Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2

«Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2» muestra el desenlace de un sitio antiguo, en 1.813, con lo peligroso que resultaban tales sucesos para los habitantes de la ciudad sitiada. Era doloroso abandonar tu casa y todos sus enseres. Pero el riesgo era perder la honra y/o la vida. Si el sitio tenía éxito, todo podía suceder.

 m.

 Copyrigth Fernando Conde Torrens, el 1-6-2.012

 .

 .

 .

……….El artículo de hoy explica la segunda parte del sitio. Si el primero fue favorable a los franceses, el segundo no iba a serlo. Sépase asimismo que lo dicho sobre el sitio de San Sebastián es una ampliación sobre cómo se tomaban plazas fuertes en la Antigüedad reciente, (que empezaba en cierto enlace y seguía en cierto otro) en tiempos de Napoleón, Wellington y demás.

……….Habíamos dejado a los aliados el 25 de Julio de 1.813 retirándose y enterrando a sus muertos, que, si hacemos una media de las cifras recogidas por la tres versiones ayer citadas, serían 1.150 bajas aliadas, frente a las 67 de los franceses, es decir, de 1 contra 17. Lo que puede dar una idea de las bajas cuando unos están protegidos por murallas y los contrarios no. Por tanto, de la relación conveniente entre sitiadores y sitiados para medio-asegurar el éxito de la toma de una ciudad.

……….Cuando Wellington llegó al lugar y los Oficiales le explicaron lo sucedido, la culpa la adjudicó a la Compañía que había realizado el asalto de las brechas en el muro Este, que, según él, no había estado a la altura de las circunstancias. Los comentaristas lo achacan más bien a la falta de coordinación entre las diferentes Armas y al error del mando de no tomar el hornabeque antes de iniciar el asalto al muro Este. Wellington, decepcionado, preocupado por ataques en otros lugares del frente que mantenía desde Aragón hasta media cornisa cantábrica, ordenó levantar el sitio, aunque manteniendo el cerco. Noticias inmediatas sobre retiradas en los Pirineos ante los franceses le decidieron a levantar al sitio y embarcar los cañones en Pasajes. Pero las adversidades para Wellington acabaron el 30, en que noticias favorables del frente de los Pirineos le incitaron a ordenar volver los cañones hacia San Sebastián y reanudar el sitio.

……….Mientras tanto, el General Rey no perdía el tiempo. Se habían quemado todas las casas de la primera manzana tras las murallas. Se derribaron todos los restos y se construyeron muros con aspilleras para los fusiles, que bloquearan el acceso a las dos brechas. Creo recordar que hoy en día hay un Restaurante, llamado «La Brecha», allá donde estuvo una de ellas. (Lo mismo se da en Feunterrabía, que también soportó un asedio, auqneu éste victorioso, recibieron ayuda). Se empezaron a construir un par de minas, a fin de contraatacar si los sitiadores prolongaban las suyas.

……….Entre los aliados, y con las nuevas órdenes, se recomponía el panorama. Estamos a primeros de Agosto. Llegaban más cañones por barco y el plan ¡ay! seguía siendo el mismo, ya que no había habido error en el planteamiento anterior, sino poco fuste por parte de los atacantes. Para corregir tal error, se pidieron 700 voluntarios para hacer el nuevo asalto. Se presentaron el doble y hubo que elegir a los más lanzados. Ambas partes mantuvieron un fuego lánguido, más simbólico que efectivo, para mantener el ambiente.

……….Hemos elaborado un trasunto de plano de la zona, con nuestros pobres medios y nuestro peculiar optimismo, que esperamos aclare al lector la situación en aquel San Sebastián de 5.500 habitantes, tan diferente del actual. En rojo, las baterías aliadas, cada una compuesta con 10 cañones por banda. En azul, los caminos de aproche, trincheras excavadas por los ingenieros zapadores, preparatorias del asalto final. S´aprocher = Acercarse, en francés. En verde y amarillo, el destruido por los franceses puente de Santa Catalina, el barrio en el istmo. Abajo, el convento de San Bartolomé, por el que tanto se luchó.

 ……….

Más o menos, San Sebastián en 1.813

Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2(Fuente: Google Maps modificado con ArcSoft PhotoStudio.)

 ……….

……….Entre el día 3 y el 20 se volvieron a montar los cañones en sus plazas, reforzados con los que habían llegado en nuevos buques de Su Majestad

……….El día 23 llegó una nueva tanda de cañones, lo que elevó a 120 cañones los disponibles para el nuevo sitio.

……….El día 24 el General Rey ordenó una nueva salida (ya había hecho tres o cuatro de ellas con anterioridad) y se llevó prisioneros para la Ciudad una docena de zapadores ingleses y al Teniente que les mandaba, a los que cogió en plena faena de construir trincheras de aproche, cerca de las murallas del hornabeque.

……….El día 25 estaban ya todas las piezas montada y los artilleros designados en sus puestos. Los sitiados estaban convencidos de que con los nuevos medios, que habían visto montar, aunque de lejos, les iba a ser difícil resistir un nuevo asalto. No obstante, estaban decididos a presentar batalla.

……….El día 26 comenzaron a sonar las descarga de las baterías sobre el maltrecho muro Este, que, a lo  largo del día, fue acusando las descargas que le llegaban. También el hornabeque vio destruirse su baluarte izquierdo, el que daba a las brechas. Asimismo, el día 27 de madrugada varias lanchas aliadas se deslizaron por la bahía al final de la noche y tomaron al isla de Santa Clara. Se montó una pequeña batería en la isla y con tiro de fusil se molestaba a los franceses del frente Oeste, dificultando sus enlaces con el Norte por medio de barcas.

……….Los días 27 y 28 se siguieron castigando las murallas Este y Sur desde la playa del Urumea y desde el cerro de San Bartolomé. Para el día 30 las brechas eran tan descomunales que el fuego aliado se dirigió al hornabeque y a lo alto del Castillo sobre el Monte Urgull. El General Rey dirigió una cortés y apurada carta al general Soult, su superior, indicando la conveniencia de recibir la visita del General con sus tropas. Pero eso no iba a suceder. El General Wellington, que visitó la zona a la tarde, dispuso que el asalto fuera a primera hora de la madrugada del 31.

……….Pero Wellington, para respetar el mando de Graham, no detalló las cosas como tenía por costumbre. Graham convocó una reunión de todos los Oficiales superiores y las indicaciones finales no fueron todo lo tajantes y precisas que eran necesarias. El asalto del hornabeque quedó diluido en el ambiente, a discreción del superior de las tropas a ello asignadas, y se cayó en el mismo plan de asalto que el del pasado 25 de Julio. Una muestra de esta modificación de planes fue que un General llegado el día 29 y que iba a mandar el asalto consideró humillante que no  lo hiciera su compañía, sino una tropa mezclada de voluntarios, y destinó a éstos a labores secundarias, o como reserva.

……….La mañana del asalto, el 31 de Agosto, una densa niebla cubría el área de operaciones, por lo que éstas se retrasaron hasta las 11, en que se disipó la niebla. A esa hora, comenzó el asalto. Y se repitió la escena del día 25: Los primeros soldados que coronaron la brecha se vieron fulminados por fuego a quemarropa que les hacían desde muros preparados por los defensores en las casas inmediatas a la brecha. Y desde el hornabeque, aunque en mal estado, se disparaba a través contra los asaltantes por el camino de llegada. Otro refuerzo intentó el ataque a la brecha menor, para quedar atrapados en las ruinas de la misma. Otra columna se había dirigido al hornabeque, pero sin poder tampoco tomarlo, fijados en sus posiciones por el fuego desde arriba de los franceses. Se estaba de nuevo en un punto muerto.

……….Y en esto un suceso fortuito vino a ayudar a los asaltantes. En la parte interna del muro Sur los defensores habían almacenado barriles de pólvora, granadas de mano, cartuchos de fusil y otros productos explosivos, para tenerlos a mano en el momento del asalto. Sea por una chispa perdida o por un incendio fortuito, dicho almacén explotó sin causa que lo justificase. El destrozo fue inmenso. Fue como si la muralla Sur saltase en mil pedazos, llevándose a todos sus defensores por los aires. Un inmensa cortina de humo se elevó al cielo.

……….Aprovechando tal regalo del cielo, las tropas aliadas que se proponían asaltar el hornabeque vieron el camino abierto, lo tomaron y se desplazaron hacia el resto de la defensa, haciéndose dueños de toda ella. El desconcierto se apoderó por un instante de los defensores, que mantenían a los asaltantes clavados entre las ruinas de las brechas. Los ingleses y portugueses aprovecharon el impasse para saltar a las calles colindante y entrar en la Ciudad. El objetivo del asalto se había cumplido.

……….El General Rey había previsto el hecho de que el asalto tuviera éxito y había establecidas defensas en las calles para proteger la retirada de sus tropas hacia el Castillo del Monte Urgull. Los asaltantes tampoco sabía en qué dirección podían impedir la huida de los franceses hacia el monte. Ni aquéllos dificultaron el repliegue, ni los franceses pensaron en otra cosa que en la retirada a las alturas del Monte Urgull. Para las tres de la tarde los aliados eran dueños de la parte baja de la Ciudad y los franceses estaban refugiados en el Castillo del Monte Urgull.

 ……….

San Sebastián sitiada por los ingleses, en 1.813

Las derrotas de Napoleón. El sitio de San Sebastián 2

(Fuente: Alison´s History of Europe. Edinburg and London, 1.846.)

 ……….

……….Queda el balance  de muertos y heridos, una opinión externa sobre el acierto en el planteamiento del combate y un Epílogo. Éste es triste. Mejor lo dejamos todo para el día próximo.

 ……….

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser

..……..

Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2  Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2  Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2

Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2  Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2  Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2

Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2  Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2  Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2

Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2  Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2  Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2

Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2  Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2  Las derrotas de Napoleón El sitio de San Sebastián 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *