Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Radio Tetelestai 2

Radio Tetelestai 2

.

.

.

……….  Estoy muy satisfecho con el tema que me plantearon en radio Tetelestai anoche. Dio para mucho, para hablar claro de cosas importantes y trascendentes. No basta con saber que hemos creído durante parte de nuestra vida en una doctrina errónea: Lo importante es saber enderezar el rumbo, tomar un camino acertado y empezar a comprobar que es acertado el nuevo camino a base de la mayor Felicidad que vamos logrando en nuestro día a día. Esa es la prueba del algodón, que se dice aquí. Compruébelo nuestro visitante por sí mismo.

.

https://www.youtube.com/watch?v=OjHlDXtttvs.

.

Radio Tetelestai 2

     De cómo ser Plenitud

.Radio Tetelestai 2

 

 

.

  Radio Tetelestai 2  Radio Tetelestai 2  Radio Tetelestai 2  Radio Tetelestai 2  Radio Tetelestai 2 

Radio Tetelestai 2 Radio Tetelestai 2 Radio Tetelestai 2 Radio Tetelestai 2  Radio Tetelestai 2

.

a sdf g hj kl ñ as d f g h jk lñ as df gh jk lñ a s  d f gh j kl ña sd f g h j ñas d fg hj klña sd fgh jk lñas df ghjk lñ as d f gh jk lñ as dfg hj klña sdf ghj klñ asd f gh jkl ña sd fg a sdf g hj kl ñ as d f g h jk lñ as df gh jk lñ a s  d f gh j kl ña sd f g h j ñas d fg hj klña sd fgh jk lñas df ghjk lñ as d f gh jk lñ as dfg hj klña sdf ghj klñ asd f gh jkl ña sd fg a sdf g hj kl ñ as d f g h jk lñ as df gh jk lñ a s  d f gh j kl ña sd f g h j ñas d fg hj klña sd fgh jk lñas df ghjk lñ as d f gh jk lñ as dfg hj klña sdf ghj klñ asd f gh jkl ña sd fg a sdf g hj kl ñ as d f g h jk lñ as df gh jk lñ a s  d f gh j kl ña sd f g h j ñas d fg hj klña sd fgh jk lñas df ghjk lñ as d f gh jk lñ as dfg hj klña sdf ghj klñ asd f gh jkl ña sd fg

11 comentarios en “Radio Tetelestai 2”

  1. Walrus dice:

    Estimado Prof. Conde:
    No es mía la argumentación que voy a exponer acerca de un supuesto criterio… cientifico? Para determinar la historicidad de un personaje.
    Se trata del criterio de «mayor dificultad», como usted sabrá. Aplicado a Jesús se diría asi: es mucho mas difícil crear a un personaje y todo su contexto de la nada que trabajar con un personaje existente.
    Y, por otra parte: los pasajes de los escritos evangélicos donde el autor parece «tirar piedras contra su propio tejado», son mas probablemente históricos porque «nadie tira piedras contra su tejado», etc.
    Lo mismo para las contradicciones entre textos, dicen que eso refuerza la veracidad porque algo inventado seria «perfecto» y sin tanta fisura.
    Qué contestaría usted a estos criterios?
    Gracias desde ya.

  2. Fernando Conde Torrens dice:

    Estimado Sr. Walrus: Todas las argumentaciones que llegan a las conclusiones que comenta sobre la historicidad de Jesucristo quedan en papel mojado cuando alguien demuestra con pruebas documentales, falsables = comprobables, no rebatidas en 3 años, que el Cristianismo, el Nuevo Testamento y cientos de libros más supuestametne «cristianos primitivos» (anteriores de Nicea, año 325) fueron escritos por Lactancio y Eusebio de Cesarea en el siglo IV, a las órdenes de Constantino, no antes. Y los defensores de la historicidad del personajes se niegan a leer ese libro donde se muestran las pruebas, anuncian que no lo van a leer y ponen, como justificación, que sólo dice «necedades y tonterías». ¿Es ése un comportamiento de científicos? Piense sólo un poco …

    Mire, Sr. Walrus, si quiere tratar de Jesucristo, del Nuevo Testamento y de «criterios científicos» que parece que abogan por su historicidad, por favor, de verdad, entérese en primer lugar de lo que hay escrito, desde Abril de 2.016, sobre ese tema: «Año 303. Inventan el Cristianismo».

    Respondiendo a sus preguntas, le diré que son criterios lógicos, pero sólo en apariencia. Son razonamientos basados en la BUENA FE de TODO el mundo. Si falla la buena fe, falla el resultado del criterio. Si hay una falsificación sobre el tema que se analiza con tales «criterios», falla todo. ¿Qué decir, entonces, de los «vaticina ex eventu»? Todo Marcos 13 es uno de los reconocidos «vaticinia ex eventu» sobre la destrucción de Jerusalén. Eran tan frecuentes en la Antigüedad que los analistas modernos han establecido esa denominación para calificar las falsificaciones de libros escritos más tarde de lo que se dice en el libro y crear profecías en el intervalo con los hechos reales, que son ya conocidos, cuando se escribe el libro. Si tan frecuentes eran las falsificaciones en la Antigüedad, ¿cabe defender ingenuamente «criterios» como el de «la mayor dificultad»?

    De lo de «tirar piedras contra su propio tejado» como criterio de veracidad, lo mismo, para reíse. Y lo mismo para las contradicciones entre textos. Según ese «criterio» el que una falsificación – hecho demostrado desde hace 3 años, con el que no valen ya «criterios», habiendo sido demostrado tal falsificación – el que una falsificacion con «piedras contra tejados propios» y «contradicciones múltilpes» haya durado sin ser descubierta 1.700 años, [o 1.600, luego digo por qué] que haya durado 17 siglos funcionando, viento en popa, ¿no es prueba de que la falsificación se hizo bien con «contradicicones» y «piedras contra tejados» incluidas? ¿Es que un historiador inteligente no podía saber la veracidad de las crónicas de entonces y disponer las cosas con contradicciones incluidas? Uno hubo. ¿Qué me dice de la donación de Constantino? ¿Sabe cuántos siglos estuvo siendo aceptada y creída?

    Señor Walrus, es una enorme astucia la de quienes promueven esos «criterios» aplicándolos a un personaje de ficción, cuando los mismos rehuyen enterarse y rebatir las pruebas ofrecidas hace 3 años en cierto libro sobre la realidad histórica en el siglo IV. Y quienes les dan créditos sin documentarse previamente repiten el engaño sufrido durante las últimas 52 generaciones por todo Occidente.

    Le dije 1.600 años, porque ya a mediados del siglo XX hubo investigadores independientes, estadounidense al menos uno, que, tras conocerse varios relatos de «textos sagrado» egipcios (descubierton sólo después de Champollion) que coincidíaan con pasajes evangélicos, empezaron a divulgar en libros que el Nuevo Testamento estaba calcado de «textos sagrados» egipcios de hacía 3.000 años.

    SÓLO para ofrecerle una muestra, no para demostrar nada (para lo que hace falta un libro de 864 páginas) le ofrezco un ejemplo de las tres pruebas que dejó Eusebio para demostrar que todos los Evangelios los escribió él en persona. En el ejemplo ofrecido sólo se da un ejemplo, un solo ejemplo. Si ha escrito Vd. un libro conocerá, supongo, el truco que empleamos todos los autores para dar fe de que un libro nuestro es, en efecto, nuestro: Acrósticos ocultos, para poder demostrarlo ante un Juez en caso de plagio.

    https://www.bibliotecapleyades.net/biblianazar/esp_biblianazar_100.htm

    Es siempre bienvenido, pero hábleme también del enlace.

    Un cordial saludo.

  3. Walrus dice:

    Gracias, estimado. Leeré el enlace y después comentaré al respecto.

  4. Walrus dice:

    Leídos los enlaces y vistos varios videos de sus entrevistas. Creo que para quien presta atención a estos temas desde hace años, aunque sea como lector y debatiente en diversos foros, no es muy difícil aceptar la tesis de la novela de los Evangelios y en definitiva del NT y obras conexas. No digo creer, por supuesto, porque no es cuestión de creer. No me extraña. Así uno lo lea solo para abordarlo como perspectiva, es fascinante. Es tanto lo que no sabemos, tanto lo que nos han hecho creer!

    La hipótesis Jesús-existió, por supuesto encanta a ICAR y otras religiones. Porque sirve a sus intereses. No importa que alguno de sus sostenedores diga ser agnóstico: le hace muy bien a ICAR y sus diversas sub-sectas.

    La ICAR no puede reconocer esto, estimado. No lo va a reconocer jamás, porque esto no significa que tenga que rectificar su rumbo, sino que tiene que decretar su disolución. No tiene razón de ser, a la vista de que hace siglos predica unas novelas. No hay arreglo. Y por ende, jamás lo reconocerán. Le van a ignorar, para esperar a que el asunto se pierda en el maremágnum de la información. ICAR se preocupa por los juicios y por la posibilidad de sufrir duros reveses económicos, lo demás la trae sin cuidado. Por ende procura ir al día con la ONU, y favorecer asuntos como la lucha contra el cambio climático, los inmigrantes, etc. La novela que le dio origen, mejor no meneallo. Aunque algunos… en el fondo saben que su trabajo que le da prestigio, pan y techo, es un bulo. Pero como las religiones son todas para la paz, y se dan la mano, anchos son los campos de Castilla.

    No importa si en el fondo de los evangelios hay un 10% de Filosofía verdadera. No se puede constituir nada en base a una novela, es como constituir una religión en base a Don Quijote o al Don Juan de Castaneda. A lo sumo un «club de fans» de los autores.

  5. Fernando Conde Torrens dice:

    Tiene mucha razón, Walrus. Los defensores del fraude cristiano no pueden reconocer el fiasco, y por eso no entran a discutirlo. Se niegan a leer el libro y defienden que no merece la pena de ser leído. Les gustaría que no existieran tales pruebas, y, ya que existen, si no las leemos – piensan – es como si no existieran. Es una pobre defensa.

    La consecuencia de enterarse sería debatirlo. Como tal cosa es imposible, dada la cantidad de pruebas aportadas, la única salida es no enterarse. Porque – tiene Vd. razón – la salida honrada sería disolverse como Organización. Y están en una posición demasiado cómoda y predominante como para pensar en tal cosa. Pero la clave está en el resto del personal, no en los dirigentes. Y a ese resto va dirigido el libro «Año 303. Inventan el Cristianismo».

    Un fuerte abrazo.

  6. Walrus dice:

    Para aquilatar de qué cosas son capaces los dirigentes vaticanos. Pienso que le puede interesar… (no tengo relación alguna con el Sitio ni con el investigador que publica esto).
    sisterlucyimposter.org
    Abrazo, estimado!

  7. Fernando Conde Torrens dice:

    Lo he visto todo … No tengo conocimientos de Ortodoncia como para poder formarme una opinión … Parecen indicios razonables, pero no sé determinar una postura personal con ellos. Sin duda que hurgando en el pasado de Sor Lucy II se podrían conseguir pruebas más fidedignas, pero como siempre, la dificultad es que es seguro que los que tramaran la cosa – si realmente hubo trama – estuvieran actuando para engañar. Pero lo mismo hicieron los otros …

    Gracias por la aportación, Walrus.

  8. Walrus dice:

    De nada.
    Una pregunta más: el libro de Apocalipsis, de acuerdo a su tesis corresponde a Lactancio? Tiene las estructuras de sus escritos?

  9. Fernando Conde Torrens dice:

    He desechado hacer un estudio pormenorizado del Apocalipsis. Hice el estudio en el primer libro, «El Grupo de Jerusalén». Y deduje, con otro método, que tenía una doble redacción. Y la obtuve. Según lo que sé ahora, eso significaría que lo escribió Eusebio. Pero como es tan horrible el argumento total y cuesta mucho estudiarlo frase por frase, para obtener la estructura original … la verdad, sigo sin ganas de hincarle el diente. He preferido dedicar el tiempo a analizar capítulos de los Evangelios y de las Cartas de Santiago y Juan, que tienen Conocimiento, aunque sólo sea el 10 % del texto total.

    No sé si algún día me dará por meterme con el Apocalipsis, para obtener su estructura y las eventuales firmas de «SIMÓN», que confirmarían que es de Eusebio. Pero eso no añadiría nada a lo ya obtenido: Todo es una falsificación del siglo IV.

    Un abrazo, Walrus.

  10. Walrus dice:

    La Historia Eclesiástica de Eusebio leida con objetividad mueve a risa. Qué manera de inventarse personajes! Pero por otra parte procura apoyarse en autores como Filón o Josefo. Como cualquier escritor de novelas realistas de hoy día, compone sus personajes con visos de credibilidad. Y sin «mayor dificultad». Solo que en una novela nadie cree. Bueno, nadie no, si está muy bien escrita mucha gente sospecha que es real de alguna forma.
    Hay un detalle interesante que es el de las dos genealogías de Jesús. Diferentes en número y nombres.
    Ahora bien, la risible explicación que da Eusebio sobre el levirato como justificación (también del distinto numero de integrantes???) para mí es regocijante. Eusebio se ha divertido en grande inventándose estas cosas.
    Puede uno imaginarse como agrega su propia genealogía de Jesús…
    Es una pena, eso sí, la cantidad inmensa de gente que ha sufrido mental y físicamente bajo este fraude, rezándole a un personaje de novela. Eso sí es imperdonable.

  11. Fernando Conde Torrens dice:

    Que se divirtió, no cabe duda. Estaba obligado, como el historiador del equipo redactor, a construir una historia con todos los personajes inventados a iniciativa de Lactancio. Pero se divirtió sobre todo porque colocó firmas de «SIMON» en los pasajes más cruciales, como en la interpolación que hizo a Josefo en el pasaje del llamado «testimionio flaviano» sobre Jesucristo. Está en el capítulo 151 del libro, página 521 en texto griego. Aprovechó tres letras de la firma que ya venían en el texto original de Josefo, «IMO», y con ellas formó «SIMON», en una firma del tipo bucle.

    Eusebio era un erudito y sabía mentir. Además, mintiendo fingía apoyar y aportar su mejor saber a la empresa ordenada por el Emperador. Con eso se granjeaba su inmunidad frente a la labor de zapa que estaba haciendo. Lástima que nadie antiguo, al poco de realizarse la falsificación, tuviera ocasión de desmontar el fraude. Posiblemente porque no se daban las circunstancias, no tendría a nadie en quien confiar o confiarle lo que descubriera. Si le traicionaban, lo perdería todo. Especialmente con Teodosio y después todo el entorno se volvió hostil para quien quisiera delatar lo sucedido. Y si alguien dejó alguna huella escrita después de Constantino y antes de Teodosio, el control de todas las obras por los cristianos nicenos durante siglos la habría hecho desaparecer. Hace siglos el dominio del tema acrósticos semi-ocultos y estructuras era genral. Ahora, en absoluto.

    Y lo que es peor, hemos nacido y crecido ignorantes de la verdadadera doctrina de cómo son las cosas. Y eso ha supuesto un sufrimiento inmenso y un retraso para cantidad inmensa de gente.

    Estábamos condenados a no saber nada de las pruebas puestas por Eusebio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *