Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco

El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el lunes 26-1-2.009

.

.

.

1. Entra París en la Historia de la mano de Julio César. Uno de los pueblo galos, los Aeduos, llama en su ayuda a Roma.

2. Roma, con Julio César, expulsa a los Helvecios y, a petición de los Aeduos, derrota y expulsa a los germanos de Ariovisto.

3. Cuando Galos y Romanos quedan solos, la Galia se rebela contra el invasor, amigo de los Aeduos y de unos pocos más. César sitia Alexia.

4. César toma Alexia, pacifica la Galia, celebra su triunfo en Roma y deja paso a Octavio, que será Augusto perpetuo. La Galia es ya una provincia.

5. Nada importante sacude París hasta la llegada del César Juliano, que en París es proclamado Augusto. Con los bárbaros, una nueva etapa.

6. Reinan en Francia los merovingios y luego los carolingios, mientras los vikingos hacen correrías casi cada año.

7. Comentarios sobre los periodos pasados.

8. Hugo Capeto, señor de París, se hace coronar rey en Reims. Le sucede su hijo Roberto. Reyes Capetos hasta las Cruzadas.

9. Felipe Augusto engrandece y embellece París. Luis VIII reinó poco y repartió mal el Reino. San Luis, Luis IX, embelleció París.

10. Termina la línea de los Capetos por línea directa y se inicia la colateral de los Valois. Felipe VI hace frente malamente a la invasión inglesa.

11. A Felipe V le sucede Juan II, todo un caballero medieval, y sufre nueva derrota en Poitiers, cayendo preso. El Delfín Carlos lo hace mejor.

12. La invasión de Eduardo II fracasa porque Carlos V dirige bien sus fuerzas. Mejora de París. Muerte de Carlos V e inicio de la guerra civil.

13. Juan sin Miedo mata a Luis de Orleáns: Guerra civil. Llama a Enrique V de Inglaterra. Desastre de Azincourt. Toma de Rouen. Matan a Juan.

14. Los ingleses se hacen con el poder en Francia norte y sitian Orleáns, apareciendo Juana Dearco que invierte la situación. Coronación en Reims.

.

        Lo cierto es que conforme el trabajo va avanzando van cambiando los objetivos que en el mismo persigo y se vuelven más ambiciosos.

         En un primer momento, se trataba de narrar la historia de París – que creía que conocía bien, pues lo he visitado tres o cuatro veces – tomando como modelo el verso sobre Carcassonne. Ello suponía centrarme en los reyes que habían desarrollado París, que enseguida supe que eran 7:

.

Felipe Augusto

Carlos V

Luis XIII

Luis XIV

Luis XV

Luis XVI

Luis XVIII.

.

        Pero conforme iban desfilando ante mis ojos, en los libros que sigo, los reyes, encontraba detalles interesantes, curiosos, que me fastidiaba dejar en el olvido. Así, casi desde los carolingios y sobre todo desde los Capetos, desde Hugo Capeto, decidí que hablaría de todos los reyes, narrando lo más importante de cada reinado. Eso alargaría el trabajo considerablemente.

        Una idea que surgió pronto con los Capetos fue comprender en detalle el proceso de unificación de Francia, para pasar de un archipiélago de ducados, condados y marquesados a la nación que terminará siendo. Y eso se podía captar viendo en qué modo había contribuido cada rey a la unión o a la desmembración del reino.

        En el verso hay una labor de síntesis y un intento de explicación de los hechos históricos, reteniendo lo fundamental. Ello hace el verso muy denso, y ha surgido la idea de comenzar cada tramo de versos por una explicación sobre lo que va a haber ese día.

        Tengo que aclarar que llevo un gran adelanto entre lo que se publica y lo que tengo ya elaborado. Hoy estoy ya en el reinado de Luis XV. Pero a la hora de publicar el artículo diario es cuando añado las imágenes y los comentarios iniciales.

        Últimamente, el objetivo se ha ampliado a comprender las causas de la Revolución Francesa y creo que estoy logrando el objetivo. Otra cosa que me decía es que la Revolución tenía que haber dado advertencias, que no podía haber cogido a los monarcas de sorpresa, y hoy puedo decir que así fue, incluso con 20 o más años de antelación la cosa se veía venir. Y lo veía venir el propio monarca. El por qué no se hizo nada para evitarlo será uno de los temas que se verán cuando llegue el momento.

        De forma que, al menos yo, estoy aprendiendo mucho de la historia de Francia y comprendiendo cómo se ha movido el mundo en el plan material, tema del que no me había ocupado mucho, porque uno no puede llegar a todo.

        Hasta meterme con estos berenjenales de versos, tenía la idea de que todo lo que haya pasado después del año 500 no me interesaba, porque para el año 500 e incluso antes – lo de 500 es para redondear – ya estaban fijadas las bases de las ideas que han moldeado nuestras vidas, o parte de ellas. Y me había interesado averiguar cómo se generaron esas ideas, el Cristianismo. De modo que esto de la Revolución y de París es un paréntesis en el tema fundamental, tema del que no me he separado, salvo para vestirme de vate y hacer unos cuantos versos.

        Creo que los versos son para ser leídos despacio, entendiéndolos. No deseo que aparezca un nombre y el lector no sepa de quién se trata, por eso multiplico los paréntesis a la derecha, algunos de ellos innecesarios, porque intento que el lector no tenga que hacer ningún esfuerzo de memoria.

        De modo que este trabajo tiene unos fines expositivos, explicativos, de comprensión de la historia de nuestra tribu, que es, y eso en todo momento, el objetivo de esta Web. En los comentarios previos a cada trozo ampliaré las lecciones que sobre el turbio manejo de muchos que puede sacarse del análisis de nuestro pasado. He incluido anécdotas que sólo vienen en alguno de los libros en que me baso. Son anécdotas curiosas, creo que poco conocidas, por eso las incluyo, porque ayudan a conocer lo que se pensó en el pasado sobre lo que entonces era presente. Ya que hoy no incluyo imágenes, al menos el final de la historia de Juana de Arco, que pudo haber logrado una condena a cadena perpetua pero prefirió ser fiel a sus principios y no traicionarse a ella misma. A lo peor eso sólo se puede hacer antes de haber cumplido los veinte años …

.

Muerte de Juana de Arco

.

La historia acabaría – aquí muy felizmente

si no hubiera un amargo – capítulo siguiente.

Tras la coronación – el ritmo es más paciente,

se puede ser osado, – no hay que ser imprudente.

La razón, ha cambiado – el ánimo vigente,

mas no ha cambiado Juana, – ella sigue impaciente

y pasa de ser Dama – a peón incipiente,

a peón prescindible, – que ya hizo suficiente,

dio moral al soldado – y convenció a la gente,

se realizó el milagro, – pero, juiciosamente,

que guíe la razón – en el tiempo presente,

vamos perfectamente –

                                         y en buena dirección.

Juana fue relegada – a un papel segundón,

por eso, por su cuenta, – tomó la decisión

de sólo con su escolta – iniciar una acción.

También el buen Felipe – sintió la tentación                             (Felipe de Borgoña)

de ocupar ciertas tierras, – no es claro de quién son …

mas lindan con Borgoña, – será fácil la unión;

y así, sitió Compiegne. – Juana vio la ocasión

de liberar Compiegne – y allá entró de rondón

previo a cerrarse el cerco. – Fue una equivocación

realizar dos salidas, – porque en tal ocasión

cayose del caballo – y terminó en prisión.

Por seis meses la tuvo – Felipe el borgoñón,

pero el inglés insiste – y tras negociación

la dio por 10.000 francos, – y fin de la cuestión.

Los ingleses tenían – montada la función;

quieren sacar provecho – con una u otra opción:

Si se declara bruja, – le daban el perdón,

y la dejan pudrirse – y morir en prisión,

o la declaran ellos – y rauda conclusión,

la condena a la hoguera. – Sólo hay esa elección.

El lector ya conoce – cuál fue la solución.

.

Y aquí se verifica – lo que ya se ha observado,

si el prisionero es noble, – el reo es perdonado,

porque llegará luego – un rescato sonado,

pero si es un villano – es raudo ajusticiado,

porque estaba en el bando – y espacio equivocado.

Dicen los entendidos – que tras lo que ha pasado

plantear su rescate, – haber organizado

al menos un intento – de haberla rescatado,

solicitar clemencia – al que la ha capturado,

algo bien pudo hacerse – y se hubiera quedado

a un nivel no distante – al que Juana ha logrado.

.

El inglés buen provecho – con Juana no ha sacado,

mas bien fue lo contrario, – que se ha desprestigiado

convirtiéndola en mártir – y así han aglutinado

aún más al enemigo – y han posibilitado

que Juana siga viva – tras haberla quemado.

.

Juana de Arco quemada en Rouen, por Lenepveu (Panteón)

El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco

(Fuente: Histoire de France Illustrée. Tomo I, des origines a 1.610. Paris, Librairie Larousse, hacia 1.912.)

.

Continuará …

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco  El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco  El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco  

El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco  El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco  El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco  

El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco  El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco  El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco

El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco  El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco

El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco  El nacimiento de París 15 Muerte de Juana de Arco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *