Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El nacimiento de París Epílogo

El nacimiento de París Epílogo

© Copyright  Fernando Conde Torrens

  ……….

  ……….

  ……….

  .………Hoy toca reflexionar. Si de algo nos puede servir repasar la Historia de la tribu parece que pueda ser para no caer en los errores de antaño. Hay trampas por las que no debemos de ser atrapados una vez más. Quieran los dioses que prevalezca en este Occidente la inteligencia de los más que miran por el progreso de la tribu que el de los pocos que sólo buscan el suyo propio.

 ……….Y con este deseo nos despedimos, ya que desear es todo lo que podemos hacer cuando hablamos en plural.

 ……….En singular, uno puede hacer bastante más. Sólo desear sería desertar.

. ……….

A modo de moraleja

.

Parir tan luenga historia – de poco serviría

si de ello no obtuviéramos – alguna teoría  

de cómo se hace el mundo, – cómo el mundo varía,   

de qué tipo de mundo – veremos algún día.

Vimos que desde Roma – la cosa consistía

en lograr por la fuerza – que el otro aceptaría

que nosotros mandamos, – que toda regalía

es privilegio nuestro. – Con esto como guía

llegamos al Rey Sol, – e incluso yo diría

que Bismarck mismamente – tal idea tenía,       

que es lícito tomar – lo que al lado veía

si es más fuerte que el dueño – que ese bien poseía.

El ansia de crecer, – “toda esa tierra es mía”,

el deseo y la fuerza, – buscar la hegemonía,

las zonas de influencia, – la propia economía,

podrá ser comprensible, – mas no es la buena vía.

Y es que precisa el mundo – de seres de valía,

seres que, como Wilson, – no tengan la manía

de barrer para casa – todo lo que lucía.

  ……….

Arras, arrasada durante la Primera Guerra Mundial

(Fuente: L´Encyclopédie de la Grand Guerre. Éditions E/P/A-Hachette Livre, 2.008.)

  ……….

Evitar nuevas guerras

.

La Sociedad de Wilson – la guerra evitaría.      

¿Las Naciones Unidas? – No es lo mismo, diría,

porque ese idealismo – con Wilson se extinguía,

que en vez de idealismo – lo que hubo es picardía,

que es un mal sucedáneo, – que, sí … , se parecía,

mas sigue habiendo guerras, – el pan de cada día;

son guerras en países – de otra categoría,

allí la gente muere – y eso ¿qué importaría?

  ……….

 Visión

.

Es fácil darse cuenta – de lo que se cocía,

aun de forma imperfecta, – cuando a la monarquía

absoluta de Francia – se la sustituía         

por el mando de muchos. – Nos queda todavía

recorrer un camino, – mas veo en lejanía,

cuando haya suficientes – personas con hombría,

que busquen, como Wilson, – bien de la mayoría,

no con “visión de Estado”, – que se preferiría

tener “visión de Mundo”, – que en eso consistía

el cambio hacia el que vamos, – que por fin se podría

mostrar algo decente – si nos visitaría

un ser de otra galaxia, – el cual no nos vería

con la visión de aldea – que hoy hay en demasía,   

con sórdido egoísmo, – que de lejos vendría,

con ansia de abusar – lo más que uno podía

del que abusar no puede, – pero que si podría

seguro que abusaba, – si así se terciaría.

  ……….

Caen tras el desembarco de Normandía

(Fuente: La Segunda Guerra Mundial. Tercera parte: Victoria sin paz 1.944-45. Plaza y Janés, 1.967.)

  ……….

De Planeta

 ……….

Así, la Unión de Europa – en esta línea iría,

¡bienvenido ese avance!, – pues aquí ya estaría

una “visión de Europa” – que al fin evitaría

se repita un desastre – que volver no debía.

Mejorada esa Unión, – ya sólo faltaría

que Europa se preocupe – por cuanto pasaría    

allende sus fronteras – y eso sucedería

cuando con suficiencia – y con cierta ironía

los trogloditas digan – que aquí prevalecía

candidez o inocencia, – que así quien no tenía

Evolución llamaba – lo que no comprendía.

.

Como Europa es más “vieja” – a ella correspondía

dar de “visión” ejemplo, – pero yo añadiría

que sobra sordidez – en esta Europa mía,

que sólo un primer paso – hemos dado, diría.

  ……….

Y llegamos al fin – de aquesta poesía;  

se ha esbozado el comienzo – de la correcta vía

para, de trogloditas, – ser raza de valía.

El lector en su Esencia – encontrar debería

la forma de ajustarse – y aportar la cuantía

que de su mano penda. – Eso se pretendía.

  ……….

¿Por qué paro mi historia – en tal momento y día?

Porque si sigo hablando – pronto aparecería

personaje nefando, – y me molestaría

lanzar alejandrinos – a quien no merecía

sino unos garabatos – de la peor grafía.  

 ……….

No pienso dedicar ni un pareado

a un pájaro que no ha evolucionado.

 ……….

FIN

……….

 Siguiente artículo: Comprando en ebay.

 ……….……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……..

……….

El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo

El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo El nacimiento de París Epílogo

El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo  El nacimiento de París Epílogo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *