Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Micenas en Grecia clásica 9

«Micenas en Grecia clásica 9» nos acerca a la antigua capital micénica y nos permite conocer a su descubridor, un aventurero con éxito.

 

© Copyright  Fernando Conde Torrens, el 27-12-2.005

.

 .

 .

……….Micenas es todo un mundo. No sólo por lo que supuso en su época, sino porque con su hallazgo se ha llenado un período básico de la historia de Grecia y también por las historias que ha posibilitado en épocas mucho más recientes. Como nuestro objetivo es pasarlo bien a la vez que revisamos la Historia de la tribu, y más ahora que quien más quien menos disfruta de unas merecidas aunque cortas vacaciones, hablaremos de las pequeñas historias ligadas a Micenas, como la de su descubridor, Heinrich Schliemann, hombre de vida azarosa. Su biografía es de ésas que uno lee en un libro y piensa que el autor tiene una imaginación calenturienta. Juzgue si no el lector. 

……….Heinrich Schliemann nace en Alemania en 1.822. De joven padece tuberculosis y emprende viaje a Sudamérica. Pero su barco naufraga frente a las cosas de Holanda y es recogido y pasa a residir en Amsterdam. Allá se gana la vida como agente comercial y trabajando en oficinas. Es hábil en su trabajo y prospera. Su tremenda facilidad para los idiomas le permite aprender francés e inglés, holandés, castellano, italiano, portugués, sueco, ruso, polaco, árabe, latín y griego

……….Después de esto, no tiene nada de particular que viaje a Estados Unidos, coincida con la fiebre del oro y haga fortuna. Antes había trabajado con una Empresa rusa y se había casado en Rusia. Sin embargo, su mujer rusa no le sigue, ni en su vida trashumante, ni en su afición por Homero. Y se divorcia. Con la fortuna adquirida en USA, decide dedicar el resto de su vida, tenía algo más de 40 años, a su afición preferida, las obras de Homero. 

……….Pero antes se casa de nuevo. Las condiciones que había puesto en su anuncio para encontrar pareja: La candidata debían ser inteligente, hermosa como Helena de Troya, no sofisticada, como su ex, y griega de pura cepa. De entre las candidatas, una joven de 17 años las verificaba todas, Sofía Kastrommenos. Fue su nueva esposa y con ella se dedicó a buscar los lugares donde se suponía, él suponía, que se había desarrollado la acción principal de Homero, la guerra de Troya

……….No le importó que los científicos de su época siguieran asegurando que lo de la guerra de Troya era una fábula, un puro mito, una ficción, para Heinrich Schliemann Homero era un escritor que narraba hechos antiguos, hechos que pertenecían a la memoria colectiva de su pueblo. Y decidió encontrar Troya. Se introdujo en el mundo de los hechos y tras contactar con entendidos, excavó y encontró Troya. De ello hablaremos con más detalle en nuestros próximos artículos. 

……….Tras Troya, Schliemann decidió encontrar también Micenas. Y la encontró, por más que nadie creía en su existencia real. Ésa es la Micenas que vamos a conocer de cerca. Y éste es el hombre que, antes de su muerte en 1.890, había descubierto Troya, Micenas y Tirinto, además de haber excavado en Ítaca. Publicó entre otras obras, Antigüedades troyanas y tirintias

……….

Heinrich Schliemann (1.822-1.890)

Micenas en Grecia clásica 9

(Fuente: ARQUEO, nº 14. Micenas, la ciudad de Agamenón. Fernando Garcés. RBA Revistas.)

 ……….

……….A Scliemann le gustaba el dibujo y además se le daba bien. Hay una par de dibujos suyos en las fuentes que manejo, así que los veremos. Son de Micenas y Troya, sus mejores hallazgos. En Micenas se construyó un campamento durante las excavaciones. Y las luces del mismo eran visibles desde los pueblos colindantes. Así se evitaba que los paisanos vinieran a husmear en las tumbas. 

……….En 1.874 eran visibles la Puerta de los Leones, parte de las murallas y, más abajo, la tumba de Atreo, robada cuantas veces se quiso y vacía en absoluto. se basó en los escritos de Pausanias y comenzó a excavar cerca de la Puerta de los Leones. En pocos días halló el círculo A de tumbas, con ricos ajuares de oro de monarcas de la ciudad. Nadie había excavado antes allí. En el dibujo, encima del hombre de la vara, está la avenida que penetra en la ciudad por la Puerta de los Leones, oculta tras las murallas del centro. A la derecha de las mismas, en un nivel inferior, el círculo de las tumbas reales y sus tesoros. La tumba de Atreo está situada en el llano del fondo y no está indicada.

……….

Micenas según Schliemann, durante las excavaciones. Año 1.874

Micenas en Grecia clásica 9

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 7. M. Picazo et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

 ……….

……….Cuando hubo terminado la que consideró su excavación,  escribió una impecable carta al rey de Grecia en noviembre de 1.874 dándole cuenta de sus hallazgos, poniéndolos en su totalidad a disposición de la nación griega y renunciando a cualquier derecho que pudiera corresponderle. Él «trabajaba sólo en nombre de la Ciencia».

……….Cuando hablemos de la escritura que empleaban en Micenas tendremos ocasión de conocer a otro gran aficionado. Pero, como siempre, conozcamos sobre el plano lo que vamos a visitar de manera virtual. Y antes, dispongamos de una breve panorama a vista de pájaro. Micenas florece varios siglos después que lo hizo creta y los palacios que acabamos de ver. Si los cretenses están construyendo palacio ya hacia 1.800 AEC, por tales fechas la que se llamará civilización micénica está despuntando. Un resumen de la Historia que vamos a analizar sería la siguiente:

……….Florecimiento micénico: 1.750 – 1.450 AEC.

……….1.450: Colapso de la civilización minoica.

……….Hegemonía comercial micénica en el Mediterráneo: 1.450 – 1.250 AEC.

……….Guerra de Troya: 1.250 – 1.220 AEC.

……….Incursiones de los «Pueblos del Mar»: 1.220 – 1.180 AEC.

……….Invasiones indoeuropeas y fin de la civilización micénica: 1.220 – 1.120 AEC.

……….Cuando hablamos de civilización micénica, así bautizada por Schliemann hay que entender una serie de ciudades que tienen similar cultura., lengua, arte, etc. Y de las que parece que Micenas es la hegemónica. Un mapa nos puede hacer comprender la extensión de las principales sedes de la cultura micénica, que se sitúan en la llanura de Arcadia, en el Peloponeso.

 ……….

Ciudadelas micénicas en el Peloponeso

Micenas en Grecia clásica 9

(Fuente: Grecia Antigua. El alba de Occidente. Furio Durando. Ediciones Folio)

 ……….

……….La península del Peloponeso, y en especial Micenas, el paso del istmo de Corinto, suponía un cruce de vías comerciales, lo que impulsó la importancia de la ciudad. Se aprecia asimismo los pequeños Imperios que existen en el este, el más cercano, el Hitita, con capital en Hattusa, algo más lejos el Mitanni. Al sur de éste, Siria, y más al sur aún, Egipto. En este contexto, los monarcas micénicos son el extremo de la parte civilizada del mundo. Sus antecesores los minoicos mantenían un importante contacto con Egipto, que ellos seguirán conservando. A la vista de este plano se comprende la competencia que suponía Troya, que mantenía unas buenas relaciones con Hattusa, con Micenas y la guerra llevada a cabo contra aquélla por Micenas, Helenas al margen. Lo mismo puede decirse de Creta y por eso hay historiadores que adjudican a Micenas la ruina de Cnosos y demás palacio de Creta. Nosotros seguiremos pensando en el volcán de la isla de Tera, a la que aquí le adjudicamos la base para la leyenda de la Atlántida. 

……….En el recuerdo heleno estaba la tragedia de una isla que se hunde en el mar a consecuencia de un terrible cataclismo. Eso había ocurrido a dos pasos de casa, en el propio mar Egeo. La magnificación de lo sucedido implicaba hablar no ya de una isla, sino de todo un continente. para eso, había que sacar el percance fuera del Mediterráneo, donde no cabía un continente, y alojarlo más allá de las columnas de Hércules, en el Atlántico. Y será un heleno, si no me equivoco, el que dé fe de tal leyenda. Me he atrevido a poner esta idea por escrito porque acabo de verla reflejada en una de las fuentes que uso (ARQUEO, nº 14, pág. 49). Al menos, ya somos dos. Pero dejémonos de cosas que sucederán más tarde y volvamos a Micenas y a su entorno comercial. es nuestra forma de acercarnos al objetivo.

 ……….

Rutas comerciales de Micenas

Micenas en Grecia clásica 9

(Fuente: Historia de la Humanidad, tomo 7. M. Picazo et alia. Arlanza Ediciones, 2.000)

 ……….

……….Hétenos ya a las puerta de la ciudad. Conozcamos su plano. Las murallas de Micenas proceden de diversas fases de construcción. Tienen una anchura variable de 5 a 6 metros y una altura de 6 a 9 metros. Con ser imponentes, en Tirinto las veremos mayores y mejor planeadas. Las murallas de las fortalezas micénicas son de doble muro y relleno de piedras entre ambos. Las piedras de los muros han sido toscamente labradas y se rellenan los huecos con piedras menores. Se les denomina ciclópeas porque los antiguos pensaban que tales murallas habían sido obra de cíclopes y no de humanos.

……….La ciudadela en origen tenía dos puertas, la señalada con 1, la Puerta delos Leones o puerta principal de la ciudad, y la puerta secundaria en la muralla norte. Se construyó una ampliación, a la derecha, para facilitar el acceso a una fuente inmediata a la ciudad y se le dotó de un portillo en su fachada sur. Veremos los tres. Así como las dos puertas primitivas tienen sendas defensas, pues están rodeadas de murallas, el portillo posterior no las tiene. Los antiguos llevaban el escudo en el brazo izquierdo y el arma ofensiva en la derecha. Entonces no había tanto zurdo como en las películas modernas. La construcción de esos dos tramos de muralla que flanquea el acceso a ambas puertas tiene por objeto enfilar desde lo alto de la muralla a los atacantes por su lado desprotegido, el derecho. También es cierto que el desnivel en la zona del portillo es superior.

……….En la parte alta de la ciudad había otra muralla menos imponente que defendía el Palacio real, donde veremos el mismo fogón, o «brasero», que en Cnossos.

 ……….

Plano de Micenas

Micenas en Grecia clásica 9

(Fuente: Arqueología de las ciudades perdidas. Ciudades de Grecia. SALVAT Ediciones, 1.986)

 ……….

……….Vamos a ver la ciudad reconstruida. Así nos podremos hacer una idea de lo que era cuando Agamenón tenía allí su casa. El documento que sigue muestra el aspecto que tuvo seguramente la vieja Micenas. Lo que puedo asegurar es que los micenos gozaban de perfecta salud. Sólo el ejercicio que tenían que hacer cada día subiendo y bajando las penosas cuestas de su acrópolis los tenía que mantener en perfecta forma. Hacer viajes a por agua en los meses de Julio, Agosto y Septiembre desde el palacio del monarca miceno tiene tela.

 ……….

Reconstrucción arqueológica de Micenas

Micenas en Grecia clásica 9Micenas en Grecia clásica 9

(Fuente: Ayuntamiento de Micenas, 2.001)

.

…….Sabemos de Micenas lo que dicen los folletos, a partir de mañana la veremos al natural.

……….

Enlace al próximo día: Una visita a Micenas en Grecia clásica 10.

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9

Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9

  Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9  Micenas en Grecia clásica 9

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *