Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Pintura 32. La fragua de Vulcano

© Copyrigth Fernando Conde Torrens, el 10-9-2.007

.

.

.

………..Ya dijimos el primer día que Velázquez se llamaba realmente Diego Rodríguez de Silva y Velázquez y nació en Sevilla el primero de Junio de 1.599. La familia paterna pertenecía a la nobleza local sevillana. Estaba para morir el siglo el siglo que naciera a la vez que Carlos I de España y V de Alemania. Con él y con su hijo Felipe II conoció el Imperio hispano los días de mayor auge, sin que de ello seamos nostálgicos ni nos sintamos especialmente orgullosos. Con los últimos años de Felipe II llegaron las primeras suertes adversas en los enfrentamientos con las naciones vecinas, Francia e Inglaterra, especialmente. Y ello iba a prolongarse de manera ininterrumpida con el reinado de sus sucesores, quienes, como ya vimos, se desprendieron del incómodo gobierno dejándolo en manos de sus validos, el Duque de Lerma el primero de todos, con Felipe III. La defensa que el Duque y la casta a la que representaba hizo de los privilegios de la nobleza castellana fomentaron el bandidaje y el desorden. Daba la impresión de que la Edad Media volvía por sus fueros.

……….En este ambiente de gloria venida a menos va a transcurrir la vida de nuestro pintor, quien, por estar en la Corte, va a procurar exaltar los mejores momentos de la monarquía y las armas españolas. Pero las cosas empezaron mucho antes, cuando ya desde niño, el joven Diego mostró sus habilidades con los lápices, dibujando gallinas, pollitos y jarras de vino. Sus padres, que lo apreciaron, dispusieron que el niño acudiese a clases de pintura en la Escuela de Herrera el Viejo. Pero un año más tarde, con sólo 11 años, Velázquez comenzó sus clases acudiendo a la Escuela de Francisco Pacheco, el que luego sería su suegro. A los 18 años, Velázquez superó el examen para su ingreso en la Corporación sevillana de pintores y un año más tarde, en 1.618, se casó con Juana Pacheco, la hija de su maestro de Pintura. De este mismo año es el cuadro de la mujer friendo huevos, que ya vimos hace apenas unos días.

……….Como era de esperar, los primeros cuadros del joven pintor se realizan en Sevilla y son bodegones. Pero también realizó una obra religiosa, la adoración de los Magos. Dicen los contemporáneos que Velázquez usó como modelos a su propia familia. Así, la Virgen sería su esposa, Juana. Y el Niño, si primogénita Francisca. Todo el mundo sabe que los bebés son todos igualitos, sean niños o niñas. El otro día por la calle, un amigo, contemporáneo mío, llevaba un churumbel en una silla de niños. Pugné por adivinar si era nieto o nieta, sin éxito, hasta que el renacuajo imitó el ruido de una moto. “¡Es chico!” le dije, y acerté. Pero si no, imposible.

……….

La adoración de los Magos. Sevilla, 1.619. Óleo sobre lienzo, 203 x 125. Madrid, Museo del Prado

(Fuente: Velázquez, de la Gran Biblioteca Sarpe, 1.979.)

……….

……….En 1.620 Velázquez abrió su propio taller de Pintura. Tenía entonces 21 años y al año siguiente nacía su segunda hija, Ignacia. Un año más tarde, en 1.622,  Velázquez viaja a Madrid tratando de probar su suerte. Pretendía retratar al recién entronizado Felipe IV, que había subido al trono en 1.621, pero hubo de contentarse con retratar de Luis de Góngora, el literato más famoso del momento. Con el nuevo rey el Conde-Duque de Olivares sustituía al Duque de Lerma.  Quiso la buena estrella de Velázquez que el Conde-Duque de Olivares lo llamó a la Corte a inicios del año 1.623. Con tan poderoso protector y las buenas cualidades de Velázquez, su éxito en la Corte estaba asegurado. Velázquez empezó pintando el retrato del Conde-Duque a pié, retrato que no hemos reproducido. Al poco tiempo, el joven rey posaba para nuestro pintor, así como también el príncipe de Gales, que estaba de visita en Madrid. Veláquez ya estaba uncido al carro real. Como los cuadros agradaron al rey, éste le contrató en octubre de 1.623. En esta primera época pintó, entre otras obras, Los borrachos, que también hemos visto.

……….Pero Velázquez, como todo pintor que se precie, tenía que hacer un viaje al exterior y estudia a los pintores más en boga. Por fin, a mediados del año 1.629 consiguió el permiso real para viajar a Italia, donde visitó Venecia, Milán, Bolonia, Loreto y finalmente Roma. En Venecia, claro está, conoció la obra Tintoretto, del que espero ofrecer al lector algunas obras. En Roma, ya en 1.630, vivió en el Vaticano y luego en el palacio de los Médicis. Sin embargo el estudio de los clásicos no afectó grandemente al estilo, ya maduro, del pintor. No obstante, el rey lo reclamaba y en la segunda mitad de 1.630 volvió a la Corte, donde pintó “La fragua de Vulcano“, en perfecta continuidad con sus obras anteriores al viaje.

……….Veamos primero el cuadro con el máximo detalle. El dios luminoso, Apolo, le está contando a Vulcano que su mujer, Venus, se la está pegando con Marte, el dios para el que Vulcano está forjando la armadura. Y no es de extrañar, si atendemos al aspecto desastrado de Vulcano y a lo sudoroso que, sin duda, llegaría a su casa. Pero, apreciemos la caracterización que hace Velázquez de los personajes, tomados los dioses saben de dónde. Como siempre, el pintor deja tirados aquí y allá objetos que componen un auténtico bodegón de los típicos suyos.

……….

La fragua de Vulcano. Velázquez, 1.630. Óleo sobre tela, 223 x 290. Madrid, Museo del Prado

 (Fuente: La Pintura en el Barroco, Espasa Calpe, 1.988.)

……….

……….Ahora veamos el cuadro, todo él de un golpe de vista.

……….

La fragua de Vulcano vista en su conjunto

 (Fuente: La Pintura en el Barroco, Espasa Calpe, 1.988.)

……….

……….Y aquí lo dejamos por hoy. Estamos en 1.630 y Velázquez está en la mitad de su trayectoria como ser humano que descolló en su tiempo. Le quedan sus segundos 30 años. El día que viene veremos lo que hizo en tal período.

……….

Siguiente artículo: Pintura 33. Adiós, Don Diego, adiós …

……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”,  “La Salud”, recientemente “Año 303. Inventan el Cristianismo” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *