Escuela virtual de Sabiduría de Pamplona.

fcondetorrens@hotmail.com

Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio

Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio

 

 

.
……….   Todos los investigadores sin excepción han aportado hipótesis de la existencia de “Jesús”, mas no pruebas documentales. El único que tiene pruebas documentales de la inexistencia de tal personaje eres tú, Fernando.
……….   A tu libro le tienen miedo los “expertos” dedicados al tema, incluido Antonio Piñero. Incluso los defensores de la inexistencia de Jesús, como el Dr. Carrier (éste conoce tu trabajo), temen a tu libro. ¿Por qué le tienen tanto miedo a “Año 303”? Porque eso les obligaría a aceptar que son corruptos o muy ignorantes; nadie, absolutamente nadie, va tirar su carrera de 30 o 40 años a la basura, y menos quienes reciben un salario de una Universidad, puesto que está de por medio el prestigio de la Institución.
……….   “Año 303” es el único trabajo que aporta pruebas documentales de que todo el Nuevo Testamento es ficción pura. Han pasado más de 5 años desde su publicación y nadie ha demostrado que dichas pruebas sean incorrectas. Sobra decir que las opiniones no son pruebas; las opiniones se las lleva el viento, vengan de quien vengan (incluyo a Antonio Piñero, que también ha emitido opiniones sin fundamento).
……….   La complejidad del libro es colosal, no cualquier cualquiera puede demostrar que está mal la investigación. Quien lo afirme debe comprobar que las firmas y estructuras son incorrectas, una a una. Esto es algo que no han podido hacer ni los seguidores de los “eruditos”, ni los propios “eruditos”, que en todo caso serían los indicados.
……….   Hay que hacerles saber a los seguidores de los “eruditos” que los pilares del Cristianismo son únicamente los cuatro evangelios, todo lo demás es material de relleno. Por tanto, si los evangelios son falsos automáticamente se cae el resto del circo.
……….   “Año 303: Inventan el Cristianismo” demostró que el Nuevo Testamento es ficción. Los eruditos lo saben y lo ocultan, porque para cualquiera de ellos las firmas y estructuras son visibles, pero fingen no verlas.
……….   Te felicito por tan extraordinario trabajo, no cualquiera tiene el valor de difundir una mentira que cambió el curso de la Historia… no cualquiera. (Todos han optado por callar y disimular que no ven el fraude o seguir tapándolo, como en su momento hizo san Jerónimo, quien no solo dio continuidad a la mentira, además tuvo el descaro de encubrir todavía más a Lactancio, como bien sabes).
.
.
.
.
……….   Respondo por párrafos, Eduardo:
……….   “Todos los investigadores sin excepción …” Lo sé, lo sé bien. Por eso gusta tanto a unos y lo rechazan con ahínco otros.
……….   “A tu libro le tienen miedo los “expertos” dedicados al tema, incluido Antonio Piñero”: Es verdad, no me lo había planteado de manera tan directa. Sí he observado que el Dr. Piñero jamás me nombra, ni nombra el título del libro. Nunca. Teme que alguien busque en Google con mi nombre, o con el título del libro, y descubra algo que le perjudica. Es amor propio herido lo que funciona en él y en tantos otros. Me sorprende más la postura del “mitista”. Los investigadores independientes, que somos los únicos que investigamos, no debiéramos sino apoyarnos. Tenemos un bando opuesto con mucho poder, con mucho dinero, con Editoriales que publican a los “propagandistas” todo lo que escriben … ¿Por qué tirar piedras contra los tejados de otros investigadores? No lo comprendo. Mi hallazgo no disminuye su mérito del suyo, ni interfiere con sus argumentos en defensa de su hallazgo. Del otro sí entiendo la negativa y el miedo. Se ve incapaz de rebatir y está entre dos fuegos, con miedo de ser descubierto. Por eso se le exterioriza el enfado cada vez que me mete en su monólogo. ¿Pero Carrier …?
……….   “Año 303″ es el único trabajo que aporta pruebas …” Desde luego que sólo aportan opiniones; eso sí, dichas con mucho aplomo. Creen que añadiendo un falso aplomo van a convertirlas en pruebas … “La complejidad del libro es colosal …” Nunca van a poder demostrar que no hay voluntariedad en los acrósticos semi-ocultos. Tuve una pelea verbal con un “propagandista” y medió un Filólogo. Llegó a afirmar que si las letras de los acrósticos obedecen a esa regla fija de sumar 8 espacios hasta los finales o inicios de las frases, eso era señal inequívoca de voluntariedad por parte el autor. Dijo que adquiriría el libro, pero nunca más supe de él … Eso es lo malo, que los honestos no quieren significarse. Hasta otro tuvo miedo de reunirse conmigo …
……….   “Hay que hacerles saber a los seguidores de los “eruditos” …” Ya, pero lucharán como gato panza arriba para seguir manteniendo el filón de oro. Pues han conseguido posesiones, riquezas y poder en base a donaciones de cristianos en riesgo de muerte con la amenaza del infierno … Ahora ya se cree menos en eso, pero con lo que ya tienen …
……….   “Año 303: Inventan el Cristianismo” demostró …” Así llevan 170 años, desde los primeros tiempos de la investigación en la Universidad de Tubinga. Y siempre hacen lo que ha hecho un colega, aquí, en este mismo canal: Preguntar algo, una objeción. Cuando se la respondes, la ignora. Y pasa a hacer otras cinco objeciones.Y se repite el juego. Y nunca se llega a ninguna conclusión, porque no hay debate. Hurtan el debate y así se mantienen la incógnita permanentemente.
……….   “Te felicito por tan extraordinario trabajo …” Sí, Jerónimo escribió la falsa historia de que Diocleciano lo llamó para ser Profesor de Retórica en Nicomedia. Como si fuera famoso por todo el mundo romano. Todos han tratado de desdibujar, oscurecer, la relación entre Lactancio y Constantino.
……….   Bueno, Eduardo, ha sido un placer dialogar contigo. Tanto que me propongo pasar nuestra conversación a una Tertulia en la Web sofiaoriginals.com. Si prefieres te pongo anónimo, a tu elección. Un fuerte abrazo y gracias por tu intervención.

.

.
.
Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio         Eduardo Serrano     hace 4 horas
@Fernando Conde Torrens Encantado de ver nuestra conversación en tu Web, con mi nombre y perfil reales, que son prueba de que no soy un troll.
……….   Hace poco discutía con el administrador de una página de Facebook llamada “Dios, religión y ciencia” por un post en el que pretendía demostrar que el contenido de tu libro era falso; basado en las opiniones que le dieron unos expertos dedicados precisamente a defender la inexistencia de Jesús, entre ellos estaba Richard Carrier. De manera unánime, le dijeron que tu trabajo era sencillamente imposible, que incluso les parecía un absurdo que todo el Cristianismo fuera un invento del siglo IV. Asombrado, le pedí las pertinentes pruebas, que aportó cada uno de ellos. Para mi sorpresa ninguno leyó el libro, todo lo que hicieron fue buscar un artículo en internet para emitir sus ridículas opiniones. El problema con el artículo que usaron es que era de “Simón, Ópera Magna” (que también poseo junto con “El Grupo de Jerusalén”), utilizaron su contenido superficialmente para hablar mal de tu investigación (“Año 303”). A este sujeto le rebatí cada una de esas opiniones citando puntualmente los errores. Nuestra discusión se extendió por 3 días hasta llegar en privado y nunca me aportó prueba alguna de que estuviera equivocada una sola de las firmas o estructuras.
……….   Fue aquí donde me di cuenta de que en realidad tu libro lo conocen ya prácticamente todos investigadores que figuran en la red, tanto los que defienden la existencia de Jesús como los que defienden su inexistencia. Y esto es gracias al público cristiano que ha sido muy insistente en consultar a los “eruditos” para que les digan como rebatir “Año 303”. No cabe duda de que todos esos eruditos compraron tu libro, lo leyeron, lo conocen y no saben qué decir, no tienen forma de rebatirlo; asombrados, prefieren guardar silencio en vez de asumir que ellos también han estado equivocados, en cuanto los defensores de la inexistencia de Jesús. Y en cuanto a los defensores de su existencia estos tienen más que perder, porque ante el público quedarían como unos ignorantes que no fueron capaces de divisar las firmas y estructuras, y si las vieron, entonces quedan como unos corruptos por no denunciarlo ante el mundo. “¿Cómo es posible que un Ingeniero haya sido capaz de ver lo que especialistas que han dedicado casi la vida entera en la materia no pudieron?”… es la pregunta que el mundo entero se haría.
……….   Por eso le tienen miedo a tu libro, Fernando.
……….   Ellos son conscientes de que corren muchos riesgos al aceptar públicamente que “Año 303” aporta verdaderas pruebas de la falsedad del Cristianismo. Si trabajan en Universidades serían despedidos, las Editoriales les cerrarían las puertas, nadie les volvería a dar un espacio en ningún medio, nadie los volvería a contratar, etc. De ahí que todos emiten opiniones superficiales y hasta tontas que no corresponden con el nivel académico que tienen. De lo contrario, aceptarían haber revisado tu trabajo y aportarían elementos de manera profesional por los que no están de acuerdo, citando página por página… Sencillamente no pueden.
……….   Las medallas, títulos y reconocimientos de los eruditos, con los que pueden forrar un cuarto, no son garantía, ni prueba de nada. Al final, lo que habla por sí solo es el trabajo de cada uno y “Año 303: Inventan el Cristianismo” lo hace con pruebas … verdaderas pruebas.
.
.
.
   Fernando Conde Torrens    hace 5 minutos

……….   ¡Ay, Eduardo …! ¿No serás Filólogo, o Historiador, por un casual? Sólo te falta eso …

……….   Era broma. Tu misiva suena como música celestial en mis oídos. Y no te sorprenderá. Confidencia por confidencia. Hace meses contacté con el Dr. Llogary Pujol. Hablé vagamente de colaboracíón, pues nuestras investigaciones eran complementarias. Esto ya lo había descubierto un lector de ambos, que me había propuesto escribir un libro conjunto, poniendo los hallazgos de cada uno.

……….   No tuve éxito en mi labor. Tal vez sea cuestión de insistir. Lo malo en este caso es que el Dr. Pujol escribió su primera parte exponiendo los documentos egipcios que habían sido copiados en el Nuevo Testamento por Lactancio. Hasta ahí, sus hallazgos y los míos eran perfectamente compatibles y complementarios.

……….   Pero – posiblemente empujado por la atención que se dio a su descubrimiento – trató de responder también a las preguntas de quiénes y cuándo escribieron el Nuevo Testamento. Como para su primer hallazgo no había precisado nada relativo a dataciones, aceptó el cuento chino de “las dataciones por Paleografía”. O mejor, simplemente de “las dataciones”, porque se procura no decir el método de datación empleado, puesto que es espurio.

……….   Y aceptó como verídica la mentira base de que el P52 – trocito minúsculo del Evangelio de Juan, escrito a dos caras – es del año 125. Lo dató ni siquiera por Paleografía, sino por estilo de la letra, que es adriánica (Adriano, 76-138), y lo colocó en el año 125. Todo el “Club de Propagandistas” acogió con júbilo tal opinión, que no es más que eso. Y la convirtió en “datación”.

……….   Los “mitistas” tampoco necesitan de dataciones para sus argumentaciones. Y han caído en el mismo engaño. Pero sigamos con el Dr. Llogary Pujol. Asumió como cierto que el Evangelio de Juan estaba en Egipto – de donde procede ese fragmento – el año 125. Luego debía haberse escrito hacia el 100 como tarde. Luego los autores eran de en torno al cambio de siglo. ¿Por qué no iban a ser los sacerdotes de Serapis, en Alejandría? Otro investigador italiano apostó por esto otro: ¿Por qué no iban a ser autores conocidos de la Roma del año 100, como Plinio el Joven (61-112)? Uniéndolo a cualquier prócer romano de esa época, que lo financiara. era otra posibilidad …

……….   Y surgió una nueva teoría de cuándo y quiénes escribieron los textos del Nuevo Testamento. La hipótesis egipcia parece tener más posibilidades, puesto que la “materia prima” ideológica era egipcia, primer hallazgo del Dr. Llogary Pujol. Y motivo por el que tiene una motivación similar a las del Doctor emérito, que mi Tesis contradice la segunda suya.

……….   Volviendo a tu agradable misiva.

……….   Yo no me explicaba la postura de los investigadores independientes. En especial, los “mitistas”. Me siguen pareciendo los que tiene menos motivos para despotricar de lo expuesto en “Año 303”. Es perfectamente compatible con sus postulados. Pero todos, sin excepción, han caído en la trampa de las falsas “dataciones”. Y se basan en ello para rechazar “Año 303”. Han sido engañados. Tendrían que retractarse de sus opiniones primeras. Para mi mentalidad, parece mentira que no lo hagan. Parece mentira que se pongan al mismo nivel que los “propagandistas” del fraude cristiano …

……….   He trabajado bastante el tema de las dataciones falsas. En “Cristianismo contemporáneo” hay dos artículos,

https://www.sofiaoriginals.com/el-papiro-p46-algo-cambia-en-las-alturas/

https://www.sofiaoriginals.com/no-hay-papiros-neo-testamentarios-datados/

que ofrecen pruebas actuales de que hay dos versiones de las “falsas dataciones”. Son meras “propuestas de datación” cuando se trata un tema en medios académicos. Y son “dataciones” cuando se habla para el pueblo ignorante de matices sutiles. No tienen más remedio que mentir hoy para ocultar las mentiras de antaño. A eso ha quedado reducida hoy en día la Ciencia, a apostar por el más poderoso, el más pudiente, el más importante, tengo la verdad o no. Y todo el mundo, menos tú, yo y tres más , callan como eso.

……….   Me alegran tus razonamientos de que todos lo conocen bien y, por motivos diferentes, miran para otro lado. Pero eso mismo evidencia que anteponen el qué dirán o su propia imagen a la causa a la que han dedicado la vida. Y me parece un error … Pero son ellos quienes tienen que verlo así.

……….   Me despido, Eduardo. Ha sido un placer dialogar contigo de temas serios vistos con ojos limpios.

.

.

.

Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio  Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio  Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio  Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio  Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio  Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio  Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio  Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio  Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio  Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio  Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio

3 comentarios en “Tertulia Sobre Año 303 con un lector con criterio propio”

  1. Raul Ugalde dice:

    Aqui es el punto medular desde mi opinion se requiere de datacion por carbono 14 , ademas que no hay explicacion de porque se destruyeron los originales en griego por el latin, siendo los originales el autentico tesoro de los fundadores del cristianismo …❤

  2. Hola, Raúl: Llevo años pidiendo, o reclamando, un análisis por Carbono 14 a los Propietarios de papiros cristianos, para no hacerse cómplices del engaño a toda la Humanidad, pero es como si no. Desgraciadamente en este trema prima el amiguismo, la complicidad con el correligionario, y nadie se mueve de su posición interesada. Pero aún así, cada vez están más acorralados.

    No sé dónde has leído que se destruyeran originales griegos para sustituirlos por latinos. Al menos eso entiendo. No se ha dado tal sustitución … El youtuber con bigote mencionó tal cosa, pero no es así. Yo estudié griego y hebreo para prepararme para analizar los textos cristianos en su idioma original. Latín sabía de mis tiempos de bachiller, 12 y 13 años. Lo que hice fue repasar un poco y retomar mi diccionario VOX, que conservaba. Yo lo que estudio no se me olvida. Puedo traducir latín con diccionario al lado. Y Lactancio escribió mucha obra en latín, igual que Jerónimo y otros, y así tengo acceso a ellos.

    Desde luego que los escritos del Nuevo Testamento están en griego. Pero algunos protagonistas del fraude cristiano escribieron en latín. o Lo del hebreo fue un tiro fallido. En 1.992 estaban de moda los rollos del Mar Muerto y se decía que tenían antecedentes cristianos. Por eso decidí aprender también a traducir hebreo bíblico. Ya puestos …

    Un abrazo.

  3. Juan. dice:

    Si es que solo ya con saber que los evangelios son una copia adaptada de literatura egipcia el cristianismo se queda patas arriba. Lo de usted Sr. Conde es una profundización en el tema, llegar al fondo de la cuestión. Es curioso como el Sr. Llogari comenta que incluso ha servido de “piedra de Rosetta” para identificar palabras aún no descifradas del demótico. Sin embargo él mismo sigue encerrado en que (aunque no lo ha investigado) el nuevo testamento fue escrito entre finales del siglo I y comienzos de II por los sacerdotes de Serapis. Parece como si ignorara su investigación o no quisiera aceptarla. Cada cual, por muy investigador independiente que sea, se aferra a su idea. No se da el brazo a torcer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *