Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Plazas fuertes en América

Plazas fuertes en América

© Copyrigth Fernando Conde Torrens, 18-11-2.011

 .

 .

 .

……….Ya sabe el lector asiduo que me chiflan las murallas. Ni yo mismo sé por qué. Pero ejercen un atractivo especial que hace que, metido en harina, me resulte difícil salir. Pregunteme, horas ha, «¿habrá muchas Ciudadelas pentagonales en el mundo?« Así que recurrí a la «Intenné«, ésa que parece que el Parlamento estadounidense quiere domar, sobre si habría muchas en el mundo mundial. Y respondiome Google, que todo lo sabe, que no, que hay «poquismas». Apenas dos, según mis informaciones, en toda España y sus antiguas posesiones: La de Jaca y la de Pampelune, que es como los franceses llaman a Pamplona. Ambas en el Norte de España, haciendo frente aún al malvado francés.

……….Así que sentime orgulloso de vivir en una Ciudad que posee un patrimonio casi único en el Cosmos, suponiendo, cauto de mí, que no hay vida en otros planetas, que somos únicos, y que lo que hay aquí es lo que hay. Punto. Y es que giré visita a las Américas, allá donde los españoles estuvimos en tiempos de Felipe II y un poco antes.

……….No quiero trivializar este asunto, el de la estancia española en las Américas. Como español no me siento orgulloso de la aventura española en el Nuevo Mundo. Me siento avergonzado, dolido, consternado, haciendo mío lo «tierra, trágame«. Por las barbaridades que nuestros conciudadanos, si bien de siglos atrás, cometieron en el Nuevo Mundo. Atrocidades, salvajismos y abusos, bendecidos por las autoridades civiles, militares y eclesiásticas. Actos de los que hay que avergonzarse, y no estar orgullosos, ni pasar al olvido.

……….Siempre ha sido así, lector. La conquista es la conquista. Desprecio, complejo de superioridad, orgullo de raza, ceguera colectiva, de los escasamente evolucionados. Lo malo es que los tales fueron, y siguen siendo, mayoría, y por tanto representan «la normalidad», lo habitual. Pasan los siglos y unas pocas cosas pasan de ser normales a ser réprobas. Pero sólo unas pocas. Hacen falta más siglos, pobres de nosotros … (¡Hay que ver lo que hacen un par de vermouts bien puestos …!).

……….Pues, como íbamos diciendo, he girado visita a parte de MesoAmérica – que es donde los nuestros estuvieron campando por sus respetos – para ver si había Ciudadelas pentagonales. Y he comprobado (dígaseme si yerro) que no. Y la razón es obvia. Ya hemos dicho que el constructor de una Ciudadela temía tanto el enemigo exterior como al aborigen. Por eso, sabiamente, la Ciudadela tenía cuatro, cinco o seis lados (una parte de los cuales daba a la propia Ciudad, por si acaso).

……….Pero en las Américas – como en el Mediterráneo cuando los piratas berberiscos, con sede en Túnez, tenían atemorizada a la población costera española – el enemigo estaba allende los mares. Y las autoridades, y los pobladores autóctonos, tenían un enemigo común, el odioso pirata, corsario o bandido, que se acercaba a la costa, desembarcaba, saqueaba, incendiaba, mataba o violaba, según el sexo, y raptaba rehenes para lo que se terciara. De ahí que las fortalezas que vamos a ver en las Américas sean construcciones que aprovechan la orografía del lugar, apuntando sus troneras al mar, sin preocuparse de si son de tres, cuatro, cinco o más lados.

……….No seremos exhaustivos, por la longitud de la costa en cuestión, pero creo que  las conclusiones serán válidas: En América tampoco hay Ciudadelas pentagonales, salvo error, que gustosamente reconoceremos.

……….Nos hemos ido a Cuba, a Puerto Rico y a la República Dominicana, como exponente de lo que que pasó en el Caribe, lugar donde los piratas y corsarios campaban en aquellos tiempos por sus respetos, con el beneplácito de la pérfida Albión. Y en todos los sitios hemos encontrado lo mismo, fortines construidos exclusivamente de cara al mar. Veamos algunos de ellos.

……….En la Capital de Cuba – escenario de uno de los últimos capítulos de la guerra naval con los Estados Unidos, tiempo atrás, guerra que España estaba condenada a perder – quedan al menos dos fortificaciones que tienen que ver con lo que estamos tratando, a ambos lados de la entrada a la Bahía de La Habana, el Castillo de San Salvador y el de los Tres Reyes del Morro.

……….En la imagen que viene, la fortaleza, la zona en blanco, es como se ve, una pequeña Ciudadela cuadrangular irregular. Apenas tiene lugar para unas pequeñas edificaciones. Tiene cuatro baluartes y dos garitas, en la zona que da a la Ciudad. A su alrededor,  lo que parece ser un foso y la línea de fusileros, o camino cubierto. Como se ve, aprovecha el terreno y ofrece el mayor de los lienzos y los laterales de esos baluartes a la zona de la entrada a la bahía, la parte superior de la imagen. No hay puerta de socorro, sólo una que va a la Ciudad.

……….

La Habana. Castillo de San Salvador de la Punta. El Morro

Plazas fuertes en América

(Fuente: Google-Maps)

……….

……….Un detalle que comprobaremos es que las novedades de Vauban no llegaron a América, posiblemente por falta de presupuesto, a la vista de lo remolón que siempre se hizo el erario real para proveer fondos para las obras de la Ciudadela de Pamplona.

………..

La Habana. Castillo de San Salvador de la Punta. Troneras

Plazas fuertes en América

(Fuente: Google-Maps)

……….

……….En la otra punta, a la entrada de la Bahía, se erigió el Castillo de los Tres Reyes del Morro, que, junto al anterior, cerraba el Canal de Entrada a la Bahía de La Habana. Es más pequeño, creo haberlo visto en una película de diamantes, y una vista de sus almenas viene a continuación.

……….

La Habana. Castillo de los Tres Reyes del Morro

Plazas fuertes en América

(Fuente: Google-Maps)

……….

……….Sobrevolemos Puerto Rico, Ciudad a la que su nombre le delata, y a la que muchos piratas tenían echado su único ojo, en la época en que ser pirata era posible y rentable.

……….Realmente, Puerto Rico estaba dentro de su Ciudadela, que, claro está, era irregular como la Ciudad misma. Fíjese el lector que, al igual que en la península, todos los baluartes y Fuertes llevan nombres de Santos: San Felipe, San Antonio, San Fernando, San Sebastián, Santa Teresa, San Cristóbal, San Juan (apuesto a que hubo un baluarte de San Juan, hoy desaparecido, por esa zona), San Agustín y Santa Elena, por cierto, la madre del Emperador Constantino. Lo mismo ocurre en  mi Ciudad, pero evité en su día darle la vara al lector.

……….

Puerto Rico. La Ciudadela de San Felipe

Plazas fuertes en América

(Fuente: Google-Maps)

……….

……….Veamos el Fuerte de San Felipe más de cerca …

……….

Puerto Rico. La Ciudadela de San Felipe

Plazas fuertes en América

(Fuente: Google-Maps)

……….

……….Como se aprecia, el Fuerte se cierra, de cara a tierra, con lo que podría considerarse un hornabeque, de cuyo centro parte la entrada principal.

……….

Siguiente artículo: Murallas que no se demolieron.

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Plazas fuertes en América  Plazas fuertes en América  Plazas fuertes en América  Plazas fuertes en América  Plazas fuertes en América  Plazas fuertes en América  Plazas fuertes en América  Plazas fuertes en América Plazas fuertes en América  Plazas fuertes en América Plazas fuertes en América  Plazas fuertes en América

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *