Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Sobre predadores Mundo helenístico 38.

Sobre predadores Mundo helenístico 38

.

© Copyrigth Fernando Conde Torrens, el 4-2-2.011

.

        Reflexionando esta mañana sobre el ser humano de la Antigüedad, llegaba a la conclusión de que el humano de entonces estaba más próximo al predador que el humano actual. No sólo los jefes, los reyes, los líderes de cada ciudad eran predadores (el que saquea lo ajeno con violencia, y si es animal se come a la víctima), sino que los habitantes de la ciudad, los ciudadanos, que enjuiciaban sus actos, acompañaban en esta cualidad a los líderes.

        Así se entienden que Alcibíades propusiera a los atenienses de su época ir a conquistar Sicilia, que estaba en el quinto infierno, con el aliciente de los tesoros que se guardaban en Siracusa. Y a Filipo II y su hijo Alejandro, que se propusieron conquistar el Imperio Persa, después de apoderarse de la Hélade, por los tesoros que tal Imperio debía tener, y de los que Alejandro se apropió.

        La ley del vecino es la sistematización del carácter de predador aplicado a la época en que tal ley siga en vigor. El predador desprecia por completo el precepto de “No matar“, y el de “No hurtar” y el de “No desear la mujer del prójimo“. Todo ello unido se sintetiza en no tener respeto alguno ni por la persona, ni por los bienes, ni por la vida de terceros. Y eso, en una palabra, equivale a ser un humano primitivo, no evolucionado, que está por debajo del animal, que sólo mata para comer, no para tener una guarida con vistas al mar.

        Ese carácter de predador hacía que no sólo los auténticos predadores, sino toda la población estuviera expuesta a los rigores que aquejan a los predadores, ser devorados por otro predador más fuerte. Por eso, quizás, la vida en la Antigüedad era tan dura, tan cruel, tan despiadada, tan mísera. No se respetaba la vida, ni la hacienda, ni la familia, allá donde campaba la ley del vecino.

        Se nos dirá que hoy sucede lo mismo, que los poderosos procuran sacarnos el jugo, que seguimos siendo explotados aunque de otra manera más sutil. Y no le falta razón al que así argumente. Pero en esta casa somos del grupo del vaso medio lleno e hincamos el acento en que las cosas han mejorado. Y si no hemos mejorado lo suficiente como para dejar de ser explotados por completo es porque no lo merecemos, no todavía.

.

Sobre predadores Mundo helenístico 38

   Siempre al acecho

.

        Habrá que ser honrados para empezar a no explotar a nuestros cercanos. Tendremos que ser inmensa mayoría los que actuemos así. Y luego habrá que ser valientes para denunciar a los que todavía explotan y lograr que la inmensa mayoría de honrados avergüencen a los escasos explotadores que en el mundo queden. Y obligarles a mandamiento, que se decía antes, obligarles, por desprestigio público, a que dejen de ser humanos primitivos, no evolucionados, que están por debajo del animal.

        Así se abolió la esclavitad, y el trabajo de los niños, y se logró el voto de la mujer, y la jornada de 40 horas, y la educación obligatoria, y la Seguridad Social, y las hoy famosas pensiones, y la libertad de expresión, y la de manifestación, y la de sindicación, y los derechos sindicales … ¿Hay que seguir …?

        Una nación tiene el gobierno que se merece. Ésta es una frase que oí por primera vez en tiempos de Franco. Y hacía referencia a nuestro país. Aquí teníamos lo que nos merecíamos. Pero cuando llegó el final de los tiempos, supimos hacerlo bien (y me cuento entre los protagonistas) y supimos pasar de una dictadura a una democracia, sin demasiada sangre, no sin violencia – pero ésta de los extremos – y conquistamos el respeto de Europa, que ya era en su mayoría democracia desde hacía lustros.

        Tal vez tenga que ser a una generación siguiente a la que toque lograr que no haya explotación de ningún género. Porque pedírselo todo a los mismos … pudiera ser un poco injusto.

        Lo bueno, si breve, dos veces bueno.

.

Enlace con el próximo día.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

. Sobre predadores Mundo helenístico 38  . Sobre predadores Mundo helenístico 38  . Sobre predadores Mundo helenístico 38  

. Sobre predadores Mundo helenístico 38  . Sobre predadores Mundo helenístico 38  . Sobre predadores Mundo helenístico 38  

. Sobre predadores Mundo helenístico 38  . Sobre predadores Mundo helenístico 38  . Sobre predadores Mundo helenístico 38  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *