Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tesis 69 Cuando un copista se equivoca

Tesis 69 Cuando un copista se equivoca

.

© Copyright Fernando Conde Torrens

.

.

…….Vamos hoy a ver lo que sucede cuando un copista de los de antes tenía un lapsus. Para darnos cuenta del problema, hay que pensar que uno escribe sobre un material caro, por tanto no hay papelera a la que tirar el papiro, el papiro tiene que valer. Tampoco hay goma, ni manera de rascar lo escrito, se nota. De modo que si cometemos un error, tenemos un serio problema.

……….Como estamos todo el día copiando y los 7 días de la semana copiando, es claro que nos equivocaremos. De modo que continuamente repasamos lo escrito, para encontrar el fallo tan pronto lo hayamos cometido. Lo ideal es darse cuenta de que uno se ha comido una o dos palabras cuando sólo hemos escrito una o dos palabras. Es decir, al poco de haber cometido el error. Entonces el problema tiene una solución elegante. Más adelante veremos qué hacemos cuando nos damos cuenta de un error al día siguiente.

……….Supongamos que tenemos que escribir la frase siguiente:

“Para que cuando suceda confiéis en que yo soy.”

……….Estamos distraídos y copiamos:

“Para que confiéis …”

……….¡Por Zeus! Se nos ha pasado el “cuando suceda“. Bueno, felizmente nos hemos dado cuenta muy pronto, dentro de la misma frase. Podemos corregir y dar a entender que nos hemos dejado dos palabras. Las colocaremos entre paréntesis, indicando con ello que esas palabras iban antes y en la misma frase. Escribiremos lo siguiente:

“Para que confiéis ‘ cuando suceda ‘ en que yo soy .”

……….No se han inventado todavía los paréntesis, pero nosotros usamos los puntos altos para hacer las veces de llamada de atención. Ahora repetimos el mismo problema con el texto en griego. La frase correcta es:

INA OTAN GENHTAI PISTEUSHTAI OTI EGW EIMI .

……….Y hemos escrito

INA PISTEUSHTAI …

de modo que haremos lo dicho, colocar las dos palabras olvidadas entre dos puntos altos, indicando que son un lapsus. Y luego terminaremos la frase. El lector de escritos es lo suficientemente despierto para comprender que un error lo tiene cualquiera. Y se percatará de que somos cuidadosos y repasamos continuamente lo que vamos copiando. Así quedará la frase:

INA PISTEUSHTAI ‘ OTAN GENHTAI ‘ OTI EGW EIMI .

……….Veamos el caso real. La disposición en el papiro es la siguiente:

SQAI . INA PISTEUSHTAI ‘ OTAN GE

NHTAI ‘ OTI EGW EIMI . AMHN AME-

……….Ver las dos últimas líneas.

.

Papiro Bodmer II. Juan 13,19

Tesis 69 Cuando un copista se equivoca

……….

……….Ahora ya sabemos que había puntos. Y que los había, además, de dos clases, los puntos bajos y los puntos altos. No servían para lo mismo. Sí que eran listos los griegos antiguos … Y yo que pensaba que eran unos zoquetes …

……….

Siguiente enlace: Tesis 69 Cuando un copista de equivoca b.

.

……….Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “Año 303. Inventan el Cristianismo”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Tesis 69 Cuando un copista se equivoca  Tesis 69 Cuando un copista se equivoca  Tesis 69 Cuando un copista se equivoca

3 comentarios en “Tesis 69 Cuando un copista se equivoca”

  1. Ernesto Franco Alomá dice:

    No se puede ver la imágen

  2. Ernesto dice:

    Por cierto, otro que pone en duda la exactitud de la “datación” (yo diría estimación personal e interesada) de este papiro, como de tantos otros. Y siempre acabamos en el siglo IV
    https://larryhurtado.wordpress.com/2014/06/03/the-date-of-p66-p-bodmer-ii-nongbris-new-argument/

    No es de extrañar que no permitan una datación real, como por ejemplo el carbono 14 etc, y no sólo de este papiro, sino de todos. Todos están “datados” paleográficamente

    1. Fernando Conde Torrens dice:

      Gracias Ernesto. Es un texto importante, que refleja la inseguridad que existe en la datación basándose en opiniones e interpretaciones. Sólo los interesados dan por buena una datación temprana y segura, cuando vemos que no lo son.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *