Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Fotos con exposición

Fotos con exposición

© Copyright Fernando Conde Torrens

.

.

.

        Cualquiera puede hacer fotos nocturnas con exposición. Hay que tener cuatro cosas: Una cámara, un trípode, un disparador y paciencia. Paciencia para obtener las reglas a las que obedecen las fotos nocturnas. Voy a incorporar al Álbum de fotos del blog algunas fotos nocturnas e indicaré cómo las hice.

        La más sencilla, desde el coche. Monté el trípode, como pude, entre los dos asientos delanteros y pulsé el disparador durante 15 segundos. Obturador a 16. Distancia, infinito. Coloco el diafragma siempre a 16 para que entre poca luz y se logre una foto mejor definida. Ello influye en el tiempo, evidentemente. 

.

Fotos con exposición

.

        En fotos nocturnas todo va bien si la densidad de luz es homogénea. Hay que evitar lo que llamaba “grandes manchas de luz“. Se marcan demasiado y queman su zona. Y para evitarlo, hay que exponer menos tiempo el resto, con lo que la foto pierde mucho. Una foto nocturna, o está perfecta o es impresentable. Hay que tener en cuenta que para que dos fotos se diferencien en luminosidad, hay que exponer una cuatro veces más tiempo que la otra. Exponer el doble de tiempo apenas marca diferencias, las dos están igual de bien o igual de mal.

        Pasemos a otro tema. Las fotos nocturnas estáticas, son muy comunes. Están bien como primera experiencia, pero luego uno busca algo más original. Una manera de lograrlo puede ser multiplicar las tomas dentro de la misma foto. No he hablado de mi cámara. Era una cámara no reflex, de las antiguas. Eso permite ver lo que uno saca en cada toma. Y eso lo necesitaba para poder graduar exactamente qué parte del negativo iba a emplear en cada toma. Por ejemplo en esta foto, tomada con un poco de niebla. Las mismas constantes, diafragma 16, 15 segundos cada vez. Tapaba con una tela negra el ojo de la cámara mientras ajustaba el trípode para apuntar a la siguiente. Quitaba el trapo negro durante 15 segundos y a por la siguiente.

.

.

        Otro caso similar, la foto con la que, quizás un poco precipitadamente, inicié un concurso que estoy dudando si mantener. Tiene doble exposición, con el método del trapo negro. No empleo el capuchón de la cámara para no moverla con la manipulación. Uno calcula si en la foto hay zonas oscuras. Si las hay, cabe exponer de nuevo para que esa zona se llena, sin que las zonas ya expuestas se vean demasiado afectadas. Así salió la foto siguiente. 

.

.

        El muro claro que se ve a la izquierda está repetido en la parte centro-derecha. Y con él, todas la imagen de esa zona. Dos manchas oscuras del extremo izquierdo del muro son perceptibles en la exposición central, y a partir de ellas, el resto de la foto. Sigue sin saberse a qué ciudad española pertenece.

        Y para terminar por hoy, otra foto de concurso. La pregunta consiste en saber qué es eso. Claro que el lector ya tiene numerosas pistas, al menos sabe cómo se hizo: Moviendo la cámara. Otra pista, era de noche. Y la foto se tomó con exposición, 16 de diafragma y unos 15 segundos de tiempo. ¿Dónde? That is the question. 

.

.

        Como se ve, la foto nocturna con exposición tiene muchas posibilidades. Las mismas que nuestro ingenio.

        Hasta mañana, amigos.

.

………. Fernando Conde Torrens es autor de “Simón, opera magna”, “El Grupo de Jerusalén”, “La Salud” y una serie de artículos sobre el mundo de las ideas. En www.sofiaoriginals.com expone los resultados de sus investigaciones sobre la eterna búsqueda del ser humano.

.

Fotos con exposición  Fotos con exposición  Fotos con exposición  Fotos con exposición  Fotos con exposición  Fotos con exposición  Fotos con exposición

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *