Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tertulia con CV 3 Tras el estudio

Tertulia con CV 3 Tras el estudio

.

.

.

        La carta de nuestro lector dice así:  Tertulia con CV 3 Tras el estudio

.

                Estimado D. Fernando

        No me he olvidado de nuestra Tertulia. Me ha sido preciso algún tiempo para documentarme bien, leer algunos libros, contactar con algunos Museos, y reflexionar. Quiero compartir con usted y con todos los lectores del blog lo que he averiguado. Pido disculpas por la considerable extensión de mi mensaje, pero no he conseguido condensar más mis argumentos. Le garantizo que leeré con interés su respuesta, y le reitero mi agradecimiento por su buena disposición a discutir estas ideas públicamente en su blog de forma amigable.

.

        Apelar a la definición del RAE para rechazar la validez de las evidencias sólo porque no convencen a un puñado de heterodoxos es hacer fuegos artificiales con la semántica. Existen multitud de motivos para que los mencionados autores pasaran por alto esas pruebas, desde que las desconocieran, hasta diversos intereses ideológicos, o sencillamente el ansia de escandalizar y vender libros.

.

        Por poner un ejemplo, millones de personas hoy, entre ellos algunos historiadores, niegan que tuviera lugar el Holocausto en la Alemania nazi, a pesar de que existen infinidad de fotografías, grabaciones en vídeo, documentos y testimonios de supervivientes. Dado que es improbable que todas esas personas estén «privadas de raciocinio», ¿concluiremos que tales evidencias no son válidas?

.

        Es más, ni siquiera es cierto que nadie dude de la historicidad de Sócrates, como usted afirma. Basta buscar en Google “Socrates no existió” para comprobar que son muchos, y no precisamente «privados de raciocinio», quienes tienen reparos respecto a este personaje. Al fin y al cabo, las cuatro fuentes antiguas que hablan sobre Sócrates, que usted menciona, nos han llegado en textos posteriores en muchos siglos, y presentan un cuadro muy contradictorio del filósofo. Al decir esto, no es mi intención negar la existencia de Sócrates, sino destacar lo sencillo que es poner en duda la existencia de cualquier personaje histórico.

.

        El método científico exige que una teoría sea tanto demostrable como refutable. El problema de las conspiraciones, y el motivo por el que son tan desdeñadas por la comunidad científica, es que, por una parte, son imposibles de comprobar, ya que se basan solo en humo y especulaciones; y por otra, son imposibles de refutar, pues suministran un mecanismo sencillo y cómodo para descartar cualquier evidencia que las contradiga: Basta con decir que el autor o el descubridor de la evidencia también está metido en el ajo.

.

        Con todo, cuando hablamos de los cristianos nos referimos a un grupo tan numeroso, y durante un período tan prolongado, que aunque ciertamente podemos rechazar las evidencias incluyendo a más gente en nuestra conspiración (paleógrafos, arqueólogos…), esto nos obligaría a retorcer los hechos hasta extremos totalmente absurdos.

.

        INTERROGANTES LÓGICOS Y DE SENTIDO COMÚN      Tertulia con CV 3 Tras el estudio

.

        Además de los escritos del Nuevo Testamento, tenemos cuatro historiadores contemporáneos (o casi) que hablan de Jesús. En el caso de Josefo, si bien es cierto que el llamado «testimonio flaviano» tiene toda la pinta de ser una interpolación, realmente no existe ninguna razón seria —aparte de las firmas, que ya hemos descartado— para poner en duda la referencia a «Santiago, hermano de Jesús, el llamado Cristo», y lo mismo puede decirse de los comentarios de los otros historiadores.

        A medida que el Cristianismo se extiende, varios escritores griegos y romanos, comenzando por Luciano de Samosata y continuando por Celso, el emperador Marco Aurelio o Galeno, se mofan de esta fe o la atacan, y no menos de veinticinco autores, de los denominados «Padres de la Iglesia», escriben antes del siglo IV una infinidad de bodrios interminables en defensa de su fe. Todo esto sin contar con los escritos gnósticos, heréticos y sectarios de todos los sabores. En total, estamos hablando de varios centenares de obras que hablan del Cristianismo, la mayoría de las cuales están perdidas, pero aun así un buen número se conservan.

        Usted sostiene que todas esas obras son falsificaciones o montajes, basándose en 1) unas firmas que era imposible que se debieran al azar pero que finalmente se debían al azar, y 2) en dos métodos de crítica textual que básicamente consisten en que usted mismo decide qué pasajes son barbaridades y qué pasajes son «perlas de sabiduría». Como método científico, con todos los respetos, es disparatado.

.

.

Tertulia con CV 3 Tras el estudio

    Papiro P66. Colección Bodmer. Juan 1-1. Con signos de puntuación, a comprobar

.

        La respuesta a esta parte es la que sigue:  Tertulia con CV 3 Tras el estudio

.

        Estimado D. Carlos:

.

                                              Me agrada su respuesta, por sistema, porque es grato que a alguien le interesen los temas que a uno mismo le interesan. No obstante, está claro que vamos a discrepar ampliamente, pero la civilización consiste en poder discrepar tranquilamente, sin excitarse. Voy a tomar una parte de su misiva y la voy a responder párrafo a párrafo, como siempre hago, y como – quizás sea demasiado pedir – me agradaría que hicieran conmigo. Un servidor analiza los argumentos que mi interlocutor pone en cada párrafo, y le respondo en otro párrafo, discrepando o asintiendo. ¿Será mucho pedir que en una discusión cada interlocutor responda a cada argumento del oponente?

.

        No era mi intención hacer ningún fuego artificial, ni manipular la semántica. Saqué a la luz la definición de “evidencia” porque nombra esa palabra dos veces en su segundo párrafo, cuando dice “es necesario abordar las evidencias libres de prejuicios”. Y al final dice también “existen multitud de evidencias”. Y le respondía que no son tantas, ni son tan evidentes. Salvo que todos los que, desde hace cien años, defienden que todo el Nuevo Testamento es una obra literaria plagiada de Egipto estén privados de raciocinio. Y tampoco ha sido nunca mi intención escandalizar, ni vender libros.

.

        En algo coincidimos, en que las posibilidades de la mente humana son tan amplias como para poder negar la historicidad del Holocausto o la de Sócrates, extremos ambos en los que ninguno de los dos caemos. Felicitémonos por ello.

.

        Indica que las conspiraciones reciben poca confianza por parte de los científicos. Dice mi Diccionario que conspiración es “unirse contra un particular para hacerle daño” o “unirse algunos contra su superior, o soberano”. Viene del verbo “conspiro”, conspirar, estar de acuerdo.

.

        ¿Se pondrían varios de acuerdo, o conspiraron algunos,  para matar a tiros al que fue presidente de EE UU. John F. Kennedy? ¿Sería una conspiración la que mató al que fue Vicepresidente del Gobierno español, Carrero Blanco? Parece que sí, por muy poca simpatía que sientan los científicos por las conspiraciones. Es decir, que haberlas, haylas.

.

        ¿Son «humo y especulaciones» la base que hay detrás? Parece que en algunos caso son algo más, son balas de metal, bombas, zanjas, cascotes de cemento, tejados de viviendas, vídeos … ¿Son imposibles de refutar? No siempre … ¿Y cuando son hechos del pasado, tal que nadie ha vivido en aquel tiempo? Se podrían refutar si hubiera una discusión seria, madura, sincera. Una forma de no refutar es no entrar jamás al trapo del oponente, como luego se verá, creo.

.

        Hay una forma sutil de apoyar la manipulación sin tener que estar directamente implicado en ella, D. Carlos. Estar convencido de que ella no es tal. Y diría que muchos creyentes practicantes lo están. Pero dejemos eso, que no es el fondo de la cuestión.

.

        Respondiendo a sus INTERROGANTES LÓGICOS, le diré que Flavio Josefo está interpolado en los tres cortos pasajes que mencionan, bastante de pasada, a Jesús Juan el Bautista y Santiago Si uno de ellos, el principal, el de Jesús, admite que es interpolación, me sorprende que no se le ocurra pensar que los demás pasajes aparecieron por el mismo método fraudulento. Quedan Plinio, cuya carta y respuesta de Trajano son, igualmente, interpolación posterior. Tácito y Suetonio, idem. Los pasajes son, en todos los casos, cortos y únicos, fáciles de añadir.

.

        Pero fíjese en algo que ya está dicho en este blog, el manipulador tiene que tener capacidad para recoger y destruir todas las copias originales … en todo el Imperiommm … Hace meses leí en un Foro de Historiadores que el Senado romano interpoló los relatos de Julio César sobre su Guerra de las Galias. Y que tal hecho está denunciado tácitamente en los escritos de … otros autores latinos muy conocidos, que no recuerdo. Pues una cosa así, D. Carlos. Alguien con tanto poder como el Senado Romano.

.

        “La muerte de Peregrino” es escrito inventado y adjudicado a Luciano, efectivamente. La obra de OrígenesContra Celso”, que sirve para deducir la crítica de Celso, es obra inventada y atribuida a Orígenes. Tertuliano es otro autor inventado, nunca existió, como Jesucristo. Los padres apostólicos y griegos que menciona  no son  25, son unos 15: El autor de la Didajé, Clemente romano, Ignacio de Antioquia, Policarpo de Esmirna, el pseudo-Bernabé, el autor de Diogneto, el autor del Pastor de Hermas, bodrio donde los haya, Orígenes, Tertuliano, Arístides, Justino, Taciano, Atenágores, Teófilo de Antioquía y Hermias. Lista sacada de D. Daniel Ruiz Bueno, BAC, 1.996. Y sí, todos estos falsos personajes son inventados, sin más que redactar sus obras, siendo sus autores reales Eusebio y Osio.

.

        Los “escritos gnósticos, heréticos y sectarios” que menciona no son, en su mayoría, sino fragmentos de los mismos que Eusebio se inventó en su “Historia eclesiástica” y con ellos les daba carnet de identidad y existencia. Era mucho más rápido dejar caer unos fragmentos que escribirle un libro. Los libros se escribieron, casi todos, a los escritores cristianos. De los herejes bastaba, en general, una mención en forma de párrafos de rápida ejecución. Por eso como indica Vd. muy bien, D. Carlos, “la mayoría de las cuales están perdidas”. No es que estén perdidas, es que nunca existieron.

 

        Y ahora viene otro punto crucial, cuando dice “dos métodos de crítica textual, que básicamente consisten en que usted mismo decide qué pasajes son barbaridades y qué pasajes son «perlas de sabiduría».” Anteriores detractores me acusaron de no decir en los libros por qué métodos había llegado a mis conclusiones de ser todo el NT una falsificación: Respondí que lo hacía en el blog. Y allí dediqué 16 artículos al Método filológico y 23 artículos al Método del algoritmo.

.

        Para resumir, el primero se basa en analizar 1 las fuentes, 2 el uso de las fuentes, 3 los bloques y sus bordes, 4 las multitudes virtuales, 5 las ideas-fuerza, 6 las formas de argumentar, 7 las muletillas, 8 las frases largas, 9 los capítulos isométricos, 10 los inicios de los capítulos, 11 las horas, 12 la clave alfa-numérica  y 13 el vocabulario del secretario. ¡¡Todos estos instrumentos se refieren a la obra en griego del NT!! ¡¡Son cualidades del texto en griego del NT!!.  Lo mismo para el método del algoritmo. Y me dice ahora que básicamente consisten en que usted mismo decide qué pasajes son barbaridades y qué pasajes son «perlas de sabiduría

 

        D. Carlos, me ha hecho polvo. O mejor dicho, me ha desvelado la razón por la que llevamos cien años sin ponerse de acuerdo los investigadores sobre el asunto éste de Jesucristo: Porque es un diálogo de sordos. Porque los defensores de la manipulación desprecian, eluden, ignoran, los argumentos y los trabajos de sus oponentes. Y, claro, la luz no se hace. ¿Por qué? Responda el lector, no es demasiado difícil.

.

        Como en las películas de Bruce Willis, en que los actores se dividen en “los malos”, ellos, y “los buenos”, nosotros – simplificación muy fácil de captar, es de niños de siete años. Nada de que son “humo y especulaciones”, son desatendidas, inexistentes, simplemente. Y, como no se puede responder cabalmente a ellas, se sacan nuevos argumentos de la manga. Y, créame, D. Carlos, escribo esto con pena.

.

        PD: La referencia a «cristianos» en las Meditaciones de Marcos Aurelio, me ha sorprendido, no tenía noticias de tal cosa. He mirado mi edición de tal obra y es la palabra «arder», que Marco Aurelio adjudicaría a las almas tras la muerte, y que según Vd. demuestra que menciona a los cristianos. Si nadie más en tiempos de Marco Aurelio decía que las almas arden tras la muerte, si han sido malas, y si esa palabreja no es una interpolación, estaría de acuerdo con Vd. Pero es tan pequeña la prueba, después de todo lo que estamos viendo y vamos a ver, que … suspendo el juicio. No es una referencia tan clara, extensa y limpia como para que me pase al otro bando. No tengo obras de Galeno.

.

Enlace con el próximo día.   Tertulia con CV 4. Segunda parte de Tras el estudio.

m1130-

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Tertulia con CV 3 Tras el estudio  Tertulia con CV 3 Tras el estudio  Tertulia con CV 3 Tras el estudio Tertulia con CV 3 Tras el estudio  Tertulia con CV 3 Tras el estudio 

Tertulia con CV 3 Tras el estudio  Tertulia con CV 3 Tras el estudio  Tertulia con CV 3 Tras el estudio  Tertulia con CV 3 Tras el estudio  Tertulia con CV 3 Tras el estudio 

Tertulia con CV 3 Tras el estudio Tertulia con CV 3 Tras el estudio  Tertulia con CV 3 Tras el estudio  Tertulia con CV 3 Tras el estudio  Tertulia con CV 3 Tras el estudio 

Tertulia con CV 3 Tras el estudio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *