Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Flavio Josefo y Santiago

………. Tras «Flavio Josefo y Jesús«, y «Flavio Josefo y Juan el Bautista«, sólo nos queda analizar el pasaje de «Flavio Josefo y Santiago».

 

© Copyrigth Fernando Conde Torrens, el 3-11-2.002.

.

………..La tercera interpolación a Flavio Josefo, la más larga, refiere la muerte de Santiago, hermano o primo del Maestro bueno. Contiene 4 firmas y un pequeño añadido de Osio.

………..

Flavio Josefo. Antigüedades judáicas, XX 198-203

Traducción que conserva las firmas

… lo que nunca había sucedido a ningún Sumo Sacerdote de los nuestros.

Ananos el joven,

que fue elevado al Sumo Sacerdocio como ya hemos indicado,

era áspero de carácter y muy impetuoso,

siendo de la corriente de los Saduceos,

que son rigurosos en sus decisiones(,)

como todos ¡ay! los judíos,

como ya dijimos.

Así que siendo como era Ananos,

creyendo tener una buena oportunidad tras producirse de Festo la defunción,

y que Albino de camino venía,

reunió al Sanedrín en juicio y presentó ante ellos al hermano de Jesús apodado Cristo,

de nombre Santiago,

y a varios otros.

Los acusó de transgredir la Ley y a morir apedreados los condenó.

Bastantes de los más sensatos pensaron que esta sentencia era injusta y enviaron una legación al rey para que escribiera a Ananos para que no la ejecutara,

la primera cosa que había hecho no era correcta.

Algunos de ellos acudieron a Albino que venía de Alejandría y de todo le informaron,

diciéndole cómo convocara el Sanedrín y lo que el mismo había hecho.

Al oír lo que le decían escribió lleno de ira a Ananos para exigirle responsabilidades.

Y el rey Agripa por todo esto le destituyó tras tres meses de sacerdocio y lo reemplazó por el hijo de Damneo Jesús.

.

………..El texto auténtico de Josefo está en griego. Resulta de pasar el texto que viene a Symbol.

. . Flavio Josefo y Santiago

Flavio Josefo y Santiago

Lo último sobre el tema de Flavio Josefo y Santiago

..

Muerte de Santiago

Flavio Josefo. Antigüedades judáicas, XX 198-203

oper oudeni twn par hmin arcierewn.    10

o de newteros Ananos,    12

on thn arcierwsunhn efamen eilhfenai,    12

qrasus hn ton tropon kai tolmhths diaferontws,   10

airesin de methi thn Saddoukaiwn,    11

oiper eisi peri tan kriseis(,)    1

wmoi para pantas Ioudaious,    2

kaqws hdh dedhlwkamen.    3

ate dh oun toioutos wn o Ananos,    2

nomisas ecein … men Feston,    1

Albinon d eti kata thn odon uparcein,    9

kaqizei sunedrion … tou legomenou Cristou,    9

Iakwbos onoma autw,    6

kai tinas eterous,    11

ws paranomhsantwn … paredwke leusqesomenos.    7

Osoi de edokoun ……………………………. toiauta prassein …

mhde gar to prwton orqws auton pepoihkenai.    22

ounta kai didaskousin,    19

ws ounk exon hn Ananw ….. gnwmhs kaqisai sunedrion.    19

Albinos de peisqeis tois legomenois grafei… par autou dikas apeilwn.    16

kai o basilews Agrippas …… ton tou Damnaiou katesthsen.    3

……….. . Flavio Josefo y Santiago

………..El análisis de este pasaje resulta ser idéntico a los dos anteriores. Una vez más, la frase azul es prescindible e incluso el texto queda mejor sin ella. Otra característica de dicha frase es que reproduce ideas que están en las frases que le siguen, subrayadas. Todo lo anterior induce a sospechar que de nuevo Osio está en acción, supervisando la obra maestra del engaño, la preparada por Eusebio de Cesárea, quien, con la mano derecha, falsifica todo lo que se le pone por delante, mientras, con la mano izquierda, sigue denunciando su forzada labor con esas firmas omnipresentes.

……….La conclusión es que todo el testimonio flaviano fue amañado por Simón y Osio, quienes interpolaron la obra de Flavio Josefo y luego la seleccionaron para que llegara incólume hasta nuestros días. Gracias a sus propios trabajos, varios investigadores independientes han afirmado la casi certeza de que estos pasajes eran falsificados. Y otros tantos «investigadores» dependientes han encontrado sus peculiares argumentos para seguir defendiendo el engaño.

……….Si la cuña anterior estaba metida en un lugar no demasiado acertado, la elección del lugar para dejar caer la cuña sobre Santiago es perfecta. Inmediatamente antes de la cuña, muere el anterior procurador, Festo, y el César envía a Albino como nuevo procurador de Judea. El rey Agripa nombra sumo sacerdote a Ananos. Hasta aquí todo normal.

………. Y es precisamente ahora cuando se acomoda la acción. Casi parece que la muerte de Santiago se ha preparado pensando en qué lugar se va a meter la cuña. El Sumo Sacerdote Ananos, aprovechando un supuesto vacío de poder, se carga a Santiago. Claro que el rey lo destituye y el procurador lo amenaza, pero la labor está cumplida. La de Ananos, liquidar a Santiago. La de Eusebio, hacer que Flavio Josefo nombre a Santiago y lo convierta en un personaje histórico a todas luces.

………. Una vez «muerto» Santiago, el procurador Albino llega a Jerusalén y comienza su labor de limpiar de malhechores la ciudad, etc. De modo que bien pudo pasar lo de la muerte de Santiago en esa transición entre procuradores … La longitud del pasaje tampoco destaca sobre los que le rodean. El vocabulario no resulta chocante, como lo fue en el caso de Jesús, artículo primero de esta serie. Por tanto, la cosa quedaría en tablas si no fuera por nuestro aliado Simón, el implacable.

 ………. Hemos visto la totalidad del testimonio flaviano. Todo él con el mismo tipo de firmas que el resto de escritos del Nuevo Testamento. Con una cadena de firmas de Simón que recorre cada pasaje de cabo a rabo. Y hay que notar la coincidencia de que no sólo éste, sino los cuatro pasajes supuestamente escritos por historiadores paganos sobre el cristianismo – además de Flavio Josefo, Tácito, Suetonio y Pinio el Joven – están todos ellos recorridos por una cadena continua de firmas de Simón. Es decir, son falsificaciones realizadas por Eusebio de Cesárea y denunciadas por las firmas delatoras.

……….Una característica de estas tres interpolaciones es que carecen de despegue y de aterrizaje. Se ha elegido un lugar para colocarlas, no conviene extenderse mucho, ya que el hecho narrado es muy secundario en un historiador como Josefo, y por tanto se va al grano directamente. Y punto. Eso resta belleza a la obra y vuelve algo insípido el estudio. Claro que Simón permite suplir esa cortedad con sus marcas indelebles.

……….Como cuarta entrega de esta serie, veremos el próximo día algo que no está en el libro «Simón, opera magna», la interpolación hecha a Suetonio. Es cortita, pero inteligente.

………. . Flavio Josefo y Santiago

Siguiente artículo: La cita de Suetonio.

 ………. . Flavio Josefo y Santiago

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.….

. Flavio Josefo y Santiago

. Flavio Josefo y Santiago

. Flavio Josefo y Santiago

…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *