Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Sentimentales cien por cien y Reglas

Vamos a añadir algunos detalles a los dos últimos artículos, para que cualquier  buscador sentimental o sensitivo que tenga dificultades con las Reglas pueda completar el diagnóstico de su dificultad. Hemos defendido más de una vez que estas cosas debieran enseñarse a los jóvenes, en los Colegios, para que las conozcan y no pasen años y años sin saber por qué las cosas son tan difíciles. Porque hay gran diferencia entre no saber y caer, o saber y evitarlo. Pero como no se enseñan, hay que averiguarlo por uno mismo, o leerlo en algún raro sitio. Y averiguarlo por uno mismo puede costar toda una vida. O incluso no averiguarlo nunca, si no se tiene una mente lógica fuerte, que le permita ser analítico. Y ése no es el caso de los que son sentimentales de base. Los sensitivos suelen ser sentimentales avanzados. Sentimentales cien por cien y Reglas

La mente inferior es como una lupa. Vale para mirar lo que está ya escrito y es cierto, y aprenderlo. La lupa de la mente inferior, lee lo que está escrito por otro y se lo aprende. Y todo va perfecto. Pero si con esa lupa para ver de cerca, porque lo amplía, se mira hacia arriba, a ver qué hay en el mundo …se ve todo borroso. No se puede andar por la vida mirando con esa lupa, no se ve bien nada. Esa lupa está hecha para otra cosa, para mirar de cerca algo definido por otros.

¿Qué hay que hacer cuando hay que mirar al mundo exterior, para orientarnos, para saber qué hacer, para entenderlo?  Hay que usar la Mente Superior. Ella luce y manda un gran rayo de  Luz y ese rayo de Luz, si la mente inferior está decidida a hacer caso a la Superior, cruza la mente inferior, la lente, y se graba en nuestro cerebro. La mente inferior obedece y capta que no puede oponerse a lo que le llega. Y entonces se graba la Verdad en nuestro ser y nos llega la Paz y  la Armonía. Porque, además, nos damos cuenta de, sentimos, que estamos en la Verdad.

 ………. . Sentimentales cien por cien y Reglas

Sentimentales cien por cien y Reglas

      Sentimentales cien por cien y Reglas

 ………. . Sentimentales cien por cien y Reglas

Los mentales tienen las respuestas de la Mente Superior de inmediato, en cuanto se ha hecho un poco de gimnasia con ambas mentes. Los sentimentales y sensitivos tienen a los Guías, que, por estar en el Otro Lado, son sólo Componentes Superiores, Mente Superior y Fondo, lleno de Amor. De forma que cada uno tiene el acceso fácil, automático. Basta que la postura de la mente inferior sea la correcta. El problema es que las cosas no están tan claras con nuestra mente inferior. En general, no se sabe distinguir si guía una mente o guía la otra. Y eso es fatal. Porque la mente inferior tiene tendencia a querer mandar en todo. Y algunos  buscadores no diferencian cuando operan con una o con otra. Eso hace que se llevemos los grandes disgustos, que sufran lo indecible, porque no saben salir del círculo de pensamientos inferiores negativos.

Porque nos creemos el cuadro tenebroso que nos pinta la mente inferior. Y porque, mientras ella mande, la Superior y el Fondo no se muestran, no lucen, parece como si no existieran. Y eso alarga la recuperación, que se da muchas veces por agotamiento, por aburrimiento, por instinto de supervivencia, porque no hay mal que cien años dure.

¿Por qué no se muestran nuestras Componentes Superiores, por qué se callan, sabiendo como saben que lo estamos haciendo mal, y que lo pasamos tan mal? Porque Ellas pertenecen a lo Uno, a la Plenitud Divina, y en un ambiente negativo Ellas no pueden entrar. La negatividad y la Plenitud son excluyentes. Para eso está la primera regla, “Elimina pensamientos negativos”. Si lo sabes y no lo haces, buscador amigo, eliges los frutos de la negatividad. A base de sufrir todos acaban por darse cuenta. Lo que les cueste …. eso ya es otra cuestión. A algunos toda su vida, y aún así no se dan cuenta.

Quizás convenga decir el origen de las Reglas. Hace más de 30 años noté que estaba viviendo una temporada especialmente intensa de pasarlo mal. Y empecé a escribir un Diario, anotando qué pasaba los días en que me sentía mal. Tratando de averiguar las causas. Ponía el malestar y lo que había sucedido horas antes, o el día anterior. Y estuve un par de meses apuntando. Y leía, de vez en cuando, lo escrito, a ver si aparecía la luz. Y fueron apareciendo circunstancias similares, que producían el mismo efecto, estar dolido, triste, preocupado … Y llegaron las medidas anti-sufrimiento. Vi claro que lo que  me pasaba era que les daba vueltas a las actitudes de mis superiores. Y vino el no dejarse afectar. Y vi que pensaba en negativo, y llegó la primera Regla. Y así las demás. Estaba llamando en mi auxilio a la Mente Superior sin saber que existía. Pero como estaba en un apuro y quería conocer la Verdad, ésta llegó.

Por eso, las Reglas son un Seguro de Bienestar, de Armonía. Y si se incumplen, un seguro de infelicidad. No son para ser buenos, ni para ganarse el Cielo. Son normas para no ser infelices, para no pasarlo mal. Son normas prácticas, sacadas de la práctica, que luego he divulgado en muchísimas ocasiones. Y nunca jamás nadie me ha dicho que se sentía a gusto y feliz incumpliéndolas. Nunca. Nadie. Todo lo contrario. Solía decir en los Talleres: “Cuando os sintáis mal, revisad a ver cuántas Reglas os habéis saltado. Y sacad consecuencias”. Y la respuesta solía ser “Muchas, casi todas.”

Se pueden usar las Facultades Superiores sin saber que existen. Porque es como si ellas tuvieran una vida propia, independiente de nuestra conciencia, o de nuestra voluntad. Llevan una vida en paralelo a la vida consciente nuestra. E intervienen cuando las dejamos hacer. Pero podemos dejarles hacer sin saber que lo hacemos, ni que existen. En circunstancias difíciles, en un caso de accidente, etc., en que la mente inferior se acongoja y enmudece. Entonces se dan las circunstancias adecuadas para que la Mente Superior luzca: Silencio de la mente inferior.

Y se pueden amordazar las facultades Superiores sin darte cuenta de que lo haces. Y como Ellas son como son, si tú las rechazas, Ellas se dejan desterrar. Y hacen mutis por el foro. Y te quedas temporalmente sin Ellas y tu vida se convierte en un infierno.

Resumiendo, nuestras facultades no son nuestras enemigas. Pero debemos emplearlas con acierto, cada una para lo que está. Si las usamos para lo que no están preparadas, guían mal, fatal, horrorosamente mal. Y lo pagamos nosotros. La clave está en saber. Porque la Fuerza, la fuerza de voluntad, la da la Mente Superior. Y nadie, sabiendo qué debe hacer para sentirse bien, elige sentirse mal.

No hay que hacer caso a la mente inferior en ninguno de los juicios que hace sobre nosotros, sobre nuestra vida, ni sobre los demás. Si estamos negativos, todo lo que pensemos es falso, equivocado. La Realidad, la Verdad, están en la dirección opuesta. Para verlo, basta con dejar de estar en actitud negativa. Y que la Mente Superior pueda lucir.

Ese paso ha de darlo el buscador. Nadie lo puede dar por él …

 . Sentimentales cien por cien y Reglas
Foto: Cortesía de MJC.        Siguiente artículo: La Energía Sutil y lo Uno.

. . Sentimentales cien por cien y Reglas

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud», recientemente «Año 303. Inventan el Cristianismo» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

………. . Sentimentales cien por cien y Reglas

Sentimentales cien por cien y Reglas              En colaboración con Delfín, el 18-7-2.014       168

 . Sentimentales cien por cien y Reglas

. Sentimentales cien por cien y Reglas

. Sentimentales cien por cien y Reglas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *