Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tesis quince Conclusiones del Método

Tesis quince Conclusiones del Método

© Copyright Fernando Conde Torrens, el 11-4-2.005

 .

 .

.

……….Para finalizar la descripción de este primer Método, trataremos con la profundidad de que seamos capaces las consecuencias que creemos se derivan del hecho de la separación de dos capas en ambos Evangelios, Marcos y Juan, hecho que se repitió con cuantos escritos cristianos primitivos se analizaron.

……….Obtener un escrito dentro de otro escrito no es algo trivial, curioso o carente de importancia. Todo lo contrario, es algo trascendental, algo de importancia máxima. Descuidar este hecho, ignorarlo, clasificarlo como mero adorno o detalle secundario equivale a cerrar los ojos ante tal vez uno de los descubrimientos de más alcance que verá el siglo XXI.

……….Y no cabe afirmar que de todo escrito se puede obtener otro, si se pone un poco de cuidado para entresacar pasajes completos. Porque no es solamente que de Marcos actual se haya seleccionado un subconjunto de pasajes con sentido pleno. Es que el contenido de lo que denominamos primera etapa de redacción y lo que le rodea es dispar, excluyente e incluso antagónico. Eso es lo grave.

……….Si ambos relatos, la primera etapa de redacción y lo que le siguió, fueran del mismo tono, si en los dos hubiera milagros, profecías, apariciones, si en las dos se aplicara al protagonista de la historia el mismo tratamiento, es decir, si en los dos relatos, original y posterior se afirmara de él que era el Mesías, el Ungido, el Hijo de Dios, nada podría deducirse del hecho de las dos etapas de redacción. Y la separación realizada podría ser una selección voluntariosa y sin consecuencias.

……….Pero no es ése el caso. Al contrario, los dos Evangelios, divididos en sus respectivas etapas, trazan dos historias radicalmente distintas. Esto es lo preocupante, lo grave, lo impactante.

……….En el relato inicial se nos presenta la figura del protagonista como un Maestro de Sabiduría que enseña una doctrina acertada (no voy a decir que es Sabiduría, aunque lo sea, para no enajenarme animadversiones, a pesar de que los escritos del NT hablan reiteradamente de ella). Un doctrina que podría ser aceptable incluso para muchas personas a las que no les resulta aceptable en absoluto la parte añadida, ni el conjunto de ambas.

……….Es esa radical diferencia entre ambas etapas de redacción la que hace detenerse el tiempo y obliga, a todo aquél que emplea su inteligencia de manera autónoma y se interesa por estos temas, a una comprobación. Porque lo que se deduce de esa dicotomía en ambos relatos es tremendo, demasiado trascendental como para echarlo al olvido o arrumbarlo en el fondo de un cajón. Máxime cuando el relato original que resulta tienen unas características por demás singulares, que no tiene el relato conjunto.

……….Esas características son el carácter isométrico, capítulos del mismo número de versículos, y las horas como dígitos de control. Estas dos características se deducen al aplicar el propio método. La comparación de los inicios de los capítulos resulta clarificadora a estos efectos. Pero, además, se mostrará en breve cómo se produjo el hallazgo de una nueva característica, que las etapas de redacción primeras, lo que se llamó originales y ahora han pasado a llamarse documentos base, obedecen a una clave alfa-numérica que indica su estructura. Con ello, el lector antiguo sabía que estaba leyendo el documento en su redacción genuina.

……….Pero incluso sin clave alguna, esa regularidad de la primera redacción, incluso sin dígitos de control, es una prueba que hace obligado

……….* conceder importancia a la división en dos etapas de redacción,

……….* dar a la primera etapa un carácter de obra voluntaria y no fruto del azar,

……….* profundizar en el significado de semejante proceso de redacción y

……….* comprobar por otros medios si ambas etapas proceden de manos diferentes.

……….Porque hasta el presente no se ha recurrido a firma alguna, no cabe adjudicar al método de separación más arbitrariedad ni subjetivismo que la que se descubran en los 13 instrumentos que lo componen.

……….No parece conveniente insistir en que una redacción en dos etapas con dos filosofías radicalmente distintas en ambas obliga a dar mayor credibilidad a la más antigua y a sospechar que, si lo que en la segunda se añade no estaba en la compuesta en primer lugar, y si los hechos añadidos son de una tendencia dada y beneficia a un colectivo dado, sea el interés de dicho colectivo el responsable de la adición. Nótese que hablo de sospechar.  Para añadir ipso facto que resulta obligado aclarar y superar tal sospecha que se cierne sobre la base de todos nuestros valores.

……….Aceptar que tanto valor tiene el contenido de la primera etapa, la antigua y tal vez contemporánea, o como mínimo la más cercana a los hechos, como la segunda, añadida nadie sabe cuándo, pero más tarde, implica una complacencia y una falta de realismo impropias de un científico o de un investigador auténticos. Habiendo añadido el último calificativo por si existiera la posibilidad de que existieran falsos científicos o falsos investigadores, cosa que, en teoría, es imposible, por ser una contradicción, tan imposible como que exista una belleza horrenda o una claridad tenebrosa.

……….Así pues, no debe sorprender a nadie que, consciente de la importancia de lo hallado, sin poder dar crédito a lo obtenido y a sus implicaciones, diseñara 3 pruebas, la más contundente de las cuales es la tercera, para comprobar que, en efecto, la primera etapa de redacción y el resto añadido procedían de dos mentalidades bien distintas. En un primer momento, y con la información obtenida al aplicar el método descrito, comprenda el lector que mi convicción era haber encontrado el escrito que escribiera el Marcos histórico y haberlo separado de lo añadido posteriormente. De ahí el nombre de Marcos original. Y lo mismo para Juan

……….En el libro «El Grupo» se enuncian las 3 pruebas que hice sobre el relato original de Marcos y de Juan, que también obedece al mismo proceso de redacción. Extraer las ideas-fuerza de las etapas de redacción primeras y del resto añadido luego y compararlas. Extraer las muletillas de ambas etapas y compararlas. Éstas fueron las dos primeras pruebas, que realicé y a realizar individualmente por el lector. La tercera consistió en anotar las palabras nuevas por versículo de ambas etapas de redacción. Esta característica afectaba a la creatividad de cada autor, si fueran dos. Más palabras nuevas por versículo suponía discurso variado, mientras que menos vocablos nuevos suponía insistencia, sermón, carencia de inventiva y escasez de doctrina propia. Sin duda que habrá pruebas más científicas y fiables, las indicadas fueron las que un lego fue capaz de imaginar.

……….Una objeción: Podría argumentarse que, dado que ideas-fuerza y muletillas son dos de los 13  instrumentos, mal podrían los resultados logrados con ellos ser independientes de ellos mismos, por lo que las dos pruebas propuestas quedan anuladas. Contra-objeción: Las ideas-fuerza, las muletillas y los modos de argumentar no se emplean como argumentos para separar pasajes de una u otra etapa en los Evangelios, como podrá comprobar todo el que aplique el método a los Evangelios de Marcos y/o Juan. Estos instrumentos, por el contrario, se aplicaron de manera intensiva y con gran protagonismo a escritos cristianos de los siglos II y III, allá donde frases largas, multitudes virtuales o inicios de capítulos eran de escasa o nula aplicación. Por eso se han definido como integrantes del método primero.

……….Para los Evangelios será otro instrumento que afecte a la forma, multitudes virtuales, forma de usar las fuentes, inicio de los capítulos, etc. el que inducirá a la separación, y las ideas subyacentes o las muletillas incluidas en el pasaje serán una mera comprobación de que dicho pasaje tiene dos cosas en común, la forma y el fondo. Negar que hay una intencionalidad en, por ejemplo, los milagros atribuidos al protagonista del relato, es tan impropio de una persona adulta como no querer aceptar el paralelismo entre la idea-fuerza del milagro con la praxis de circunstancias forzadas que vienen detectadas por los instrumentos de forma que califican al pasaje de adorno incorporado. El método se basa en esa duplicidad o coincidencia de criterios indicadores.

……….No cabe dudar de que, si un lego en investigación de procesos de redacción de textos antiguos es capaz de proponer 3 pruebas a realizar sobre dos textos diferentes por lectores asimismo legos en estas artes, los Profesionales en el tema dispondrán de abundantes, más profundos y más fiables métodos para dilucidar si las primeras etapas de redacción de cuatro escritos en concreto, Evangelio de Marcos, Evangelio de Juan, Carta de Santiago y Carta 1 Juan, tal y como defiende dicho estudioso en su web o en los libros, muestran características que las distingan del 90 % restante que pertenece a una segunda etapa de redacción.

……….Y podrá estudiarse asimismo si los 27 libros que componen el Nuevo Testamento son obra de una misma pareja de autores, que simulan adoptar personalidades tan diversas como Mateo, Marcos, Lucas, Juan, Pablo, Santiago, Pedro y Judas, o bien hay pruebas más que sobradas de que, en efecto, los 27 libros son obra de 8 autores distintos, los mencionados.

……….Y no se tome por impertinencia un pensamiento que deseo dejar grabado: Que hay forma de averiguar si 27 libros son de dos autores que trabajan al unísono o son de los 8 que oficialmente los firman es evidente. De lo contrario no cabe que pasajes mucho más cortos que los libros sometidos a revisión, como son los pasajes de Flavio Josefo, Tácito, Suetonio y Plinio el Joven sobre el Cristianismo, hayan podido ser calificados de filológicamente correctos y adjudicados a tales autores, como lo han sido.

……….De modo que tenemos ante nosotros, toda la comunidad científica occidental, un reto. Hay indicios, y permítaseme que diga que son arrolladores y super-abundantes, de que hay algo sumamente extraño en los escritos que dan origen a nuestra forma de explicarnos la existencia, a nuestras creencias, a nuestra filosofía de vida. Que tales indicios obligan a estudiarlos con detenimiento, con una profundidad que nunca antes se había dado. El autor de estas líneas está convencido de que la sociedad occidental es capaz de asumir ese reto y superarlo.

……….Faltan por explicar otros dos métodos de análisis de nuestros escritos ideológicos. El siguiente se denomina el método del algoritmo, porque se sirve de tal instrumento y nada tiene que ver con firmas. Es el que se explicará a continuación.

……….

Tesis quince Conclusiones del Método

 ……….

……….Fernando Conde Torrens es autor de «Año 303. Inventan el Cristianismo», recientemente editado, «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén»,  «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En  http://sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

……….

Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método

Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método

Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método

Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método  Tesis quince Conclusiones del Método

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *