Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Stress 2

Stress 2

.

.

        Lo que yo no sabía – y sólo más tarde supe – es que la persona a cuya consulta iba a acudir – y que me iba a curar – no era Médico, sino Abogado

        Me atendió un hombre joven, delgado, nervioso, al que expliqué ex novo lo que me pasaba. Me preguntó cosas … estuvo conmigo una hora de reloj. Fue la única persona que me dejó hablar y decirle todo lo que me pasaba. Una hora. Cuando casi acababa mi tiempo me dijo: “Padeces posesión del tiempo, quítate el reloj, vive sin reloj.” Era su forma de definir lo que hoy en día se llama “stress” y todo el mundo conoce y padece, pero en aquel 1.985 no se había inventado aún.

        Él aplicaba la Macrobiótica y gracias a ello la conocí, la seguí, calmé mi manera de trabajar y en medio año más me curé. Intervino el tomarme la vida sin tantas premuras, haciendo el trabajo sin agobiarme yo mismo.

        Hablar de stress hoy en día parece superfluo, todo el mundo ha tenido contacto con él. Pero es que yo he tenido mucho. Mucho contacto. Cuando trabajaba en la Empresa privada, porque tenía Jefes, Objetivos, Clientes, Morosos, teléfono y viajes. Y luego, cuando pasé a la Universidad, en que todo eso desapareció, porque soy imbécil. Porque me tomo mis aficiones como si fueran trabajo.

        Una pequeña compensación a ser imbécil es que luego la gente te pregunta, admirada, a ver de dónde sacas tiempo para hacer tantas cosas … Y tú te encoges de hombros y pones cara de no sé qué. Pero es una pequeña compensación. Porque estar siempre haciendo cosas es malo para la salud.

        Uno puede leer artículos y artículos sobre el stress, pero tengo para mí que pecan de demasiado genéricos. Aquí hablaré de cosas experimentadas y prácticas, casi todas propias y algunas pocas ajenas, pero de personas cercanas.

        Causas del stress.   El stress 2

        Las hay exteriores y difíciles de dominar, por ejemplo, que te echen más trabajo del que buenamente puedes sacar. O que te quedes sin trabajo y sólo esté tu sueldo en tu casa, de la que estás pagando la hipoteca. Ése era mi caso, también. Todo aquello que te haga ver el futuro negro. Esta inseguridad ante el futuro inmediato o a medio plazo es bastante mortal y genera un stress de naturaleza rabiosa. Y aparentemente no tiene cura, o la cura depende de factores externos, de que desaparezca el peligro. Y eso …

        Cuando uno se ve forzado a trabajar sin descansar, el pensar sólo en las cosas que hay pendientes de hacer, el renunciar o no poder tener cada día una hora al menos para pasear, hacer ejercicio, leer en la butaca, etc. Son causas coadyuvantes del stress.

        Entramos ya en los factores internos, en la forma de ser de cada uno. No son menos graves que los externos, porque el sujeto no se da cuenta de que deba cambiar nada, y eso lo vuelve estresado crónico, es decir, stress-adicto.

        En la primera mitad de estos últimos 25 años yo estuve sometido a factores exteriores y sucumbí periódicamente. En la segunda mitad, fui autónomo, me estresaba yo mismo, voluntariamente, por pura ignorancia.

        En qué consiste el stress.   El stress 2

        Ahora ya no les llamo enfermedades, sino “dolencias psicosomáticas”. Es más elegante, menos denigrante, más enigmático y creo que más preciso. No son enfermedades, sino jeringas melancólicas, que se decía en mi casa. Defectos corporales que te jeringan, vamos. Eso siendo fino.

        Zonas del cuerpo que te duelen al punto de que no te dejan dormir, o no te permiten viajar cuando viajar es tu trabajo, o no te dejan hacer tu trabajo con normalidad día tras día. Están a medio camino entre la salud y la enfermedad flagrante, como una peritonitis o un infarto, en terreno de nadie. Por eso pululan, porque aparentemente son leves, inofensivas …

        Por eso el que la sufre, o sea hoy todo el mundo, no tiene conciencia de estar bien, no tiene conciencia de estar enfermo, no sabe qué tiene, pero nota que algo tiene y va tirando como puede, haciendo ver como que no tiene nada.

.

Enlace con el próximo día:   Stress 3.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Stress 2   Stress 2   Stress 2    Stress 2    Stress 2    Stress 2    Stress 2    Stress 2    Stress 2    Stress 2    Stress 2    Stress 2  Stress 2 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *