Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

La Primera Guerra de los Diadocos

En “La Primera Guerra de los Diadocos” van a desaparecer de escena dos generales de Alejandro, puesto que la pelea se dirime en dos frentes.

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 23-4-2.010

.

……….Hemos dejado a Pérdicas camino de Egipto para castigar la insolencia de Ptolomeo, que se había atrevido a conquistar una ciudad, Cirene, perteneciente al territorio asignado al propio Pérdicas. Y a sus aliados, su hermano Alcetas y Eumenes, encargados de vigilar que Antípatro y Crátero no invadieran Asia Menor, como hiciera Alejandro, y se situaran a su espalda.

……….Ya hemos comentado que Antípatro con Crátero se pusieron en marcha contra Pérdicas tan pronto supieron que éste se dirigía a combatir a Ptolomeo en Egipto. Los dos generales, que partían de Macedonia, dividieron sus fuerzas. Crátero con sus falanges se enfrentaría a Eumenes, mientras Antípatro se dedicaba a perseguir a Pérdicas tratando de cogerlo en tenaza entre Ptolomeo y él. El plan parecía perfecto, pues las tropas de Crátero eran superiores en número y calidad a las que Eumenes habría podido reclutar en su satrapía.

 ……….

Paflagonia y Capadocia, con capital en Tarso, al Sureste, satrapías de Eumenes

La Primera Guerra de los Diadocos

(Fuente: Historia de la Humanidad. Arlanza Ediciones, 2.00.)

 ……….

……….Eumenes tenía las tropas macedonias de guarnición de su satrapía, que no eran muchas. Y reclutó infantes entre los habitantes de la Capadocia y la Paflagonia. Por su parte Crátero tenía a todos los veteranos de Alejandro. Tanto sus falanges como su caballería eran muy superiores a las de Eumenes. Además, Crátero era un general muy popular entre los macedonios; había guiado la expedición que volvía de la India y los había conducido finalmente a Macedonia. Y también lo era entre las tropas que tenía Eumenes. De modo que éste colocó a su caballería macedonia en el lado que no estaba Crátero, para que no tuvieran tentaciones de negarse a levantar sus espadas contra su antiguo general.

……….Eumenes se colocó en su ala derecha, con su no muy abundante caballería macedonia. El resto de su caballería la colocó frente a la de Crátero. Su infantería también estaba en minoría frente a las potentes falanges macedónicas y, además, eran más débiles guerreros. Así pues, su única esperanza de victoria consistía en poder eliminar a la caballería de Neoptolemo en el ala derecha antes de que Crátero hiciera trizas al resto de su caballería, situada en su ala izquierda. De conseguirlo, podría atacar a las falanges de Crátero por la espalda, como había hecho Alejandro en más de una ocasión. Y tal vez con ello lograra la victoria.

……….La batalla comenzó con la carga simultánea de la caballería de Crátero y Neoptolemo. Esto en sí ya era un error, pues Crátero debía haber confiado en su mejor infantería y a que fuera ésta la que decidiera el resultado de la batalla, limitándose a contener con su caballería a la escasa caballería de Eumenes.

……….Al realizar la carga, Crátero recibió un flechazo frontal y resultó muerto. Su caballería  fue incapaz de mantener la carga iniciada y se desbandó. Por su parte, el ala de Neoptolemo luchó duramente con Eumenes y su caballería. La batalla fue rápida y enconada. Los dos jefes se enfrentaron en un combate personal. Sus caballos resultaron heridos y echaron pie a tierra. Neoptolemo consiguió herir a Eumenes, pero éste le atravesó con su espada. Al ver caer a su jefe, el resto de la caballería macedonia huyó en desbandada.

……….Eumenes quedo dueño de las dos alas, sin oposición de la caballería enemiga. Eso le permitió rodear a las falanges macedonias, que se rindieron sin luchar. El triunfo de Eumenes fue completo.

……….¿Qué pasaba mientras tanto en Egipto? En el estrecho que une Egipto con la Media Luna Fértil, en torno a la ciudad de Pelusio, donde habrá batallas famosas más adelante, Ptolomeo colocó sus abundante defensas para impedir el paso del ejército imperial, al mando de Pérdicas. La guerra se tornó una guerra de posiciones. Pérdicas tenía más tropas, pero no fue capaz de romper con ellas las defensas de su rival. Para colmo no tenía la ayuda de una flota, que le hubiera permitido desembarcar a parte de su contingente en las espaldas de Ptolomeo.

……….La flota imperial … se había perdido. Peor aún, se había pasado al enemigo. Pérdicas había enviado la flota del Imperio al Helesponto, al mando del general Kleitos, para impedir el paso de Antípatro y Crátero. Pero Antígono, que también había acudido a Macedonia al enterarse de las intenciones de Pérdicas respecto a él, era hábil negociador y había convencido a Kleitos de que si se pasaba al bando contrario recibiría una satrapía y dejaría de estar arriesgando su vida sobre la cubierta de una embarcación. Kleitos aceptó y la flota nada hizo por impedir el paso del ejército, parte del cual hemos visto fue derrotado por Eumenes.

……….Con las mismas artes Antígono convenció a un comandante de Pérdicas, Seleuco, aprovechando la posición estática en que había degenerado la pretendida invasión de Egipto, y Seleuco asesinó a Pérdicas por la espalda. Era el año 320. El ejército imperial quedaba sin cabeza. Y, convencido por el comandante traidor, se puso a disposición de los vencedores, de Antípatro, Antígono y Ptolomeo. Los Diadocos de la coalición se reunieron y modificaron la situación de poder.

……….Antípatro seguiría siendo el regente del reino, en Macedonia. Filipo III Arrideo, el hermanastro de Alejandro, el hijo pequeño de Roxana, y ésta irían con Antípatro a residir en Macedonia. No tenía sentido que el monarca actual y el futuro rey residieran lejos de la capital. Realmente, eran más un estorbo que otra cosa.

……….El puesto de Pérdicas lo ocuparía Antígono y a su cargo quedaría el ejército imperial. Antípatro, el regente, se aseguraba el control sobre Antígono dejando a su hijo, Casandro, como segundo de Antígono. Seleuco recibió la satrapía de Babilonia. Kleitos, el comandante de la flota fue hecho sátrapa de Lidia. Las demás satrapías quedaron como estaban. Pero sobre Eumenes y Alcetas se declaró la pena de muerte, por ser aún partidarios de Pérdidas, ya muerto.

……….Antígono, como primera autoridad del Imperio, partió con el ejército imperial a castigar a Eumenes y Alcetas. Eumenes comprendió que no podía oponerse frontalmente a un ejército muy superior al suyo y optó por la guerra de guerrillas. Finalmente, tuvo que refugiarse en la ciudadela de una isla para no caer en manos de Antígono. Éste, dejando una fuerte guarnición para mantener el sitio, partió para derrotar a Alcetas, lo que consiguió, muriendo Alcetas, hermano de Pérdicas, poco después.

……….Esta lucha en el Asia Menor sucedía al año siguiente, el año 319 AEC. Y ese mismo año murió Antípatro. Por cierto, su hijo Casandro tuvo pronto problemas serios con Antígono, hasta el punto de que, viendo peligrar su integridad, partió hacia Macedonia, junto a su padre, abandonando su puesto de segundo de a bordo de Antígono. En el camino se enteró de la muerte de su padre y de que éste no le había nombrado regente del reino, como esperaba, sino que había nombrado para ese puesto a su segundo, Poliperconte.

……….Corría el verano del año 319 y se había alcanzado una situación aceptable para todos los protagonistas, menos Casandro y Eumenes posiblemente. Antígono era la cabeza del Imperio en Asia y Poliperconte el nuevo regente en Macedonia. Por cierto, no hemos dicho que Antígono era tuerto, tenía un solo ojo, por eso recibió el mote de “Antígono Monoftalmos“, que es “un ojo” en griego.

……….

Mapa de cómo quedará el Imperio de Alejandro tras las cuatro Guerras de los Diadocos

La Primera Guerra de los Diadocos

(Fuente: Historia de la Guerra. The Times, 2.003. La esfera de los Libros, 2.006.)

 ……….

……….La suerte de Eumenes parecía echada, pues no tardaría en caer en manos de Antígono, pero aquí van a dar un giro las cosas, ya que Antígono no va a aceptar el nombramiento de Poliperconte por parte de Antípatro, poniendo en duda que Antípatro tuviera capacidad para decidir a quién dar la vara que había recibido del propio Alejandro sin consultar con las demás autoridades del Imperio, en concreto con él. Y es que, aunque sólo tenía un ojo, Antígono era muy ambicioso.

……….Y esa ambición nos aboca a la que se llama Segunda Guerra de los Diadocos, pues la Primera ya la hemos visto.

……….

Enlace al próximo día: Los Diadocos o Antígono contra Eumenes.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

La Primera Guerra de los Diadocos   La Primera Guerra de los Diadocos   La Primera Guerra de los Diadocos

La Primera Guerra de los Diadocos   La Primera Guerra de los Diadocos

.La Primera Guerra de los Diadocos  La Primera Guerra de los Diadocos  La Primera Guerra de los Diadocos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *