Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5

Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5

© Copyright  Fernando Conde Torrens

 .
 .
 .
 .
 .

Tras las tres cascadas dichas 

nos fuimos a ver la cueva.  

Allí esperamos en fila    

para entrar por la escalera.     

Escalera impracticable  

si no existiera la cuerda    

que te evita en ocasiones   

caer y entrar en barrena.   

¿La pendiente? Ochenta grados,   

por no decir que noventa.

La cueva no es para ancianos  

ni niños en su silleta:

O te vales por ti mismo   

o te quedas a la puerta. 

.
.

 Dentro de la cueva.          (Fuente: Coleccion particular)

Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5

………………………………..

Pero una vez que estás dentro   

la aventura te compensa.  

Poca luz, mucha humedad,   

al fondo una senda lleva,  

colgada de una pared     

que la prudencia exacerba,   

líquenes que exudan agua   

y flashes que parpadean.   

La cavidad es enorme,  

un secreto de la tierra.   

La salida está horadada   

en la dirección opuesta:  

Es imposible volver       

por la empinada escalera.

Cincuenta metros de altura.

Cincuenta metros, cincuenta

tiene el “Salto del Caballo”.

                                      

Desde dentro de la cueva

es la mejor perspectiva

para captar la manera

en que surgió este regalo:

Una impresionante fuerza

tectónica primitiva

jugó sin duda con esta

zona del Bajo Aragón

creando una cordillera,

la Ibérica, y más abajo

la escasa fuerza que resta

hiende la roca formando

una cavidad inmensa

y una falla en el terreno,

que descubre una gran veta

de agua que corrió profunda

sin que nadie percibiera,

mas ahora salta con ímpetu

sobre la verde maleza.

Al extremo del barranco

el líquido prolifera,

aguas de todos los saltos

escapan hacia otras tierras.

Antes que salgan las aguas

y por barrancos se pierdan

se pensó en unos estanques

conectados en cadena

para vivero de peces

que en tales aguas colean:

Centro de Piscicultura

que fuera obra pionera,

no sólo dentro de España

sino de puertas afuera.

Y los peces de este centro

nutren, según se desea,

las corrientes de otros ríos

de cuencas aragonesas.

Los niños echan migajas

del almuerzo o la merienda,

mientras los mayores charlan

 debajo de la arboleda.

.
.

 La Peña del Diablo.       (Fuente: Coleccion particular)

Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5

.

Hay otras cosas que ver

que quedan a la experiencia

de quien estas líneas lee …

Sólo quiero hacer expresa

descripción de un bello lago

de aguas limpias, que reflejan

los árboles y las rocas

que lo abrazan y rodean.

Es el “Lago del Espejo”

y sobre el mismo campea

una gran mole maciza,

la Peña del Diablo, peña

que a la luz del sol poniente

luce y casi centellea

y hace que el lago refleje

la luz que del Sol le llega.

.
.
.
.
.
.
.

Puente móvil sobre el lago.

Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5

(Fuente: Coleccion particular)

.

Un puente de barcas, móvil,     

abre en el lago una senda   

y todos por allí pasan   

aunque les tiemblen las piernas.   

.

Últimamente unas algas     

en el lago proliferan 

y aunque no pierde el reflejo    

el agua aparece espesa.  

Tal vez sean los vertidos   

de alguna lejana Empresa   

que acidulan estas aguas    

y es que hoy nada se respeta  

y minamos poco a poco   

la misma Naturaleza. 

 .

El agua es un bien precioso  

la abundancia representa   

y allí donde es abundante  

la vida bulle, perfecta.

 .

Gracias, amigo Don Carlos,   

gracias a cuantos conservan  

entre tan áridos páramos  

esa bendita parcela.  

.

.

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

 .

Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5  Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5  Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5 Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5 

Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5  Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5 Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5  Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5 

Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5 Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5  Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5  Despidiéndonos del Monasterio de Piedra y 5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *