Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

© Copyright  Fernando Conde Torrens

.

.

.

        Tengo la fuerte impresión de que en Wssel de Guimbarda (1.833-1.907) tenemos uno de los últimos representantes de la Pintura académica, que se iniciara en el Renacimiento y se prosiguió hasta que irrumpiera en escena «la cuadrilla de Manet«. Y ya la última faceta que veremos de este polifacético Pintor es su vertiente decorativa, porque también este apartado ocupaba una parte importante de la formación y del bagaje de los Pintores de antaño.

        Había que decorar numerosos edificios y locales que se construían. Se hacía según los gustos del momento. Y para ello se contaba con Pintores de mayor o no tan gran renombre, según el presupuesto del propietario. Van a desfilar ante nosotros decoraciones de Iglesias, de Palacio, de Teatros, de casas particulares y hasta de una Droguería. Todos ellos decorados por Wssel de Guimbarda y en mi ciudad adoptiva, Cartagena.

        Vimos de pasada el fresco el día pasado. Veamos hoy en detalle uno más de los lienzos o frescos en los que Wssel de Guimbarda, porque el tema se lo permitía, colocó ángeles niños y angelotes.

.

Wssel de Guimbarda. Fresco del camarín de la Virgen. Iglesia de la Caridad. Cartagena

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

(Fuente: Wssel de Guimbarda y la sociedad de su tiempo. Ayuntamiento de Cartagena y Fundación Caja Murcia, 2.008)

.

        Ya dijimos que las normas académicas estipulaban que los retratos debían contenerse en óvalos y en la proporción debida de retrato y fondo. Numerosas decoraciones se inscribirán en sendos óvalos, porque era lo elegante. Como la que sigue, que ha terminado siendo decoración de una Droguería pero que, si no yerro, fuera inicialmente el despacho del yerno del Pintor, abogado él.

.

Wssel de Guimbarda. Alegoría de la Justicia. Óleo sobre lienzo, 300 x 150 cm.

Perfumería Gómiz. Cartagena

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

(Fuente: Wssel de Guimbarda y la sociedad de su tiempo. Ayuntamiento de Cartagena y Fundación Caja Murcia, 2.008)

.

        Wssel de Guimbarda realizará una cantidad importante de decoraciones para edificios señoriales, como el que vemos acto seguido. Nótese la profusión de ángeles, entes muy apropiados para techos, que hay que mirar levantando la cabeza, como se mira al cielo. Nótense las esquinas, decoradas con rosas de distintas tonalidades. Otro día hablaremos de flores.

.

Wssel de Guimbarda. Alegoría. Óleo sobre lienzo. Palacio Ruano. Lorca. Murcia

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

(Fuente: Wssel de Guimbarda y la sociedad de su tiempo. Ayuntamiento de Cartagena y Fundación Caja Murcia, 2.008)

.

        Del mismo Palacio es este otro motivo, donde se prosigue la temática angélica. Por su interés más mundano, quisiera que no pasara desapercibida la parte opuesta, que colocaré en sentido inverso en breve.

.

Wssel de Guimbarda. Alegoría. Óleo sobre lienzo. Palacio Ruano. Lorca. Murcia

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

(Fuente: Wssel de Guimbarda y la sociedad de su tiempo. Ayuntamiento de Cartagena y Fundación Caja Murcia, 2.008)

.

        Como curiosidad, emplea Wssel de Guimbarda un truco que será empleado cien años más tarde en cuadros fotográficos: El tema principal, las mieses, desborda el marco y pasa a formar parte del cerco exterior.

.

Wssel de Guimbarda. Alegoría. Óleo sobre lienzo. Palacio Ruano. Lorca. Murcia

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

(Fuente: Wssel de Guimbarda y la sociedad de su tiempo. Ayuntamiento de Cartagena y Fundación Caja Murcia, 2.008)

.

        El cuadro siguiente bien pudiera ser un boceto hecho para algún otro techo, que no sabemos si se llegó a realizar o si, por el contrario, terminó sus días en los tormentosos, en Cartagena, días de Julio de 1.936. Y me baso en la profusión de ángeles de sexo ignoto.

.

Wssel de Guimbarda, hacia 1.890-95. Bacanal. Óleo sobre lienzo, 28 x 45 cm.

Colección Agustín Pedreño. Cartagena

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

(Fuente: Wssel de Guimbarda y la sociedad de su tiempo. Ayuntamiento de Cartagena y Fundación Caja Murcia, 2.008)

.

        Veamos ahora las condiciones que ha de reunir un aspirante a Pintor. En primer lugar, dibujar decentemente. Wssel de Guimbarda dibujaba maravillosamente, lo hemos visto en multitud de sus cuadros. Recojamos ahora un dibujo a plumilla suyo, técnica con la que empieza todo aspirante a Pintor, como el que suscribe. Primero, se dibuja con lápiz blando. Luego, se perfila con plumilla y tinta china. Y, finalmente, se borra el lápiz.

.

Wssel de Guimbarda, 1.879. Estudio de cabezas. Plumilla sobre papel blanco, 21 x 28 cm.

Colección Familia Colao. Cartagena.

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

(Fuente: Wssel de Guimbarda y la sociedad de su tiempo. Ayuntamiento de Cartagena y Fundación Caja Murcia, 2.008)

.

        En el dibujo que viene comprobaremos que Wssel de Guimbarda dibujaba de memoria. Era la práctica. El tema, un techo. El boceto ha quedado limitado al lápiz inicial.

        Dejémoslo aquí. Con mis disculpas por la tardanza en el colgado, debido a un imprevisto grato de anoche, despídome hasta dentro de 48 horas, en víspera ya de las bien merecidas vacaciones de Agosto …

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de «Simón, opera magna», «El Grupo de Jerusalén», «La Salud» y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En http://www.sofiaoriginals.com/ expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162  Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162  Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162  Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162  Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162  Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162  Wssel de Guimbarda y los techos 7 La Pintura 162

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *