Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Sabiduría en el Antiguo Egipto 2

Sabiduría en el Antiguo Egipto 2 nos muestra el origen de nuestras concepciones sobre el «post-mortem», una simplificación de las ideas egipcias.

.

 © Copyright Fernando Conde Torrens

.

………. Raramente en la Antigüedad, y con más frecuencia en tiempos modernos, podemos disfrutar de textos escritos desde el Conocimiento en el que éste se dé sin mezcla o impurezas. Las religiones oficiales siempre muestran la Sabiduría mezclada con preceptos de moral elemental, adecuada para el hombre de Neanderthal, y todo ello adobado con incrustaciones políticas de dudosa fiabilidad y evidente intencionalidad.

………. Estamos tratando de entresacar la Sabiduría contenida en algunos textos egipcios a los que he tenido acceso. Es sabido que los egipcios concedían gran relevancia a la vida tras esta vida. Y todas los trabajos que se daban implican que, al menos la mayoría, creía en que había una existencia tras la muerte. Esto no prueba nada, desde luego, pero a nosotros lo que nos interesa es qué ideas de los egipcios coincidían con la Realidad Universal. Y, conociéndola, es fácil saber en qué acertaban los buenos egipcios.

………. De un libro sobre el Egipto de los Faraones, he entresacado las máximas que en la doctrina egipcia de entonces se daban sobre lo que pasaba a los difuntos, máximas que coinciden, defiendo, con la Realidad. He cambiado alguna palabra para adaptarme al vocabulario de esta web. En esos casos, indico en azul la palabra que había en mi fuente y subrayado, lo que he cambiado.

………. Para los egipcios, cada ser humano tenía un cuerpo y tres elementos intangibles. Elementos intangibles que nosotros no siempre hemos entendido bien. Lo más cercano a su cuerpo físico era lo que ellos llamaban el ba, que podría expresar lo que nosotros llamamos personalidad. Se la representaba como un ave con la cabeza del difunto.

………. Luego venía el kah, que era un alma ligada al cuerpo. El kah acompañaba al cuerpo en esta vida y se quedaba luego en la tumba, junto al cuerpo momificado del difunto. Se la representaba con una imagen del difunto joven.

………. Y finalmente el akh, que era la componente puramente espiritual del humano y la que, a su muerte, accedía a la Dimensión Divina. Se le representaba mediante un ibis con cresta. El difunto sufría un juicio a la muerte y debía dar un mínimo de Perfección en su corazón. Caso de ser suspendido en el juicio, una fiera se comía su alma y se acabó. Si salía aprobado de la prueba, se le aplicaban todas estas máximas.

   
………. Existirá como espíritu del muerto en la Otra Vida (activo en el Oeste).


………. No perecerá eternamente. No volverá a morir por segunda vez.
 

.

………. Existirá en la Plenitud (magnificencia) de un dios.


………. No le podrá afectar ninguna cosa mala.


………. Estará vivo y existirá como un dios.    

……….  

(Fuente: EGIPTO. El mundo de los faraones. Könemann, 2.004)

.

………. Es decir, había una vida más allá de este mundo. La Esencia del humano accedía a esa otra Dimensión, que era la Dimensión de los dioses en los que los egipcios creían. No se desaparecía, no se quedaba uno en el polvo del ataúd. La vida en la Dimensión atemporal era en la Plenitud, o al estilo de los dioses.

………. Si hubieran omitido lo del juicio y lo de la fiera que se comía las almas de los perversos, todavía se habrían acercado más a la Realidad. Pero tal vez abrir tanto la mano hubiera propiciado la delincuencia juvenil y los robos de tumbas faraónicas. De modo que hay que comprender las doctrinas antiguas. No obstante, la aproximación que supone lo obtenido en el libro citado supone un tiro prácticamente en la diana.

………. La experiencia de la Dimensión Superior, a la que se accede tras el abandono del frasco que nos contiene, es lo que, como cosa secundaria, se llega a conocer con la experiencia del Fondo, que es en lo que aquí nos esforzamos.

………. De modo que diremos que la otra vida se puede conocer al detalle estando dentro del frasco. Porque aquí damos por hecho que somos la colonia y no el frasco.

………. O, como me escribía un entrañable amigo canadiense,

“no somos un ser material que tiene una experiencia espiritual,

somos un ser espiritual que tiene una experiencia material.”

. Sabiduría en el Antiguo Egipto 2

Sabiduría en el Antiguo Egipto 2

   El Más Allá de los egipcios

.

Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud», «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….. 

. Sabiduría en el Antiguo Egipto 2

. Sabiduría en el Antiguo Egipto 2

. Sabiduría en el Antiguo Egipto 2

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *