Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Pavos reales 3

Pavos reales 3  © Copyright  Fernando Conde Torrens, el 27-4-2.008  Pavos reales 3

……….

……….

……….

……….Tomando base en la información de los dos artículos anteriores sobre pavos reales y otros hurtos, veamos las conclusiones que pueden extraerse, o al menos que un servidor extrae, de los datos siguientes:

……….

……….1. No que quedado ni un solo documento episcopal de los muchos obispos que debió haber en los siglos I, II y III a todo lo ancho del Imperio. Ni en papel, ni en piedra. Han quedado miles de papiros sobre personajes que vivieron siglos antes de Cristo, cierto, en Egipto, donde el clima ayuda. En cambio, de obispos egipcios, ni uno.

……….

……….2. Por contraste, las informaciones sobre obispos, al menos en el norte de Italia, se vuelven numerosas y seguras en el último tercio del siglo IV.

……….

……….3. Aun y todo, de sepulturas de obispos hasta el año 370 se saben pocas cosas. ¿No murieron hasta esa época?

……….

……….4. Las autoridades cristianas del siglo V colocan cementerios cristianos superpuestos a cementerios paganos, limpiando previamente el lugar de contaminaciones indeseables.

……….

……….5. Las autoridades cristianas remozan y adecúan edificios y espacios paganos anteriores al entierro y culto de mártires muy anteriores. El comportamiento de San Paciente de Lyon se parece al de San Ambrosio de Milán, creando espacios religiosos con esqueletos desenterrados que son de mártires antiguos.

……….

……….6. Por la misma época, hacia el año 400, un poeta cristiano hispano, Prudencio, compone versos en honor de mártires de 100 años atrás, bajo Diocleciano, de los que nadie antes sabía nada. En cuanto la noticia llega a la ciudad donde tal hecho “sucedió”, se genera la cripta que da fe de que, en efecto, sucedió.

……….

……….7. Hasta la simbología judía de enterramientos, como el episodio de Jonás y la ballena o los pavos reales, son tomados en préstamo por las autoridades cristianas de la época e incorporadas a enterramientos cristianos.

……….

……….Cierto que todas estas circunstancias pueden ser fruto de una serie de malhadadas coincidencias y que, ni tomadas en conjunto, suponen una prueba de que la tesis defendida aquí sea la correcta. Pero, no obstante, vamos a unir todas ellas y a dar una versión que, mucho nos tememos, está más cerca de la Historia real que las versiones oficiales que se defienden desde posiciones cómodas.

……….

……….Por motivos que él supo y nosotros no, Constantino decidió dar a todo el Imperio una religión nueva con un solo Dios, abajo el politeísmo y la tolerancia, signo de debilidad y de senilidad. Ello le obliga a dominar no la mitad de la mitad occidental, que ya dominaba, por ser hijo de Constancio Cloro, sino la otra mitad occidental y las dos mitades orientales. Es decir, mantenemos aquí, la decisión de convertir todo el Imperio al Cristianismo, al nueva religión a inventar es anterior a la conquista que hizo Constantino de las tres cuartas partes del Imperio, conquista que se inició hacia el año 312: De nada valía montar la nueva religión para que se aplicara al 25% del Imperio: Constantino necesitaba ser Emperador Único, la Tetrarquía se le quedaba corta. De ahí su conquista del resto del Imperio, derrotando, uno tras otro, a los otros tres Tetrarcas.

……….

Pavos reales 3

          Una entrevista de la época del artículo

………. 

……….Una vez reunido todo el Imperio bajo su real mando, Constantino hizo lo que le dio la real gana y puso en marcha la nueva religión monoteísta. ¿El modelo? La única religión monoteísta con prestigio en el Imperio, el Judaísmo. Religión que había subsistido desde tiempos de Moisés y David, más de mil años, los que el Imperio aspiraba a alcanzar tras el nuevo golpe de timón ideológico.

……….

……….Otra religión veterana, la egipcia, dio los ingredientes que faltaban, según han demostrado varios estudiosos en los últimos 100 años. Y con ello, mezclando bien, se puso en marcha la mueva religión. Una religión para todo un Imperio no podía implantarse sin resistencia “in situ”, ni podía hacerse sin la menor ceremonia. La unión de ambas cosas fue el llamado Concilio de Nicea, donde los obispos elegidos para la puesta en marcha de la nueva religión se alinearon mayoritariamente en el lado del Emperador y no en el lado crítico, que sólo se sostuvo al final gracias a Arrio, Eusebio de Nicomedia y un tercer obispo, de cuyo nombre no puedo acordarme. Era lo lógico.

……….

……….Constantino tuvo que conformarse, por elemental prudencia, con hacer legal el Cristianismo, darle su apoyo y construir basílicas por todas partes, en apoyo a la nueva fe. Por eso, porque sólo interesaba el número, se dio la importancia que se dio a la fe. Bastaba apuntarse a la religión imperial, la fe era suficiente. Dar crédito al Emperador era lo único que el Emperador pedía y con ello las autoridades de la nueva fe aseguraban la salvación eterna, jugada intangible usada por todos los cleros del mundo y siempre con éxito, por indemostrable.

……….

……….Hubo un esfuerzo, a lo largo de todo el Imperio y por parte de todas las autoridades de la nueva religión, por crear un pasado a la nueva fe. La base estaba asentada gracias a Eusebio de Cesárea, pero faltaban muchos detalles. Hubo una serie de intelectuales, conscientes del feliz momento que vivían, que se apuntaron a la religión nueva cuando ésta, en tiempos ya de Teodosio, Emperador de 378 a 395, estaba plenamente en marcha y con indicios de ser la religión del futuro. Serán los llamados Santos Padres y el vocablo es acertado, fueron los segundos padres de la criatura. Los primeros, Eusebio y Constantino, más un tercero, por ahora en penumbra.

……….

……….Los Santos Padres contribuyeron a dar al Cristianismo la base jurídica e ideológica que convenía. Y también la base histórica. Es conocida la actividad de San Ambrosio, obispo de Milán con Teodosio, para crear iglesias con reliquias de mártires ficticios, la ubicación de cuyas tumbas le era revelada en sueños, siempre en cemeterios antiguos de su ciudad. San Dámaso sería un émulo  de parecida época. Prudencio, otro, hispano, dentro de sus medios, usó la pluma, sólo 20 años después de Ambrosio.

……….

……….El caso era inventarse un pasado glorioso. Las Actas de martirios imaginarios fue otro de los medios, el campo estaba libre. Los historiadores modernos no dan ninguna credibilidad a la multitud de Actas de mártires que aparecieron, las Actas, algunos cientos de años después de sucedidos “los hechos”. Téngase en cuenta que la capacidad inventiva de los autores antiguos era total, siendo común escribir un libro, ponerle otra fecha y otro autor de 100 años atrás para poder dar como profecías los hechos sucedidos en esos 100 años. Lo que los expertos llaman hoy – cansados de encontrarse con tales trucos – “vaticina ex eventu“, “profecías después de sucedidos los hechos“.

………. Pavos reales 3

……….La consigna se dio, el modelo a imitar era nada menos que el obispo de la ciudad que había sucedido a Roma, Milán, como capital, San Ambrosio. Y los obispos de las diferentes diócesis se lo tomaron en serio. Y se aplicaron a la tarea de generar cementerios cristianos con pasado: Para ello, nada más sencillo que ocupar un cementerio pagano y “cristianizar” sus criptas, despojándolo de todo lo que oliera a pagano. Los modernos arqueólogos que excavan iglesias y lugares sagrados y, por tanto, propiedad de la Iglesia, tiene ciertas dificultades para distinguir si un cementerio es proto-cristiano o tardo-pagano. Lo que ahora ya sé es que puede ser perfectamente ambas cosas, primero una y luego la otra.

………. Pavos reales 3

……….Hasta la decoración fue tomada en préstamo, don nunca bien pagado, como hemos visto con los pavos reales. Leyendo a Croissant, un arqueólogo de decisión fácil y siempre favorable a que todo es proto-cristiano, del que ya hablamos aquí en su día, me sorprendía que en las tumbas de los cristianos hubiera tantas referencias con Jonás y la ballena. Ahora la interrogante aumenta su tamaño sobre si lo que se nos muestra es un fragmento de una sepultura cristiana o el trozo mutilado de otra judía de la que se han eliminado los elementos típicamente judíos, como pudiera ser un virtual candelabro de 7 brazos. Porque esto de “eliminar  fragmentos inconvenientes” ya lo hacía San Paciente en Lyon a finales del siglo V, como ha quedado demostrado con la lápida poco ha citada.

………. Pavos reales 3

……….A falta de hallazgos más directos aún, el tema de los pavos reales me parece que ha quedado resuelto. La hipótesis inicial era falsa. No hace falta datar de qué siglo es un pavo real, tanto da que sea del siglo III o del IV. Lo importante es saber si la tumba es cristiana o judía, con la particularidad de que la aparición de un famoso pavo real no inclina la balanza hacia el lado cristiano, sino más bien hacia el lado judío. Claro que eso lo sabe el Arqueólogo que limpia con el pincel el mosaico o la lápida en cuestión. Nosotros debemos conformarnos con lo que él quiere sacar en la foto y decir en su artículo. De interpretaciones de Arqueólogos que luego no han sido correctas también habla el libro citado, pero no quiero dormir al lector …

………. Pavos reales 3

……….Si el pago de todos esos préstamos que los judíos generosamente, y tal vez sin querer, nos han concedido hubiera sido hecho con generosidad, podríamos en cierto modo justificarlo, por necesidades del guión. La guinda final ha sido que el pago fue de lo más desigual, pero dada la poca simpatía de lo judío en nuestra Europa post-moderna, voy a pasar por alto dicho pago en forma de calumnia y persecución a muerte. Haré como que no ha existido, como tampoco existieron las persecuciones de cristianos, que sólo lo fueron sobre el papel. Éstas otras, que se dieron de verdad, no deben serlo sobre el papel.

………. Pavos reales 3

……….La manera de tapar todo lo sucedido y la huella que haya podido quedar, se conoce, la quema de templos, libros y herejes que contagian a la buena gente. Defendemos aquí que ha habido más de 1.000 años para esta limpieza de documentos comprometedores. Son demasiados años de impunidad, de dominio de la cultura, de eliminación sistemática de todo rastro que hubiera podido quedar por inadvertencia de alguien o por previsión de los del otro lado. Sin embargo, ¿habrá quedado alguna huella en la que nadie se fijó y que esté aún “ahí fuera” esperándonos? Tal vez … pero no se sorprenda el lector de que nos cueste hallarla.

………. Pavos reales 3

……….Sin embargo, la sucesión de indicio razonable tras indicio razonable nos compensa el desgaste que produce en el ánimo el tiempo que pasa sin hallar la prueba definitiva. Algo es algo …

. Pavos reales 3

Enlace al próximo dia: Atenas en la cima.

. Pavos reales 3

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

. Pavos reales 3

. Pavos reales 3

5 comentarios en “Pavos reales 3”

  1. Leopoldo Salgui dice:

    Los motivos de Constantino, interesante línea de investigación. Intuyo que su madre Elena dispuso el germen que su desmedida ambición de poder convirtió en otro arma de guerra. Resulta difícil explorar la biografía de esta mujer, pero me entretengo en ello.

    Por cierto, sobre Elena de Constantinopla y su faceta arqueóloga he encontrado este apunte; quizás sea de tu interés
    https://grupoarqueologiasocial.wordpress.com/2016/08/18/hoy-es-el-dia-de-santa-helena-que-excavaba-que-daba-pena/

  2. Fernando Conde Torrens dice:

    Bueno … es una parodia sin ninguna información destacable. Repite tópicos tomados de aquí y de allá. He estado buscando información de los parientes cercanos de Constantino, por ejemplo, de su hijo Crispo. Y no aparece apenas ninguna. Sólo alguna que otra moneda, señal de que existió. También de Elena hay alguna moneda acuñada. Pero la ración fuerte se la reservaba el Emperador, y los hijos que le sucedieron. A Crispo la Historia le reservó la “damnatio memoriae”, hacer como si no hubiera existido.

    Sobre Elena: En los capítulos finales del libro tienes lo que he podido deducir sobre cuál fue su papel. Creo que se fue de Roma y de Constantinopla, se fue del lado de su hijo, porque su hijo habia ordenado matar a su nieto, Crispo, justo el año 336. Y su nieto era su ojito derecho, al que veía muchísimo más que a su hijo Constantino, ausente desde años atrás de la residencia familiar inicial en Tréveris. Eso originaría un drama familiar, y la que mejor podría “protestar” por lo sucedido era la made y abuela Elena.

    Ten en cuenta que aunque no haya datos históricos confirmados, debía cerrar la historia de la familia imperial, basándome en indicios razonables y en hechos históricos comprobados, como su viaje a Tierra Santa y la construcción de iglesias también allá. Para eso tuvo que haber llegado a una “entente” con su hijo, como indico en el libro. Es a lo más que he podido llegar en esa línea secundaria.

    Un fuerte abrazo.

  3. Leopoldo Salgui dice:

    La anterior entrada es un simple apunte a la hipótesis que he propuesto. Me refiero a que la autoría intelectual y el diseño de la falsificación histórica bien pudiera ser de Helena, su madre. El viaje y actividad plenipotenciaria en Palestina al final de su vida es totalmente concordante con ello. Es más, la falsificación arqueológica le podría haber parecido tan importante como la propia creación del relato. Lo cierto es que las actuales ubicaciones físicas se deben a ella y no me extrañaría que la mencionada vera cruz no fuera un mito si no que realmente la hubiera “encontrado” ella; igual como “encontró” las ubicaciones.

    Helena, nacida en Bitinia, su lengua nativa era el griego. Todas las fechas indican que mantuvo a su lado a Constantino hasta los 18 o 20 años en Naissus, toda la infancia y juventud, hasta que fue enviado con Diocleciano; claramente como rehén de su pacto con Constancio. Por tanto, las referencias históricas que afirman que Constantino desconocía el griego y que su formación la recibió en la corte de Diocleciano, son como mínimo inexactas.

    Junto con el propio latín de Naissus, es lógico que el niño y joven Constantino aprendiera griego como lengua materna,. Cabe también preguntarse qué tipo de formación civil y moral recibió durante sus primeros 20 años, qué clase de vinculo o dependencia emocional mantuvo con su madre. Me parece algo determinante en relación a las motivaciones profundas de Constantino. La proximidad entre madre e hijo pudo mantenerse más allá de su convivencia en Naissus; es verosimil que Helena volviera a su tierra natal mientras su hijo vivía en la corte de Nicomedia. El contacto entre madre e hijo pudo haber sido continuado durante 25 a 30 años; madre e hijo obsesionados por su propia supervivencia y sin ningún tipo de escrúpulos. Dispuestos a acabar con todo y con todos al estilo de Alejandro y Olimpia, cuyo paralelismo biográfico es notable.

    Parece que el origen de Helena no era noble, pero el entorno cultural era máximo; no había ninguna región con tal efervescencia cultural. No me resulta descabellado pensar que Helena tuvo suficiente formación como para posteriormente haber tutelado a su propio hijo en el desierto cultural de Serbia, mientras su padre ascendía.

    La importancia de la unidad religiosa parece que estaba aceptada a máximo nivel, Aureliano ya lo intentó laxamente con el dios del Sol, un dios tolerante. Lo que faltaba era la imposición totalitaria de las religiones que ya nos resulta tan familiar. En el otro extremo de Asia la dinastia Han llevaba un par de siglos antes practicando exitosamente esa estrategia con el confucianismo. Así como el papel del budismo o el hinduismo en los sucesivos imperios en la India. Esas evidencias debieron fluir, más o menos, mitificadas hasta Occidente.

    En resumen, una hipótesis verosímil es que Helena hubiera tenido formación y contactos suficientes para que el arma política de la unificación religiosa totalitaria le llevara a concebir la falsificación. Y que por otro lado la dependencia afectiva de Constantino fuera tan alta que en estos asuntos fuese un mero ejecutor. En semejante hipótesis, Lactancio habría sido reclutado por Helena directamente en Nicomedia, donde habría llegado antes por motivos laborales. Y algo importante en esta hipótesis, la motivación de Constantino habría sido ciega y temeraria; a veces al borde del suicidio político.

  4. Fernando Conde Torrens dice:

    Me da la impresión, Leopoldo, que soslayas el papel del padre de Constantino; Constancio Cloro. Él fue elegido por Diocleciano como César Sebastos, el predominante de los dos creados a la vez. Tuvo que repudiar a Elena, para casarse con Teodora, hija de su Augusto, Maximiano. Lo mismo hizo Diocleciano con su César, Galerio, casarlo con su hija. De ese modo los dos Césares eran yernos de los Augustos. De ahí le viene a Diocleciano la “predilección” por Constantino, futuro César tal vez; no de su filiación con Elena – repudiada y reducida a la nada – sino de su filiación con Constancio, el César lejano. Con lo que aseguraba su fidelidad. En el acto del repudio, repudiaba el padre, y el hijo se quedaba con el padre, máxime siendo este César, no con la repudiada y anulada Elena, que debía dejar su lugar a la hija del otro Augusto, Maximiano, el brazo derecho de Diocleciano.

    No le veo mucho recorridoo a tu teoría, como se dice ahora por aquí … Debes prescindir de las costumbres romanas, que en este caso se aplican nada menos que a un todopoderoso César, Constancio, designado por Diocleciano, poco menos que Dios en la Tierra. Las voluntades de ambos son ley. Y Elena sólo será alguien cuando la reclame Constantino, tras morir su padre, Constancio. No antes. Ten en cuenta que yo me he basado en hechos relatados por los historiadores del siglo IV y posteriores. No es que me invente la historia que me gusta, o conviene …

  5. Leopoldo Salgui dice:

    Es solo una hipótesis, y desde luego es concordante al máximo con fechas y lugares, puedes comprobarlo. No veo en qué he soslayado a Constancio; permíteme que siga elucubrando, a no ser que te resulte aburrido. Lo haré en forma de preguntas y veras que se responden más eficazmente dentro de esa hipótesis.

    ¿Estuvo el niño y joven Constatino con su madre Helena en Nissau de forma continuada durante sus primeros 18 o 20 años?, muy probablemente si y, desde luego, los primeros 20 años de una persona son determinantes en su formación y convicciones profundas.

    ¿Nissau era un entorno cultural?, con seguridad no, fundada como asentamiento militar en medio de la nada, a lo sumo tendría alguna actividad comercial y pocas posibilidades de formación; justo lo contrario que puedo haber disfrutado Helena en Bitinia.

    ¿Hay evidencia suficiente de que el origen de Helena fuera tan miserable que no pudiera aprovechar en alguna medida el riquisimo entorno cultural de Bitinia? desde luego que no y con seguridad su lengua nativa, el griego, lo habría transmitido a su hijo, ¿por qué no alguna formación básica más?

    ¿Constantino llegó al lado de Diocleciano como “pupilo predilecto” o como mero “rehén”? de lo segundo no creo que quepa ninguna duda; llegó como “rehén” como también llegó Majencio. Es dudoso que en la tetraquía ideada por Diocleciano hubiese previsiones dinásticas para Constantino o Majencio. Ambos alcanzaron su primer poder de forma “no prevista”.

    ¿No es verosímil que la Helena repudiada pudiera volver a su tierra natal, estando además cerca de su hijo durante los siguientes 10 o 12 años? lo veo más verosímil a que se quedara sola en Nissau y mucho más verosímil a que viviera cerca de Treveris

    ¿No es verosímil una relación fuerte entre madre e hijo, incluso de dependencia? Durante casi 30 años, Helena y Constatino debieron sentirse realmente en peligro. El verdadero golpe de suerte de Constantino fue que su padre Constancio lo necesitase a su lado como militar de confianza. Hasta ese momento solo eran un hijo, probablemente considerado bastardo, y su madre.

    ¿Hay algo en mi hipótesis que suponga una actividad pública de Helena, al estilo de Olimpia, madre de Alejandro? Por supuesto que no, en ningún momento he descrito una conspiración contra Constancio Cloro, ni ninguna oposición pública a la voluntad de los augustos. Lo que estoy conjeturando es una Helena que actúa en la sombra, con un ámbito de influencia limitado a la intimidad con su hijo.

    ¿Por qué una anciana Helena toma la iniciativa del viaje a Palestina y desarrolla la importante actividad que se le supone?, esta pregunta es crucial y desde luego la respuesta es muy concordante con una personalidad enérgica y muy implicada, una persona central en la falsificación, una mujer que en la plenitud del poder de su hijo actúa ya por fin sin ocultarse y con objetivos muy claros.

    ¿Por qué Constantino muestra esa obsesiva convicción en la implantación totalitaria del cristianismo, un fanatismo que le llevó al borde del error? La unidad religiosa del imperio parece que era una idea extendida, la verdadera controversia era la implantación totalitaria de esa unidad; algo que Constantino parece que antepone incluso en sus momentos de debilidad extrema con Diocleciano, o en difíciles crisis como con Licinio o el muy oscuro episodio del asesinato de Crispo y su familia (la historia de la violación a Fausta da apenas para una ópera). Quizás la implantación totalitaria no fuera causa si no efecto, quizás sea más verosímil y habitual la obsesión asesina por el poder después de 30 años de vivir, junto con su madre, en una peligrosa marginación.

    ¿Por qué Lactancio viajaría desde la lejana Africa con idea de vender su falsificación a las autoridades? Las referencias históricas señalan que viajó por motivos laborales al centro cultural de la época, eso sería muy razonable y habitual. En Bitinia, Lactancio podría haber explicado a Helena la posibilidad de falsificación y ésta haber visto algún valor para su hijo sin futuro político en aquel momento. Habría sido Constantino quien pidió la audiencia para Lactancio y lo promovió sin éxito ante Diocleciano. La llamada de su padre Constancio es el verdadero golpe de suerte de Constantino, es donde realmente se inicia la historia de un emperador que hasta ese momento era solo un hijo bastardo.

    En resumen, creo que el estatus de Constantino y su madre durante sus primeros 30 años necesita más atención; 30 años, ni más ni menos. Un estatus de incertidumbre y riesgo donde pudo existir un vínculo capaz de cualquier cosa por sobrevivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *