Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

En «El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16» veremos algunas piezas del famoso «tesoro de Príamo», que no era tal.

 

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 4-1-2.006

.

.

.

……….Troya es uno de los temas en los que uno puede «engolfarse» y no salir de él. En las fuentes que manejo vienen enlaces, publicaciones, revistas extranjeras, a los que uno podría acudir y suscribirse. Pero ni las cito, o correríamos el riesgo de convertirnos en un Schliemann cualquiera. el otro día, mientras esperaba la cena de Nochevieja en casa ajena, busqué en la librería y me leí las primeras 40 páginas de un libro sobre los griegos primitivos. Uno de los primeros capítulos lo dedicaba a Henrich Schliemann y lo primero que decía de él es que Schliemann «estaba loco«. Quede claro que no coincido con este diagnóstico.

……….Más adelante, cuando había escrito que Schliemann aprendía el idioma de cada país con el que se relacionaba en su trabajo comercial, y así aprendió 12 idiomas, griego y latín incluidos, y descubrió lo que descubrió, decía de él que «tuvo la vida más plena e interesante que un humano tener puede«. En lo que estoy completamente de acuerdo. Creo percibir cierta oposición entre los conceptos de «vida plena» y «locura plena», pero … pelillos a la mar. Después de todo, ni me acuerto del nombre del autor de aquel libro.

……….El lector tal vez haya notado mi admiración por Henrich Schliemann, no me importa. Tengo para mí que Schilemann era una persona con ciertas dotes naturales, dotes que puso en práctica. Eso y su entusiasmo le permitieron aprender todos esos idiomas mientras hacía un trabajo que no era su objetivo en la vida. Y en cuanto pudo, se dedicó a su objetivo, a los relatos de Homero. Y entonces disfrutó doblemente. No tuvo reparos en, siendo un aficionado, nadar contra corriente. El hecho fue que llevó la contraria a la opinión de los entendidos de su época, que no creían en la historicidad del argumento de la Iliada, la guerra de los griegos contra Troya. Iliada viene de Ilion, que era el nombre de Troya en lenguaje troyano/griego. Pero lo importante es que él tenía razón y no los profesionales. Y la Historia se lo ha reconocido.

……….Me pregunto por qué será que me agrada la vida y obra de Schliemann

……….Schliemann se equivocó cuando identificó Troya II, que ya hemos visto, con la Troya de Homero, de Agamenón y Aquiles. Eso es cierto. Pero dejó tan claro el camino que, a su muerte, su ayudante, un Arquitecto versado en Arqueología, puso las cosas en su sitio y demostró que la Troya de la Iliada era más bien Troya VIIa, una reconstrucción inmediata de Troya VI. Aunque otros entienden que es Troya VII A, la Troya inmediatamente posterior a Troya VI.

……….Bien, nosotros nos encaminamos hacia esa Troya. Y para justificar la aceleración que vamos a dar a nuestros pasos, bueno será plantear un resumen de lo que parece ha sido la historia de la colina de Hisarlik, el nombre actual de aquellos parajes. Si hacia la derecha del gráfico se indica el grado de desarrollo, de calidad de vida, de importancia de cada fase de la ciudad de Troya, y en vertical se indica el tiempo, o lo que es igual, los diferentes niveles hallados en Troya con las fechas de tales niveles, se obtiene un gráfico como el que se indica a continuación.

……….Una invasión, tal vez los aqueos,  parece que pone fin al desarrollo habido en las fases I y II, como vamos a ver hoy mismo. Corre el año 2.450 AEC. Pasarán 750 años con una Troya lánguida, las fases III, IV y V. Hacia 1.700 veremos que Troya VI y Troya VII conocen un nuevo auge. La guerra de Troya o una nueva invasión, los Pueblos del Mar, bajará el nivel hasta la completa desforestación, en Troya no habita un alma.

……….Nuevo resurgir de las cenizas con la expansión helénica, que veremos más adelante, y surge la Troya helénica, Troya VIII, conquistada por los romanos, que son civilizados y que, por razones de prestigio de las que también hablaremos, dan aún más brillo a la vieja Troya, Troya IX. Pero la ciudad languidece de nuevo en los últimos siglos de pertenecer al Imperio Romano de Oriente y decae  irremisiblemente cuando el Islam toma posesión de tal Imperio, a mediados del siglo XV. Sólo el entusiasmo de Schliemann permitirá a Troya recuperar algo de su pasado esplendor. Pero ya estamos a finales del siglo XIX y nadie habitará en Troya, más allá del día en que se visita Troya con el autobús de la Agencia de Turismo.

……….

Importancia estimada de la civilización en las sucesivas fases de Troya

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

(Gráfica elaborada en esta casa)

.

……….Con mis disculpas por la deficiente definición, deseo resaltar la idea de los retrocesos. Quisiera llamar la atención del lector a los periodos de retroceso, a su duración. Hemos dicho que 750 años tras la primera invasión, allá por 2.450 AEC. Unos 350 años tras la segunda invasión de los «pueblos del mar», hacia 1.040. Como Schliemann descubrió Troya hacia 1.875, para redondear, habrían sido unos 1.400 años en que nadie contaba con la existencia de Troya, un retroceso «como Dios manda«. En Egipto se llamaban Períodos Intermedios. Troya no fue una excepción, tuvo sus períodos intermedios, «retrocesos» los llamamos aquí.

……….Estamos hablando de una ciudad más, una ciudad que no fue la capital de ningún Imperio. Cuando hablemos de cosas más importantes que una simple ciudad situada en los límites del mundo civilizado, no debe extrañarnos que el periodo de retroceso, o desconocimiento, sea incluso mayor … A buen entendedor …

……….

………………………………………

……….

……….Volviendo a Troya, Troya II era una ciudad con riqueza abundante entre sus muros. Schliemann y posteriores arqueólogos han descubierto hasta 20 tesoros escondidos por los habitantes de Troya II y no recuperados posteriormente. De la época de Troya II es el falso «tesoro de Príamo», tan falso como «la tumba de Atreo». No estará de más que echemos un vistazo a lo poco que se puede ver de él. Agárrese el lector.

……….

Diadema de oro perteneciente al «tesoro de Príamo», hallado en Troya

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

(Fuente: ARQUEO, nº 8. RBA Revistas, Barcelona 2.002)

……….

……….Otra joya del tesoro hallado por Schliemann es la que figura a continuación, que corrió también la suerte del tesoro entero.

……….

Detalle del gran pectoral de oro del «tesoro de Príamo»

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

(Fuente: ARQUEO, nº 8. RBA Revistas, Barcelona 2.002)

……….

……….Pues bien, el «tesoro de Príamo» fue descubierto hacia 1.875 por Schliemann en Troya y, ya veremos cómo, las joyas volaron para Grecia y en los Museos de Grecia se quedaron. Pero héteme aquí que en la Segunda Guerra Mundial desaparecieron. Y durante años y años se pensó que el tesoro de marras se había perdido. Hasta que en 1.993 la Federación Rusa declaró que «el tesoro de Príamo» había estado cuidadosamente guardado en el Museo Pushkin de Moscú, de donde se supone que deberá regresar al lugar de donde se … tomaron prestadas las joyas por inadvertencia y sin querer. Esto es como Topkapi pero a lo grande. Y nadie dirá esta boca es mía. Pero hay que acostumbrarse a estas cosas.

……….Tanto en el período Troya I como en el de Troya II, los alrededores eran suficientemente fértiles como para mantener a la población de la ciudad. Había zonas boscosas, se podía criar ganado, buey, cordero, cerdo y cabra, cultivar las tierras con cebada o trigo, y practicar la caza y la pesca, tanto en mar abierto como en agua dulce, pues dos ríos quedaban a pocos metros de la ciudad.

……….El conejo se convirtió en la presa más fácil de obtener, junto con las ocas y los patos salvajes. El jabalí y el ciervo llegaron a escasear. Había algunos ejemplares de león, oso, pantera, hiena rayada, lobo, zorro y lince, pero fueron escaseando, ya que sus pieles eran muy apreciadas. Se recogían asimismo frutos del mar, en forma de crustáceos y mariscos. Pero la dieta consistía fundamentalmente en lo que se cultivaba o producía, no en lo que se cazaba o pescaba. Todo esto se conoce por los desechos hallados en las tres poblaciones de la Edad del Bronce ya indicadas.

……….La ciudad de Troya II supone la existencia de un monarca de bastante importancia, capaz de acometer construcciones con edificios de 14 por 30 metros, lo que es ya notable para la época. Se inicia en Troya la arquitectura monumental, con salas de recepción o de culto, preparadas para acoger a un numeroso grupo. Durante este periodo se introduce en Troya el torno de alfarero, pues las vasijas pasan a ser modeladas al torno. Los colores se aclaran, la variedad aumenta.

……….

Vasija fabricada al torno, en colores amarillo o bien rojo. Troya II

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

(Fuente: Dossiers d´Archeologie. Neolithique. M. Korfmann. Éditions Faton, 2.003)

……….

……….Troya III.   El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16.

……….Troya II se hunde en la Historia arrasada por un incendio. He leído recientemente que otra causa posible de esas desapariciones repentinas de ciudades antiguas podría haber sido un terremoto o más bien una cadena de terremotos que destruyeran los acuíferos de ciudades que dependía de pozos de agua para subsistir. Ése podría ser el caso de Micenas y Tirinto, en el interior del Peloponeso, tal vez de Cnossos, pero no de Troya, que disponía de dos ríos bien cercanos, como vimos el día primero.

……….Pues bien, sea como sea, tras las  murallas y construcciones de Troya II, viene un período en el que se aprovecha lo que hay, lo que queda en pie, pero en la que no se construye nada de la categoría de lo anterior. Dicen los entendidos que  poca gente vive en Troya durante los niveles III, IV y V. Troya es una ciudad abierta, sin murallas, posiblemente porque no hay nada que valga la pena defender.

……….Parece claro que los primeros que llegaron tras el desastre citado construyeron sus casas en lo alto de la colina, protegidas por las gruesas murallas de tiempos pasados, hasta que no cupo ni una más. «El que venga atrás, que arre», que se decía en tiempos de mis abuelos, cuando había carros tirados por caballos.

……….

Reconstrucción del sitio Troya III

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 17

(Fuente: Dossiers d´Archeologie. Neolithique. M. Korfmann. Éditions Faton, 2.003)

……….

……….Y pasamos como sobre ascuas por los períodos Troya IV y Troya V. Entre las tres fases, la III, la IV y la V, cubren el período que va de 2.450, fecha en que se hunde Cnossos, a 1.700. Estamos aún en la Edad del Bronce, lo que significa que en la región no se conocen aún herramientas, ni armas, de hierro.

……….De una colección de fases de Troya superpuestas, que se ofrecían en el número 8 de la revista Arqueo, he separado y retocado un tanto las correspondientes a Troya IV y Troya V. El retoque se sitúa en la ciudadela de Troya V, tapada por la fase siguiente. Son éstas.

……….

Fases de Troya IV y V

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

(Fuente: ARQUEO, nº 8. RBA Revistas, Barcelona 2.002)

……….

……….Parece que en Troya V las casas de extramuros disminuyen. Sea como sea, en esta época de 750 años, la cerámica hallada en Troya muestra una tendencia a una mayor diversidad y a un mejor diseño.

……….

Ejemplos de cerámica arcaica en las excavaciones de Troya IV y V

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

(Fuente: ARQUEO, nº 8. RBA Revistas, Barcelona 2.002)

……….

……….Y ya estamos listos para visitar Troya VI. Que tras lo que veremos en Troya VI hay un monarca o una dinastía estará claro por la magnificencia de las construcciones. Ya hemos visto las casitas que se construyen los particulares. La arquitectura monumental es obra de alguien que quiere asombrar al visitante, alguien que desea darse lustre.

……….Así somos los humanos: La generación de Valor Añadido, que diríamos hoy, precisa de bueyes tractores presumidos. Ya tiene que ver …

……….

Enlace al próximo día: Troya VI en Grecia clásica 18.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16 El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clasica 16

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16  El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16  El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16  El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16  El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16  El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16  El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16  El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16  El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16  El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16  El tesoro de Príamo y Troya III Grecia clásica 16

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *