Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Stress 3

Stress 3

.

.

        Dónde ataca.      Stress 3

        La observación propia y ajena me ha permitido forjar la teoría de que el stress ataca allá donde la persona es más débil. Así, hay que dividir a las personas en dos grupos: Las que son fuertes por dentro y las que son flojitas por dentro.

        Las víctimas más graves del stress son las del segundo grupo – ya se adivina – porque el stress ataca por dentro y la persona se derrumba; lo que le pasó a Antioquia, pero que todavía no ha salido en la Web, ya saldrá. Vulgarmente se le llama “depresión” y sus efectos son tan inutilizantes que se la considera enfermedad.

        Lo malo del stress anidado en un interior débil, en forma de depresión, es que es muy difícil para una persona así superar su debilidad y hacer frente, con una fuerza que no tiene, al producto de sus pensamientos timoratos. Por eso, sobre todo si la persona tiene cierta edad – edad a la que me estoy acercando, maldita sea … – la depresión se convierte en ocupa. Y nunca abandona su casa.

        ¿Qué les pasa a las personas fuertes por dentro, grupo en el que me incluyo, no faltaba más …? Como el maldito stress no puede entrar en el interior de la persona, ataca la periferia. Y ahí tiene todo el body del sujeto para afincarse.

        La urticaria, ataque a la piel. Ya he descrito suficientemente los estragos que me hizo padecer durante casi tres años, hasta que alguien me dijo lo de «posesión del tiempo», vamos, hiperactividad estúpida.

        El herpes, que también he tenido, se mete un poco más dentro, con picores insoportables. Me duró 3 meses y el médico de cabecera me dijo que eso pasaba cuando el organismo se encontraba debilitado … pero tampoco me nombró el stress. En esos tres meses me vino a ver mi cuñado, con su mujer, y por mail le mandé, antes de su visita, este aviso:

.

No me tomes de la mano,

ni te roces con mis nalgas:

No entres en mi casa sano

y con un buen herpes salgas.

.

        Me hizo caso y no pasó nada.

.

Stress 3

.

        La artritis, que te deja cojo durante un par de meses y generalmente te da cuando vas a realizar un precioso viaje, por el Nilo, que llevas preparando un año. Me ha dado dos años, siempre al finalizar el Curso lectivo.

        La tendinitis que es la inflamación de cierto tendón ignoto, allá donde la da la gana, y te produce primero molestias, luego dolor, y finalmente pinchazos como ti te estuvieran cortando el hueso con un cuchillo afilado. Es lo que he tenido ese mes de Julio-Agosto-Septiembre.

        Es la tercera vez que me da. La tendinitis, si no la atacas tú a ella, es invasora. La primera vez empezó por la muñeca, luego subió al codo, luego al hombro y finalmente, por el omóplato, hasta el cuello. Tuve también procesión de médicos, pues tampoco la ligaban al stress; hubo cambios de medicación, no poder dormir en la cama, porque lo peor es la noche, hasta tener que salir a pasear con los perros de la localidad. Al fin un internista amigo me la solucionó con sedantes y relajantes.

        Esas medicinas te dejan los músculos como los de un niño de pecho. Pero la van curando, aunque todavía uso cabestrillo, para inmovilizar el brazo asesinado, lo que te da un aire interesante por la calle: La gente te mira intrigada, sin saber qué tendrás.

        Luego están las alergias, que tengo para mí que son stress suaves. Lo más fino, esas toses compulsivas que se cortan con un caramelo mentolado, que siempre tiene que estar en el bolso o bolsillo. Luego, las asmáticas, que requieren pulverizador, o incluso antihistamínicos, creo que es. Todo el mundo tiene alergia a varias cosas. Uno es tanto más interesante cuantas más cosas le dan alergia. Es como la colección de medallas de guerra de nuestros abuelos: Cuantas más, más valor se le supone.

        Y lo malo es que los niños nacen ya con los genes estresados, cobijados en habitáculos con ese tipo de ocupas.

        También el stressse puede meter en tus pabellones auditivos y provocarte vahídos, mareos, pérdidas del equilibrio, … Con la influencia famosa sobre el conducir. ¿Y quién no conduce para ir al trabajo hoy en día?

.

Enlace con el próximo día:  Stress 4.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Stress 3  Stress 3  Stress 3  Stress 3  Stress 3  Stress 3  Stress 3  Stress 3  Stress 3  Stress 3  Stress 3  Stress 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *