Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

En la rampa de acceso

……..Hoy vamos a hacer unas reflexiones para todo el que está en la rampa de acceso. La descripción completa de la rampa de acceso al Nivel IV está en el artículo 3º sobre los Niveles de Evolución de este mismo apartado, El Camino.

………. ¿Quiénes están en la rampa de acceso?

 

……..Los que lo tienen ya claro, los que han puesto el corazón en un Camino, los que han comprobado por sí mismos que el Camino que terminaron por seguir es buen camino, los que han comenzado a recoger frutos de las cunetas, los que no se volverán ya atrás, porque tienen meridianamente claro que la vida sólo tiene sentido siguiéndolo y terminándolo. Si el lector tiene todavía dudas sobre sí mismo, es que aún no ha puesto el pie en la rampa. Paciencia.

……..

……..Hay varias prácticas que conviene poner a punto y ejercitar durante la subida por la rampa. La primera, y posiblemente ya asumida, es captar la magnífica cosa que somos los humanos, las potencialidades que encerramos, las capacidades casi sobrenaturales de que hemos sido dotados (más bien habría que decir inimaginables, sorprendentes). Por eso, de manera espontánea, sin que nadie nos insista, bueno será que vayamos tomando conciencia de nuestra inmensa valía, como decía el otro «somos las primicias de las criaturas», el fruto que más vale, el más codiciado, por ser maduro e infrecuente.

………. Lo que debe quedar ya atrás.

……..

……..Lo de pensar bien de uno mismo cuando el entorno nos es favorable y pensar mal cuando las adversidades se encrespan debiera ir quedando atrás, porque en los momentos mejores, la conciencia de los tesoros que albergamos, y que poco a poco vamos descubriendo, no se borrará de nuestro recuerdo. Y porque sabremos estar cada vez menos tiempo sometidos a la tensión de los elementos externos. Las cosas sólo provocan tensión si les dejamos que generen tensión, si las calificamos de negativas. Y las cosas de fuera no son negativas, son de fuera, neutras.

……..

……..Otra práctica a ejercitarse es la capacidad de decidir. Decidir es un ejercicio muy importante, es crucial. La persona que está en la rampa calibra mucho, matiza mucho, se exige mucho. Si tiene claro que el Fondo ha dictaminado qué conviene hacer, la cosa está clara. Pero a veces en temas pequeños, cotidianos, el Fondo parece que se inhibe, que no responde. ¿Qué hacer? ¿Cuál será la decisión óptima?

En la rampa de acceso. Las maravillas de la Naturaleza.

En la rampa de acceso. Las maravillas de la Naturaleza.

……..

.

……..En esos casos, la solución puede ser tomar un pequeño instante y centrarse en el asunto a decidir. Visualizarse a uno mismo optando por una alternativa y tratar de ver claro cómo nos sentiremos tomándola. Y hacer lo mismo con la otra decisión. Ahora, percibir con cuál de ellas nos quedamos más tranquilos. Y tomarla. Luego, observar cómo han ido las consecuencias de la decisión adoptada. Y si, cuando uno aplica este procedimiento, todavía no hay luz, no hacer nada, dejar las cosas como estaban. «En la duda, abstente». Si no hay viento para cambia el rumbo, se mantiene el rumbo.

………. Capacidades adquiridas.

……..

……..La persona en la rampa tiene ya una sensibilidad desarrollada para no dudar ante decisiones nefasta, fatales, erróneas por completo. Ésas son detectadas en cuanto uno les pone la vista encima. Por tanto, las dudas serán siempre entre lo bueno y lo óptimo. Y en esos casos, se aprende decidiendo y controlando luego, sin temores ni angustias, los resultados.

……..

……..La persona en la rampa sabe ya que no debe hablar mucho, sino responder a quien le pregunta interesado. Comprenderá que el proselitismo activo es una barbaridad y es signo de ignorancia.

. Mas en la rampa de acceso

……..Sabe que no puede cambiar el mundo, que primero debe cambiarse a sí mismo. Y cuando ese cambio se complete, va a comprender el mundo tal y como es y comprenderá, y se sonreirá también ante sus ímpetus juveniles.

. Pero en la rampa de acceso

……..Sabe que no hace falta hacer muchas cosas para caminar, que se puede hacer mucho sin hacer nada, que la cosa no es hacer, sino ser. Y ahí, en el mundo del ser, ahí es donde puede aplicarse y donde la tarea pendiente es imposible de determinar, pero se va desplegando conforme uno llega al paso inmediatamente anterior.

……..Toma tomate en la rampa de acceso

……..Sabe que no debe preocuparse, ni cavilar sobre el futuro. No porque el futuro no vaya a llegar, sino porque en su trabajo el futuro es tan imprevisible y tan sorprendente que no sirve de nada la previsión mental, la exploración de un terreno completamente desconocido. El futuro será una prolongación de la aventura pasada. De ahí la absoluta confianza y la total tranquilidad.

………. Un trabajo a muy largo plazo.

 Casi nada lo del ojo, y lo llevaba colgando en la rampa de acceso

……..Bien, son ya muchas las tareas que hemos marcado para la rampa. Paremos por hoy, o nuestro escalador no sabrá qué pié mover primero. Tiene todo el tiempo del mundo, el tiempo es su gran aliado, porque si echa la vista atrás percibirá que en unos meses ha avanzado más que en años anteriores. Así pues, a vivir con gozo la aventura de la escalada, a disfrutar de las sorpresas del día a día. La Odisea era un cuento de niños en comparación.

.………. Sin embargo en la rampa de acceso

  Foto http://www.freejpg.com.ar      Siguiente artículo: La Pureza interior.

………. Sino en la rampa de acceso

© Copyrigth Fernando Conde Torrens     23

. en la rampa de acceso

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «Año 303. Inventan el Cristianismo», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………. Aunque en la rampa de acceso

2 comentarios en “En la rampa de acceso”

  1. Soledad dice:

    ‘ Al decir no hablar mucho’ quiere decir sobre el camino que ya llevo años sabiendo que debo seguirlo ? o que cada vez apetece hablar menos en general?
    Que mas quisiera tener que escoger entre lo bueno y lo optimo, menos mal que tengo claro que tengo toda la eternidad para recorrer el camino
    Gracias por sus consejos

  2. Fernando Conde Torrens dice:

    Lo de «no hablar mucho» se refiere a no divulgar el Camino a quien no ha mostrado interés en evolucionar, mejorar, ser más pleno. Vale más responder a quien se interesa que propagar a quien no. No se refiere a hablar menos, en general, sino hablar menos del Camino que tú sigues a quien no se interesa por estas cosas.

    Con el tiempo desarrollarás alguna de las Capacidades Superiores y cada vez te costará menos acertar, lo verás todo más claro, y entonces llegará lo de «elegir entre lo bueno y lo óptimo», porque lo malo será rechazado de entrada por ti.

    Y cuidado, tienes esta vida, de momento, pero el Camino es muy largo … Hay que hacer, conviene hacer, muchas cosas. Y se pasa cada vez mejor. Eso no significa agobiarse, pero tampoco tomarse las cosas con «pachorra», que se dice en esta tierra. Ten en cuenta que sólo se progresa en esta vida. Luego ya uno se queda como «cristializado», hasta donde llegó aquí abajo, tanto así disfrutará Allá Arriba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *