninguna de sus amantes era Reina, ni vivía en el lujo en que vivía Cleopatra. Porque entendió César que su relación con la Reina de Egipto era una cuestión de Estado, no sólo de atracción carnal. Y porque Cleopatra le dio un hijo, el pequeño Cesarión, cosa que no había hecho ninguna otra mujer en su vida.

.

Paisaje del valle del Nilo. Templo de la Fortuna Primigenia. Preneste (Italia)

Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón

(Fuente: Historia del Mundo Antiguo. Tomo 42. Roma. Los Gracos y las guerras civiles. Julio Mangas. Ediciones Akal, S.A. 1.990)

.

        Julio César había decidido que, después de conocer a Cleopatra y haberla tomado como su mujer, dado el rechazo que había encontrado en Calpurnia a su vuelta de Egipto, se habían acabado ya las amantes. Al menos mientras conviviera con Cleopatra. Cleopatra no era tan ingenua como Calpurnia y tenía mucho más orgullo. No podía tener un desliz con ella.

        Otra cosa era cuando César salía de campaña. En campaña, lejos de Roma, en sus destinos, lejos de Italia, todo romano era libre de ayuntarse con mujer. Nadie daba importancia a esa relación, era algo necesario cuando las esposas no acompañaban a su marido al destino. Pero cuando el destino expiraba, el romano debía volverse a Roma, abandonar su relación carnal temporera, y retornar a su mujer.

        Si el destinado era soltero, o si se proponía divorciarse o repudiar a su esposa romana, podía llevarse consigo a Roma a su relación carnal de destino. Y tratarla como su esposa. A esa relación, y a los frutos que pudiera haber de la misma, todos los conocidos del sujeto le daban valor legal. Era su decisión. Por eso César había llamado a Cleopatra para que viviera en Roma. Eso era lo que le daba a ella existencia legal ante Roma. Si no, sería considerada como una distracción pasajera, sin valor alguno.

.

Macedonia y Asia Menor en el siglo I AEC., destinos deseados por los oficiales romanos

Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón

(Fuente: Historia del Mundo Antiguo. Tomo 42. Roma. Los Gracos y las guerras civiles. Julio Mangas. Ediciones Akal, S.A. 1.990)

.

   Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 184. Una afortunada visita a Mauritania.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón  Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón  Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón

Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón  Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón  Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón

Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón  Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón  Egipto Antiguo 183 César camino del Rubicón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *