Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas

Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas, el lugar donde los romanos disfrutaban.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el Viernes 5-5-2.014

.

.

.

          En el anterior artículo nos hemos parado a analizar los tamaños de los Templos antiguos en contraposición a los modernos. Ello nos obligó a hablar de las Basílicas y de las Termas, lugares de esparcimiento de los romanos.         

        Una actividad  que sí que convocaba a los romanos eran las Termas, los baños. La civilización romana, o si se quiere, los logros de los romanos fueron un adelanto para su tiempo. Cuando los pueblos del Norte superaron a los romanos en potencia militar e iniciaron las invasiones del rico y adelantado territorio romano de Occidente, se perdieron gran parte de, por no decir todos, los logros de la civilización romana en esta parte del Imperio. Siguió el Imperio Romano de Oriente, con capital en Constantinopla, la actual Bizancio.

        Pero en el siglo VII surgió la potencia militar del Islam, que, progresivamente y hasta 1.453 fue conquistando las tierras del Imperio Romano de Oriente, mal llamado «Imperio Bizantino» por Occidente, y con la toma de Constantinopla se perdió el último bastión de la civilización romana. Ni los pueblos del Norte, ni los seguidores de Mahoma tenían la afición a la higiene que tenían los romanos. Y las Termas romanas pasaron a mejor vida.

        Si las Termas romanas, de las que enseguida hablaremos, desaparecieron de Occidente antes del año 476, tendrán que pasar la friolera de casi 1.500 años para que en este país – que dicen que forma parte de Occidente – volvamos a tener la posibilidad de bañarnos en cualquier época del año en una piscina con agua caliente, cosa que ya hacían los romanos desde antes de Julio César. Decimos 1.500 años porque el autor de estas líneas recuerda la primera vez que se bañó en una piscina cubierta, en invierno, y lo hizo a los 16 años, el año 1.961, no antes. Y 1.961 = 476 + 1.485 años.

            Esto es, amigo lector, lo que nos retrasa una invasión. Una invasión nos atrasa del orden de Quince Siglos. Por eso no hay que dejarse invadir. Lo malo es que nos hemos dejado. Y pagamos, sin saber, las consecuencias.

            La imagen que sigue nos puede dar una idea de cómo era una Basílica romana por dentro. Y captarse la similitud con las modernas Basílicas dedicadas al culto religioso.

.

Reconstrucción de la Basílica Ulpia, construida por Trajano en su Foro

Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas

(Fuente: La Ciudad Antigua. Atenas y Roma. Peter Conally & Hazel Dodge. Acento Editorial. 1.998)

.

            Pero volvamos a los lugares donde los romanos de bien, los que no tenían que trabajar para ganarse el pan, se reunían. Se reunían, lo sabemos, en las Termas. También los griegos, antes incluso que los romanos, tenían sus baños públicos con agua caliente. Pero los que hicieron de los baños un arte fueron los romanos. Cuando nos toque hablar de Roma ya veremos los adelantos que en Roma se basaban en el agua y cómo canalizaban las aguas hasta las ciudades, y hasta las casas que podían pagarse el agua corriente.

            Hoy nos fijaremos sólo en las Termas, porque era un lugar de esparcimiento de los romanos. Varios Emperadores, posteriores todos ellos a Julio César, construyeron Termas a cual más lujosas e imponentes, en Roma. Otros las construyeron también en ciudades de provincias, como Constantino, que construyó unas Termas en Arelate (Arlés, Francia) si la memoria no me falla.

.

Plano de los Foros Imperiales con las Basílicas Ulpia y Emilia (inclinada, abajo)

Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas

(Fuente: La Ciudad Antigua. Atenas y Roma. Peter Conally & Hazel Dodge. Acento Editorial. 1.998)

.

            Y para que veamos este plano en tres dimensiones, reproducimos una recreación de la parte de los Foros Imperiales, en el centro de Roma, bajo el Capitolio. Arriba, a la izquierda, el Foro de Trajano, con el templo de Trajano, detrás; la Basílica Ulpia delante del Templo; y el Foro, delante de todo. Ante él, el Foro de Augusto, con el Templo a Marte, dios de la guerra. Y a continuación, el Foro de Nerva, con el Templo a Minerva. Bajo ellos, el Foro de Julio César, con el Templo a Venus Génetrix.

            Delante del Foro de Nerva, la Basílica Emilia, de la que ya hemos hablado recientemente. Y a un lado, el Arco de Septimio Severo, que formaba parte de la Vía Sacra, que conducía al Capitolio. Al otro, el Templo de Antonino Pío y Faustina, su esposa, convertidos en dioses a su muerte.

            No piense el lector que los romanos eran tan brutos como para creer que sus Emperadores más populares se convertían en dioses como nuestro Dios cristiano. Eran dioses, pero menos; de menor categoría que Júpiter, por citar uno.  

.

Vista en perspectiva de los Foros Imperiales y la Basílica Emilia

Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas

(Fuente: La Ciudad Antigua. Atenas y Roma. Peter Conally & Hazel Dodge. Acento Editorial. 1.998)

.

              Los Emperadores, al igual que hizo Julio César en su tiempo y otros antes y después, buscaban  granjearse el beneplácito del pueblo. Unos construyeron Templos a los dioses. Otros, de la familia Flavia, el Coliseo; algunos, como Claudio, construyeron acueductos para traer más agua a Roma, el Agua Claudia; y otros le pegaron a las Termas, como Trajano, Caracalla, Severo, Diocleciano o Constantino.

              Las Termas de Trajano estaban bien. Las de Caracalla, posteriores, fueron aún mejores. Es sabido que en el enorme edificio de las Termas se situaban las calderas en el subsuelo. Allí se calentaba el aire que se hacía circular por las estancias debidas.

              Había:

                            una piscina de agua fría, el frigidarium, la bóveda de la derecha en la imagen siguiente;

                            un tepidarium, o piscina de agua templada,

                            y un caldarium, piscina de agua caliente.

              Las cámaras subterráneas que se adivinan a la derecha, bajo las Termas, pertenecen a la Domus Aurea, Casa Dorada, de Nerón, que Trajano no quiso respetar, y aprovechó para construir sus Termas. Dejó una parte de los subterráneos, que han permanecido desconocidos hasta fecha reciente, lo que ha permitido recuperar parte de las decoraciones de las paredes. Fíjese el lector en el frigidarium de estas Termas, a la derecha de la imagen, porque, por un capricho de la diosa Fortuna, podremos verlo por dentro de inmediato.

   

Corte longitudinal de las Termas de Trajano

Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas

(Fuente: La Ciudad Antigua. Atenas y Roma. Peter Conally & Hazel Dodge. Acento Editorial. 1.998)

.

        Igual que un papa ordenó trasladar una columna de la Basílica de Majencio a una plaza romana, frente a una iglesia, la Curia de Roma, lugar de reunión del Senado, fue aprovechada para construir una iglesia y se nos han mantenido las paredes del edificio. Pues bien, el frigidarium de las Termas de Trajano sirvió de habitáculo para otra iglesia, que veremos en la siguiente imagen. Nos dará una idea de cómo debían ser las Termas al completo.

.

Interior de Santa María de los Ángeles, el frigidarium de las Termas de Trajano

Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas

(Fuente: La Ciudad Antigua. Atenas y Roma. Peter Conally & Hazel Dodge. Acento Editorial. 1.998)

.

Enlace con el próximo día: Egipto antiguo 207. Vamos al Teatro.

.

        Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas  Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas  Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas  Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas

Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas  Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas  Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas  Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas

Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas  Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas  Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas  Egipto Antiguo 206 Vamos a las Termas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *