Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El papiro P46 Algo cambia en las alturas

“El papiro P46 Algo cambia en las alturas” es el testigo de un paso hacia la verdad en un tema importante. No puede mirarse para otro lado cuando de seguir engañando a todo Occidente se trata, cremos aquí.

.

.

.

………. A consecuencia de lo advertido sobre el P52, hemos revisado las informaciones actuales sobre los papiros de la Colección Chester Beatty.

………. Una más amplia información, por parte de Wikipedia, aparece en la página dedicada al papiro P46, de la Colección Chester Beatty. La información sobre la que trata este artículo puede verse en este enlace:

.

(Fuente: https://en.wikipedia.org/wiki/Papyrus_46)

.

………. Esta información ofrece un panorama más cercano a la realidad. Nos ocuparemos sólo de lo que se expone en el apartado Date = Datación. Y en él se dice lo siguiente:

.

El papiro P46 Algo cambia en las alturas

.

El papiro P46 Algo cambia en las alturas

 

 

………. Los tamaños de letra y el color rojo son míos:

 

Datación

 

Al igual que todos los manuscritos fechados únicamente por Paleografía,

el fechado de P46 es incierto.

.

………. Esta información resulta ser de la mayor importancia. Las propuestas de datación que hace la Paleografía son inciertas, precarias, como significado del “uncertain” original en la versión inglesa. Sigue la reseña de Wikipedia:

—————-

………. El primer editor de partes del papiro, H. A. Sanders, propuso una fecha posible tan tardía como la segunda mitad del siglo III.

………. G. Kenyon, editor de la completa edición príncipe, prefirió una fecha en la primera mitad del siglo III.

………. El manuscrito es ahora a veces datado alrededor del año 200.

………. Young Kyu Kim ha argumentado en favor de una fecha excepcionalmente temprana de cerca del año 80.

………. La fecha de Kim ha sido ampliamente rechazada.

………. 28=Royse, J.R. (2007)   29=Barker, Don (5 September 2011)  9=Comfort, Philip W. (2005). 30=Evans, C.A. (2011)  

………. Griffin criticó y disputó la fecha de Kim, situando la fecha más probable entre 175-225, con un 95% de confianza en el intervalo de fechas 150-250.

………. Griffin, Bruce W. (1996). 

—————–

………. Revisando las “dataciones” que se han dado a lo largo de los últimos 100 años – ya que el papiro fue adquirido pasado el primer cuarto del siglo XX – hay que reconocer que el fiel creyente ha ido sabiendo que el papiro había sido escrito hacia el año 275, según aseguró Sanders; poco después se sobresaltó al saber que había sido escrito 50 años antes, hacia el año 225, según opinó Kenyon.

………. Sin duda el fiel cristiano tuvo un sobresalto menor al cambiar varios la fecha de datación al año 200. Y un nuevo y definitivo susto cuando Kim encontró argumentos para defender que había sido escrito hacia el año 85. Pero no disfrutó Kim de su victoria largo tiempo, pues en breve le salió un detractor, Griffin, que dejó por ahora la datación en torno al año 200.

………. Con esta historia es evidente que lo que cada entendido dio fue una opinión, una opinión personal. Y cada uno de ellos encontró razones y argumentos para favorecer su propuesta. Pero, siendo serios, a eso no se le puede llamar “datación´”, ni decir que el P46 está “datado” en ésta o aquella fecha. Llamarlo “propuesta de datación” ya es una forma honrosa, suficientemente digna y protocolaria de denominar al pálpito de cada estudioso.

………. La única conclusión que se puede obtener – sin renunciar al sentido común que debe caracterizar al bípedo pensante – es que

.

no hay datación del papiro P46.

.

………. Según las personas a las que los Propietarios del papiro encargaron que redactaran su presentación en sociedad, o se han añadido después, el papiro puede ser de los siglos III, II y I. Eso es lo mismo que decir que no está datado en absoluto, que no se sabe de cuándo es. Hay argumentos para datarlo en cualquier siglo.

………. Y que estemos así en pleno siglo XXI resulta insólito. Aun cuando nos parece un paso adelante el dado, que conste para conocimiento general la sucesión de individuos que han “datado” el papiro – cada cual a su aire, o según su mejor saber y entender – hay que reconocer que el instrumento que manejan, el método del que se sirven – la dúctil y maleable Paleografía – es fluido en exceso. Dúctil y manejable, ya que permite llegar, usándola, a conclusiones variadas por demás, a cualquier conclusión, vamos.

………. Será deseable emplear otros Métodos más serios, más fiables, no tan elásticos, que no se presten a tanta “subjetividad”.

……….

El papiro P46

.

………. Vamos a añadir unos comentarios por nuestra parte, al margen de lo que diga Wikipedia sobre el Papiro P46. Y para ello cederemos la palabra a dos estudiosos pertenecientes a la Organización eclesial.

………. Nuestra primera referencia será un sacerdote jesuita, el padre Daniel  Ruiz Bueno, Autor de “Padres Apostólicos”, “Padres Apologetas Griegos” y “Actas de los Mártires”, editados los tres por la Biblioteca de Autores Cristianos, BAC. En el segundo de ellos, y refiriéndose a Hermias, un filósofo cristiano detractor de los filósofos paganos, dice así el padre Ruiz, pg. 877:

.

Del autor no se sabe nada. La fecha de la obra va saltando,

 según el gusto de cada crítico, del siglo II al III, del III al

IV, y así sucesivamente hasta el V y VI. … Lo más prudente

 parece ponerla en el siglo II, por sus analogías con una par-

te de la Apologética del siglo II …

.

………. También el padre José O´Callghan, reconocido papirólogo, q.e.p.d., se hace eco de este “rejuvenecer” de otro papiro, el P32. Lo dice en su obra “Los primeros testimonios del Nuevo Testamento”, pg 75.

.

Un papiro digno de mención … es el P32, que, aunque

inicialmente fue datado como del siglo III, en la edición

de Nestle-Aland se le asigna más concretamente circa 200.

.

………. Según nuestra opinión, este “tirar hacia atrás” es normal. Si un primer entendido argumenta que cierto papiro neo-testamentario es de una fecha dada, quien trabaje sobre él con posterioridad no será reconocido si sus argumentos le proporcionan una fecha posterior. Es más interesante para los Propietarios la versión anterior. No sucede lo mismo si la nueva “propuesta de datación” anticipa la fecha de redacción.

………. Podrá objetarse que con la propuesta de Kim en el caso del P46 no ha sucedido así. Pero había cierta unanimidad entre los entendidos en torno al 200. La opinión de Kim los dejaba a todos fuera de juego. Y han reclamado.

………. Una última anotación sobre la antigüedad de los papiros neo-testamentarios. Es quimérico afirmar que unos son más antiguos que otros.

……….

SON TODOS DEL PRIMER CUARTO DEL SIGLO IV

……….

………. De entre el año 308 y el 324. Retrocedamos con la imaginación y el sentido común hasta aquel tiempo, en las circunstancias en que se encontraban Constantino y sus fieles servidores, Lactancio y Eusebio de Cesarea, en la lejana Augusta Treverorum (Tréveris). Probado ya en el libro “Año 303” que eran los redactores del Nuevo Testamento y que debían hacer cantidad de copias de unos libros antiguos, escritos por autores cristianos de los tres siglos precedentes, tratemos de razonar como ellos lo razonaron.

………. Porque está claro que razonar, razonaban. Montaron una historia falsa que ha pasado por verídica durante 17 siglos. Luego lo hicieron bien. Es decir, acertaron con las decisiones que tomaron.

………. Ahora planteémonos nosotros lo que tuvieron que plantearse ellos. Iban a hacer pasar unos libros que se acababan de escribir por libros antiguos, de 100 ó 200 años atrás. Eusebio, historiador, el hombre más erudito de su época, al mando de las cuestiones logísticas – Lactancio no valía ni para inventarse una biografía creíble del Hijo de Dios – tenía que decidir entre dos opciones.

………. ¿Con qué letra escribirían los textos supuestamente escritos en los siglos I, II y III; con la grafía actual o con las grafías de tales siglos?

………. Y también, ¿qué papiro se debía adquirir para escribir esos “libros antiguos” a entregarlos a todos los obispos a los que Constantino iba a convocar en un Concilio futuro? ¿Podían entregar – a todos los obispos recién nombrados – los libros escritos hacía siglos sobre papiro nuevecito, o debía proveerse del papiro más antiguo que pudiera encontrar?

………. A ambas preguntas Eusebio dio las repuestas correctas. Tales decisiones iban a tener repercusiones futuras.

………. Por acertar en la relativa al tipo de letra, iba a dedicarse la Paleografía al apetitoso negocio de “datar” papiros neo-testamentarios. Por decidir adquirir papiro viejo, iban a atrasarse los intervalos de datación de escritos “cristianos” primitivos que se dataran po Carbono 14. Vamos por partes.

………. A la primera pregunta la respuesta era obvia: Los escribas profesionales que contrataran debían imitar la grafía del siglo en que supuestamente se había escrito la obra. Tenían a su disposición la biblioteca de la capital de la Tetrarquía de las Galias, Augusta Treverorum. Copiar las grafías de escritos de tales siglos estaba a su alcance.

………. El hecho de que los libros supuestamente escritos en el siglo II, por ejemplo, lo hayan sido con la escritura que se estilaba en el siglo II, permite a la Paleografía relacionar el tipo de letra con la fecha de composición del texto en los escritos “cristianos” falsificados, como se puede hacer con otros escritos auténticos.

………. La decisión tomada de falsificar los escritos supuestamente antiguos sobre papiros también antiguos ha tenido una consecuencia que se aprecia con claridad. Hagámonos la siguiente pregunta: ¿Qué abanico de fechas daría la datación por Carbono 14 si la decisión hubiera sido escribir los textos supuestamente antiguos sobre papiro nuevo? Si, por ejemplo, el año 309 se hubieran comprado grandes cantidades de papiro nuevo, fabricado el año 308, y dado que hay 60 años de margen hacia adelante y hacia atrás, los resultados  por Carbono 14 darían para esos papiros elaborados el 308 que se escribieron entre los años 248 y 368, es decir, 308 más 60 y 308 menos 60.

………. Es el grado de precisión que dan las pruebas por Carbono 14 para escritos de esa antigüedad.

………. Pero Eusebio, con criterio acertado y para dar más credibilidad a la falsificación, compró papiro antiguo, lo más antiguo que fuera posible. Con los resultados obtenidos en dos casos de escritos ligados al Cristianismo antiguo que se conocen, los resultados con Carbono 14 son que los textos “cristianos” primitivos se escribieron entre los años 220 y 340, es decir, 280 más 60 y 280 menos 60.

………. Esto significa que el papiro que recibió Eusebio y sobre el que se escribieron los textos falsificados tenía una antigüedad de

308 – 280 = 28 años

………. La edad media del papiro adquirido, sobre el que se escribieron los escritos “cristianos” falsificados, era de unos 28 años.

………. ¿En qué dos obras “cristianas” nos basamos? En el Evangelio de Judas, datado por Métodos Absolutos de Datación por la National Geographic, una compañía seria que no tiene nada que ocultar. Que deseaba dar a conocer, sin el menor género de dudas, de qué fecha era el documento del que era propietaria en parte. Y aplicó Métodos Absolutos de Datación, y también Paleografía, para realizar una datación indiscutible. Y claro, la Paleografía tuvo que coincidir …

………. Se nos puede objetar: “Pero el “Evangelio de Judas” no es un escrito del Nuevo Testamento …” Pero entró dentro del “paquete” de escritos “cristianos” falsificados. Y la clave está en Ireneo de Lyon, un personaje inventado al que se le escribieron también textos falsos. En uno de ellos Ireneo cita el “Evangelio de Judas”, hablando mal de él, caro está. Eso significa que al inventarse a Ireneo ya estaba escrito el Evangelio de Judas. De modo que el orden en escribirse fue: Evangelios canónicos – Evangelio de Judas – Textos de Ireneo de Lyon. Y todo ello después del 308 y antes del 325.

………. El otro son las Cartas de Pedro que formaron parte de la Colección Bodmer y que hace unos años fueron regaladas al Vaticano. También ellas están datados entre los años 220 y 340, a juzgar por lo que expone el propio Vaticano. Explicar esto sería un tanto largo para este artículo. Está expuesto en los dos enlaces que siguen:

.

http://www.sofiaoriginals.com/carbono-14-a-un-papiro-bodmer/

http://www.sofiaoriginals.com/carbono-14-a-un-papiro-bodmer-2/

.

………. Todo lo anterior no será obstáculo para que las Webs parroquiales sigan aferradas a las antiguas coordenadas, como la que sigue, refiriéndose al P46:

.

Papiro que contiene la colección de las Epístolas de Pablo. En concreto, en este códice se

encuentran los siguientes libros: Romanos, Hebreos, 1 y 2 Corintios, Efesios, Gálatas,

Filipenses, Colosenses y 1 Tesalonicenses.

Este papiro se suele datar entre los años 180 a 200. Sin embargo, Kim ha propuesta una

nueva datación: Según este especialista el papiro sería del año 85.

.

(Fuente: http://www.espejodelevangelio.com/codices/pp46.htm)

.

………. Ahora vamos a situarnos en el extremo opuesto. ¿Cuál es el diagnóstico correcto sobre la Paleografía aplicada a este papiro P46? De los diversos estudiosos que se han aplicado a él, podemos concluir que el más acertado ha sido el de Young Kyu Kim. Demos al lector la posibilidad de reflexionar y deducir por su cuenta la razón de esto último.

………. Conociendo cómo sucedieron realmente los hechos, situados en Augusta Treverorum allá por al año 308, vigilemos al escriba que copió del original de Lactancio esta colección de Epístolas de Pablo. Tenía delante – para imitar la letra – un escrito de mediados del siglo I, época en la que Pablo habría escritos sus Epístolas. E imitó lo mejor que supo esa grafía, al ir trascribiendo las Epístolas paulinas.

………. Ahora bien, ¿que Kim haya acertado cambia la Historia? ¿Vuelve real a Pablo, siendo así que Pablo es un personaje literario inventado por Lactancio? La respuesta a ambas preguntas es una negación rotunda. ¿Qué utilidad tiene aplicar la adjudicación de una época a un escrito por Paleografía? Y la respuesta tiene que ser: Ninguna. Como no sea confirmar que el escriba que redactó esa copia imitó muy bien, de manera casi perfecta, la grafía del libro en que se inspiraba, escrito en el siglo I con toda seguridad.

………. Aplicar la Paleografía para situar un escrito en el tiempo es una falacia. Porque equivale a pontificar que si un escrito tiene la letra “parecida” a otro, ambos están escritos en el mismo año, más o menos. De eso, según la “ingenua” Paleografía no cabe loa menor duda.

………. Que un texto tenga la letra parecida a otro puede ser porque se escribió en la misma época y por escribas que usaban el tipo de letra de moda, o usual, en esa época. O bien, porque alguien ha fingido una letra antigua, para hacer pasar un documento que se está escribiendo hoy como si fuera antiguo.

………. Sabida es la costumbre que había en la Antigüedad de escribir hoy  un texto haciéndolo pasar por antiguo. Eso permitía forjar profecías que se habrían cumplido, en efecto, en el tiempo que hay entre la fecha dada al falso escrito y el presente. A eso lo llaman los historiadores “vaticina ex eventu”, “profecías después de sucedidos los hechos”. En Marcos 13 tenemos un ejemplo, sin ir más lejos.

………. ¿Algo que era tan frecuente no es obstáculo para que todavía tengamos la ingenuidad de olvidarnos de tal hecho y demos credibilidad al tipo de letra de dos escritos? La Paleografía oculta las falsificaciones,  las “blanquea”, que se dice ahora. ¡Vuelve auténticas las falsificaciones! Por tanto, es una trampa, un engaño. El engaño moderno que hace falta para intentar ocultar el engaño antiguo, la falsificación masiva de todos los escritos supuestamente “cristianos” anteriores a Nicea, creados en el siglo IV, como ya está demostrado y nadie ha rebatido en cerca de tres años.

………. Por eso tenemos que decir: “Basta de engaños, señores. Ya está bien.” La infancia intelectual ya quedó atrás. Estamos en el siglo XXI, dejen de tratarnos como niños. La Historia se lo recriminará y los pondrá en su sitio. Esto es un escándalo, uno de los mayores escándalos de la Historia. Salten a tiempo del barco que se hunde.

………. Tenemos que terminar. Se avanza. Lentamente, pero se avanza. Habremos llegado a la meta cuando se publiquen las dataciones de todos los papiros neo-testamentarios por Carbono 14, que ya están hechas y una de ellas se ha filtrado a la prensa. Y todas dan el mismo resultado: 220-340. Y eso porque Eusebio hizo las cosas bien y adquirió toneladas de papiros viejos y polvorientos.

El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas 

El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas   El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas 

El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas 

El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas El papiro P46 Algo cambia en las alturas 

El papiro P46 Algo cambia en las alturas El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas  

El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas El papiro P46 Algo cambia en las alturas 

El papiro P46 Algo cambia en las alturas 

El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas El papiro P46 Algo cambia en las alturas 

El papiro P46 Algo cambia en las alturas El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas  

El papiro P46 Algo cambia en las alturas  El papiro P46 Algo cambia en las alturas El papiro P46 Algo cambia en las alturas 

El papiro P46 Algo cambia en las alturas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *