Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

La sociedad griega 7 en la Grecia clásica 94

La sociedad griega 7 en la Grecia clásica 94

.

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 17-Julio-2.006

.

.

.

 

……….De modo que, resumiendo, Atenas era un estado en el que no había ni jueces ni políticos profesionales. Estos cargos se elegían cada año entre los ciudadanos libres, hijos de padres atenienses. Los principales Órganos que gobernaban el Estado eran:

……….Ekklesia, o Asamblea general: Era la reunión periódica, cada 9 ó 10 días, de todos los ciudadanos atenienses, mayores de 18 años, libres y con ambos padres atenienses. Todo se votaba tras discusión. Los temas que se llevaban a la Asamblea los decidía la Boulé.

……….Boulé: Consejo de 500 ciudadanos libres, mayores de 30 años. Estudiaban los proyectos de ley y llevaban el control de la política interior y exterior. Estaban divididos en 10 comisiones o pritanías. A cada consejero se le llamaba prítano.

……….Magistrados: Eran el poder ejecutivo, encargado de llevar a la práctica las decisiones del Consejo, o Boulé, y de la Asamblea, o Ekklesia. Tenían un gran poder en sus manos y debían ser examinados por la Boulé para confirmar su buena capacidad. De estos magistrados resultaban elegidos los 10 estrategas, uno de cada tribu, y el jefe de todos ellos era el estratega principal, o magistrado supremo. Pericles lo fue durante casi 30 años.

……….Dikasterion o Heliea: Tribunal formado por 6.000 ciudadanos de más de 30 años, sorteados anualmente.

……….Éste era, pues, el sistema de la ciudad de Atenas para llevar el control de lo que la ciudad, o Estado, decidía. Nosotros, en la distancia, tomada en el más amplio sentido de la palabra, le llamamos a esto «democracia directa». Y nos hacemos la ilusión de que lo nuestro es … ¿democracia indirecta, tal vez? Estas instituciones tenían sus sedes, los lugares donde se reunían los cuerpos legislativos o ejecutivos. Veámoslos, a través, claro está, de la distancia. Las excavaciones han fijado perfectamente los diversos edificios y sus destinos.

……….Situémonos. En la parte superior del plano, la Vía Panetanaica que conduce a la Puerta Dipilon, no visible. En la parte izquierda y aislado, el templo de Hefestos, ya conocido. A su derecha y debajo, dos edificios, la primera sede de la Boulé y la segunda, con forma semicircular y capacidad para los 500 miembros de pleno derecho. Al lado y debajo, el Tolos, o cuarto de guardia de la Boulé, de su Comisión delegada. Recordemos que la décima parte de los 500 son los 50 prítanos de turno y dividido en tres, para cada turno, origina que como mucho haya 25 prítanos ejerciendo en el mismo turno. Normalmente, menos. Los magistrados tienen un edificio propio, la Heliea, en la parte sur del Ágora y el tribunal donde se ven las causas está enfrente del Templo de Hefestos, al lado derecho. Un inciso, mañana nos pasearemos por la ESTOA SUR, en la parte inferior del plano.

……….

Plano del Ágora ateniense, donde se ven las sedes de diversos Órganos de gobierno de la ciudad-estado

(Fuente: La Ciudad Antigua. La vida en la Atenas y Roma clásicas. P.Connolly, H.Dodge. Acento Editorial, 1.999.)

……….

……….Ahora veamos el mismo lugar reconstruido de manera virtual. Nuestra vista va a contemplar el Templo de Hefestos al fondo, las dos sedes de la Boulé y el Tolós, o cuerpo de guardia de la Boulé.

……….Hace mucho calor, el sol cae de plano y por eso la concurrencia es mínima. En breve traerán la comida y el Tolós se llenara de los prítanos.

……….

Reconstrucción ideal del Tolós, con los dos Bouleuterion, a su derecha.

(Fuente: La Ciudad Antigua. La vida en la Atenas y Roma clásicas. P.Connolly, H.Dodge. Acento Editorial, 1.999.)

……….

……….Recordemos que los antiguos comían acostados, o más bien reclinados, en un diván y apoyados en un brazo. Cada diván tenía ante sí una mesa individual. Camareros o camareras, posiblemente esclavos, les servían las viandas y escanciaban en sus kilix el vino mezclado con agua procedentes de la hidra y la crátera.  Una demostración de habilidad muy querida por los antiguos consistía en hacer girar el kílix, agarrándolo por su estrecha asa, a gran velocidad, sin que se cayera. Y el colmo del virtuosismo era disparar con un gesto rápido en pleno giro y alcanzar con el resto final de vino una estatua u otro objeto alejado, colocado sobre la pared. Pared que ya lavaría un esclavo.

……….

Planta hipotética del Tolós con sus 25 divanes utilizados para comer

(Fuente: La Ciudad Antigua. La vida en la Atenas y Roma clásicas. P.Connolly, H.Dodge. Acento Editorial, 1.999.)

……….

……….No han quedado restos  apreciables de los edificios de Atenas, pero sí de algún otro lugar. La vimos ya, la sede de la Boulé de Priene, construida en pleno siglo III AEC. En la foto actual se aprecia muy bien la disposición de los asientos, de manera similar a un teatro, en este caso de tres lados.

……….

Bouleuterion de Priene, en la actual Turquía

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 8, Grecia Clásica. F.J.Fernández. Arlanza Ediciones, 2.000.)

……….

……….Hemos hablado ya de las labores de llevar adelante el Estado. Sería demasiado largo pasar revista a los propio de la tribu, del demos, o municipio, y de las fratrías, entidad que no se conoce muy bien el alcance, donde también había que tomar decisiones y se requería el concurso de ciudadanos elegidos por sorteo. No era inusual que un mismo ciudadano perteneciera a más de un nivel de representación. En tal caso, el trabajo le exigía casi dedicación completa. Y de no ser por la retribución de los cargos, sólo los más pudientes podrían dedicarse a la política.

……….Para prepararse para esta labor, la del gobierno de su ciudad, el joven ateniense se educaba en la retórica y en la oratoria. Hasta los 7 años residía en el gineceo, con las mujeres de la casa, su madre y sus hermanas. Le educaba el pedagogos en casa. A partir de esta edad, su educación se llevaba a cabo por varones y frecuentaba el gimnasio y la palestra. Estudiaba simultáneamente Filosofía en alguna Escuela. El objetivo era llegar a ser un ciudadano «justo y bueno». Simultáneamente, podía acudir a las fiestas que su padre organizaba con sus amigos en el andron de la casa. Vemos a un par de invitados gamberros disparando vino … ¿a la flautista?

……….

Fiesta al atardecer, tras las labores de gobierno

(Fuente: Cómo vivían los griegos. S.Peach y A.Millard. Ediciones Susaeta.)

……….

……….Pues bien, ahora podemos hacernos una idea de por qué hacían falta tantos esclavos y metecos en la Atenas clásica. Alguien tenía que trabajar si una parte notable de ciudadanos estaba ejerciendo de funcionario, magistrado o consejero para su ciudad. Y la idea de que los atenienses se pasaban el día sentados en el ágora discutiendo sobre Filosofía podrá dejar paso a otra más real.

……….Este sistema político era único en su género en la época. Y casi podría decirse que, hablando con propiedad, los atenienses nos daban mil vueltas aun hoy en día. Y que ni los modernos ponentes constitucionales, ni los modernos partidos políticos han sido capaces de reproducir un esquema tan logrado como el ateniense, ni por asomos.

……….De lo que se trataba era de hacer participar al ciudadano en la política de su ciudad-Estado. Se trataba de evitar que los más fuertes económicamente jugaran con los recursos del Estado en su propio beneficio y en perjuicio de los más, del pueblo. Se trataba de intervenir directamente en las discusiones sobre las decisiones que afectaban a todos, de poder dar personalmente sus argumentos y de poder votar personalmente sobre una u otra opción. De trataba de evitar que las decisiones pertenecieran siempre a los mismos, a los eupátridas, a los nacidos en las familias ricas. Se trataba … ¿en el fondo, qué más da …?

……….Nada de eso se ha logrado con nuestros simulacros de «democracia». Todo lo contrario. Sería ingenuo afirmar que nos hemos quedado en las formas, elecciones, alternancia en el poder  y todo eso, y se nos ha escapado el fondo, la capacidad de decisión universal. La realidad es que la tramoya tiene aires «democráticos», se elige, aparentemente se decide … Pero en el fondo todo está dispuesto para que nada cambie, para beneficio de los eupátridas de todo tiempo, para que las decisiones sobre el uso de los recursos del Estado sigan en las manos que siempre han estado y a los ingenuos ciudadanos se les haga creer que tienen algo que decir, que deciden, que mandan. No mandan, ni los partidos políticos mandan, mandan los modernos eupátridas. Prueba de  ello es la marcha del planeta. Y si hay que ofrecer pruebas de que las cosas son así … es que la conversación resulta ya inútil.

……….Habrá detalles secundarios, mínimos, testimoniales, que dependerán de qué partido recibe más votos dormidos, pero en lo fundamental, los atenienses nos daban un millón de vueltas. Nosotros no damos ni una, ni media vuelta. Y se cumple una vez más, como está dicho en otro lugar, que la mejor manipulación, la manipulación perfecta, es aquélla que nunca  se sospecha que exista.

……….

……….¡Eso es saber hacer, lector, eso es Arte!

……….Descubrámonos, quitémonos el sombrero, se lo merecen … por lo bien que nos han engañado.

……….

……….Una vez más, mis lágrimas para el pobrecito Occidente … que aún no sabe por dónde le sopla el viento.

………..

Enlace al próximo dia: Paseando por el Ágora de Atenas 1.

……….……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………...

………..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *