Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El origen del problema prostático y su eventual tratamiento

El origen del problema prostático y su eventual tratamiento

Copyright Fernando Conde Torrens, el 16-10-2.019.

.

.

.

……….   Este artículo es continuación de este otro.

.

………….El origen del problema prostático y su eventual «tratamiento».     El origen del problema prostático y su eventual tratamiento

……….   Hemos revisado la literatura médica que se puede encontrar en la red para saber más sobre los órganos que conforman el aparato urinario y documentarnos. Y en dicha literatura se describen los efectos, con abundantes ilustraciones, que recomendamos al lector. Pero nada se dice sobre los orígenes del problema, que llega a afectar a un porcentaje altísimo de varones, incluso llegándose al 90% si se alcanzan los 90 años de edad, según se lee en alguna divulgación médica.

……….   Por tal motivo, nos atreveremos a indicar una posible causa de las nefastas inflamaciones, que tanto dolor e inquietud siembran entre el género masculino. La causa de las repetidas prostatitis (tres en tres años) que nos refería uno de nuestros informantes, él la pudo localizar como generadas por un enfriamiento local, lo mismo que las prostatitis que sufrió, originadas todas ellas por un enfriamiento local, instantáneo, fácil de localizar y recordar.

……….   Se informó mi amigo en la red y obtuvo el dato de que las hembras se enfrían y, en el momento en que se dan cuenta de que están pasando frío, se abrigan y ello corta el enfriamiento.

……….   En los varones las cosas suceden de diferente forma. Tal vez porque son menos agudos, o de reacciones más lentas, pero para cuando se dan cuenta de que se están enfriando, las medidas que toman llegan tarde, el efecto pernicioso del enfriamiento ya está en marcha y es imparable. No vale de nada que se abriguen, el mal ya está hecho. Eso me lo contaba como justificación de sus peores pesadillas.

……….   Pues bien, basándonos en esas informaciones y en repetidas comprobaciones realizadas, podemos defender que el problema de la próstata inflamada podría muy bien provenir de enfriamientos repetidos, no muy fuertes, pero reiterados, todas las noches, al acostarnos. Esos enfriamientos – mantenidos durante más de 25 años, los que van de los 45 a los 70 – podrían producir una inflamación ligera, pero mantenida, que dará origen al agrandamiento de la próstata y a las desagradables consecuencias que ya hemos comentado.

……….  

……….   Un posible remedio.  El origen del problema prostático y su eventual tratamiento

……….   ¿Qué hacer, entonces? Lo primero será comprobar si, en efecto, ese enfriamiento es realidad en el varón que de esto se entera. A los cinco minutos de meterse en la cama, comprobar físicamente la temperatura de los órganos genitales masculinos, que – a diferencia de lo que sucede en el sexo opuesto – están en el exterior del cuerpo. Si la temperatura de éstos es claramente inferior a la de nuestros brazos, tronco o vientre, tal vez convenga tomar medidas. Dicho de otro modo, si con las manos, a la temperatura del cuerpo, se comprueba  que dichas partes están frías.

……….   Calentarlas es fácil. Con una manta eléctrica, con una bolsa de agua o con la misma mano. El objetivo es ponerlas a la temperatura corporal normal. Colocar alguna prenda caliente en la zona y dormirse. Porque con el paso del tiempo, el cuerpo entero alcanza la misma temperatura y no se dan enfriamientos locales.

……….   La labor a realizar es fácil. Y lo mismo hay que hacer cada vez que a la noche se vaya al baño. Lo que resulta necesario es la constancia y tiene el inconveniente de que no vamos a ver el fruto ni siquiera en unos pocos años. También por la noche, al levantarse al baño.

……….  

……….   Control de las salidas.  El origen del problema prostático y su eventual tratamiento

……….   Si el lector de estas informaciones está en algún proceso de los indicados, hay otra práctica que ya puede adoptar, la de medir sus micciones y anotar las cantidades obtenidas. Se indica la hora y la cantidad.  A eso los médicos lo llaman “cronograma”, pues indica el tiempo, “cronos”, otra palabra griega. Esa información será imprescindible en alguna fase de futuros procesos que puedan presentársele. Supone un control sobre el funcionamiento de su aparato urinario y de sus diferentes órganos. En algún momento habrá que controlar alguna característica de alguno de ellos, por ejemplo, la cantidad diaria (control de los riñones) o el “residuo”.

……….  

El origen del problema prostático y su eventual tratamiento

.

………   Control por ecografías.   El origen del problema prostático y su eventual tratamiento

……….   Otra tarea que hay que imponerse es controlar los tamaños de la próstata, pero, sobre todo, de la vejiga, mediante ecografías anuales. Las medidas de la vejiga debe guardarlas el paciente y compararlas, junto con el médico ecógrafo, con las del año siguiente.

……….   La ecografía puede dar esas medidas, longitud, anchura y altura de la vejiga. Para ello debe tomarse una ecografía antes de orinar, con la vejiga llena, y otra recién se haya orinado. Ello permite conocer el “residuo”. «Residuo» que pasará a ser la pesadilla del paciente operado, hasta que éste sea el adecuado.

……….   De modo que esa afección muy generalizada entre los hombres no viene porque sí. Se causan por una agresión, por frío. Agresión repetida día tras día, o más bien, noche tras noche. Que acaba minando la salud de un órgano tan necesario como otro cualquiera para el normal desenvolvimiento del varón.

……….   La dolencia nos la causamos nosotros, por falta de conocimiento. Producimos una agresión al organismo y éste reacciona quejándose, inflamándose, lo habitual en esos casos. Ocurre en todas partes  y la próstata no iba a ser una excepción.

.

……….  

……….  

……….  

El origen del problema prostático y su tratamiento  El origen del problema prostático y su tratamiento  El origen del problema prostático y su tratamiento 

El origen del problema prostático y su tratamiento   El origen del problema prostático y su tratamiento  El origen del problema prostático y su tratamiento 

El origen del problema prostático y su tratamiento  El origen del problema prostático y su tratamiento  El origen del problema prostático y su tratamiento 

El origen del problema prostático y su tratamiento  El origen del problema prostático y su tratamiento  El origen del problema prostático y su tratamiento 

El origen del problema prostático y su tratamiento  El origen del problema prostático y su tratamiento  El origen del problema prostático y su tratamiento

4 comentarios en “El origen del problema prostático y su eventual tratamiento”

  1. Soletat dice:

    Es curioso que un tema que afecta al 90% de la poblacion masculina se hable tan poco
    Me gustaria que hablaramos de las biopsias que por protocolo se hacen y que tienen el riesgo de extender el tumor al resto
    Tambien existe la prueba PCa5

  2. Fernando Conde Torrens dice:

    Amiga Soletat, yo he hablado de lo que sé por experiencia propia o de lo que me han informado varias personas que tienen mi plena confianza, para poder contrastar las informaciones recibidas de cada uno de ellos. En un tema en el que no tengo formación he de actuar con muchas precauciones para no equivocarme. Aun así, asumo la posibildiad de no acertar plenamente y deseo y pido recibir confirmaciones o reproches de fallos. Eso en Facebook, que es donde he colgado estos artículos.

    No me he sometido a una biopsia previa, por lo que no puedo hablar, ni enjuiciar tal cosa. Y tras mirar mínima en la red, veo que la prueba que indicas es para cánceres colo-rectales, que se sale de nuestro pequeño informe esperimental … Ya me gustaría poder haccr informes de temas varios, pero sólo puedo decir algo de lo que he experimentado, Soletat. Y mejor que no más … Lo mío son las cosas de Autoayuda o de Evolución y Mejora personal, más que las cosas médicas.

    Un cordial saludo.

  3. Adela dice:

    Puede ser cierto y con mucha lógica lo que cuentas. Mi marido no se tapa ni con la sabana. Apenas hace algo de calor está siempre en pijama. Y hace 14 años se operó de cáncer de próstata, quedándole la salida de orina sin control, le pusieron un remex, que por dos veces estuvo a punto de morir. Pero no ha resultado: Todas las aventuras del mundo en estos años, mala gestión médica y descuidos permanentes.

    Gracias Fernando por tus aportaciones

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Siento los problemas que ha tenido tu esposo, Adela. Y deseo que no vuelvan. Pero ya operado no sé cómo funciona el conjunto del aparato urinario. Aparte de que hay distintas operaciones y situaciones post. El frío he comprobado que es muy peligroso.

      Yo tengo tendencia a tener frío, por eso a mí quizás me afecte más. Pero hace poco un amigo me hablaba de los casos frecuentes de cistitis (algo similar en féminas) en una persona de su familia, y el frío que las suele acompañar. «Cuando pasamos frío – le decía yo – se nos enfría, inflama e infecta uno de los dos extremos del tubo digestivo de que constamos: O el superior (anginas, faringitis) o el inferior (recto, vejiga, próstata). Son nuestros puntos de contacto con el medio ambiente. Si éste se vuelve agresivo, por frío, repercute en el extemo más a mano, o más débil.

      En su caso hemos llegado tarde, pero que use batas, que las hay muy lucidas …

      Un fuerte abrazo a los dos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *