Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Elías Garralda Enero 2009 b

Elías Garralda Enero 2009 b

        Hoy, como el día pasado, empezaremos por un río. Ya hemos dicho que en esta tierra hay para elegir. El de hoy es el río Baztán, así llamado a su paso por Navarra, hasta llegar a Oronoz-Mugaire, a partir de ahí se le conoce como río Bidasoa. Nace en Errazu (Navarra Nordeste), en el Puerto de Izpegui, en la frontera con Francia. Va impertérrito al Oeste, salvo un pequeño giro al Norte, hasta hacer frontera con Francia. Pasa por Elizondo, Oronoz-Mugaire, el Señorío de Bértiz, Santesteban, donde gira al Norte, Sumbilla, Lesaca, Vera de Bidasoa e Irún, y allí desemboca en el Cantábrico.

        Ya sabe el Lector lo que hay que hacer … Visitar el cuadro. Porque un cuadro no es algo, en mi opinión, que se ve de un plumazo, o de un zarpazo, sino que es más bien como un Museo, que tiene sus Salas y sus tesoros. Un buen cuadro es … como una mujer hermosa (O, para ser moderno, y para el otro medio mundo, como un galán vistoso, como el Clooney ése): Algo para ver, admirar y saborear pausadamente, pulgada a pulgada, palmo a palmo. Si no se hace así, uno se pierde lo mejor de la vida.

        El cuadro de hoy está pintado en los últimos días de Marzo o primeros días de Abril. El Lector debe deducir por qué razón. Como pista, y como me decían a mí de pequeño, “si es perro, te muerde“.

Elías Garralda. Por el Baztán. Óleo sobre lienzo, 50 x 61 cm.

(Fuente: Catálogo de la Exposición. Enero 2.009.)

        El mismo cuadro para verlo de un golpe de vista. Pruebe el Lector a mirar el cuadro a través de su mano casi cerrada, a modo de catalejo, y le parecerá estar viendo el propio paisaje. Es por lo que a este tipo de cuadros, tan reales, como son los producidos por los Pintores de la Escuela de Olot, y otros muchos que pintan lo que ven, se le llama Pintura figurativa. Para distinguirla de la Pintura abstracta, en la que no se ve nada. Nada real.

 

Elías Garralda. Por el Baztán. Óleo sobre lienzo, 50 x 61 cm.

(Fuente: Catálogo de la Exposición. Enero 2.009.)

 

       El cuadro que viene a continuación es un paisaje seco; no hay río. Lo que hay son montes, porque estamos no lejos de los Pirineos. Lejanía fría, cercanía más cálida. De ese modo, ya lo hemos dicho aquí también, el cuadro entona bien en cualquier casa, que no es de lo menos importante. A anotar que, por ser montañas, más que simples montes, los trazos que los definen son rectos, no ondulados. El cielo es más oscuro, como corresponde a aun entorno frío.

        El color del cielo coincide con el color de la montaña más lejana. ¿Era así en la realidad? Posiblemente, no. El Pintor ha hecho que sea así. Y es que un Pintor, como un escritor, inventa, crea, cambia la realidad, para mejorarla, para hacerla más interesante y hermosa. Note el Lector la diferencia entre el cielo de este cuadro y el del cuadro anterior. Aquél era pastel. Éste, en modo alguno lo es.

        Fíjese el Lector en las manchas gallináceas, casi rotas. En el humo, frotado en seco. Y en el perfil superior del monte de la izquierda, también añadido en seco, posteriormente.

Elías Garralda. Caserío de Bera (Arozibia). Óleo sobre lienzo, 38 x 46 cm.

(Fuente: Catálogo de la Exposición. Año 2.009.)

 

        El mismo cuadro a menor tamaño.

Elías Garralda. Caserío de Bera (Arozibia). Óleo sobre lienzo, 38 x 46 cm.

(Fuente: Catálogo de la Exposición. Enero 2.009.)

        Y, para terminar, otro cuadro vigoroso, con el mismo cielo que el anterior. Fíjese el Lector que en ningún cuadro de Elías Garralda el cielo es completamente azul. Y son ésos los mejores días para pintar, cunado no hay amenaza de lluvia, mortal para el viejo Arte de la Pintura. Pero las nubes … se ponen.

        Éste es el cuadro que figura en la Portada del Catálogo. Es un cuadro también típico de Garralda, con un amplio primer plano completamente inocuo, sin tema, pero que el Autor resuelve con su “saber hacer” característico. El cuadro está muy contrastado, con fuertes diferencias de color entre las zonas claras y las oscuras. Nótese, por ejemplo, lo oscuro del monte y las sombras de los árboles, en contraste con las zonas al sol de la casa o la hierba del primer plano. He de decir que al pasarlo a imagen de ordenador, los colores se oscurecen algo siempre. Puede el lector comparar con otros cuadros del mismo Pintor.

        Nótese la manera de simular ovejas, con cuatro trazos. O las formas de las nubes, también con cuatro trazos gruesos. Por estar en la Portada, la imagen es menor y no da para ampliaciones.

Elías Garralda. Jaúregui-Zas (Donamaría). Óleo sobre lienzo, 50 x 61 cm.

(Fuente: Catálogo de la Exposición. Enero 2.009.)

        Nos queda un tercer día, ése con cuatro cuadros, y terminaremos de ver la presente Exposición.

Continuará.

Enlace al próximo día.

Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *