Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Restauración de libro antiguo, Amiano Marcelino y los planos

© Copyright  Fernando Conde Torrens

 .

 .

 .

……….Estamos viendo un sistema casero para restaurar libros antiguos. ¿A qué libros se ha aplicado tal sistema? Lo estamos viendo con los ejemplos, a libros posteriores a 1.545. Libros que han costado no más de 200 euros. Para libros de mucho más valor, será conveniente acudir a un Profesional de la Restauración, raro fenómeno que no se ve todos los días. Hay que distinguir entre Profesionales de la Encuadernación y de la Restauración. Si los primeros son poco abundantes; los segundos son rarísimos en nuestra piel de toro.

……….Habíamos visto las dos primera operaciones en el artículo anterior. Y teníamos ya el mazo de hojas, dotado de falsas cuerdas, cubiertas éstas por una tarlatana, y con unas nuevas cabezadas puestas. Llega el momento de dotar al conjunto de cartones, para que tenga forma de libro y esté más protegido el conjunto inicial de cuadernillos. Es la tercera operación del proceso.

   ……….

……….3. Unir las falsas cuerdas a sendos planos de cartón. Otra operación habitual en encuadernación normal. Las cuerdas se mantienen sin risclar hasta que asomen por el segundo agujero practicado en el plano de cartón, el más alejado del lomo.

   ……….

 Amiano Marcelino con planos. Lipsiae, 1.773. 15 x 20´5 x 5 cm. 850 páginas.

(Fuente: Colección particular.)

 ……….

……….4. Reforzar las cuerdas para darles el aspecto de “nervios verdaderos”. Aquí dudamos si reforzar la rigidez del lomo, lo que exigiría recubrirlo con 2/3 capas de papel encoladas, o mantener cierta flexibilidad. Optamos por lo segundo, siguiendo el método de restauración como si el lomo original fuera flexible. Para no forzar la flexibilidad en un lomo que no era flexible, reforzamos las cuerdas (lo que aumenta algo la rigidez). Ello complicaba un tanto el método, ya que la cartulina a colocar sobre los soportes no podía ser continua, para dejar a la vista las protuberancias de los falsos “nervios verdaderos”. Pero el trabajo extra no era tanto.

……….Tras reforzar las cuerdas postizas, el libro quedaba como se ve en la figura que viene a continuación. Nótese que si las primeras cuerdas postizas quedan cubiertas por la tarlatana, estos refuerzos quedan por encima de la tarlatana. Se aprecian las cabezadas vistas desde atrás. Ese nudo que hay en la parte central de la cabezada superior se debe a un añadido de hijo rojo, hecho en medio del bordado.

………. 

 Amiano Marcelino con las cuerdas realzadas.

(Fuente: Colección particular.)

 ……….

……….El ángulo de apertura del libro era de unos 120º, lo que lo colocaba entre los semi-flexibles. De ahí la decisión de mantener la flexibilidad original, aunque sin pretender forzarla, por lo que se reforzaron las cuerdas postizas. Esta apertura se ve en la figura del libro abierto.

 ……….

Apertura de Amiano Marcelino: Unos 120º, luego lomo semi-flexible.

(Fuente: Colección particular.)

.

Siguiente artículo: Amiano Marcelino y los soportes.

.

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *